Parte 5 - Abandono de los sistemas de potencia

El entorno político para una Moneda Llena

II El diagnóstico externo.

Para la empresa, esto implica estudiar el entorno en el que opera para detectar posibles oportunidades y detectar posibles amenazas. Para ello, la empresa puede implementar un seguimiento estratégico.

PESTEL, 6 letras para Político, Económico, Sociológico, Tecnológico, Ecológico y Legal. . Este concepto es muy común en la jerga empresarial.

El entorno externo del Full Money es el sistema económico capitalista liberal liderado por la oligarquía financiera anglosajona que actualmente prohíbe su uso y que seguirá siendo un “competidor” que no debe subestimarse cuando uno o más países hayan abandonado nuestros sistemas de poder para volver a Desarrollar una civilización próspera con una economía próspera como parte de nuestras Redes de Vida.

El entorno se divide en diferentes partes. El método PESTEL también se llama análisis PESTEL o modelo PESTEL.

resumen del diagnóstico del entorno externo de una Moneda Llena (Plena O Completa) (método PESTEL)

LA MONEDA LLENA ES NUESTRA

Segunda parte: Análisis estratégico:

II Diagnóstico externo. 

Oportunidades y amenazas en el entorno la Moneda Llena
para un nuevo uso en las Redes de la Vida.

Capítulo 1 El entorno político

Ch 1 l’entorno POLÍTICOCh 2 el entorno ECONÓMICOCh 3 el entorno SOCIOLÓGICOCh 4el entorno TECNOLÓGICO
La lucha contra un banco central privado

Jefferson, Jackson, Lincoln, Kennedy,

Maurice Allais advierte a los políticos

iniciativas para una Moneda Llena

La amenaza de la oligarquía financiera anglosajona

Pierre Leroux y las asociaciones

Karl Marx y los banqueros americanos
Economía distributiva

Libre comercio/proteccionismo

el costo adicional de capital

peso de la deuda

pago de deuda pública

solución para pagar deudas
empobrecimiento de la población

desigualdades de riqueza

violencia de los ricos, 

descrédito de las élites

pueblos solidarios Marinaleda, Ungersheim

SEL Services de intercambio local

monedas locales

monedas privadas
venta de valores

economía de casino

las bolsas están creciendo, la economía está estancada

La gran máquina de burbujas de Estados Unidos.

5 pruebas de que las finanzas se han vuelto locas

blockchain es un bien común
Ch5 el entorno ECOLÓGICOCh 6 l’entorno LEGAL
calentamiento global

transición energética, desarrollo sostenible

ecología política  

Qué es la ecología política

La Convención sobre el clima
la moneda controla la economía

el banco central crea dinero por sí solo

la gestión de los bancos de negocios fuera de balance

la moneda en la Europa medieval

la Iniciativa de Moneda Plena de Suiza
moneda propiedad de bancos comerciales

Glass-Steagall Act, solución de seguridad

Aumentar reservas fraccionarias

” La” solución para las crisis bancarias.

Ch 1 El entorno político para una Moneda Llena :

La elección entre una Moneda Llena y su gestión por parte de los ciudadanos y sus representantes, o el dinero adeudado creado por los bancos centrales privados, surgió desde el nacimiento de las democracias “modernas” y el abandono del sistema monárquico. Este fue el caso desde la Independencia de los Estados Unidos de América y la puesta en marcha de la Constitución de los Estados Unidos, y este conflicto ha continuado desde entonces.

El entorno político es ante todo una amenaza, ya que las familias de banqueros internacionales han logrado imponer su moneda falsa y endeudar el conjunto de las economías de las naciones a nivel mundial, con excepción de algunos imperios que subsisten y son otros tantos valedores para legitimar los enormes gastos de armamento, los apoyos a los diversos movimientos terroristas y las guerras por la dominación de las fuentes de energía y la organización de las guerras que es su especialidad secular, en lo que respecta a Francia desde el viernes 13 de octubre de 1307.

La amenaza política ejercida hasta ahora para asegurar el desarrollo del sistema de gobernanza mundial por la oligarquía financiera anglosajona, también, comienza a ser conocida, evaluada especialmente en su potencial criminal.

La amenaza política que impulsa la transformación de las democracias parlamentarias o presidenciales en una tiranía de accionistas y fondos de inversión, forma la más visible del gobierno mundial de plutócratas, de las minorías gobernantes más ricas, descansa sobre dos bases “clásicas”: una base religiosa identificada entre los anglosajones en el puritanismo y una base política creada desde cero por la oligarquía financiera anglosajona como oposición a la doctrina capitalista liberal, oposición seleccionada y financiada a finales del siglo XIX en el movimiento comunista para sembrar la división política en Europa y luego en los demás continentes y legitimar así el uso del poder de la industria de armamento en manos esta oligarquía financiera anglosajona.

Pero también es una oportunidad doble. En primer lugar, porque algunos dirigentes políticos han conseguido eliminar el banco central privado en su país y, en segundo lugar, porque hoy este sistema liberal está al borde del desastre debido a todas las crisis y guerras que ha llevado a cabo y que son mejor entendidas por la minoría activa de ciudadanos que no quieren someterse a su gobierno mundial.

Comencemos con la historia real, que muestra cómo jefes de Estado (incluidos presidentes estadounidenses) lucharon y a veces derrotaron a la oligarquía financiera y a su banco central privado. Luego consideraremos la amenaza política planteada por las familias de banqueros internacionales que hicieron fortuna en Estados Unidos y que fue la causa del asesinato de los líderes políticos que se enfrentaron a ellos.

A) La lucha política contra un banco central privado.

1) Thomas Jefferson y Andrew Jackson, presidentes de Estados Unidos contra un banco central privado.

El debate sobre la constitución de los Estados Unidos de América del Norte surgió a principios del siglo XIX. Entre los fundadores, Thomas Jefferson se negó rotundamente a permitir el dominio de un banco central privado a manos de los financistas londinenses y europeos. Retomamos brevemente algunas citas sobre el tema para ilustrar esta lucha dura y mortal:

 “JEstoy convencido de que las instituciones bancarias son más peligrosas que los ejércitos permanentes… Si un día el pueblo norteamericano deja que los bancos privados controlen la emisión de moneda, los bancos y las sociedades que se erijan a su alrededor, lo privarán de sus propiedades hasta que sus hijos se despierten sin hogar en el continente que sus padres conquistaron. ”   Thomas Jefferson

Ciertamente, Jefferson conocía la voluntad de su oponente:

« Dejadme decidir y controlar la regulación de la masa monetaria de una nación, y no me importa qué hace las leyes». Mayer Amschel Rothschild, fundador de la dinastía de banqueros del mismo nombre.(1744 – 1812)

Pero la voluntad de Jefferson no se concretó, porque Washington, elegido presidente, cedió a la presión de Hamilton para que se estableciera un banco central privado. Hamilton presentó su plan para fomentar el crédito público para el desarrollo de la nación, pero en él el crédito público fue concedido por banqueros privados no estadounidenses residentes en Londres que tenían enormes intereses financieros en ver prosperar el desarrollo de los Estados Unidos.

El “segundo banco de los Estados Unidos” fue autorizado durante un período de 20 años durante el mandato de James Madison en 1816.

Como presidente, Jackson trabajó duro para derogar la ley y crear un banco federal real, que por el bien del pueblo, estaría bajo control del Estado. El 10 de julio de 1832, Jackson vetó la creación de un banco central. Después, como primer ministro, vetó la prórroga del banco central de Hamilton para poner fin a la deuda nacional y fortalecer el gobierno federal. Se rodea de asesores en los que confía y con los que toma las decisiones.

Ese mismo año, Jackson pagó la deuda nacional. Fue el primer presidente y el único que lo logró. La crisis se resolvió en 1833 con una fuerte reducción de los aranceles y marcó la victoria del interés individual de los estados sobre el gobierno federal. Su resistencia a las potencias monetarias que consideraba muy peligrosas era tan crucial para él que grabó como epitafio: “I killed the Bank” en su lápida. Andrew Jackson fue apodado Old Hickory (nogal viejo) en referencia a la solidez de la madera de nogal.

Presentamos la historia de Abraham Lincoln y su lucha contra Lionel de Rothschild en los años 1860-1865 que terminó con el asesinato de Lincoln.

Otto Von Bismark, canciller de Prusia, tras el asesinato de Lincoln en 1865: «Me temo que los banqueros extranjeros dominarán totalmente la abundante riqueza de Estados Unidos […] no dudarán en arrastrar a los estados cristianos a la guerra y al caos, para convertirse en herederos de toda la tierra»

2) Abraham Lincoln

Presentamos la historia de Abraham Lincoln y su lucha contra Lionel de Rothschild en los años 1860-1865 que terminó con el asesinato de Lincoln.

Otto Von Bismark, Canciller de Prusia, tras el asesinato de Lincoln en 1865: “Temo que los banqueros extranjeros dominen por completo la abundante riqueza de Estados Unidos […] no dudarán en precipitar a los estados cristianos hacia las guerras y el caos, para para llegar a ser herederos de toda la tierra”

documento: 14 de abril de 1865: el asesinato del presidente Lincoln.

La Guerra Civil se terminó oficialmente hace unos días. El presidente Abraham Lincoln visita el Teatro Viernes Santo. No espera que un actor de renombre, partidario de los confederados, haya planeado asesinarlo. Tampoco espera que sus guardaespaldas cometan un error que le cueste la vida.

Durante cuatro años, los EE.UU. han estado divididos en el conflicto más sangriento de su historia: la guerra civil entre el Norte y el Sur.

El 9 de abril de 1865 se firmó la rendición del sur. La Unión, originaria del norte, sale vencedora del conflicto. Encabezó el presidente Abraham Lincoln. Pero no todos los confederados del sur devuelven las armas. Algunos todavía creen que la victoria es posible. Es el caso de John Wilkes Booth. Es un actor que ya tiene un cierto grado de gloria. No puede soportar la abolición de la esclavitud. Reúne a un grupo de conspiradores para asesinar a Lincoln y a otras figuras políticas importantes de la Unión.

El plan de John Wilkes Booth

El 14 de abril de 1865, día del Viernes Santo, Booth puso en práctica su plan. Sabe que Lincoln estuvo esa noche en el Teatro Ford de Washington. El presidente debe asistir a una función de la obra Nuestro primo de América, de Tom Taylor. Lincoln se instaló en el palco número 7. Booth sabe exactamente cómo acceder rápidamente. Conoce bien este teatro, por haber actuado en él varias veces. Alrededor de las 22:00 horas, durante el tercer acto, Booth se dirigió al palco del jefe de Estado. Se esconde detrás de las cortinas y espera la escena más cómica de la obra. Espera que el sonido de la risa cubra el disparo.

El único obstáculo que puede lograr el fracaso es el de los guardaespaldas del presidente. Pero estos últimos se ausentaron. Fueron a tomar algo a la taberna de enfrente. Booth tiene campo libre. Entra en el palco con una pistola de un tiro. Dispara su única bala a quemarropa en la parte posterior del cráneo de Lincoln. Luego salta al escenario, cinco metros más abajo. De hecho, se lastima al aterrizar. Entonces grita al público: “Sic semper tyrannis” (así perecen los tiranos). Es el lema del estado de Virginia, que originalmente se atribuye a Bruto, el fundador de la República Romana.

Dos doctores en la sala corren hacia el palco del presidente y se apresuran a correr alrededor del cuerpo. Lincoln no murió, pero uno de los médicos dijo: “Su herida es mortal, él no sobrevivirá”. Para no agravar la herida, se toma la decisión de no devolverlo a la Casa Blanca en un carruaje. Se lo lleva a un albergue situado frente al teatro. Lincoln agonizó durante más de nueve horas y murió el 15 de abril de 1865. Fue el primer presidente de los Estados Unidos asesinado. John Wilkes Booth consiguió escapar y se escondió en una granja de Virginia. Fue descubierto dos semanas más tarde y muerto por soldados de la Unión el 26 de abril de 1865. Sus cómplices, que han fracasado en sus misiones, también son arrestados y ejecutados.

https://c.dna.fr/culture-loisirs/2021/04/14/14-avril-1865-l-assassinat-du-president-lincoln

final del documento.

