Parte 1 – Instituciones de redes de vida

La Seguridad y Defensa de las Redes de Vida

 « Un hombre consciente y erguido es más peligroso para el poder que diez mil personas durmiendo y sumisas. » Mahatma Gandhi

« a no violencia presupone ante todo que el hombre sea capaz de defenderse.» es un pensamiento poco conocido de Mahatma Gandhi (1869-1948)

Hemos abordado este tema de la violencia y su minimización, incluyendo las armas en mano, a través de la novela publicada en este sitio desde 2002, “De Eleusis a Dendérah, la evolución prohibida”. El grupo de caballeros, con sus dos centros de guerra electrónica, defenderá su movimiento contra los dirigentes del sistema liberal y financiero hasta combates militares cuyos caballeros saldrán vencedores. Del mismo modo, en el discurso del poeta en el plateau des Glières, el objetivo enemigo está claramente definido: quienes organizaron, financiaron, dirigieron y, por tanto, ganaron las guerras mundiales.

Al servicio militar, anécdota

Para introducir las instituciones políticas encargadas de la seguridad y la defensa de las Redes de Vida, traemos una anécdota sobre este joven poeta presente ese día en la reconstrucción de las luchas del maquis des Glières contra los milicianos y luego las tropas alemanas durante los tres primeros meses de 1944.

Durante su servicio militar, el joven poeta y estudiante de Derecho, ciclista y competidor de esquí de fondo, fue asignado durante el invierno a la sección de reconocimiento, la SEM (esquiadores-exploradores de montaña), de su batallón de cazadores alpinos, sección con sede en Samoëns. A raíz de un accidente de esquí alpino, hacia finales del invierno, se pone en duda su lugar en la sección. En verano, el nivel requerido en la escalada parece difícil de alcanzar para él y además, su tobillo todavía está convaleciente y no está listo para este tipo de esfuerzos. Un capitán viene unos días a revisar y aconsejar a los soldados para mejorar su nivel de tiro. El biatlón en Francia está todavía en sus inicios y este capitán se interesa por este joven esquiador de fondo procedente del macizo de los Vosgos para darle consejos en tiro con rifle, en caso de que después de su servicio militar quisiera probar el biatlón.

Sabiendo que era estudiante de Derecho, el capitán durante la conversación, le señaló que su nivel de tiro no era redhibitorio en una sección de exploradores. Como jefe de equipo y de cuerda con sus dos camaradas, en realidad forman un trío cuya misión en tiempos de guerra les va a pedir que crucen primero las líneas enemigas y después preparen y equipen un paso para el resto de la sección y después del batallón. Y tras las líneas enemigas, el capitán explica que no se trata de utilizar las armas para eliminar centinelas o soldados, sino su cuchillo, armas blancas, sin ningún ruido.

Pregunta a este jefe de equipo y de cuerda si está dispuesto a matar enemigos con el cuchillo en la mano. Sin presionar a su interlocutor, le concede una noche de reflexión y espera su respuesta para la mañana siguiente. El capitán no se sorprendió por la respuesta afirmativa del joven llamado. Sonriendo y oyendo el aire, dijo que sabía que podía hacerlo. El joven poeta, por supuesto, era y es capaz de hacerlo, no por crueldad, ferocidad alguna, sino desde que a los 17 años, durante su segunda descorporación, logró liberarse de la influencia del enviado de las tinieblas que venía a tomarlo para vencerlo y suprimirle toda continuación de su vida humana. El enviado de las tinieblas había sobrepasado su cuerpo carnal que yacía al lado del horno de su habitación y sin embargo el joven poeta, recordando finalmente la lección aprendida de su primera descorporación, logró romper su estupor para atreverse a pedir la ayuda salvadora de quien vive en nosotros y es el mismo en cada uno de nosotros. Esta victoria sobre sí mismo, su miedo, su estupor, su ignorancia todavía demasiado presente sobre los misterios de la vida, le daba, desde aquel momento, esa fuerza para vencer la muerte, la suya y también la de los demás.

Todo esto, el joven llamado no se lo explicó a este capitán, pero ¿realmente lo necesitaba? Más joven, este capitán, había tenido que hacer una u otra guerra de descolonización, su edad hizo posible incluso su participación en el maquis, en la Resistencia, en las fuerzas de la Francia Libre. Entre matar a un enemigo con un cuchillo y enfrentar al enviado de las tinieblas, tan enemigo de nuestra condición humana, podía haber habido un intercambio de experiencias, no en palabras humanas sino en lenguaje del corazón, el de los iniciados que vencieron una primera vez la muerte de nuestro cuerpo carnal. Un reparto autenticado por el encuentro de dos sonrisas, ojos en los ojos que dicen mucho más que todas las palabras vanas. A través de este reparto, ya no se trata de una jerarquía que respetar, de un oficial que se dirige a un soldado, sino de dos combatientes que son capaces de luchar y de matar para derrotar al enemigo y forjar la victoria de sus compañeros.

¿Es también aquí la aplicación de la alianza de los contrarios y de la subsidiariedad con su solución óptima en el estado actual de los conocimientos?

Las dos categorías de soldados

Qué decir de los oficiales superiores que llevaron a sus ejércitos, sus países a la derrota y la aniquilación por servir causas inicuas y criminales con medios materiales inadecuados y órdenes ineptas. En nombre de ideologías funestas, totalitarias como un pacifismo de mala fe, de educación social que les permita masacrar a sus soldados sin estado de ánimo, guindados en su orgullo, si no en su vanidad, son los principales responsables de las peores derrotas, incluida la de mayo-junio de 1940 para Francia.

Existe una enorme brecha entre estas dos categorías de soldados: aquellos que hacen masacrar a otros y aquellos que han vencido a sus propias muertes antes de que comanden en el combate.

Los primeros siembran sus fechorías en los sistemas de poder y las tiranías, los segundos llevan a la victoria las guerras de liberación contra los tiranos. Son guerreros que defienden a sus seres queridos y a su país.

« Un guerrero no es lo que piensas. No es alguien que va a la guerra para quitarle la vida a otros. Para nosotros, un guerrero es alguien que se sacrifica por el bienestar de los demás. Su deber es proteger a los ancianos, a los indefensos, a los que no pueden valerse por sí mismos y, sobre todo, a los niños, que son el futuro de nuestra humanidad.» Sitting Bull.

La Seguridad y la Defensa de las Redes de Vida necesitan a los segundos, a aquellos y aquellas que a través del uso de sus dos fuentes de conocimiento, han caminado hacia su iniciación y el encuentro de los misterios de la vida y ya no tienen miedo a la muerte hasta el punto de ser capaces de eliminar a los tiranos y a sus esbirros, sin ruido y con el cuchillo en la mano si es necesario.

Además de unos pocos criminales seriales que se ingenian para demostrar cómo les gusta practicar y escenificar un crimen, es decir, el acto de matar a alguien, un soldado no va a clamar por las calles que es experto, con el cuchillo en la mano, para eliminar a los enemigos detrás de la línea del frente. Los criminales de guerra ocultan las atrocidades que han cometido y ordenado.

¿Algo? Muchos historiadores coincidieron en que en el juicio de Nuremberg (excepto los castigos de muerte para los principales líderes nazis) la mayoría de los otros criminales nazis recibieron sentencias pequeñas, a veces más leves que las de un ladrón de gallinas (por ejemplo, en el juicio de Nuremberg 2 contra los líderes de empresas alemanas como IG Farben, que apoyaron los crímenes nazis). Otros líderes nazis no fueron perseguidos, sino que fueron utilizados en los servicios secretos o la policía de los países sudamericanos para desarrollar la lucha contra los movimientos comunistas.

La violencia en tiempos de guerra está legitimada de forma generalizada por ambas partes, pero es la violencia del vencedor la que al final sigue siendo legítima. Y en tiempos de paz, es la embriaguez del poder lo que provoca más violencia para permitir a la minoría gobernante extender su dominio sobre los pueblos.