Por lo tanto, ningún vínculo con el patrocinador del asesinato, el que había escrito en su diario el Times de Londres que el uso de una Moneda llena, los Greenback, por parte de Lincoln, debía ser prohibido y que este ejemplo capaz de producir una economía próspera como nunca ocurrió en la sociedad industrial, este ejemplo debía ser roto, condenado y arrojado al olvido para que nadie más lo utilizara contra los intereses de la oligarquía financiera anglosajona.

Y así es como se las arreglan para eliminar a sus adversarios: encontrar iluminados, fanáticos para causas distintas a la creación monetaria, aquí, prohibición de la esclavitud, y armar sus brazos para ejecutar los objetivos que han designado. Estos asesinos son condenados o asesinados sin saber a menudo por quién matan, a quién benefician sus crímenes.

3) J F Kennedy

A la lista de líderes políticos que han implementado la creación monetaria sin costo alguno por parte de un gobierno, hay que añadir el caso del presidente J. F. Kennedy, que ordenó no endeudarse con la FED y emitir la moneda a través del Tesoro de Estados Unidos.

documento:

El 4 de junio de 1963, Kennedy firmó la Orden Ejecutiva 11110, que solicitaba la emisión de 4.292.893.815 (4.300 millones) de dólares estadounidenses a través del Tesoro en lugar del sistema tradicional de la Reserva Federal. Ese mismo día firmó una ley que proclamaba que los billetes de uno y dos dólares debían ser convertibles en oro y no en plata, lo que permitió fortalecer la moneda estadounidense debilitada. [1]

Kennedy era plenamente consciente de hasta qué punto el sistema de la Reserva Federal había usurpado el derecho constitucional de su país de imprimir dinero y su capacidad de regular su moneda. También sabía que ese era el mayor desafío que enfrentaba su gobierno.

Al igual que Abraham Lincoln y Andrew Jackson, fue consciente de las consecuencias de su intento de devolver el control monetario al lugar que le correspondía, es decir, al Tesoro. Si bien tenía la autoridad legal para actuar, Kennedy entendía que sus batallas traerían víctimas, y que él, en vista del poder intocable y la influencia omnipresente de sus formidables adversarios de la Reserva, tenía muchas posibilidades de salir perdiendo.

“Cuando el presidente John Fitzgerald Kennedy firmó la orden ejecutiva, ese poder se devolvió al gobierno federal, específicamente al Departamento del Tesoro, que tiene el poder constitucional de crear y emitir moneda -sin pasar por el Banco de la Reserva Federal. La Orden Ejecutiva 11110 del Presidente Kennedy otorgó al Departamento del Tesoro el derecho de «emitir certificados sobre el dinero a cambio de lingotes de dinero, dinero o dólares». Eso significa que por cada onza de dinero que yacía en las arcas del Tesoro de los Estados Unidos, el gobierno podía hacer pasar nueva moneda a la economía. Como resultado, más de 4.000 millones de dólares de billetes estadounidenses han entrado en circulación en denominaciones de 2 y 5 dólares. Los billetes de 10 y 20 dólares nunca circularon, pero fueron imprimidos por el Departamento del Tesoro cuando Kennedy fue asesinado. Es evidente que Kennedy sabía que los billetes del Banco Federal que se utilizaban como cambio legal eran contrarios a la Constitución de los Estados Unidos de América.

Kennedy sabía que si los billetes respaldados por dinero empezaban a circular en grandes cantidades, terminarían eliminando la demanda de billetes de la Reserva Federal. Es una regla simple de la economía. Los billetes del Tesoro eran convertibles al dinero físico y los de la Reserva Federal no estaban respaldados por nada con valor intrínseco. La Orden Ejecutiva 11110 podría haber impedido que la deuda de Estados Unidos alcanzara su nivel actual (casi todos los nueve billones de dólares de deuda federal de Estados Unidos se han generado desde 1963) si Lyndon B. Johnson o sus sucesores presidentes hubieran decidido que esto entrara en vigencia. Le habría permitido al gobierno de Estados Unidos pagar su deuda sin tener que pasar por bancos privados de la Reserva Federal y pagar intereses sobre la “nueva moneda”. La Orden Ejecutiva 11110 dio a Estados Unidos la capacidad de crear su propia moneda respaldada por dinero y una moneda que realmente valía algo.

Según mi propia investigación, sólo cinco meses después del asesinato de Kennedy, ya no se emitían los certificados monetarios de 1958 y el resto de los certificados fueron retirados de la circulación. Tal vez el asesinato de Kennedy fue una advertencia para los presidentes futuros que se sintieran tentados a interferir con el control privado de la creación monetaria por parte de la Reserva Federal. Parece bastante claro que Kennedy ha alterado los poderes que se esconden detrás de las finanzas de Estados Unidos y del mundo’. – JFK Vs The Federal Reservado po John P. Curran (4-19-7) 

fuente: https://resistanceauthentique.wordpress.com/tag/en-argent-metal/

otra fuente: http://alarecherchedelaverite.blogspot.com/2008/10/jfk-la-suite-de-lenqute.html

4) La advertencia de los líderes políticos por Maurice ALLAIS premio Nobel de Economía en 1988.

Nuestros líderes políticos han sido advertidos durante siglos, sobre todo por los premios Nobel de Economía. Maurice Allais – premio Nobel de economía en 1988 – propone:

 ” Toda creación monetaria debe corresponder al Estado y al Estado por sí solo: Toda creación monetaria distinta de la moneda de base por parte del Banco Central debe ser imposible, de modo que desaparezcan los “falsos derechos” resultantes actualmente de la creación de moneda bancaria. “y añade”, por esencia, la creación monetaria ex nihilo que practican los bancos es similar, no dudo en decirlo para que la gente entienda bien lo que está en juego aquí, a la fabricación de moneda por parte de falsificadores, tan justamente reprimida por la ley. Concretamente, da los mismos resultados. La única diferencia es que los que se benefician son diferentes”.

Precisamos que esta creación monetaria “ex nihilo” por parte de los bancos comerciales de la que habla Maurice Allais representa el 93% de la masa monetaria M3 (moneda fiduciaria + ahorro de los hogares + ahorro de las empresas, es decir, las cantidades de las que disponen para sus transacciones corrientes según su nivel de actividad) en circulación en la zona euro hasta la fecha, pero evidentemente que el “ex nihilo” no significa “sin reglas” o “sin garantías” … en lo que respecta a los bancos se trata efectivamente de una “monetización” de créditos o de activos. Hay otras citas famosas sobre esta cuestión fundamental del poder de crear la moneda. Citamos una reciente.

«Imprimir billetes falsos es ilegal, pero la creación de dinero por parte del sector privado no lo es. La interdependencia entre el Estado y los bancos que pueden crear dinero es la causa de mucha inestabilidad en nuestras economías. Esto podría – y debería – estar prohibido.»Comenzando así su editorial en el Financial Times, el jueves pasado (ndrl: 24 de abril de 2014), Martin Wolf no podía prestar un mejor servicio a la asociación Modernización Monetaria «MoMo», que quiere confiar el monopolio de la creación monetaria al BNS (Banco Nacional Suizo).

5) Las iniciativas recientes para restablecer una Moneda Plena.

Presentamos la Iniciativa Ciudadana Suiza Moneda Plena de 2014 con una votación a mediados de junio de 2018. Y nos explican los límites impuestos por el sistema electoral de las Iniciativas en este país.

Pero este movimiento desarrollado también en otros países demuestra que una minoría activa defiende este programa político, económico, social. Es una oportunidad alentadora. En cambio, la propuesta del conjunto de condiciones para utilizar una moneda plena como la presentamos en fileane.com no tiene posibilidades para expresarse en el terreno político en Francia y en otros lugares, ya que la gestión participativa local y directa significa aplastar la pirámide del sistema de poder jerárquico y abandonar el régimen de partidos políticos en una democracia que ya no es representativa sino directa local participativa. De la misma manera, los medios controlados por grupos financieros y multimillonarios son hostiles y están dispuestos a eliminar cualquier información que esté disponible sobre esta alternativa contraria a sus intereses privados.

Los gobiernos no han puesto en duda la responsabilidad de la oligarquía financiera anglosajona ni en las inorganizaciones de las guerras ni en la conducción de las crisis financieras y económicas. Por el contrario, desde 2012, se les ha pedido que formen gobiernos fuertes para aplicar con más dureza medidas de austeridad y planes de privatización de servicios públicos a fin de facilitar el pago de las deudas públicas y privadas acumuladas como consecuencia de las repetidas crisis. Conocemos la voluntad expresada por JP Morgan de exigir regímenes autoritarios en Europa.

https://blogs.mediapart.fr/vivre-est-un-village/blog/200613/jpmorgan-reclame-des-regimes-autoritaires-en-europe

Estos regímenes autoritarios se han establecido, especialmente en Francia, y la gestión de la crisis sanitaria del COVID-19 usa y abusa de las medidas liberticidas sin mucho éxito en lo que respecta a la lucha para erradicar este virus. Y, por supuesto, la fuerte deuda pública, provocada por las medidas de contención y los gastos médicos, sociales.

Veremos más en el nivel de la dimensión social del medio ambiente de una moneda plena, las monedas locales, las SELS, las monedas electrónicas, individuales que no tienen nada de política puesto que desean desarrollarse dentro del sistema de poder capitalista liberal.

B) La amenaza política de los dirigentes de la oligarquía financiera anglosajona.

En fileane.com hemos descrito en la carpeta: Queridos enemigos (de las finanzas)

  1. quiénes son
  2. Cómo controlan las economías de los países
  3. cómo financian las guerras, especialmente la segunda guerra mundial y después los conflictos anticomunistas o terroristas.
  4. cuáles son los casos recientes o actuales en los que están implicados.

Los documentos ilustra crímenes, crisis económicas y financieras y otros intentos de enriquecerse sin límites y de ampliar el gobierno global de estos “queridos enemigos” de las altas finanzas anglosajonas.

1) el fundamento religioso identificado entre los anglosajones en el puritanismo.

Los sistemas de poder tratan de entrelazar las raíces económicas con los dogmas religiosos de manera que la religión legitime la usurpación y la confiscación del poder por una minoría social, así como el deber de obediencia y sumisión de los pueblos a esa minoría que dirige su sistema de poder. Esta raíz que lleva un dogma religioso es en principio muy antigua, olvidada hoy.

Los ciudadanos conocen mucho mejor las normas políticas y constitucionales a las que obedecen finalmente por conformismo o por miedo y que organizan el robo de las riquezas producidas por su trabajo en beneficio de esta minoría dirigente del sistema de poder capitalista y liberal. Este conformismo político les quita así todo control de su futuro. Sin embargo, son muchos los autores e investigadores que nos señalan el camino para abandonar este conformismo y sumisión.

« El futuro pertenece a la memoria más larga » Friedrich Nietzsche.

“ Todo lo que somos es la culminación de un trabajo secular.” Ernest Renan.

“ Los verdaderos hombres de progreso son aquellos que tienen como punto de partida un profundo respeto por el pasado.” Ernest Renan.

El análisis busca aquí con respeto al pasado, para detectar, desvelar, comprender y, por último, denunciar una vasta empresa para acaparar el poder político en beneficio de unos pocos, ebrios de poder material y de riquezas financieras. Por supuesto, y nuestro lector lo sabe por haber recorrido nuestra página sobre nuestras dos fuentes de conocimiento, se trata de un conflicto religioso entre un movimiento religioso y espiritual que preconiza la fraternidad y la solidaridad, el amor y por otro lado una secta que impone lo contrario: el dogma de que una minoría ha sido elegida y ha recibido el derecho divino de ejercer el poder para someter a los pueblos a sus intereses.