Las Redes de Vida, como hemos visto en la elección de civilización, desarrollan el ejercicio individual y colectivo de la misión de autoridad: minimizar la violencia en sí y a su alrededor. No vamos a mencionar aquí el origen de la violencia, lo haremos cuando abordemos la cultura humanista y más aún cuando veamos el matrimonio de culturas a nivel de la realización de las obras. Simplemente, aquí podemos tomar nota de la violencia y la violencia humanas que sufrimos a través de la vida inestable de nuestro planeta y nuestro universo.

La comprensión de esta violencia, la hemos demostrado a través del ejemplo del joven poeta llamado capaz de matar a un enemigo con armas blancas, se establece esencialmente a través de la práctica de nuestra primera fuente de conocimiento, la fuente iniciática y espiritual. Lo mismo se puede decir de la violencia humana y la comprensión del misterio del Apocalipsis, la violencia extrema que destruye gran parte de la vida en la Tierra en uno o más ciclos que se conocen desde las civilizaciones antiguas. Si bien la educación para minimizar la violencia es la misma para todas las causas de violencia, las respuestas políticas, económicas, sociales, culturales y militares evidentemente difieren entre la violencia humana y la violencia relacionada con la vida de nuestro planeta.

Esas respuestas combinan políticas y estrategias para gestionar esos riesgos de violencia. Seguridad Civil aborda los riesgos de desastres naturales, pandemias relacionadas con virus y bacterias, cambio climático y cambio climático. La Defensa Militar responde a los riesgos de violencia humana organizada por grupos enemigos.

Para las Redes de Vida, ya lo hemos indicado en la elección de la civilización, hay que tener en cuenta un riesgo mayor, el del saqueo de las riquezas producidas a través de la actividad de las redes, por los bárbaros, como ha sido el caso para las civilizaciones más florecientes en la humanidad. En los sistemas de poder, en particular en el sistema liberal y financiero, este saqueo está bien organizado por la oligarquía financiera anglosajona que se empeña en someter y mantener en sumisión a la mayor parte de los ciudadanos del mundo. Al crear las Redes de Vida, las ciudades libres, los equipos de proyectos de vida, la confederación de las redes de vida, hay que tener en cuenta la amenaza de una reacción hostil, incluso militar, por parte de los dirigentes de los sistemas de poder, y la respuesta debe prepararse con prudencia.

Educación y formación en defensa y seguridad para minimizar la violencia.

Las Redes de Vida no tienen por objeto imponer su elección de civilización, sino defenderla. El objetivo no es el de utilizar los mismos medios de dominación de los pueblos que se han establecido en los sistemas de poder. Se trata de defender otro conocimiento, otros conocimientos para vivir juntos los valores fundamentales de la humanidad: el amor y la paz.

Aislarse durante siglos, si no milenios, cerca de un lago de montaña al pie del Himalaya para vivir el amor y la paz, como fue el caso del pueblo Moso en China o de los pueblos originarios en los bosques o en las orillas de los desiertos, ya no es una solución posible en nuestra aldea planetaria conectada por Internet. La huida, el exilio, el aislamiento ya no son bienvenidos. Ahora nos vemos obligados a romper ese dominio impuesto por los líderes del gobierno mundial y su ideología neoliberal. Nuestra elección de civilización no se defiende únicamente por medios militares de seguridad y defensa, sino más bien por la educación de los ciudadanos en la vida política, económica, social, cultural, militar sin sumisión a ideologías, teocracias impuestas por los sistemas de poder. El desafío está en la capacidad de los ciudadanos de crear sus propias Redes de Vida en el lugar donde viven, de usar también la educación como el arma más poderosa para cambiar el mundo.

La educación, el arma más poderosa para cambiar el mundo,

en cuanto a la necesidad de seguridad y defensa, se inscribe en la prolongación de la acción política.

La educación para una cultura humanista en la vida cotidiana del amor y la paz supone el desarrollo del conocimiento sobre los riesgos y las amenazas que impiden esta experiencia de amor y de paz en nuestra condición humana.

Estamos en el punto de partida de un proceso que comienza con la garantía contra los riesgos causados por la actividad humana, y termina con la solidaridad contra las amenazas que provienen de la vida de nuestro planeta y de nuestro universo. Este enfoque de la garantía a la solidaridad, que trataremos con más detalle en la presentación de las instituciones económicas, es también la base de la educación humanista. El contenido de esta educación a la cultura humanista se desarrolla en la Parte 4 donde se describen las diferentes redes de producción de las riquezas materiales e inmateriales, en particular las redes de gestión de la autoridad y de la minimización de la violencia.

La educación para minimizar la violencia, por lo tanto, abarca dos áreas: la violencia personal e interpersonal a la que se hace frente mediante el uso de nuestra fuente de conocimiento personal y espiritual, por un lado, y la violencia relacionada con la actividad humana y la vida de nuestro planeta y el cosmos, por otro. Seguridad y Defensa, a nivel de las instituciones políticas de las Redes de Vida, se hacen cargo de la minimización de la violencia de esta segunda área. Los ciudadanos se educan en cada uno de estos dos ámbitos, que son complementarios. Como se mencionó anteriormente, el soldado de la Defensa de las Redes de Vida venció su propia muerte carnal antes de combatir y comandar la guerra.

Los líderes de los sistemas de poder no quieren enfrentar las consecuencias de sus decisiones para las actividades humanas, especialmente las industriales, con el fin de maximizar sus ganancias. Las amenazas que surgen de tener en cuenta la vida en nuestro planeta, pretenden desarrollar la vida humana en otro planeta, Marte por el momento, para que una élite pueda refugiarse en él mientras la Tierra vuelve a ser habitable después de un nuevo gran cataclismo, un nuevo apocalipsis para la especie humana y otras especies vivas en nuestro planeta.

El campo del conocimiento estudiado a través de esta educación humanista es mucho más amplio y apasionante que el permitido en el sistema escolar y universitario del sistema de poder liberal. Desde la infancia, un ciudadano tiene acceso a este vasto campo de conocimiento que va a estudiar utilizando nuestras dos fuentes de conocimiento. El objetivo de su trabajo espiritual e intelectual es minimizar los riesgos y las amenazas durante su condición humana, utilizando la historia de sus antepasados y garantizando esta minimización de la violencia para sus hijos y las generaciones futuras.

Elevar el nivel de habilidades de los ciudadanos para garantizar seguridad y defensa es, por ende, una de las dos claves de la educación; la otra clave es el conocimiento basado en el amor.

En la cultura del pueblo Moso, no hay más que el eje de la educación a la vida amorosa y a la manera de enriquecernos con nuestros amores. En el plano de la paz, el aislamiento de los pueblos en las montañas, lejos de las ciudades de las llanuras, la prohibición para los hombres de tener armas, incluso de caza, el poder de las mujeres en el marco del matriarcado, la libertad sexual y el aliento a entablar una relación amorosa duradera con un compañero procedente de los otros pueblos, preferiblemente los más alejados, son normas de vida que durante al menos dos milenios han garantizado la experiencia cotidiana de los valores del amor y de la paz.

El joven ciudadano de las Redes de Vida aprende a través de la historia, que en los sistemas de poder, además de la sumisión diaria a la autoridad y, si es posible, libremente consentida (lo que es mejor que el simple conformismo demasiado teñido de pasividad), a su edad, sus mayores eran educados de una manera más o menos militar para convertirse en carne de cañón y después en tiempo de no guerra en su país, de carne a beneficio, siempre para satisfacer las voluntades de enriquecimiento sin límites de los dirigentes de los sistemas de poder. Pero ahora puede aprender de inmediato lo que le interesa para vivir en paz durante su vida humana y la de las generaciones futuras.

Encontró, por ejemplo, que la vida en nuestro planeta está amenazada por asteroides que por lo general la rozan más o menos cerca, pero que en algún momento pueden estrellarse contra ella. Su aprendizaje la llevará a descubrir los equipos de proyectos de vida que trabajan en esa meta.