En Europa, desde el Concilio de Nicea en 320-325, cuando las comunidades cristianas más a menudo espirituales accedieron a ponerse bajo el poder del emperador romano líder político y ahora defensor de la religión cristiana, las raíces políticas y religiosas se han entremezclado de nuevo, a menudo para bien pero también para mal, y es lo peor lo que está envenenando nuestras sociedades en estos momentos y desde hace varios siglos.

La eliminación de los bienes comunes en Inglaterra es también el punto de partida de la emigración masiva hacia América del Norte y las colonias de las islas del Caribe.

Por lo tanto, tomemos el tiempo de repasar brevemente la historia de esta región para comprender mejor las atrocidades cometidas durante las guerras de los comunes y el fin de los enclaves y comprender la eliminación por el sistema monárquico absoluto y luego el sistema capitalista, de los conocimientos sobre el funcionamiento del período medieval así como de las civilizaciones florecientes que utilizaron los bienes comunes.

Empecemos esta historia una vez más a orillas del Nilo y en el templo de Dendérah siguiendo el relato de Albert Slosman cuando narra la iniciación de Pitágoras en el siglo VI a.C. Una vez logrado, los sacerdotes invitan al nuevo iniciado griego ávido de saber más, a visitar a los druidas celtas herederos del saber de la antigua Thule y de los hiperboreanos. Según los sacerdotes egipcios, tienen un conocimiento superior al suyo. Pero la invasión persa provocó la deportación de los cautivos egipcios y de Pitágoras a Babilonia. Liberado, Pitágoras no irá más a las filas de los druidas celtas del norte de Europa y Escandinavia.

1.1 El eremitismo y el monacato cristiano se mezclan con los druidas celtas para una sociedad gestionada en propiedad común.

Irlanda y Escocia no fueron conquistadas por los romanos y la cultura celta continuó con sus druidas y su cultura basada en la dualidad de los mundos visible e invisible que se podían atravesar con la magia y los conocimientos espirituales. Dejemos aquí la analogía con los mundos superiores y dobles enseñados durante la más alta iniciación del templo de Dendérah. La cultura celta favorecía a las comunidades autónomas con una vida social igualitaria y la gestión común de las riquezas, como en los inicios de la civilización egipcia y en todas las civilizaciones florecientes ya que es la mejor manera de producir y distribuir las riquezas con la propiedad común.

La historia convencional académica indica que la cristianización de Irlanda comenzó realmente con San Patricio, obispo formado en la Galia en los ritos de la iglesia romana, pero que antes de su llegada ya había muchas comunidades cristianas, es decir, antes de la misión de San Patricio (situada aproximadamente entre 432 y 461).

Esta primera cristianización se desarrolló a partir de los viajes de los druidas por el continente y sus contactos con los que continuaban la enseñanza de los templos a orillas del Nilo, especialmente los padres de la iglesia del desierto cercana a Dendérah y que ermitaños y luego reunidos en comunidades, fundaron el movimiento cenobita y el monachismo. Estas normas de vida espiritual y social son muy adecuadas para los druidas y sus comunidades. En realidad, son las reglas óptimas para utilizar los conocimientos espirituales y traducirlos en vida social para fundar pueblos y ciudades, regiones enteras que viven los valores fundamentales de la humanidad: el amor y la paz.

En Asia, los pueblos también siguen las enseñanzas de Confucio, Lao-Tseu, Buda y en Oriente Medio, las enseñanzas de Zoroastro y Mitra y esto desde al menos 6 siglos antes de Cristo. Para el antiguo Egipto, la enseñanza del templo de Dendérah se remonta a 4.608 a.C. y se refiere al último gran cataclismo fechado en 9792 a.C. La historia de los sobrevivientes y sus migraciones desde sus refugios en las montañas más altas, Himalayas, Cáucaso, Alto Atlas marroquí, son conocidas. Posteriormente, los contactos e intercambios entre los grupos de supervivientes se desarrollaron en todos los continentes y con los pueblos que habían escapado a la destrucción del último gran cataclismo y habían podido permanecer en el lugar.

Esto para mostrar que los científicos, comerciantes y otros soldados se desplazaban regularmente para desarrollar relaciones constantes en nuestra humanidad y que el último gran cataclismo había cambiado pero nunca hizo desaparecer. Que los druidas celtas hayan participado en la enseñanza de los saberes de los templos egipcios y después en su rescate como lo hicieron después del año 500, los monjes negros de Bernard de Nurcie en el Monte Cassin en Italia y después los benedictinos, los cistercienses, las órdenes caballeras, es así una evidencia, evidentemente descartada por los dirigentes de los sistemas de poder hostiles a la propiedad común y a los bienes comunes… y a los templos egipcios, griegos que enseñaban estos principios de vida en sociedades humanistas.

documento:

La invasión irlandesa.

Mientras San Gregorio confiaba a sus escritos la doctrina tradicional, los bárbaros continuaban implantándose en Occidente. Irlanda se salvaba, así como el oeste de la isla de Bretaña: se preparaba una especie de invasión cristiana que, a partir del siglo VI, iba a invadir muchas regiones de Inglaterra y después al Continente. Esta espiritualidad de los cristianos celtas debe ser estudiada aparte: en Irlanda conservó su originalidad; en muchas otras regiones, sobre todo hasta el siglo IX, conservó influencia. Las grandes etapas de su historia están simbolizadas por los nombres de San Patrice y San Colombán.[17]

Notas

[17] Historia de la espiritualidad cristiana, Tomo 2, Dom J. LECLERCQ, Dom F.VANDENBROUCKE, Louis BOYER, en AUBIER, 1961, página 45, 48.

final del documento.

La originalidad del cristianismo irlandés, rama del cristianismo celta, se basa en el monaquismo que estructura la vida social alrededor de las abadías y conventos y el uso de los bienes comunes y de la propiedad común para el reparto de las riquezas.

En nuestro documento sobre el movimiento monástico en Europa tras las grandes invasiones de la caída del Imperio Romano, se indica que los monjes irlandeses y escoceses no habían sufrido la influencia del poder del emperador cristiano de Roma después del año 300. Las comunidades cristianas irlandesas y escocesas vivían sobre el espíritu, el modelo de la iglesia de Jerusalén y de sus comunidades espirituales, el cristianismo “primitivo”. La gestión de los bienes comunes era así uno de los pilares de estas comunidades. Los monjes irlandeses fueron responsables de numerosas abadías en Francia que reforzaron las fundadas por los benedictinos que vinieron del Monte Cassin en Italia después del año 500.

Las diócesis monásticas de abadías madres e hijas favorecían las tendencias eremíticas (como los fundadores del movimiento cenobita, los padres del desierto que retomaron, salvaron los vestigios del saber de los templos egipcios, entre ellos el de Dendérah que dispensaba la más alta iniciación). Colombán en 591, con un grupo de sus discípulos llegó a la Galia y predicó en la corte de Austrasia. Obtuvo del rey Childeberto el poder de establecer en los Vosgos, en Luxeuil y en otros lugares, abadías. Entró en conflicto con los obispos y la nobleza, y se vio obligado a exiliarse y se fue a Suiza, a San Galo y luego a Bobbio, en Lombardía, donde murió en 615.

Estos monjes, empeñados en casar las tradiciones de los druidas celtas con las enseñanzas de los evangelios, practicaban la espiritualidad de la primera iglesia de Jerusalén. Rechazaban la esclavitud y el abuso de poder de los reyes de otros pueblos y habían hecho de Irlanda un mundo aparte con comunidades fraternales y sin desigualdades sociales. Esta organización propia de Irlanda y Escocia se había extendido a Inglaterra donde se encontraba con la de la cristiandad romana, lo que provocó una serie de conflictos teológicos y políticos.

1.2 La conquête conquista por los sajones

Este ejemplo fue insoportable para los reyes sajones que conquistaron Inglaterra desde los años 450 y no quisieron someterse al poder católico de Roma ni al monacato irlandés y al cristianismo celta. Así, pues, la guerra contra los “comunistas” fue, por encima de todo, una guerra religiosa y una destrucción total de ese ejemplo de comunidades católicas irlandesas. Estos invasores ángulos y sajones llegados de Alemania, masacraron a las poblaciones bretona y celta. Fue la primera destrucción de los comunes en Inglaterra.

“En Inglaterra, a partir de 450, los ángeles se instalan desde la Baja Alemania. Los anglosajones no solo sometieron a los bretones, sino que los exterminaron. La lucha entre los invasores y los invasores tuvo el carácter de una guerra de poblaciones de orígenes diferentes y de una guerra religiosa; por lo tanto, fue atroz. La historia de esta lucha, muy poco conocida, está rodeada de muchas leyendas (Ciclo de la Mesa Redonda). Por lo tanto, las costumbres, las instituciones, las leyes de los anglosajones son ante todo en suelo británico la imagen fiel de lo que existía, antes de la conquista, en el suelo de la Baja Alemania.”

1.3 Las invasiones vikingas y danesas

Después de una nueva cristianización del país organizada desde Roma durante el siglo VII, en el período en que Carlomagno gobernaba buena parte de Europa, después de 835, las invasiones vikingas y danesas se reanudaron.

En 1066, Inglaterra había sido conquistada por Guillermo el Conquistador, jefe normando, que utilizó los planos del monje benedictino Lanfranc. Ayudado por excelentes monjes juristas formados por Lanfranc en su renombrada escuela del Bec-Hellouin, utilizó el saber de los benedictinos para desarrollar también un período medieval en Inglaterra.

En este largo período tan convulso antes de 1066, las instituciones anglosajonas se habían establecido tan firmemente que la conquista normanda no iba a poder desarraigarlas. La realeza se había fortalecido. Oprimido o traicionado por sus jefes, el pueblo anglosajón se encuentra sin duda en una condición tan miserable, que cabe preguntarse si más tarde la conquista normanda no fue una bendición para él, ya que puso fin a las invasiones. Sin embargo, mantiene su organización, la desarrolla; las ciudades crecen poco a poco: tienen una autonomía casi completa. Eligen a sus magistrados, tienen poderosas corporaciones. La policía, la administración, la justicia, están en manos de los aldermen. En el campo, no se aprecia la fragmentación de los grupos locales, la debilidad que parece ser el destino de las clases rurales del continente. Los hundreds y los townships son verdaderas personas jurídicas que se administran más o menos libremente, existen milicias locales.

Esta organización vikinga corresponde a la de los vikingos establecidos en Normandía que se convirtieron al cristianismo y que ahora apoyan a los monjes benedictinos y sus abadías, conventos, escuelas, bienes comunes, etc. Pero esta organización anglosajona es también una fuerza de resistencia durante la conquista normanda y el proyecto de los monjes benedictinos de desarrollar una sociedad medieval más humanista, ya que despojada del feudalismo y de las disputas entre señores francos en Francia, no verá la luz.

” in embargo, no se olvida este carácter esencial de los gremios y gremios ingleses; son asociaciones estrechas, cerradas, egoístas, celosas. Sirvieron a la causa de la libertad, pero más tarde y a pesar de ellas; de modo que se cuestionó si sus avances en el siglo XII no habían sido una verdadera desgracia pública; pues se hicieron a costa de las clases bajas. Cualquiera que no pertenezca a una de estas sociedades, y no esté protegido por sus privilegios, no cuenta en la ciudad. Velan por impedir la formación de otras corporaciones, denuncian a sus incipientes rivales a los oficiales del rey que se apresuran a imponerles fuertes multas. Las rivalidades entre corporaciones a menudo degeneran en peleas sangrientas. “

Es en este contexto particularmente perturbado por estas disputas y luchas entre gremios y corporaciones, por una parte, y por otra las disputas de sucesión a nivel del poder real, que el desarrollo económico de Inglaterra encontró los vestigios de los Bienes Comunes que utilizaban las clases inferiores, apartadas de la vida política, económica y social. Las atrocidades anglosajonas volvieron a la superficie para nuevos crímenes organizados.

1.4 La segunda guerra de los Comunes en el siglo XVI fue aún más terrible.

 Los nuevos comerciantes y artesanos para desarrollar sus actividades necesitaban las tierras hasta entonces gestionadas en bienes comunes, especialmente para criar ovejas cuya lana servía a la nueva industria textil. Cromwell es un puritano rigorista. Los puritanos, que se reclutan principalmente en la nobleza rural y la pequeña burguesía, creen en la predestinación, preconizan un retorno a la sobriedad evangélica y niegan al clero el derecho de interpretar la fe en nombre de los fieles. Cromwell luchó contra el rey y los nobles y estableció una dictadura republicana breve. No tiene nada de iniciado en el enfoque espiritual, busca el poder que pasa por el desarrollo económico y especialmente el comercio con las colonias inglesas. Para él, la esclavitud es necesaria para el desarrollo de las colonias. Es decir, están predestinados para gobernar el mundo y especialmente a la gente predestinada a ser esclavos… todo un programa de los más criminales.

Consecuencias de la Guerra de los Comunes en Inglaterra.

Documento: IRLANDA: LOS ESCLAVOS BLANCOS OLVIDADOS, Serge Henry, Copiado de Patrick Peters.

Llegaron en esclavos: los productos humanos fueron llevados en barcos británicos a las Américas. Fueron enviados por cientos de miles de hombres, mujeres e incluso los niños más pequeños.

Cada vez que se rebelaban o incluso desobedecían una orden, eran castigados de la manera más dura. Los dueños de esclavos colgarían sus bienes humanos por sus manos y prenderían fuego a sus manos o pies como una forma de castigo. Algunos fueron quemados vivos y colocados en picas en el mercado para advertir a los otros cautivos.

Realmente no necesitamos pasar por todos los detalles sangrientos, ¿verdad? Conocemos demasiado bien las atrocidades de la trata de esclavos africanos.

Pero, ¿estamos hablando de la esclavitud africana? El rey James VI y Carlos también dirigieron un esfuerzo continuo para esclavizar a los irlandeses. Oliver Cromwell, de Gran Bretaña, adoptó la práctica de deshumanizar a su vecino.

El comercio de esclavos irlandés comenzó cuando James VI vendió 30.000 prisioneros irlandeses como esclavos del Nuevo Mundo. Su proclama de 1625 exigía que los prisioneros políticos irlandeses fueran enviados al extranjero y vendidos a los colonos ingleses en las Antillas. A mediados de la década de 1600, los irlandeses eran los principales esclavos vendidos en Antigua y Montserrat. En ese momento, el 70% de la población total de Montserrat eran esclavos irlandeses.

Irlanda se convirtió rápidamente en la mayor fuente de ganado humano para los comerciantes ingleses. La mayoría de los primeros esclavos del Nuevo Mundo eran blancos. De 1641 a 1652, más de 500.000 irlandeses fueron asesinados por los ingleses y otros 300.000 fueron vendidos como esclavos. La población irlandesa ha caído de unos 1500 000 a 600 000 en una sola década. Las familias quedaron destrozadas porque los británicos no permitieron que los padres irlandeses llevaran a sus esposas e hijos con ellos a través del Atlántico. Esto ha llevado a una población desamparada de mujeres y niños sin hogar. La solución de Gran Bretaña era subastarlos también.

Durante la década de 1650, más de 100.000 niños irlandeses de entre 10 y 14 años fueron tomados de sus padres y vendidos como esclavos en las Antillas, Virginia y Nueva Inglaterra. Durante esa década, 52,000 irlandeses (en su mayoría mujeres y niños) fueron vendidos a Barbados y Virginia. En 1656, Cromwell ordenó que 2.000 niños irlandeses fueran enviados a Jamaica y vendidos a los colonos ingleses. [parece que aquí es el origen de la palabra «kid-napper», deformación de «kid-nabber», ladrón de niños, que se define así por el Diccionario inglés de los Bas-Fonds: «ladrón de seres humanos, especialmente de niños; originalmente destinados a ser exportados a las plantaciones de América del Norte.»]

Mucha gente evita actualmente la palabra «esclavitud» para describir este episodio de la historia del pueblo irlandés. Utilizan el término jurídico indentured que sirve [«sirvientes contratados» – es una forma de compromiso], pero en la mayoría de los casos los esclavos no eran más que ganado humano.

La trata de personas negras comenzaba en ese momento. Hay abundantes datos y testimonios que sugieren que los esclavos africanos, que carecían del estigma católico y que eran más caros, eran a menudo mejor tratados que sus contrapartes irlandesas. A finales del siglo XVII, un esclavo africano era bastante caro (50 Sterling), la compra de un esclavo irlandés no costaba más de 5 Sterling. Si un agricultor azotaba o golpeaba a un esclavo irlandés, no era un crimen, su muerte era un golpe económico, pero menos que la muerte de un africano más caro.

Los maestros ingleses decidieron rápidamente llevarse irlandesas para su placer personal y su mayor beneficio, ya que los hijos de esclavos eran esclavos ellos mismos, lo que aumentó el volumen de la mano de obra gratuita. Como los niños permanecían esclavos a pesar de la liberación de sus madres, rara vez eran abandonados por ellas, que por lo tanto seguían siendo esclavos.

En algún momento, los ingleses encontraron un mejor trabajo para estas mujeres esclavas (a menudo niñas de 12 años en adelante): los colonos las cruzaron con africanos para producir esclavos con una complejidad particular. Estos “mulatos” se vendían a un precio más alto que los irlandeses y ahorraban dinero porque junto con ellos ya no había necesidad de recurrir al mercado africano.

La práctica del cruce entre irlandeses y africanos continuó durante varias décadas, y fue tan extendida que en 1681 se aprobó una ley que “prohibía que los esclavos irlandeses fueran emparejados con esclavos africanos con fines comerciales”. En resumen, se trataba de no perjudicar los beneficios de las grandes compañías de transporte de esclavos. Inglaterra siguió transportando decenas de miles de esclavos irlandeses durante más de un siglo. Los documentos demuestran que después de la Rebelión Irlandesa de 1798, miles de esclavos irlandeses fueron vendidos en América y Australia. Los abusos contra los prisioneros africanos e irlandeses eran aterradores. Un barco británico se deshizo de 1302 esclavos en el océano Atlántico para que la tripulación pudiera alimentarse mejor.

No hay duda de que los irlandeses vivieron los horrores de la esclavitud tanto (si no más en el siglo XVII) como los africanos. Puede ser que los rostros oscuros de muchas personas anglófonas de las Antillas sean el resultado de una combinación de afrodescendientes e irlandeses.

En 1839, Gran Bretaña decidió detener su participación en la autopista al infierno y dejó de transportar esclavos. Pero esta decisión no comprometió a los piratas que continuaron esta actividad. (…) Ninguna de las víctimas irlandesas ha podido regresar a su patria para describir este calvario. Son esclavos perdidos, aquellos a quienes la época y los libros de historia han olvidado cómodamente.

Pero, ¿por qué se habla tan raramente? ¿No merecen los recuerdos de centenares de miles de víctimas irlandesas algo más que una mención de un escritor desconocido? ¿O acaso su historia es la que sus maestros ingleses querían: desaparecer completamente como si nunca hubiera ocurrido? Ninguna de las víctimas irlandesas ha regresado jamás a su patria para describir su difícil situación. Son esclavos perdidos; aquellos que el tiempo y los libros de historia sesgados han olvidado.

Interesante nota histórica: la última persona asesinada en los juicios de brujas de Salem fue Ann Glover. Ella y su esposo fueron enviados a Barbados como esclavos en la década de 1650. Su esposo fue asesinado allí por negarse a renunciar al catolicismo. En la década de 1680, trabajó como empleada doméstica en Salem. Después de que algunos de los niños que cuidaba se enfermaron, fue acusada de ser una bruja. En el juicio, pidieron que ella hiciera la oración del Señor. Lo hizo, pero en gaélico, porque no sabía inglés. Después fue colgada.

Fuente: White Cargo libro de Don Jordan y Michael Walsh sobre los esclavos olvidados.

https://liberationirlande.wordpress.com/2012/06/11/la-traite-des-esclaves-irlandais-au-17e-siecle/

final del documento.

La eliminación de los bienes comunes en Inglaterra, como en Francia, es en primer lugar una guerra de religiones pero sin intervención del papado romano, de ahí el nivel de violencia extrema en estas dos guerras civiles inglesas. Para legitimar el poder de los nuevos empresarios individuales y su derecho a tomar, robar los enclaves, los últimos bienes comunes que aseguraban la supervivencia de los campesinos y pobres gentes del campo, fue necesario encontrar en el plano religioso argumentos, una doctrina capaces de apartar los principios cristianos originales y las prácticas de las comunidades espirituales nacidas en Irlanda y Escocia mucho antes del año 500 y antes de la caída del imperio romano de Occidente. Para silenciar a los maestros espirituales cristianos, los monjes, los ermitaños y la iglesia secular, una secta cristiana se ha desarrollado sobre el dogma de la predestinación de algunos fieles que han recibido el derecho divino de gobernar a las poblaciones y especialmente el derecho de esclavizar a otros seres humanos. Esta desnaturalización ultrajante y criminal de los valores cristianos originales se refugió bajo el manto de la religión anglicana, cortando los vínculos con el papado romano. También estamos en presencia de una fuente importante del colonialismo europeo, fuente precedida por la destrucción del Imperio Azteca y de Tiahuanaco por orden papal para defender sus dogmas religiosos contrarios por el saber de los Andes.

A la sombra de esta religión anglicana, los nuevos maestros predestinados a conquistar las riquezas de la Tierra no retrocedieron ante ningún crimen, genocidio, esclavitud, saqueo, guerras coloniales, mundiales y desde entonces, gracias a su dominio de las altas finanzas, organizaron las crisis económicas y las guerras mundiales, el desempleo, las deslocalizaciones de las producciones, el dumping social, el aumento de las desigualdades, los atentados a la naturaleza y al clima. Estos crímenes han sido posibles por la eliminación del conocimiento contrario a sus intereses, la manipulación de la opinión pública, la mentira y el miedo, el terror. El capitalismo industrial inglés fue sin duda el primero en Occidente en desarrollarse y la miseria reportada por Dickens es ciertamente menos atroz que la esclavitud dirigida por Cromwell y los puritanos ingleses, pero los métodos, la ideología al servicio de la potencia de las personas predestinadas a dominar a los pueblos vienen de lejos como si las costumbres de los invasores de finales del imperio romano guiaran siempre a estos criminales, en todas partes donde emigraron y especialmente en América del Norte.

La monarquía francesa fue mucho menos atroz hacia su pueblo, pero en el interior no vio y descuidó los inicios de la industrialización de la economía.

Este recordatorio histórico ha sido indispensable porque debemos preguntarnos si van a repetir estas atrocidades contra nosotros que estamos decididos a restablecer los Bienes Comunes, la Moneda Plena y los Derechos Sociales en el funcionamiento de nuestras Redes de Vida… y que por lo tanto los vamos a arruinar, a dejarlos fuera de estado de dañar a nuestra humanidad y a la Tierra, especialmente con nuestra institución política de Seguridad y Defensa.

Para eliminar esta amenaza política, basada en las raíces religiosas y dogmáticas establecidas por los puritanos anglosajones en Inglaterra para las necesidades del colonialismo y el objetivo de encontrar esclavos para la producción de las plantaciones, utilizamos las enseñanzas de nuestra primera fuente de conocimiento, iniciática y espiritual. Este recurso a nuestra primera fuente de conocimiento permite la depuración de esos dogmas sectarios y de esas minorías criminales que los utilizan para robar las riquezas del trabajo de todos, reducir a las poblaciones en esclavitud, cometer genocidios bajo la invocación de su predestinación a gobernar el mundo en interés de los más ricos, esos más ricos que se presentan defendiendo el dogma de su predestinación, de su pertenencia a los iniciados y a los Illuminati, a los luciferios y a esas mafias sectarias teocráticas.