Su trayectoria formativa se construirá en torno a las disciplinas necesarias para esta competencia. Estudiará la propulsión MHD y la producción de antimateria si desarrolla una experiencia hasta ese nivel. De lo contrario, podrá detenerse en un nivel de competencias que le convenga para trabajar en un puesto de menor nivel de responsabilidad. Si es así, buscará satisfacer otras pasiones, curiosidades u oportunidades para su proyecto de vida personal. De hecho, cada ciudadano de las Redes de Vida participa directamente o contribuye a la minimización de uno o más riesgos o amenazas.

Un poeta también se sitúa en esta perspectiva. Freud incluso llegó a la conclusión de que curar las almas era mejor que los médicos y sacerdotes, un poeta, porque vive constantemente entre el cielo y la tierra, lo hace mucho mejor. En el plano espiritual, encontrar sus razones para vivir en nuestra condición humana responde también a esta pregunta existencial: cómo compartir mis amores y vivir en paz, con el menor número de violencias posibles, sobre todo sin violencia con las y los de mi entorno y de mi comunidad de vida.

La educación y la formación cuando no están sometidas a un sistema de poder, para desarrollar los valores del amor y la paz, siguen la vía del seguro a la solidaridad y utilizan los mismos métodos de funcionamiento que las Redes de Vida, la alianza de los contrarios y la subsidiariedad. Las instituciones políticas que garantizan el desarrollo de este valor para la paz organizan así la Seguridad y la Defensa de las Redes de Vida, tanto a nivel local de las Ciudades Libres como a nivel confederal.

Seguridad y Defensa en Ciudades Libres.

Presentamos la Ciudad Libre como una institución política local con su organización, sus recursos. A esta organización interna se suma la organización de Seguridad y Defensa que pone en contacto esta Ciudad Libre con las otras Ciudades Libres y la Confederación para desarrollar una unión más importante y crucial para asegurar el éxito de estas dos misiones particulares. Esta unión política se basa en la Guardia Nacional y la Defensa Nacional.

La nación se define según el diccionario Larousse: “Conjunto de seres humanos que viven en un mismo territorio, que tienen una comunidad de origen, historia, cultura, tradiciones, a veces de idioma, y que constituyen una comunidad política”.

Para ilustrar esta definición, recordamos estas palabras de Ernest Renan (Tréguier 1823-París 1892):

 «Una nación es un alma, un principio espiritual. Dos cosas que, en realidad, sólo la convierten en una constituyen este alma, este principio espiritual. Una está en el pasado y la otra en el presente. Una es la posesión en común de un rico legado de recuerdos; la otra es el consentimiento actual, el deseo de vivir juntos, la voluntad de seguir defendiendo el legado que hemos recibido como individuos.» ¿Qué es una nación?, Levy.

La Guardia Nacional

Asegura las misiones de Seguridad Pública y ciertas misiones de Defensa.

La Guardia Nacional no es una herramienta de control y represión para mantener la sumisión a un sistema de poder con sus diferentes regímenes políticos: monarquía, república democrática con un poder centralizado y un sistema electoral representativo, dictadura de un partido único o de una minoría de los más ricos, teocracia… Tampoco es una Reserva en relación con el Ejército operativo.

Las misiones de la Guardia Nacional en las Redes de Vida

La Guardia Nacional en las Redes de Vida tiene como objetivo la protección de los ciudadanos y la prevención de riesgos y amenazas. La policía y la gendarmería ya no son administraciones jerarquizadas y centralizadas como en el sistema de poder liberal y el régimen político republicano del que depende. Estas dos instituciones ya no existen.

La Guardia Nacional, tanto a nivel local como confederal, reúne a equipos de proyectos de vida que trabajan y buscan la minimización de un riesgo particular o de una amenaza concreta. Por lo tanto, la actividad principal es la prevención (y no la represión) y la educación y la formación. Las misiones y finalidades de la Guardia Nacional desarrollan la seguridad de los ciudadanos tanto en el plano material, alimentario, sanitario, social, cultural y medioambiental. Trabaja en concertación con las redes iniciáticas y las redes de prevención y lucha contra la violencia.

Los ciudadanos que intervienen en el marco de su pertenencia a la Guardia Nacional y no sólo en el marco de sus equipos de proyectos de vida para producir bienes y servicios o desarrollar bienes comunes en el marco de la realización de una obra, como hemos indicado, intervienen directamente en el marco de su misión de autoridad y del ejercicio de la acción política.

De este modo, ejercen visiblemente y oficialmente el poder y el mando proponiendo a la asamblea de la acción política de su ciudad libre o, en su caso, a la Confederación, un proyecto de vida, objetivos a alcanzar, medios a aplicar, a desarrollar, sustituir, modificar, reforzar, investigaciones a poner en marcha, estudios a realizar, formaciones a impartir para asegurar y defender sus Redes de Vida.

Estado jurídico:

La Ciudad Libre pone en marcha su Guardia Nacional según la solución óptima aportada por la práctica de la subsidiariedad y la alianza de los contrarios. Se adapta a las particularidades locales, no es en todas partes la misma en lo que respecta a sus misiones, su personal y sus recursos. Es la acción política a nivel de la Ciudad Libre la que crea la Guardia Nacional local y determina sus primeras atribuciones y finalidades, competencias, su primera composición y sus primeros recursos. A continuación, estos medios y atribuciones son organizados por el nivel confederal y la unión política de la Guardia Nacional con el fin de repartir lo mejor posible las competencias, el personal, los medios y los recursos. En función de las particularidades locales y de la evolución de los riesgos y amenazas, la Ciudad Libre puede asignar medios adicionales a las decisiones de la Unión Federal de la Guardia Nacional.

La Guardia Nacional es una unión política federal creada a nivel local. Dispone de autonomía respecto a las demás instituciones políticas de las Redes de Vida. La Guardia Nacional desempeña las cuatro funciones de dirección de una organización. Determina sus objetivos, anima a sus equipos, controla su funcionamiento y representa a la institución ante las demás instituciones políticas. La unión política de las diferentes Guardias Nacionales locales con el Colegio de Seguridad Pública y Defensa Nacional de la Confederación representa una separación de poderes que garantiza la práctica de la subsidiariedad ascendente. Veremos que la institución política de defensa nacional que depende directamente de la Confederación representa otro elemento de la separación de poderes que garantiza por su parte la práctica de la subsidiariedad descendente.

Los ciudadanos disponen, pues, de dos uniones políticas para ejercer su misión de autoridad y organizar el Poder y el Comando: por una parte, la Confederación, que es la unión política de las Ciudades Libres y de los equipos de proyectos de vida y, por otra, la Guardia Nacional, unión que garantiza la protección y la seguridad civil a nivel local y que viene, de hecho y de derecho, a limitar el poder de la Confederación siendo capaz, en particular, de controlar el uso de la Defensa Nacional y evitar toda deriva autocrática a nivel confederal.

En caso de litigio con una u otra de estas instituciones políticas y cuando la acción política a nivel local no haya permitido resolver este litigio, la Guardia Nacional, ya sea local o confederal, verá su litigio planteado ante el Colegio de Justicia de la Confederación.

Este litigio puede entonces enfrentar al conjunto de las Guardias Nacionales contra la Confederación de Ciudades Libres, situación excepcional cuyo origen se encuentra entonces en un conflicto relativo a una evolución de la alianza de los contrarios en curso de realización de uno o varios proyectos de vida relacionados con la seguridad y la defensa. En última instancia, el clan de las madres interviene para destituir y nombrar a los nuevos jefes de guerra o portavoces de la Guardia Nacional y/o de la Confederación, con el fin de eliminar las oposiciones de caracteres, las disputas personales, las rivalidades de clanes o los celos que se hayan podido producir hasta ahora.

Objeto (o propósito) de la Guardia Nacional

es garantizar la protección y la seguridad frente a riesgos y amenazas.