La cuestión de la predestinación de los seres humanos elegidos por Dios se ha radicalizado entre los puritanos anglosajones, pero sigue estando en el corazón de la doctrina cristiana con sus partidarios y sus oponentes. Este documento sigue siendo muy teológico y aborda a través de Max Weber únicamente la influencia de las prácticas de los protestantes en el desarrollo de la sociedad industrial europea, en particular en el ejemplo que presentamos con la Sociedad Industrial de Mulhouse. Los crímenes y genocidios cometidos por los “predestinados” anglosajones en Gran Bretaña y en el continente americano están ampliamente olvidados en el conocimiento académico actual.

documento:

Los puritanos que, a partir de 1642-1643, dominan abiertamente la escena política inglesa y ejercen el poder de hecho, no pecan por exceso de humildad. Ciertamente se proclaman “miserables pecadores” y no dejan de implorar la misericordia divina; pero, conforme a las enseñanzas de Calvin y de John Knox, creen firmemente en la predestinación y la superioridad de los “elegidos” sobre los “reprobados”. Los elegidos son los godly people, los «santos», cuya vocación es hacer reinar la virtud y la ley de Dios. Los reprobados están marcados con el sello de la ira divina.

…/…

Sin embargo, no se puede terminar esta rápida evocación del puritanismo inglés sin ampliar su horizonte. En tiempos de Jaime I y sobre todo de Carlos I y de Carlos II, muchos puritanos abandonaron Inglaterra para ir a practicar su religión en las tierras vírgenes del nuevo continente. Crearon al otro lado del Atlántico comunidades regidas por la ley de Dios, tal como ellos la entendían. Las más famosas de estas migraciones son la de los Pilgrim Fathers del Mayflower en 1620 y la de la Bahía de Massachusetts en 1629. Los cuáqueros de William Penn en 1691 son otro avatar. Así nacieron, en Nueva Inglaterra, los Estados puritanos, de espíritu austero y republicano, que serán el origen de la independencia americana en el siglo XVIII y que han marcado profundamente hasta nuestros días la mentalidad de los Estados Unidos. Los rígidos «hombres de Dios», que se negaban a doblar la rodilla ante el altar de las iglesias y ante el arzobispo Laud, y que ambicionaban establecer en la isla de Gran Bretaña el reino de Dios, no han perdido por completo su lucha, ya que su espíritu sobrevive en todo el mundo anglosajón y sigue influyendo en la política de la mayor potencia del mundo.

Michel Duchein

fuente:

https://www.clio.fr/BIBLIOTHEQUE/pdf/pdf_puritanisme_et_puritains.pdf

El documento es una gran “historia académica”, sin mencionar las atrocidades y crímenes contra la humanidad cometidos por estos líderes puritanos “predestinados” a gobernar el mundo… en nombre del Bien Común, el dogma cristiano.

Este tema es poco conocido porque ha sido ocultado y ocultado por los líderes del sistema de poder liberal y financiero. El uso de dogmas religiosos para contrarrestar la afirmación del poder divino, e incluso de la naturaleza divina de los monarcas y emperadores en la cristiandad, puede entenderse en un momento dado de la evolución de los regímenes políticos. En Francia, los trabajos de un Montesquieu sobre el necesario equilibrio a encontrar entre los tres poderes ejecutivo, legislativo y judicial, para contrarrestar el absolutismo real establecido por los reyes francos, son mucho más productivos de una paz civil y de una evolución más templada de las instituciones políticas.

Pero el desarrollo industrial, con sus tecnologías que permiten la maximización de las ganancias sólo para los propietarios privados de los medios de producción, en principio ricos cuya fortuna muchas veces se remonta al saqueo de las riquezas de los bienes comunes del período medieval, no puede conformarse con argumentos religiosos tan sectarios como los esgrimidos por los puritanos. El movimiento protestante, como hemos demostrado, con las riquezas tomadas por los filibusteros y corsarios en los barcos españoles y portugueses que traían a Europa las riquezas de los imperios inca y azteca de los Andes y de Centroamérica, había lanzado las primeras industrias con un espíritu cristiano basado en las comunidades y de trabajo y de reparto de las riquezas como en Mulhouse, Manchester y en las regiones de culto protestante.

Las políticas neoliberales y la gestión criminal y escandalosa de la crisis sanitaria de la COVID-19 desde finales de 2019 muestran lo que sigue siendo capaz esta casta de los “predestinados” que se atreve a pretender trabajar por el mito del Bien Común cuando estas medidas cínicas no son más que desprecio, mentiras y robo de los pueblos que aún se les someten, cada vez más divididos con el menor pretexto falaz, como en 2021 entre los vacunados y los no vacunados y mañana peor.

Veremos en las instituciones culturales de las Redes de Vida cómo con la ayuda de nuestra primera fuente de conocimiento que no necesita saber leer y escribir, vamos a eliminar las raíces religiosas de los sistemas de poder político, económico, teocrático, policial y militar. Este secularismo, del que los filósofos franceses desde la Ilustración han revelado la necesidad de su intervención para depurar el funcionamiento del poder político en un grupo social, no es sólo una doctrina republicana destinada a separar la iglesia del Estado para eliminar la influencia del clero esencialmente católico siempre dispuesto a defender una monarquía de derecho divino. El laicismo del poeta que se expresa aquí y de los iniciados a la vida después de la vida humana se refiere a la erradicación de los dogmas religiosos que en los sistemas de poder legitiman el dominio de una minoría sobre el resto de los pueblos. En las Redes de Vida, las instituciones políticas no se utilizan para controlar la economía y someter la distribución de la riqueza únicamente a los intereses de los más ricos o de los más fanáticos en las teocracias.

El matrimonio de culturas que cimienta los cimientos de la Confederación de Redes de Vida no tiene nada que ver con el sincretismo que buscaría el mínimo común denominador entre dogmas religiosos e ideologías políticas para establecer consenso. Este consenso que los ciudadanos y pueblos sometidos al poder de la minoría predestinada a gobernarlos, deben encontrar y aceptar como garantía de pertenencia a estos sistemas de poder.

El matrimonio de culturas se basa en la práctica libre de nuestro camino a través de nuestra primera fuente de conocimiento para encontrar esta visión universal de nuestra condición humana y del universo en el que vivimos. Luego, con esta visión, utilizamos métodos, habilidades y medios materiales e inmateriales para responder a nuestras razones para vivir y compartir nuestros valores de amor y paz. Este intercambio se realiza a través de ritos sociales, costumbres, prácticas ligadas a la historia de nuestros predecesores y a la de las civilizaciones anteriores a la nuestra. Los principios básicos de este funcionamiento son siempre los mismos: la alianza de los opuestos y la subsidiariedad para crear las riquezas que necesitamos. La diversidad de culturas humanas en nuestro planeta, lo hemos demostrado en el diagnóstico interno en el nivel de las competencias utilizadas para una moneda plena, como todas las diversidades, es fuente de sinergia, de aumento de la riqueza y de prosperidad.

Por ahora, aquí, debemos recordar que debemos eliminar las raíces y los dogmas religiosos en el funcionamiento del poder político. En pocas palabras: eliminar la casta de los dirigentes que se dicen predestinados, puritanos, Illuminati, élites dirigentes de un gobierno mundial en manos de la oligarquía financiera anglosajona.

2) la oligarquía anglosajona crea el comunismo,

Los más ricos puritanos anglosajones después de las riquezas robadas a través del colonialismo, para justificar sus intereses privados en el desarrollo industrial, no podían permitir el desarrollo de las prácticas religiosas protestantes o de algunos católicos fieles a las raíces espirituales de las primeras comunidades cristianas o del período medieval. Tenían que encontrar una manera política de abordar las reivindicaciones legítimas de los trabajadores, al menos en términos religiosos.

Hemos mostrado a través de la revuelta de los canuts de Lyon a principios de los años 1830, cómo la monarquía y la burguesía católica francesa masacraron estas dos revueltas en nombre de la defensa de la propiedad privada heredada de 1789, pero también en nombre de los dogmas católicos que conceden el derecho de conducir una sociedad a quienes siguen las enseñanzas y reglas de la Iglesia romana y conceden la caridad a los pecadores que viven en pecado y una mala vida.

Pero estos argumentos, que podían defender a una minoría dirigente católica, no estaban en condiciones de justificar las empresas de las familias de banqueros internacionales para someter a la nueva clase social obrera que acababa de crear su política financiera basada en la propiedad privada de los medios de producción.

Conocemos cómo optaron entonces por desarrollar una oposición obrera, cuyo control y medios de combatirla militarmente en caso de necesidad permanecerían estrechamente bajo su control. Es siempre la práctica habitual de los banqueros y financieros internacionales: organizar guerras entre reyes y señores para financiar uno u otro bando, a falta de poder financiar al mismo tiempo ambos bando, de modo que se encuentren beneficios tremendos imposibles de obtener en tiempo de paz.

El objetivo de los dirigentes capitalistas es dividir a las poblaciones para aislar a la categoría de obreros de las nuevas industrias. Por un lado, hay que dar la esperanza a estos obreros de que pueden tomar el poder en lugar de los capitalistas, pero que todo esto sigue siendo una esperanza, un ideal que nunca se alcanzará, salvo cuando se trate de eliminar emperadores o monarcas hostiles a la introducción en su país de un banco central privado en manos de las altas finanzas anglosajonas. En estos casos, se trata de financiar una organización revolucionaria comunista capaz de tomar el poder o en su defecto de dividir el país en disturbios y guerras civiles hasta el colapso de este emperador hostil al gobierno mundial de las altas finanzas anglosajonas.

Conocemos los dos logros más importantes de los financistas de Wall Street en el siglo XX para eliminar a Alemania y Austria primero y luego, rápidamente, Rusia después. Fueron los partidos comunistas los que actuaron bajo el liderazgo oculto de los jefes de las altas finanzas estadounidenses o de Londres. Luego esos militantes comunistas fueron recuperados en gran parte por los partidos fascistas y nazis de los países derrotados o arruinados por la Primera Guerra Mundial y que fueron llevados a los campos de batalla de la Segunda Guerra Mundial contra los soldados comunistas de la Unión Soviética. Estamos ante una obra maestra de la manipulación política de los pueblos por parte de los financieros anglosajones de Wall Street... y de los enormes beneficios que estos últimos obtuvieron.

Como hicimos anteriormente con el fundamento religioso utilizado por la oligarquía financiera anglosajona, retomamos los hechos históricos que le permitieron desarrollar su oposición comunista para librar sus guerras de conquista de la riqueza primero en Europa y después en otros lugares.

2.1 el origen francés del socialismo para establecer los intereses de los obreros en la sociedad industrial.

La comprensión de la lógica industrial capitalista, en Francia y ciertamente también para los demás países, data de la revuelta de los canuts de Lyon. Acabamos de decirlo.

En reacción a esta enorme fractura en la sociedad francesa entre sus dirigentes ultraconservadores, brutales y masacradores por un lado y por otro la nueva clase obrera, en reacción también contra la miseria obrera indigna de un país civilizado, junto a las reacciones del movimiento religioso protestante presente en las fronteras del país y casi inexistente en el país, son intelectuales, artistas cristianos que se han agrupado sacando provecho de los evangelios y las raíces espirituales cristianas para proponer una salida de la crisis capaz de cambiar esta nueva sociedad industrial. Entre ellos se destaca rápidamente Pierre Leroux.

Pierre Leroux
Pierre Leroux

Pierre Leroux aboga por una ley sobre los derechos sociales: después de varios años de antigüedad, el obrero obtiene derechos sociales y se convierte en socio del capital de su empresa.

Thiers y los liberales quieren una ley de sociedades mercantiles por acciones. Los trabajadores no están preparados para convertirse en accionistas, ya no se diga por su antigüedad. Esta ley fue aprobada en 1864, pero Thiers y su partido rechazaron la ley de Leroux. Es cierto que rápidamente con los derechos sociales todas las empresas se convierten en sociedades mercantiles en cooperativas, mutuas. Pero la propiedad privada de los medios de producción ya no es la fuente de las desigualdades sociales y de un sistema de poder capitalista que concentra las riquezas producidas por el trabajo de todos en manos de los más ricos. Pierre Leroux plantea una verdadera elección de civilización.

2.2 Marx y el socialismo “científico” alemán, es decir, puramente racional y sin raíces religiosas y espirituales.

En las décadas de 1840 y 1880, nos encontramos en el puesto de aguinaldo del pensamiento político social. No es de extrañar que las altas finanzas hayan caído en el olvido de Pierre Leroux y puesto en el pedestal Marx, continuando las maniobras, en particular, de Proud’hon, de Hugo en 1848.

El lema de Proud’hon “la propiedad es el robo” es una enorme moraleja legal indefendible. La complementariedad entre las tres formas de propiedad está ciertamente prohibida en Francia desde el viernes 13 de octubre de 1307 y el comienzo del absolutismo real, pero existe y se ha utilizado en todas las civilizaciones más florecientes con los bienes comunes.

Sin embargo, Marx en 1848 usó Leroux para aplastar a su rival Bakunin.

En 1871, después de la muerte de Leroux, Engels escribió que el socialismo científico era alemán y que continuaba los trabajos de Saint-Simon, Fourier y Owen y por lo tanto sin Leroux.

En 1912, todo quedó claro con las palabras de Lenin, que declaró que en 1848, el socialismo francés no era más que “beate soñverie”.

Y Lenin, a quien Marx clasificaba entre sus peores alumnos, fue elegido por Jacob Schiff, banquero de la oligarquía financiera anglosajona, para liderar la revolución rusa de 1917, tras el fracaso en 1905 de otro alumno de Schiff, Trotsky.

En cada caso, las altas finanzas buscan y seleccionan a los autores, los pensadores más mediocres y capaces de las peores enormidades, para apartar a quienes escriben y defienden propuestas contrarias a sus intereses.

Esto es una buena guerra para quien defiende su poder, pero de lo que se trata aquí es de eliminar del poder estas altas finanzas y volver a poner en su lugar lo que ha sido prohibido, apartado, olvidado para hacer ignorantes a los ciudadanos.

Volveremos sobre Pierre Leroux y sus asociaciones, aunque no haya podido recuperar el funcionamiento del período medieval, de las ciudades libres y de las ciudades griegas y egipcias. Sin embargo, desde 1848, las críticas unánimes de los socialistas “científicos” insistirán: “el estudio de las religiones orientales y de las herejías revolucionarias” ha extraviado a Leroux en “las criptas del pasado y las regiones más tenebrosas del espíritu humano”. Esta ignorancia de la historia de las civilizaciones más florecientes ha sido colmada desde entonces por los etnólogos, los antropólogos como Malinowski que presentamos en fileane.com con su estudio sobre los indígenas de las islas Trobriands. Estamos aquí ante la retórica utilizada para desacreditar, desacreditar, tabú, el saber que describe el funcionamiento de las organizaciones en redes de vida, ciudades, tribus, ciudades libres, repúblicas locales, con el fin de seleccionar únicamente el saber capaz de desarrollar poderes centralizados con el culto a la personalidad, al líder carismático y capaz de organizar sistemas de poder autocrático más o menos conformes a una dictadura y al despotismo de una minoría dirigente, de un partido único de los proletarios, de los soviets, del nacionalsocialismo, del fascismo.

2.3 La utilización de los escritos de Karl Marx por la oligarquía financiera anglosajona y los banqueros de Wall Steet y de la FED.

Otro enfoque sobre la divergencia entre Marx y los líderes del movimiento marxista:

Mientras que Marx pretendía hacer una crítica global de la economía política, el marxismo tradicional se limitó a formular una economía política alternativa.

El principal error de muchos marxistas ha sido haber seguido atrapados en una filosofía del progreso que se debe mucho más al capitalismo que al socialismo y, por tanto, a una suerte de religiosidad de la producción. [De ahí la creencia] en el carácter emancipador de las fuerzas productivas (por eso el comunismo soviético nunca fue más que un capitalismo de Estado).” … “Como escribió Maxime Ouellet, “emancipar la sociedad del capitalismo significa salir de la ontología del trabajo y del valor que empuja a los individuos a una guerra de todos contra todos y los somete a la dominación despersonalizada del cálculo interesado”.

En pocas palabras, ese es el objetivo de fileane.com: salir de la ontología del trabajo y del valor que empuja a los individuos a una guerra de todos contra todos. La diferencia con Marx, en fileane.com, después del lanzamiento de los sistemas de poder, es que describimos el desarrollo de las Redes de Vida, de la democracia directa local participativa en la aldea planetaria en la hora de Internet.

El movimiento político del comunismo, por lo tanto, no tiene como objetivo salir del capitalismo para desarrollar una nueva civilización sin sistemas de poder. ¿De quién es la culpa? Tal vez por primera vez en el propio Marx, y por esta razón los comunistas fueron financiados por los banqueros de Nueva York.

documento: Rakovski, ex embajador de la Unión Soviética en Londres y París.

Preste mucha atención a cómo Marx llega a las conclusiones que saca de la existencia de la industria británica entonces naciente, a saber, la colosal industria de hoy; cómo la analiza y la critica; qué imagen repugnante da del industrial manufacturero. En vuestra imaginación y en la de la masa nace entonces la terrible imagen del Capitalismo en su concreto humano: el tipo del fabricante bedons, un cigarro en la boca, como lo describe Marx, arrojando a la calle con rabia mezclada de satisfacción la esposa y la hija del obrero. ¿No es eso cierto?

Pero al mismo tiempo, recuerden también la moderación de Marx y su ortodoxia burguesa cuando estudia la cuestión monetaria. En este problema de la moneda, no se ve aparecer en él la famosa contradicción. Para él, las finanzas no existen como algo de importancia en sí mismas; el comercio y la circulación de las divisas son los resultados de la producción capitalista honrada, que las esclaviza y las determina totalmente. Pero en el tema monetario, Marx es un reaccionario, y para nuestra sorpresa, era uno. Tengan en mente la “estrella de cinco puntas” como la soviética, pero esa estrella que brilla por toda Europa, la estrella compuesta por los cinco hermanos Rothschild, con su banco, que posee una colosal acumulación de riqueza, la mayor hasta ahora conocida… Así que, por muy colosal que fuera la imaginación de la gente en ese momento, Marx no se dio cuenta. Esto es muy extraño… No?

…/… Rakovski dice:

El marxismo, antes de convertirse en un sistema filosófico, económico y político, es una conspiración [disfraz] para la Revolución. Hoy, nuevos disfraces han tomado el relevo, como los “derechos humanos” y muchos otros. Pervertir las nociones, alterar el significado de las palabras, así es como promueven la revolución. “Derechos del niño” significa quitarle a los niños a sus padres. Stalin insistió en particular en la propiedad personal (privada) del koljoziano -hogar, economía auxiliar, ganado, material agrícola- en su artículo de 1952 “Los problemas económicos del socialismo”. Pero los revolucionarios modernos quieren privarnos de toda propiedad, como se describe en el artículo “Bienvenidos al 2030”. Una de las máscaras para la revolución se llama “economía digital”. Marx se ríe con la barba frente a toda la humanidad, dice nuestro testigo.

fuente: https://www.traduitdurusse.ru/histoire/la-revolution-qui-est-en-cours/

Comentarios de estos documentos:

Ya hemos citado a Rakovski en el texto sobre el milagro alemán de 1933 a 1937 y la política monetaria de Schacht que se encuentra en el documento: “nuestros queridos enemigos, la organización de las guerras”. Aquí copiamos este pasaje:

“Makow quotes from the 1938 interrogation of C.G. Rakovsky, one of the founders of Soviet Bolshevism and a Trotsky intimate. Rakovsky was tried in show trials in the USSR under Stalin. According to Rakovsky, Hitler was at first funded by the international bankers, through the bankers’ agent Hjalmar Schacht. The bankers financed Hitler in order to control Stalin, who had usurped power from their agent Trotsky. Then Hitler became an even bigger threat than Stalin when Hitler started printing his own money. (Stalin came to in 1922, which was eleven years before Hitler came to power.)

Rakovsky sabe:

« Hitler took over the privilege of manufacturing money, and not only physical moneys, but also financial ones. He took over the machinery of falsification and put it to work for the benefit of the people. Can you possibly imagine what would have como if this had infected a number of other states? ” (Henry Makow, “Hitler Did Not Want War”) March 21, 2004.”

fuente: www.savethemales.com y http://wakeupfromyourslumber.com/node/6720

Rakovsky dejó en claro que comprendía la manipulación y las operaciones criminales de la oligarquía financiera anglosajona, y especialmente las que Jacob Schiff llevó a cabo para eliminar al Zar y dominar la riqueza de Rusia antes de que Stalin decidiera llevar a cabo cualquier otra política soviética personal. El documento citado es más controvertido. Esto sería una transcripción de sus declaraciones, su monólogo antes de su ejecución en 1941 por el NKVD. El lector encontrará una descripción de este tipo de proceso, interrogatorio y ejecución en el libro de Elie Wiesel “El testamento de un poeta judío asesinado”, que por supuesto, como poeta hemos leído.

La mayor parte de estas declaraciones se basan en la indicación, la afirmación de que las familias de banqueros internacionales quieren establecer un Gobierno mundial dirigido por los más ricos y puede importar aquí los orígenes kazar, esos kazares que eligieron la religión judía hacia el año 800 para escapar del poder musulmán de Badgad así como al poder cristiano de Constantinopla (leer el libro de Arthur Koestler: la 13ª tribu). Los pueblos ya no tendrían una clase social, sobre todo una burguesía lo suficientemente rica como para tomar el poder a su vez. La sociedad sin clase social y perfectamente sumisa sería llamada comunista ya que todo sería colectivo y ya no habría para ellos la propiedad individual privada que inevitablemente permite a algunos enriquecerse más que otros hasta amenazar rápidamente a los más ricos. Esto es fácilmente comprensible, especialmente cuando el lector ha comprendido la complementariedad entre las tres formas de propiedad que las Redes de Vida utilizan de nuevo.

Las ideas y escritos de Karl Marx, en un principio, son una parrilla de lectura histórica de la evolución social en la sociedad industrial y nada más, ya que este materialismo marxista no tiene en cuenta nuestras dos fuentes de conocimiento y los conocimientos, métodos de las civilizaciones más florecientes, egipcias y griegas en particular, ni la constitución de las Naciones Iroquesas que sin embargo Engels reconoció como una obra social superior a la de los romanos. Este análisis de la formación del Capital y de sus contradicciones que no interesan en un principio a los revolucionarios más bien socialistas o socialdemócratas, es seleccionado por los banqueros internacionales y sus círculos más o menos secretos para dar cierta legitimación a este proyecto de hacer a los pueblos “comunistas”.

Para lograrlo, el método que escogen es la lucha de clases, método clásico: dividir para reinar, método llevado a su paroxismo ya que de esta lucha debe llegar la eliminación de las clases sociales, empezando por la burguesía, el objetivo principal de los más ricos… y, por tanto, de los partidos “comunistas”. Sin embargo, Marx reconoció retomar esta lectura de la historia de Francia a través de la lucha de clases de Augustin Thierry. Marx tomó partido por Proud’hon contra Pierre Leroux y el socialismo humanista, cristiano, asociativo que desarrollaba con sus amigos.