  • Los riesgos provienen de la actividad humana. En principio, se minimizan por el enfoque Calidad Total (que veremos en las instituciones económicas). Pero también provienen de la situación heredada del pasado antes de que esta preocupación por la Calidad Total sea atendida. Son industrias, represas, centrales energéticas, conjuntos inmobiliarios, bosques y costas las que presentan hoy o mañana riesgos para la salud, la vida, el medio ambiente.
  • Las amenazas tienen que ver con la vida de nuestro planeta y con el sol y el universo (o los universos) en general. La clave aquí es evitar las consecuencias de estas amenazas mediante la protección de la diversidad de la vida. Los equipos de proyectos luego se encargan de organizar la supervivencia y adaptar algunas propiedades comunes para esa supervivencia.

La naturaleza de las actividades:

Dentro del sistema de poder liberal y del régimen político centralizado con su sistema representativo electoral, la identificación de los riesgos y su seguimiento son liderados por el movimiento asociativo que intenta influir en las decisiones políticas de los gobiernos. En la mayoría de los casos, defienden las posiciones e intereses de los dirigentes del sistema de poder liberal, los dirigentes industriales o las altas finanzas al servicio de los rentistas y los accionistas. En el corto plazo, las políticas gubernamentales, al igual que las empresas multinacionales o transnacionales, excluyen «por razones de costo» improductivas» la asunción de estos riesgos ligados a la actividad humana. De esta divergencia de intereses entre los gobernantes y los ciudadanos, surgen la mayoría de las catástrofes industriales y su contaminación, los escándalos sanitarios, las desigualdades de desarrollo entre territorios, etc.

En las Redes de Vida, este trabajo asociativo se convierte en el de los equipos de proyectos de vida y es remunerado como cualquier trabajo, en moneda plena o en derechos sociales. Los bienes inmuebles, muebles creados en esta labor de prevención y minimización de riesgos forman parte de los bienes comunes. Su realización, según el caso, tiene lugar en el marco del trabajo indispensable para la vida o en el de la supervivencia o en el de las obras que elevan el nivel de vida y se transmiten a las generaciones futuras.

Por ejemplo, la vigilancia sanitaria y la notificación de epidemias de gripe, gastroenteritis, las muertes repentinas causadas por las olas de calor, la contaminación local, los daños a la salud y a las condiciones de vida por el desarrollo de nuevas tecnologías, todos los atentados a la vida y a la biodiversidad, son competencia de la Guardia Nacional de una Ciudad Libre a nivel local. Así, pues, la capacidad de reacción local es decisiva y no la frenan ni la descartan las administraciones centrales ni la burocracia de un Estado centralizado.

Esta voluntad de abandonar a las administraciones burocráticas del sistema de poder liberal francés se ha expresado y recomendado a nuestros dirigentes políticos en varias ocasiones y de forma pública. Recordamos aquí la intervención de un profesor y experto médico en el ámbito de las epidemias, intervención ante una comisión del Senado en 2012.

RAOULT ALERTA/Senado (2012):

Otro vídeo:

“Didier Raoult, 2010 : “La culture des maladies infectieuses en France est sous-développée”.

Este profesor de medicina señala, entre otras cosas, la carencia del sistema de atención sanitaria francés durante la ola de calor de 2003. Fue necesario “esperar” a que la Bomba Fúnebre acudiera a las autoridades públicas para informar que la falta de ataúdes ya no permite el entierro de los fallecidos para que el gobierno finalmente tenga en cuenta este exceso de mortalidad y las medidas sanitarias desarrolladas entre los ancianos.

Otros ejemplos, incluso durante la pandemia de la COVID-19 en la primavera de 2020, demuestran que el poder centralizado y sus administraciones burocráticas socavan la capacidad de respuesta ante la urgencia y la gravedad de una crisis sanitaria, económica, social o política.

El alcance o los retos de estas actividades de prevención de riesgos y amenazas.

Los ciudadanos, como miembros de la Guardia Nacional por derecho propio, en el lugar donde residen, en las Redes de Vida y sus Ciudades Libres, pueden actuar de inmediato para evaluar un riesgo y poner en práctica los medios para minimizarlo y eliminarlo.

Dependiendo del nivel de empleo disponible y para garantizar el pleno empleo, los ciudadanos son asignados más o menos a tiempo completo en la Guardia Nacional para alcanzar los objetivos fijados en el nivel de prevención y seguridad contra riesgos y amenazas. Estas actividades forman parte de la educación y la formación de los ciudadanos y contribuyen a elevar el nivel de las competencias. Por ejemplo, un alto grado de responsabilidad en la Defensa Nacional requiere tener éxito en un mínimo de responsabilidades en la Guardia Nacional, lo mismo para las demás instituciones de las Redes de Vida, esto a tiempo parcial o a tiempo completo durante un período determinado de tiempo.

Atribuciones y finalidades de la Guardia Nacional:

En el ámbito de la seguridad pública:

para la organización de la actividad humana en su conjunto:

  • Garantizar el mantenimiento de la paz civil e intervenir en los casos de violencia que perturban el funcionamiento de las Redes de Vida, en concertación con las instituciones sociales: educación y salud. En caso necesario, la Guardia Nacional procede a la exclusión de las Redes de Vida de los ciudadanos tras una decisión judicial a nivel confederal o un acuerdo obtenido por la acción política a nivel local.
  • Preparar la deliberación de la acción política a nivel local para resolver el litigio, si no preparar la remisión al Colegio de Justicia a nivel federal.
  • Garantizar la lucha contra los accidentes y los incendios en concertación con los equipos de proyectos de las instituciones económicas y sociales.
  • Garantizar los medios materiales y las existencias de seguridad que necesitan a nivel local la Ciudad Libre y los diferentes equipos de proyectos de vida presentes a nivel local en concertación con los centros de gestión.
  • Garantizar el mantenimiento y la seguridad de los bienes inmuebles a nivel local.
  • Garantizar el buen desarrollo de las fiestas y manifestaciones públicas.

para la organización de la supervivencia:

  • Asegurar los medios materiales e inmuebles, las obras de arte necesarias para prevenir los riesgos naturales: inundaciones, marejadas, tormentas, sequías, incendios, terremotos y erupciones de volcanes…
  • Garantizar los medios de prevención de las catástrofes vinculadas a la actividad humana: riesgos industriales, nucleares, biológicos y pandemias.
  • Garantizar la sensibilización y la formación para la supervivencia en concertación con las instituciones económicas y sociales.

En el ámbito de la defensa:

  • Garantizar la preparación militar de los ciudadanos y el uso de armas individuales.
  • Garantizar la seguridad y el mantenimiento de las instalaciones locales de la Defensa Nacional: fortificaciones, base de repliegue y de seguridad de los ciudadanos, parque material militar puesto en reserva.

Composición y remuneración de la Guardia Nacional a nivel local:

Todos los ciudadanos son miembros de la ley y realizan un periodo mínimo en cualquiera de los equipos de proyectos de Seguridad Pública. Este período es remunerado en derechos sociales, la confección, la alimentación y, en su caso, la vivienda, son asumidos en el funcionamiento de los bienes comunes de la Ciudad Libre.

El período mínimo y el compromiso voluntario en la Guardia Nacional corresponden al itinerario de educación y formación y al itinerario de vida profesional elegidos libremente por el ciudadano. El trabajo realizado en la Guardia Nacional participa en la educación y formación de los ciudadanos y les permite adquirir una experiencia particular sobre el terreno y en contacto con las poblaciones, útil para reforzar su elección personal en su trayectoria de vida profesional y privada.

El personal de la Guardia Nacional comprende a nivel local:

  • equipos de profesionales comprometidos voluntarios,
  • profesionales que vienen a reforzar el personal en caso de necesidad y que trabajan en otros equipos de proyectos de vida,
  • Aprendices o estudiantes en el curso de formación,
  • profesionales o estudiantes de otras Ciudades Libres o Confederaciones de Redes de Vida u otros países organizados aún en sistema de poder y vinculados con la Confederación por un tratado de paz.
  • Cuando es necesario, las actividades son preparadas, supervisadas por expertos de otras Ciudades Libres o de la Confederación o de instituciones extranjeras vinculadas por un Tratado de Paz.

El objetivo es elevar el nivel de competencias, esencialmente mediante el desarrollo de la versatilidad entre las actividades de Seguridad Pública y las diferentes misiones o finalidades propuestas.