No vamos a entrar aquí en los interminables debates para saber si el comunismo es todavía un marxismo o al revés. Marx, hasta que se probara lo contrario, no había indicado el recurso a los campos de concentración y de exterminio, al Gulag, a las guerras mundiales o a las crisis financieras para enriquecer más rápidamente al proletariado. Como otros escritores e investigadores, sus escritos han sido manipulados. Lo mismo es válido para el economista inglés Ricardo, cuya teoría económica había sido anulada por sus compañeros pero había sido seleccionada por los banqueros internacionales para legitimar la economía colonial de Inglaterra.

No obstante, esta evolución desde un socialismo humanista y asociativo, participativo hasta el sistema comunista con la dictadura del partido, evolución sostenida y financiada por la oligarquía financiera anglosajona, es el núcleo de la problemática actual de la ecología política.

Sus raíces concretas y constructivas son la ecología comunal, local y llevan lógicamente hacia la democracia directa local participativa y el uso de una Moneda Llena.

Por otro lado, la ecología comunal y la democracia directa local participativa que de ella se deriva nunca han estado tan amenazadas de un posible desalojo y desaparición por el desarrollo poderoso de la “ecología del capitalismo verde”, industrial y financiera organizada en particular por Goldman Sachs. Desde el enfrentamiento entre Leroux y Proud’hon, Marx, Lenin, nada ha cambiado, solo las ideas, el marco de referencia del saber utilizado para eliminar a Leroux y sus amigos, una y otra vez.

La amenaza desarrollada por la oligarquía financiera anglosajona ya está precisada y sabemos mejor cómo minimizarla y eliminarla :

puce rouge combatir la raíz religiosa y el puritanismo con su dogma de la predestinación, utilizando nuestra primera fuente de conocimiento y el desarrollo de la espiritualidad en las Redes de Vida.

puce rouge Combatir la raíz política y sus dos ejes de desarrollo :

  • Eliminar el sistema plutocrático de poder basado en bancos centrales privados y la tiranía de los accionistas volviendo a utilizar una Moneda Llena en las Redes
  • eliminar este pseudo movimiento comunista basado en la exclusividad de la propiedad colectiva de un partido político destinado a servir de oposición-pretexto para las altas finanzas anglosajonas con el fin de legitimar su industria armamentística y sus guerras para dominar el mundo.

Pero habrá una batalla final para eliminar a nuestros enemigos, los “predestinados” que quieren gobernar el mundo y rechazan cualquier iniciativa personal espiritual, nuestra principal fuente de conocimiento a través de la cual compartimos valores universales de amor y paz.

“La batalla final de la cristiandad será en torno al problema del dinero, y hasta que este problema no se resuelva, no podrá haber la aplicación universal del cristianismo” Honrado de Balzac.

Balzac, que vivió el fin del primer imperio y luego la Restauración, la Monarquía, la revolución de 1848, entendió bien que los valores del cristianismo original, el de compartir los bienes comunes y las comunidades sociales de Irlanda y Escocia que trajeron a Europa occidental los modos de vida y las normas salvadas por los padres del desierto desde los templos de las orillas del Nilo, el de la época de las catedrales, solo tienen un enemigo que eliminar: el dinero, el poder de los más ricos y de los banqueros internacionales que roban el trabajo de los pueblos.

Que el comunismo soviético saliera del socialismo científico alemán después quiso eliminar el cristianismo no es una mera coincidencia histórica, sino la continuación de un plan maquiavélico, diabólico materializado por millones de deportados, esclavos, fusilados y poblaciones masacradas, genocidios cometidos durante las dos guerras mundiales y que otros dictadores persiguen contra sus pueblos.

Volveremos sobre esta amenaza política cuando analicemos el entorno ecológico de una Moneda Llena y la elección actual de sociedad frente al desorden climático y la transición energética que sella el fin de la sociedad industrial nacida en los años 1830-1850.

¿Se está convirtiendo la ecología en el nuevo campo de maniobras de las altas finanzas internacionales para dirigir las economías nacionales de una manera mucho más directa y visible que en el siglo pasado, ahora que su gobierno mundial está en el poder y ha ganado según sus líderes…? Pero no según el poeta que se expresa aquí.

2.4 Marx, Engels, Lénine, Stalin y la imposibilidad real del marxismo y del sovietismo de desarrollarse sin la estructura del Estado y, por tanto, sin utilizar un sistema de poder.

La noción de estado en Marx y Engels es “puramente racional” e ignora la historia “real” de las ciudades-estado del período medieval así como la historia de la destrucción en Francia, de la época de las catedrales después del viernes 13 de octubre de 1307 por el rey Felipe el Hermoso para desarrollar el absolutismo real, prohibir las asambleas comunales e imponer el control de los prefectos y de la administración centralizada de la monarquía.

documento, fragmentos:

“El Estado, dice Engels, sacando las conclusiones de su análisis histórico, no es por tanto un poder impuesto desde fuera a la sociedad; no es ventaja “la realidad de la idea moral”, “la imagen y la realidad de la razón”, como afirma Hegel. Es más bien un producto de la sociedad en una fase determinada de su desarrollo; es el reconocimiento de que esta sociedad se enreda en una contradicción insoluble consigo misma, dividiéndose en oposiciones inconciliables que es impotente para conjurar. Pero para que los antagonistas, las clases con intereses económicos opuestos, no se consumen, ellas y la sociedad, en una lucha estéril, se impone la necesidad de un poder que, colocado en apariencia por encima de la sociedad, debe diluir el conflicto, mantenerlo dentro de los límites del “orden”; y ese poder, nacido de la sociedad, pero que se sitúa por encima de ella y se vuelve cada vez más extranjero, es el Estado” (pp. 177-178 de la sexta edición alemana).

Aquí se expresa con toda claridad la idea fundamental del marxismo sobre el papel histórico y el significado del Estado. El Estado es el producto y la manifestación de que las contradicciones de clases son irreconciliables. El Estado surge allí, en el momento y en la medida en que, objetivamente, las contradicciones de clases no pueden conciliarse. Y viceversa: la existencia del Estado demuestra que las contradicciones de clases son irreconciliables.

Precisamente en este punto esencial y capital comienza la deformación del marxismo, deformación que sigue dos líneas principales.

Según Marx, el Estado no podría surgir ni mantenerse si la conciliación de clases fuera posible.

Según los profesores y publicistas de la pequeña burguesía y filisteos, que se refieren abundante y complacientemente a Marx! — El papel del Estado es precisamente conciliar las clases. Según Marx, el Estado es un organismo de dominación de clase, un organismo de opresión de una clase por otra; es la creación de un “orden” que legaliza y reafirma esta opresión moderando el conflicto de clases. Según la opinión de los políticos de la pequeña burguesía, el orden es precisamente la conciliación de las clases, y no la opresión de una clase por otra; moderar el conflicto es conciliar, y no retirar algunos medios y procedimientos de combate a las clases oprimidas en lucha por el

derrocamiento de los opresores.

Por un lado, los ideólogos burgueses y sobre todo los pequeños burgueses, obligados por indiscutibles hechos históricos a reconocer que el Estado existe sólo donde existen las contradicciones de clases y la lucha de clases, “corrigen” a Marx de tal manera que el Estado aparece como un órgano de conciliación de clases.

Así, en la revolución de 1917, cuando el problema del significado y del papel del Estado se planteó en toda su amplitud, prácticamente, como un problema de acción inmediata y, además, de acción masiva, los socialistas-revolucionarios y mencheviques versaron todos, de entrada y sin reservas, en la teoría de la pequeña burguesa de la “conciliación” de las clases por el “Estado”.

Innumerables resoluciones y artículos de políticos de estos dos partidos están impregnados de esta teoría pequeña-burguesa y filistina de la “conciliación”. Que el Estado sea el organismo de dominación de una clase determinada, que no puede conciliarse con su antípoda (con la clase que se le opone), es lo que la democracia de la pequeña burguesía nunca puede comprender. La actitud que nuestros socialistas-revolucionarios y mencheviques observan hacia el Estado es una de las evidencias más evidentes de que no son en absoluto socialistas (lo que nosotros, bolcheviques, siempre hemos demostrado), sino demócratas pequeños-burgueses con fraseología pseudo-socialista.

Engels refuta por tanto la tesis de que el estado es necesario para la conciliación de las clases sociales:

“Por lo tanto, el Estado no existe para siempre. Hubo empresas que salieron del negocio sin él, que no tenían ni idea del Estado ni del poder del Estado. En cierto punto del desarrollo económico, que estaba necesariamente vinculado a la división de la sociedad en clases, esta división hizo del Estado una necesidad. Ahora nos estamos acercando rápidamente a una etapa de desarrollo de la producción en la que la existencia de estas clases no solo ha dejado de ser una necesidad, sino que se convierte en un obstáculo positivo para la producción. Estas clases caerán tan inevitablemente como lo hicieron alguna vez. El Estado cae inevitablemente con ellas. La empresa, que reorganizará la producción sobre la base de una asociación libre e igualitaria de productores, relegará toda la maquinaria del Estado al lugar en el que será de ahora en adelante: en el museo de antigüedades, junto a la rueda y el hacha de bronce.”

Esta cita no se encuentra a menudo en la literatura de propaganda y agitación de la socialdemocracia contemporánea. Pero, incluso cuando se encuentra, se la reproduce más a menudo como si se quisiera inclinarse ante un icono, es decir, rendir oficialmente homenaje a Engels, sin el menor esfuerzo de reflexión sobre el alcance y la profundidad de la revolución que implica esta “relegación de toda la maquinaria del Estado al Museo de las Antigüedades”. La mayoría de las veces, ni siquiera parece que se entienda lo que Engels significa por máquina del Estado.

Aquí se formula una de las ideas más notables e importantes del marxismo en relación con el Estado, la de la “dictadura del proletariado” (como debían expresarse Marx y Engels después de la Comuna de París); luego encontramos una definición del Estado, interesante en el punto más alto, y que también está entre las “palabras olvidadas” del marxismo:

“El Estado, es decir, el proletariado organizado en clase dominante.”

Marx en sus escritos sobre la Comuna de París en 1871 comprendió que la insurrección del proletariado no puede ser un fin en sí misma:

La única “corrección” que Marx consideró necesaria para aportar al Manifiesto comunista, la hizo inspirándose en la experiencia revolucionaria de los comuneros parisinos.
El último prefacio a una nueva edición alemana del Manifiesto comunista, firmada por sus dos autores, está fechada el 24 de junio de 1872. Karl Marx y Friedrich Engels declaran que el programa del Manifiesto comunista “está hoy anticuado en algunos puntos”.

“La Comuna, en particular, ha demostrado, prosiguen, que la “clase obrera no puede contentarse con tomar la máquina del Estado toda lista y hacerla funcionar por su “propia cuenta”.

La idea de Marx es que la clase obrera debe romper, derribar la “máquina del Estado preparada”, y no limitarse a tomar posesión de ella.

Marx está en desacuerdo y con Proudhon y con Bakunin precisamente sobre el federalismo (por no hablar de la dictadura del proletariado). Los principios del federalismo se derivan de las concepciones de la pequeña burguesía del anarquismo. Marx es centralista. Y, en los pasajes citados de él, no existe la más mínima excepción al centralismo. ¡Solo personas imbuidas de una “fe supersticiosa” pequeña-burguesa en el estado pueden tomar la destrucción de la maquinaria burguesa para la destrucción del centralismo!

La Comuna es la forma, “finalmente encontrada” por la revolución proletaria, que permite realizar la emancipación económica del Trabajo.