Las competencias profesionales adquiridas en los equipos de proyectos de vida se utilizan y desarrollan a través de la realización de las misiones y objetivos fijados a la Guardia Nacional. En su caso, según competencias específicas desarrolladas, un ciudadano puede intervenir en la Guardia Nacional de otra Ciudad Libre donde las particularidades locales se adaptan mejor a su trayectoria de vida.

El nivel de personal, de sus competencias varían en función de las particularidades locales, de los proyectos desarrollados en Seguridad Pública o de los objetivos fijados a la Ciudad Libre por la Confederación. En caso de catástrofes naturales o accidentes graves, todos los ciudadanos pueden ser requeridos momentáneamente por decisión de la asamblea de la acción política de la Ciudad Libre, apoyada en su caso por la acción política de la Confederación.

La remuneración

durante el período mínimo o con ocasión de un compromiso voluntario a tiempo completo o parcial, se abonará en moneda llena (completa). En las solicitudes para hacer frente a situaciones excepcionales, el personal requerido es remunerado en moneda completa por la Guardia Nacional en la misma cantidad que se paga en los equipos de proyectos de vida o en los centros de gestión de las Redes de Vida. Cuando las responsabilidades en la Guardia Nacional son superiores a las ejercidas en otros lugares, el ciudadano se beneficia de un complemento pagado en forma de derechos sociales.

Recursos:

materiales:

El material y el equipo son específicos para cada una de las diferentes actividades: lucha contra incendios, socorro a los accidentes, eliminación de las contaminaciones y de los riesgos industriales (química, biológica, radiactividad, ondas nocivas, etc.), alojamiento y restauración de los efectivos, centro de formación, almacenamiento de equipos y productos de seguridad y protección civil, etc.

La depreciación de los materiales y equipos es la misma que la practicada en las empresas de los equipos de proyectos de vida. Después de dos años, los bienes fueron amortizados y cedidos a otros equipos locales de la Guardia Nacional. Esta distribución se decide a nivel de la Unión de la Guardia Nacional según las particularidades locales y el nivel de utilización de estos bienes frente al nivel de riesgos y amenazas. También se fija una fecha de caducidad.

De esta manera el parque de estos materiales se puede evaluar con su antigüedad en cada nivel local. Esta planificación de las necesidades permite a los equipos de proyectos de vida integrar en sus producciones los bienes y equipos que la Guardia Nacional en su conjunto necesita.

Dependiendo del nivel de utilización, un material o equipo rara vez utilizado puede ser almacenado por la Guardia Nacional en determinadas ciudades libres y ser utilizado en cualquier lugar de los establecimientos de educación y formación para la sensibilización y el aprendizaje de sus maniobras.

La Ciudad Libre equipa a su Guardia Nacional con los medios materiales y logísticos para que su personal sea alimentado, alojado y equipado según las necesidades y particularidades locales. Estos medios materiales y logísticos están dimensionados para hacer frente a las crisis y ser utilizados por una fuerte movilización de los ciudadanos o, en su caso, por la llegada de refuerzos de otras ciudades libres.

Estas viviendas, equipos de restauración, instalaciones sanitarias, locales de trabajo y de reunión, de entrenamiento, también sirven, en su caso, de acogida y de alojamiento temporal para los ciudadanos necesitados o víctimas de siniestros en sus viviendas civiles.

Como contrapartida de estas ayudas temporales, los ciudadanos necesitados y miembros de Derecho de la Guardia Nacional participan, en su caso, en la labor de alimentación del personal y del mantenimiento de las viviendas y edificios de la Guardia Nacional. En una ciudad libre, el derecho a la vivienda y a la alimentación para todos los ciudadanos, está garantizado por los servicios de la Guardia Nacional. Este trabajo es remunerado en moneda plena o en derechos sociales para utilizar los bienes comunes. Del mismo modo, en caso de espera para integrarse en un nuevo equipo de proyectos de vida, un ciudadano puede alistarse temporalmente a tiempo completo o parcial en la Guardia Nacional. Es una manera de evitar el desempleo ficticio. Estos dos casos: ciudadanos en estado de necesidad absoluta y en paro friccional, son disfunciones en la organización de las Redes de Vida y la acción política de la Ciudad Libre debe ponerles fin cuanto antes.

tecnológicos:

La protección y la lucha contra los riesgos y las amenazas requieren las tecnologías más avanzadas y actualizadas. Los ciudadanos a nivel local, en el marco de la Guardia Nacional, utilizan la alianza de los opuestos y la subsidiariedad para evaluar las consecuencias de una nueva tecnología en su entorno, así como para evaluar las tecnologías instaladas y utilizadas por los dirigentes del sistema de poder liberal. La Guardia Nacional de la Ciudad Libre presenta a la asamblea de acción política las recomendaciones a seguir para aceptar o rechazar, destruir las instalaciones de una tecnología según presente o no un riesgo para la vida y la biodiversidad.

Hemos presentado una lista no exhaustiva de los principales riesgos y amenazas para la vida en la Tierra. Los ciudadanos de toda la Unión de la Guardia Nacional disponen de los medios para que la solución óptima obtenida para gestionar un riesgo se generalice de forma consecutiva al conjunto de las Ciudades Libres y de los equipos de proyecto de Vida. Cuando la prohibición de una tecnología plantea un litigio con Estados o empresas multinacionales o transnacionales que han desarrollado esta tecnología, este litigio se lleva ante el Colegio de Justicia de la Confederación y, en su caso, la Confederación propone un tratado de paz a la institución extranjera demandante y este tratado es seguido por los Jefes de Guerra.

Las tecnologías que están prohibidas por las Redes de Vida, tienen sus patentes y sus modus operandi confiscados y conservados en secreto en una base de datos gestionada por la Confederación. Esta confiscación y puesta en secreto representa la cláusula principal del Tratado de Paz propuesto por la Confederación a los Estados o a las empresas multinacionales o transnacionales, a las sociedades comerciales o públicas.

Las tecnologías para medir y monitorear los riesgos y amenazas se están desarrollando en colaboración con Defensa Nacional y, cuando es apropiado, instituciones extranjeras conectadas a un Tratado de Paz.

humanos:

El personal de la Guardia Nacional sigue la misma gestión que se utiliza para los equipos de proyectos de Vida. Las definiciones de puestos utilizan el mismo método para describir y evaluar los niveles de responsabilidad. La remuneración total es la misma en función del grado de responsabilidad de los miembros de la Guardia Nacional.

Durante períodos de crisis, la fuerte movilización de la Guardia Nacional hace variar los efectivos según las necesidades y emergencias locales. La transferencia de personal en función de las competencias utilizadas se organiza entre las Ciudades Libres o, en su caso, a nivel de la Confederación.

En lo que respecta a la gestión prevista de las competencias en las Redes de Vida, como ya hemos dicho, la educación y la formación y la prevención de riesgos y amenazas constituyen uno de los dos pilares de la educación para la cultura humanista.

Así, los jóvenes pueden probar a satisfacer sus curiosidades intelectuales o espirituales desde una edad temprana, y el proceso de asegurar la solidaridad les mostrará la utilidad de este conocimiento para vivir en paz y compartir mejor sus amores. Los diferentes equipos de profesionales congregados en la Guardia Nacional de sus Ciudades Libres son ocasiones de descubrimiento, de prácticas, de trabajos puntuales, sin duda para elegir el equipo en el que van a pedir pasar su período mínimo de Guardia Nacional, pero también para elegir el ámbito de actividad en el que quieren involucrarse para iniciar su trayectoria profesional. Al final de un proyecto de vida, con el conocimiento que hallaron durante su paso por la Guardia Nacional, será más fácil decidir a qué riesgo o amenaza quieren enfrentarse ahora.