La Comuna es el primer intento hecho por la revolución proletaria para romper la maquinaria estatal burguesa ; es la forma política “finalmente encontrada” por la cual se puede y se debe sustituir lo que se ha roto.Veremos más adelante que las revoluciones rusas de 1905 y 1917, en un marco diferente, en otras condiciones, continúan la obra de la Comuna y confirman el genial análisis histórico de Marx.

final del documento

fuente:

https://instituthumanismetotal.fr/bibliotheque/PDF/lenine-l-etat-et-la-revolution.pdf

2.5 A partir de estos análisis racionales marxistas, la revolución rusa de 1917 va a poner en marcha el sistema de poder soviético.

documentos, fragmentos:

En su definición de «democracia socialista», Vychinsky destaca los tres caracteres siguientes: la dictadura del proletariado, los soviets y el centralismo democrático (1).

De entrada, nos sentimos conmocionados por este revestimiento dictatorial de la democracia socialista. Es que el proletariado no se contenta, como en otros tiempos la burguesía, con instalarse en las avenidas del antiguo poder; tiene la ambición de transformar de fondo en el colmo la sociedad y, para ello, debe comenzar por demoler los fundamentos del orden existente. Es decir, la dictadura del proletariado asegura la transición entre el sistema burgués que se muere y el sistema comunista que está a punto de estallar. Su naturaleza esencial no se expresa, pues, en el poder temporal de dominación, sino en la misión que le incumbe de dar a luz a la nueva sociedad.

Para realizar su obra, el proletariado se dará una nueva forma de gobierno: los soviets. Los soviets enmarcaron a todos los trabajadores, les enseñaron el arte de gobernarse a sí mismos para que un día se prescindieran del Estado, este aparato eterno de opresión. La dictadura del proletariado, gobierno de la mayoría, se transforma entonces, gracias a los soviets, en gobierno de todos.

El éxito de esta empresa exige la combinación de una política disciplinada y eficaz del gobierno y de la actividad creadora y libre de los trabajadores. En su arsenal de técnicas gubernamentales, los bolcheviques poseían un arma ingeniosa perfectamente adaptada a este doble objetivo: el centralismo democrático. Se hará una regla esencial en la que el gobierno, para cortar de raíz incluso las desviaciones burocráticas siempre por temer.

La dictadura del proletariado, protegida por los soviets contra sus propios excesos y secundada en su acción por el centralismo democrático, podía creerse en capacidad de ganar.

Veremos que no ha sido así: los tres elementos constitutivos de la democracia soviética siguen existiendo, pero se encuentran, o bien despojados de su sustancia, o bien desviados de su verdadero destino.

Así, según la Constitución de 1918, Rusia ya no forma un Estado, se proclama «la comunidad socialista libre de todos los trabajadores» (art. 10). Se trata de una declaración capital que equivale a la condena a muerte del Estado de Regalia.

Pero las circunstancias especiales en las que se encontraba Rusia en ese momento, obligaron a los líderes a construir un nuevo aparato de coerción (8), indispensable para enfrentar victoriosamente las dificultades que surgían y a las que había que hacer frente con urgencia.

El abastecimiento de trigo en las ciudades hambrientas les planteaba un primer problema angustiante. El problema era tanto más importante cuanto que determinaba las relaciones entre la clase obrera y el campesinado. Tuvieron que recurrir a las medidas autoritarias que provocarían e intensificarían constantemente la oposición de la campaña.

Así surgió la cuestión campesina, que se convirtió en el tema clave de la dictadura del proletariado en Rusia.

“El mecanismo del Estado socialista soviético en el sentido amplio de la palabra es el mecanismo de la dictadura de la clase trabajadora. Este incluye: el partido como fuerza dirigente y directora, los soviets con sus numerosas ramificaciones centrales y locales, en forma de organizaciones administrativas, económicas y culturales y otras organizaciones públicas así como las asociaciones de masas de los trabajadores bajo el control de los soviets, como los sindicatos, el komsomol y las cooperativas».

La distinción propuesta contraponía directamente las posiciones revolucionarias y establecía una asociación indisoluble entre el Estado y la dictadura del proletariado, con la preeminencia en el Estado. Este constituye el núcleo alrededor del cual la dictadura de la clase obrera hace crecer sus instituciones. Por lo tanto, hay que distinguir cuidadosamente entre los órganos del Estado y las instituciones de la dictadura del proletariado.

Los órganos del Estado soviético, así como las demás partes del mecanismo de la dictadura del proletariado, persiguen un objetivo común: la edificación del comunismo… Cada función del Estado (pues se trata, como veremos, de las funciones del Estado, N.R.) se ejecuta no no por una categoría determinada de órganos sino por todos los órganos, con la ayuda de procedimientos y siguiendo modos diversos. (…). La singularidad específica de los órganos del Estado consiste ante todo en el hecho de que, para el cumplimiento de las funciones del Estado, disponen de medios y posibilidades denegados a todas las demás organizaciones. Estos medios se suelen calificar en la literatura jurídica de «poder público» (vlastnaja sila) y e/«autoridad soberana» (vlastnoe polnomocie), etc.» (14).

No podría haber más claro: es el Estado eterno, el Estado-poder-público.

¿Qué será del Estado y de sus funciones durante el comunismo? La respuesta de Stalin fue rotunda: «¿Perdurará el Estado en el período comunista? Sí, existirá si no se liquida el cerco capitalista, si no se descarta el peligro de la agresión militar del exterior… No, no subsistirá, se marchitará si se liquida el cerco capitalista, si es sustituido por el entorno socialista».

Si bien la primera parte de la afirmación de Stalin no plantea dudas, no se puede decir lo mismo de la segunda. No resulta claro que “la victoria del comunismo en todos los países o en la mayoría de los países” vaya a suponer la muerte para el Estado.

La Revolución de Octubre convirtió al proletariado en una clase gobernante. Lenin y sus compañeros querían hacer de la acción revolucionaria de las clases oprimidas hasta entonces la poderosa palanca de su propia liberación. La superioridad de la democracia soviética radicaba para ellos en promover al proletariado a la categoría de “clase gobernante” de su propio estado. No parece que la práctica y las funciones actuales de la «dictadura del proletariado» sigan el camino indicado por Lenin, desde 1917-1918, y por el Programa del partido bolchevique de marzo de 1919.

En primer lugar, lejos de realizar el “gobierno de todos”, el sistema estalinista logra el dominio de la minoría sobre la mayoría, la victoria de la competencia sobre el número; también la de los “forenses-metafísicos” sobre los depositarios del genio popular.

Como gobierno minoritario, el Estado soviético se mostró congénitamente incapaz de cumplir el compromiso que Marx, Engels y Lenin habían contraído para liberar a los trabajadores. Entre las misiones históricas asignadas a la dictadura del proletariado, la ampliación del marco político de la libertad y la liberación del hombre de todas las alienaciones burguesas representan sin duda las dos más importantes.

Todas estas reticencias, distingos y confesiones evocan irresistiblemente la observación profética de Lenin: “Mientras exista el Estado, no habrá libertad”; se podría añadir: tampoco igualdad. Donde no hay libertad ni igualdad, no puede haber gobierno del pueblo por el pueblo». Alejar al pueblo de los asuntos del Estado es lo que Lenin denunciaba en el sistema representativo de la democracia burguesa. Su entusiasmo por la “Comuna de París” se explica por la admiración que sentía por las instituciones del gobierno directo.

Un largo camino separa los soviets de 1955 de los de 1917-1918. De instrumentos de liberación económica y política, de artesanos del poder que eran al principio de la Revolución, se convierten en auxiliares del Estado al que proporcionan las herramientas que necesita para el manejo y la dirección de las masas.

final del documento, fuente:

https://www.persee.fr/doc/ridc_0035-3337_1955_num_7_2_9234

En cada caso, las altas finanzas buscan y seleccionan a los autores, los pensadores más mediocres y capaces de las peores enormidades, para apartar a quienes escriben y defienden propuestas contrarias a sus intereses.

No vamos a retomar aquí todas nuestras críticas sobre el marxismo, sino simplemente subrayar los límites de estas tesis que son consecuencia de una ignorancia o de un desconocimiento del funcionamiento del período medieval y de su práctica de la democracia directa local participativ

En 1865, Lionel de Rothschild escribió que la eliminación de la moneda completa sin un banco central privado es el objetivo principal y vital de las familias de banqueros internacionales. Esta fue también la señal para la muerte de Abraham Lincoln, que quería usar una moneda llena sin deudas con los banqueros.

Estas familias banqueras comenzaron sus fortunas al final del período medieval cuando las ciudades libres se convirtieron en ciudades estado. Su desarrollo económico y político en regiones cada vez más extensas había hecho necesaria la instauración de una administración centralizada de esos territorios. Estas familias de banqueros conocían el uso de la estructura del estado para maximizar sus proyectos y someter a las monarquías y a los líderes políticos a sus asuntos financieros.

La estructura del Estado tiene por misión el control económico y político de vastos territorios y su funcionamiento está necesariamente centralizado. Lo que queda entonces es la naturaleza del sistema de poder que lo utiliza: una monarquía, una tiranía, una teocracia, una democracia representativa, una democracia socialista basada en la dictadura del proletariado, un gobierno soviético, o simplemente el gobierno mundial de la oligarquía financiera anglosajona. El estado es una estructura legal “vacía” capaz de servir a cualquier sistema de poder político, económico ,centralizado que prohíbe y combate a su enemigo y a su contrario: la democracia directa local participativa.

Marx, Engels y seguramente Lenin en sus inicios estuvieron muy cerca del funcionamiento de la democracia directa local participativa pero ignoraron su funcionamiento: la alianza de los contrarios para fijar los objetivos, la subsidiariedad para obtener la solución óptima adaptada después a las particularidades locales, el enfoque calidad total y la obtención del coste de la solidaridad, el uso de una moneda plena para desarrollar los bienes comunes. Querían eliminar la primacía de la propiedad individual, incluida la de los medios de producción, pero no entendían por qué el capitalismo prohibía estrictamente la propiedad común y sólo toleraba una parte mínima de propiedad colectiva para la gestión del Estado.

Nuestros lectores, lectoras, entendieron que el movimiento político de fileane.com va más allá de las tesis, utopías, crímenes de la ideología marxista, comunista y de los actos del gobierno soviético de la URSS.

Seleccionar y financiar a los revolucionarios rusos para que eliminen al Imperio del Zar, ese dirigente que se niega obstinadamente en su país, la creación de un banco central privado en manos de los banqueros de Londres y de Nueva York, al igual que su primo de Berlín, es una buena guerra para quien defiende su poder, cierto, pero de eso se trata precisamente: eliminar del poder esta alta financiación y restablecer lo que se ha prohibido, apartado, sumido en el olvido para hacer ignorantes a los ciudadanos. Pero Marx y sus seguidores no se interesaron de cerca en las finanzas y sobre todo en el uso de una moneda. Si lo hubieran hecho, ciertamente, nunca habrían sido retenidos por los financistas de Londres y Wall Street…

Volveremos sobre Pierre Leroux y sus asociaciones, aunque no haya podido recuperar el funcionamiento del período medieval, de las ciudades libres y de las ciudades griegas y egipcias. Sin embargo, desde 1848 los críticos unánimes de los socialistas “científicos” insistirán: “el estudio de las religiones orientales y de las herejías revolucionarias” ha extraviado a Leroux en “las criptas del pasado y las regiones más tenebrosas del espíritu humano”.

Esta ignorancia de la historia de las civilizaciones más florecientes ha sido colmada desde entonces por los etnólogos, los antropólogos como Malinowski, que presentamos en fileane.com con su estudio sobre los indígenas de las islas Trobriands. Estamos aquí ante la retórica utilizada para desacreditar, desacreditar, tabú, el saber que describe el funcionamiento de las organizaciones en redes de vida, ciudades, tribus, ciudades libres, repúblicas locales, con el fin de seleccionar únicamente el saber capaz de desarrollar poderes centralizados con el culto a la personalidad, al líder carismático y capaz de organizar sistemas de poder autocrático más o menos conformes a una dictadura y al despotismo de una minoría dirigente, de un partido único de los proletarios, de los soviets, del nacionalsocialismo, del fascismo.

Sigue leyendo