Los puestos de trabajo de la Guardia Nacional a través de su orientación en la prevención de riesgos y amenazas ofrecen numerosas oportunidades para tomar iniciativas, responsabilidades, especialmente en tiempos de crisis y de siniestros. Demostrar habilidades de liderazgo, iniciativa y creatividad frente a situaciones imprevistas y en medio de peligros, la calma y la compostura para llevar a cabo tareas complejas y urgentes, y salvar personas y propiedades, permiten a las personas solicitar altos niveles de liderazgo, ya sea en los equipos existentes o para crear nuevos equipos en ciudades libres y otros países vinculados por un tratado de paz.

financieras:

En el sistema de poder liberal, las actividades de prevención de riesgos y amenazas se financian mediante una transferencia de ingresos entre la propiedad privada y la propiedad colectiva, es decir, a través de impuestos y aranceles. Se han privatizado esas actividades o se han establecido concesiones de servicio público, pero esas actividades no son adecuadas para obtener grandes beneficios y grandes dividendos cada año. Los accionistas utilizan entonces economías de escala negativas y la disminución de los presupuestos de funcionamiento, incluidos los de la seguridad, la supresión de los puestos de trabajo, han conducido a situaciones de crisis social y a graves disfunciones que constituyen un escándalo de Estado para los gobiernos que han legitimado estas medidas prescritas por la ideología neoliberal y las directivas de los dirigentes del sistema financiero anglosajón y de la patronal histórica de la era industrial.

En las Redes de Vida, como hemos demostrado, el uso de la complementariedad entre las tres formas de propiedad individual, común y colectiva permite distribuir directamente la actividad humana y las riquezas producidas por el trabajo de todos.

Del mismo modo, medios de control de la economía y los Estados -principalmente dinero emitido por bancos centrales privados, dinero-deuda, y después el sistema electoral representativo que los más ricos pueden utilizar para colocar a políticos leales a sus intereses- han desaparecido con el abandono de los sistemas de poder.

El trabajo realizado en el marco de las actividades de la Guardia Nacional se financia así mediante la utilización de la moneda plena y de los derechos sociales. Se puede hacer un balance entre estos gastos de prevención de riesgos y amenazas y los beneficios obtenidos por la reducción de los siniestros y los daños causados a las personas y a su salud, a los bienes, al medio ambiente, a la biodiversidad, etc. Abordaremos este punto cuando presentemos el cálculo del coste de obtención de la Calidad y el de la Solidaridad (y habremos abandonado el cálculo actual del PIB). Asimismo, las instituciones económicas y las instituciones sociales presentan el modo de creación y utilización de la moneda plena y de los derechos sociales. Las actividades de la Guardia Nacional local son por naturaleza propicias para obtener importantes beneficios en materia de solidaridad.

La gestión financiera, debido a la autonomía de la Guardia Nacional, no está asegurada por los centros de gestión de las Ciudades Libres y los equipos de proyectos de vida, sino directamente por el centro de gestión de la Guardia Nacional a nivel local y luego a nivel confederal.

Los litigios se resolverán de la misma manera que los demás, en su caso ante la Confederación y el Colegio de Justicia. Cuando una ciudad libre decide asignar medios adicionales temporales, en su caso, esta financiación corre a cargo de la Ciudad Libre. Este es el caso, en particular, en el ámbito social, cuando se ha producido una disfunción local en el ámbito de los seguros y la solidaridad.

Equipos de proyectos de vida que desarrollan la Seguridad Pública.

Algunas actividades para controlar y prevenir riesgos o amenazas requieren un trabajo regular e importante con expertos especiales.

No es oportuno ni conveniente que cada Ciudad Libre pida a su Guardia Nacional que garantice estas actividades.

Se establece entonces una mutualización de estos medios y competencias entre una asociación de Ciudades Libres o una gestión directa por la Confederación. Estas actividades y medios materiales, estas competencias se agrupan en un equipo de proyecto de vida que funciona como una institución económica y como todos los equipos de proyecto de vida, depende del poder de la asamblea de la acción política de una Ciudad Libre, de una asociación de Ciudades Libres o directamente de la Confederación después de que su trabajo haya sido validado por la Guardia Nacional.

Entre estas actividades que previenen y combaten los riesgos y amenazas más comunes, encontramos la seguridad contra las inundaciones y su prevención mediante obras civiles, la seguridad contra los riesgos industriales y los riesgos nucleares, la contaminación, los riesgos para la salud, el medio ambiente y la biodiversidad, los riesgos de alteración del clima…

Cada ciudadano que participa en estos equipos de seguridad pública es también miembro de oficio de la Guardia Nacional local. Pero estas actividades de prevención a medio y largo plazo no exigen decisiones cotidianas de liderazgo y liderazgo, ni se basan en el ejercicio directo de la misión de autoridad individual. En caso de disfunción en la organización del trabajo y en la consecución de los objetivos, como se trata de protección y seguridad civil, los miembros de estos equipos de proyectos de seguridad pública pueden solicitar la intervención, el asesoramiento y la ayuda de los expertos encargados de estos ámbitos de competencia en el seno de la Guardia Nacional, sin pasar necesariamente por la intervención de una Ciudad Libre.

La Defensa Nacional

El objetivo a eliminar y el cambio del contexto geopolítico.

El abandono de los sistemas de poder y el desarrollo de las organizaciones en redes de vida social, ese cambio de civilización, no ha sido frecuente y regular a lo largo de la historia de nuestra humanidad. Hemos indicado que el saqueo de las civilizaciones basadas en redes de vida social por parte de pueblos bárbaros y organizados en sistemas de poder militar despótico o tiránico no es tan numeroso por el hecho de que los pueblos sometidos a sistemas de poder rara vez han sabido liberarse de ellos.

Europa, desde la conquista por el sistema de poder militar romano, ha vivido hasta ahora bajo el dominio de los sistemas de poder, es decir, desde hace más de dos mil años.

Dejando de lado los dos siglos de bonanza de la época medieval y la época de las catedrales, los movimientos para abandonar las monarquías absolutas, la teocracia del papado romano, el sistema económico capitalista de poder y el sistema político comunista de poder fueron episódicos y se vieron abocados a luchas clandestinas como redes de resistencia.

La mayoría de las civilizaciones antiguas y florecientes fueron destruidas y desaparecieron en respuesta a desastres naturales. Uno de los últimos es sin duda la civilización maya en Centroamérica, que desapareció antes de la destrucción del imperio inca creado con la ayuda de los templarios exiliados en sus colonias del continente americano después de la destrucción de su Orden en Francia.

La meta: nuestros enemigos de las altas finanzas y la oligarquía financiera anglosajona.

La Defensa de las Redes de Vida adquiere así una dimensión muy particular y excepcional. Los líderes de la oligarquía financiera anglosajona que domina la economía del sistema liberal han creado abundante dinero en efectivo para apoyar a los ejércitos de las monarquías que dirigían.

Presentamos en fileane.com la dirección y financiación de las guerras por parte de familias bancarias internacionales. Volvamos aquí sólo a algunos puntos concretos.

En Francia también desde Luis XIV y Luis XV una familia de banqueros, los Pâris, y luego Jean-Joseph de Laborde, bajo el primer Imperio con Napoleón Bonaparte, los banqueros son capaces de financiar las guerras que organizaron tanto para enriquecerse como para eliminar a otros banqueros competidores. Sabemos desde que Napoleón dejó de preguntarse por qué sus victorias militares no bastaban para establecer una paz duradera y hoy conocemos la respuesta: porque las monarquías inglesas, austriacas, prusianas, rusas recibían ayudas financieras ilimitadas por parte de la familia de banqueros Rothschild desde Londres… hasta la derrota final de Napoleón en Waterloo.

En el siglo XX, la preparación y la financiación de las dos guerras mundiales están dirigidas por esta oligarquía financiera anglosajona y los generales Patton y De Gaulle en 1945, confesaron no haber comprendido la conducción militar de esta guerra que se llevó a cabo mucho más por objetivos políticos y financieros de cara al dominio y de Europa y Rusia por los ejércitos alemanes bajo la dictadura nazi establecida en 1933 por Wall Street y los grandes industriales alemanes.

Presentamos estos “negocios”, este Big Business con Hitler, las finanzas de Schacht para enderezar en cuatro años la economía alemana en la parte 5, la financiación y dirección de las guerras. El meollo del conflicto desde los años 1911 y la creación de la Reserva Federal de Estados Unidos y luego del BPI en Basilea, Suiza, es el dominio de la creación monetaria de la nada (ex nihilo) por parte de los bancos centrales privados a manos de unas pocas familias de banqueros anglosajones, los nuevos amos del mundo. La prohibición absoluta de usar una moneda plena, sin deudas, se convirtió así en un casus belli primordial para cualquiera que intervenga para cambiar la civilización y arruinar esta oligarquía financiera anglosajona. Seguiremos hablando de esto cuando abordemos la moneda plena en las instituciones económicas de las Redes de Vida.

La Defensa de las Redes de Vida define su objetivo central, su enemigo principal: los líderes anglosajones que, con su poder sobre las altas finanzas, organizaron las dos guerras mundiales y, desde entonces, las otras guerras regionales, locales. Así lo indicamos en enero de 2011 cuando publicamos en línea en nuestro sitio web el discurso del poeta en Les Glières.

Un objetivo que se ha vuelto más preciso es el de que, detrás de la oligarquía financiera, los gobernantes reales forman parte de la secta anglosajona de los puritanos que se proclaman predestinados a gobernar el mundo entero conforme a sus preceptos divinos. Presentamos su historia en el diagnóstico externo para la recuperación de una moneda llena, al nivel de las amenazas causadas por las acciones de esta secta desde la Segunda Guerra de los Comunes en Gran Bretaña con su jefe Olivier Cromwell y luego en el Pacto de los puritanos para conquistar el nuevo mundo en 1620 sobre el Mayflower que los llevaba a América del Norte.

En nuestra novela, escrita a finales de 1990 en la primavera de 1994 y publicada en 2002, el equipo de caballeros defenderá su movimiento desarrollando dos centros de guerra electrónica para disponer de las capacidades de escucha e inteligencia sobre el enemigo, pero también para disponer de la capacidad de informar a la población sobre las misiones de su movimiento en estas luchas para abandonar los sistemas de poder. Las maniobras de guerra electrónica van a permitir a los caballeros sustituir en directo un telediario por su propia información, aun cuando este canal de televisión corte toda fuente de energía eléctrica en sus instalaciones. El equipo de caballeros realizará operaciones militares para liberar prisioneros, destruir campos de internamiento y fortificaciones en territorio enemigo.

En marzo de 2022, durante la guerra de Rusia contra Ucrania, los Anonymous hackearon la televisión rusa y difundieron imágenes de la guerra en Ucrania. Los canales de televisión rusos han estado transmitiendo filmaciones de los bombardeos en Ucrania, lejos de las actividades de propaganda del Kremlin. Lo que escribimos en nuestra novela en 1992, lo leemos 30 años después en la prensa, y es una organización no gubernamental que defiende a su manera el interés general de los ciudadanos del mundo que realiza este acto de defensa en nombre de la humanidad y aquí para informar a los ciudadanos rusos privados de la libertad de prensa y del derecho a la información.

La base de la estrategia militar no varía, el arte de la guerra sigue siendo el mismo:

Si conoces a tu enemigo y sabes lo que vales, no tienes que temer a tus futuras batallas. Si sabes lo que valen y nada sobre tu enemigo, por cada victoria ganada, sufrirás una derrota. Si no sabes nada de ti mismo o de tu enemigo, sucumbirás a cada batalla.

Sun Tzu – The Art of War

La moneda llena financia los gastos de seguridad

Organizar la Defensa de las Redes de Vida utilizando de nuevo una moneda llena para remunerar el trabajo de los franceses y otros miembros extranjeros de las Confederaciones de Vida Social, permite producir los armamentos necesarios e indispensables para esta Defensa y remunerar a los soldados sin deudas y… por lo tanto sin ningún poder de control por parte de estos maestros del mundo, estas familias de banqueros anglosajones.

Este es un cambio radical para los militares europeos sujetos a las políticas de austeridad fiscal y de rigor que han privado a los ejércitos europeos de cualquier capacidad para defender un territorio de forma duradera, sin la ayuda estadounidense y más.

Lo mismo ocurre con las nuevas formas de guerra: económica, electrónica, informática, biológica, sanitaria, química, climática… la superioridad del arsenal americano financiado por la oligarquía angloamericana existe sólo porque los demás países, incluidos los aliados de los Estados Unidos, deben contentarse con utilizar el dinero-deuda, endeudarse en los mercados financieros y, por tanto, llegar a los programas de restricciones presupuestarias para su defensa y sus armas.

El contexto geopolítico de la defensa de las Redes de Vida

sin embargo, cambia radicalmente.

Desde que accedieron al poder después del viernes 13 de octubre de 1307 y la destrucción de la Orden de los Templarios por parte del rey de Francia, las familias de banqueros, originalmente situada en las ciudades-estado del norte de Italia, Milán, Florencia y Venecia, se han ingeniado para fomentar guerras para montar reyes, príncipes, señores, unos contra otros, si es posible financiando los dos bandos opuestos. Con el fin de las monarquías y el desarrollo industrial, fueron las estructuras políticas y económicas de los Estados las que sirvieron de campo de maniobras para manipular a los pueblos y a sus gobiernos con el fin de hacer nuevas guerras para dominar las riquezas del mundo.

Desde que la economía se globalizó a fines de los años 1990, los países se han convertido en obstáculos y obstáculos para la expansión del poder de las altas finanzas. Los bancos centrales privados, los financistas y los fondos de inversión son dueños de las grandes corporaciones transnacionales, y su desarrollo requiere de una libertad de acción aún mayor en los mercados para concentrar la riqueza en la plutocracia financiera y dejar a la gente en un retorno generalizado de la pobreza a la miseria.

En nuestro ejemplar de Historia del Derecho y de las Instituciones políticas, económicas y sociales contemporáneas para obtener el título de Laureado de la Facultad de Derecho, simplemente señalamos que la estructura del Estado, a principios de los años setenta, se ha vuelto obsoleta, que ya no sirve de nada, salvo para servir de pantalla tras la cual se esconden los verdaderos dirigentes del poder. No habíamos nombrado a esos líderes, y mucho menos habíamos presentado la solución para organizar nuestras sociedades sin Estado. Es muy probable que nuestra intuición de un joven poeta jurista se haya interpretado en el sentido de la ideología liberal. Dicho sin rodeos, el profesor que corrigió nuestro ejemplar creyó que indicábamos que había que reducir la influencia del Estado, si no suprimir esta estructura política para que los dirigentes capitalistas y las altas finanzas pudieran tener toda facilidad para gestionar los mercados a su antojo. Desde entonces, nuestra posición se ha vuelto clara y clara: abandonar los sistemas de poder también significa abandonar a los Estados.

Las corporaciones transnacionales y las operaciones de las altas finanzas no pueden protegerse detrás de un estado, Estados Unidos, y exigirles a otros estados que se sometan a las decisiones de las corporaciones transnacionales cuyos dueños están en Estados Unidos.

La guerra económica y especialmente la guerra contra Francia para desindustrializar nuestro país y abrir así el camino a su empobrecimiento, a través del escándalo de Estado de la venta de las actividades de Alstom a General Electric, la trampa estadounidense tendida en 2013 y 2014, desvela las nuevas armas de la guerra económica: el derecho y la moral para imponer a nuestros grupos industriales la extraterritorialidad de las leyes y directivas del Departamento de Justicia estadounidense para obligarlos a pagar al Tesoro estadounidense multas tremendas que debilitan aún más nuestras empresas para hacerlas más fácilmente a merced de los inversores y financieros anglosajones en Wall Street y Londres.

La Defensa de las Redes de Vida no se basa en las mismas estratagemas criminales e indignantes que utilizan la plutocracia estadounidense y sus administraciones públicas afiliadas, pero la estrategia es la misma: dejar de respetar los límites de los Estados e ir directamente a atacar y dejar sin efecto a los dirigentes de las altas finanzas anglosajonas y sus empresas multinacionales o transnacionales. Este objetivo se extiende a todas las organizaciones financiadas por estas familias de banqueros y que propagan en todos los continentes los atentados, los crímenes, los disturbios para desestabilizar las naciones, las guerras regionales especialmente en las regiones donde se extraen los recursos energéticos (petróleo, gas, uranio, etc.) o los minerales indispensables para las tecnologías militares y civiles que aseguran la potencia de las organizaciones que los poseen.

La estrategia militar desarrollada por la Defensa de las Redes de Vida

Apenas cambia la estrategia actual del ejército francés, al contrario, la aclara y le da de nuevo (por fin) los medios de su acción, que sigue alineada con dos ejes:

  • la defensa militar del territorio de la nación francesa que vuelve a ser creíble, operativa y disuasoria para quien quiera aventurarse en él.
  • desmantelar a los gobernantes del sistema liberal de poder y su oligarquía financiera anglosajona -los ganadores de las dos últimas guerras mundiales-. Esta inhabilitación perjudicial se extiende a todas las empresas, sociedades comerciales o no comerciales que participan en el desarrollo de su dominio mundial sobre los pueblos y sus naciones y difunden la ideología liberal, neoliberal. Esta lucha es liderada por la Confederación de las Redes de Vida para la Liberación de nuestro país con la ayuda de los países que también quieren dejar este dominio de los sistemas de poder y han tomado esta elección de civilización.

La defensa de las Redes de Vida, como en el caso de las tecnologías que son contrarias a la Seguridad Pública, tiene como objetivo poner “bajo la custodia de lo sagrado” el poder destructivo de las armas. Esto requiere el uso de nuestras dos fuentes de conocimiento.

Más adelante, aclararemos este punto a nivel de la cultura humanista de las Redes de Vida. Por el momento, contentémonos con la imagen conocida en el cómic Astérix y Obélix, del druida Panoramix que mantiene secreta la fórmula de la poción mágica… que solo se transmite entre los druidas para asegurar la paz de sus pueblos.

Equipos de proyectos de vida que realizan la defensa militar.

El desarrollo de la tecnología y la producción de armas.

Francia después de 1945 desarrolló un método basado en el sentido común que ha demostrado su eficacia en nuestro país y en otros lugares forzosamente también: las tecnologías se desarrollan primero en el marco militar antes de unirse a la producción para los consumidores, los civiles.

Participamos brevemente en esta estrategia durante nuestra visita a Sophia-Antipolis en un fabricante de sistemas de armas y la describimos en nuestra página: el caso Thomson, cuya situación descrita se remonta a finales de los años 1980 y principios de los años 1990, cuando esta estrategia se aplicaba claramente y todavía no era objeto de las medidas liberales de los gobiernos para practicar la austeridad en los presupuestos de los Ejércitos sino el abandono de ciertos medios de defensa… para tener que alquilarlos a fabricantes de armas «amigos» y principalmente estadounidenses, cuando en ese momento nuestras tecnologías eran mejores y adelantadas respecto a las americanas.

La confederación de las Redes de Vida tiene como primera misión verificar lo que queda de la herramienta industrial después de estos ataques de la guerra financiera y económica que en 2000 hacían escribir a la prensa económica tanto americana como francesa que Francia representaba un verdadero Eldorado para los inversores.

Veinte años después y con las funestas y escandalosas lecciones de la crisis sanitaria del COVID-19 para nuestro país, sabemos los daños que debemos superar y reparar lo antes posible utilizando la moneda llena y no endeudando más nuestras finanzas públicas.

Este restablecimiento de los medios de defensa implica una clarificación en el nivel de la utilización de las tecnologías que permiten el control de las comunicaciones, de los datos personales, que influyen o modifican nuestra salud, el medio ambiente, la biodiversidad. Estos riesgos y amenazas, hemos precisado, se asumen por los medios de la Guardia Nacional. El Colegio de Seguridad y Defensa a nivel de la Confederación tiene la misión de precisar las actividades de investigación y desarrollo que se ponen en común o se atribuyen a una u otra institución política.

La cuestión del secreto militar que condiciona la carrera armamentista ya no se plantea con tanta importancia en el marco de las Redes de Vida.

Por una parte, el objetivo de la Defensa es poner las armas bajo la custodia de lo sagrado, siendo capaces de confiscar y destruir las armas del enemigo y no utilizar las nuestras hasta que no haya nuevos enemigos.

Por otro lado, la primera gestión frente a un enemigo potencial o real es presentarle un plan de paz de modo que pueda firmar con él un tratado de paz.

Ya hemos discutido esto en el ámbito de la Seguridad Pública y la Guardia Nacional, que está preparando los Tratados de Paz en el ámbito de la Seguridad en caso de riesgos o amenazas provenientes de una organización ajena a la Confederación de las Redes de Vida.

Este plan de paz expone al enemigo nuestras críticas y fundamentalmente el desarrollo o la posesión de armas, cuya tecnología y poder representan una amenaza militar para nuestra defensa. Por lo tanto, estamos obligados a demostrar a este enemigo que conocemos estas tecnologías y sabemos evaluarlas e incluso controlarlas nosotros también. En el caso de que este enemigo se niegue a poner estas tecnologías y armas bajo la custodia de lo sagrado, como nosotros y con los procedimientos y los medios para mantenerlas bajo el poder de lo sagrado, este Tratado de Paz rechazado por el enemigo da lugar a una declaración de guerra por parte del clan de las madres contra la empresa que ha desarrollado estas tecnologías y estas armas. En su caso, el Gobierno de dicho país

La Defensa, al igual que otras actividades de las Redes de Vida, utiliza los métodos y medios de gestión que son la alianza de los contrarios y la subsidiariedad, los bienes comunes, el uso de nuestras dos fuentes de conocimiento, el enfoque de la calidad, del seguro a la solidaridad, la moneda plena, por supuesto, y la gestión de los derechos sociales, etc. En el nivel de la subsidiariedad, los expertos en armamento para las diferentes formas de guerra, tienen un nivel de experiencia mundial, como actualmente para los expertos franceses.

En todo el mundo, estos expertos se conocen y se conocen entre sí. La información circula y circula rápidamente, sobre todo en este ámbito. A principios de enero de 1991, el gerente comercial que exportó a Sophia-Antipolis, durante nuestra entrevista, recibió una llamada de un comerciante de Pakistán para piezas de repuesto de un equipo de submarinos. Estas piezas idénticas no son del modelo de los submarinos entregados por Francia a Pakistán, sino a Iraq. La conclusión inmediata de mi interlocutor es que Iraq no tiene submarinos en funcionamiento y por lo tanto es una amenaza cada vez menor en el estrecho de Ormuz. Llama a la sede central en París para transmitir esta información. Unos días después, para limpiar el estrecho de Ormuz, la compañía de caza y minería francesa encargada de hacerlo, sabe que no se encontrará con submarinos enemigos iraquíes… y los sonares de la caza minera francesa (de Brest) tienen, en ese momento, una tecnología mejor que los sonares americanos. La tecnología francesa permitirá luego los descubrimientos de los restos del Titanic y del Bismarck…

La presentación de un plan de paz se basa así en el estado de los conocimientos disponibles a través de la práctica de la subsidiariedad a nivel mundial, sin necesidad necesariamente de perforar opacos secretos militares.

El secreto militar se ejerce sobre todo contra los ciudadanos de a pie para no asustarlos o sembrar el pánico, pero la historia de las guerras lo demuestra, todo se sabe y los espías saben hacer su trabajo, llevar a cabo su doble juego si es necesario y hoy también los centros de guerra electrónica, los denunciantes. En segundo lugar, un jefe de Estado Mayor o un presidente, un secretario general del partido, un dictador, deben comprender la información y, sobre todo, creer en su exactitud para cambiar su razonamiento y su estrategia, o confiar en las fuentes de inteligencia o criticarlas si son trampas.

Un plan de paz presentado por la Defensa de las Redes de Vida no necesita presentar trampas o zonas grises. Todo está claro, bien respetarte la existencia, la seguridad y la defensa de las Redes de Vida, o bien tu sistema de poder corre el riesgo de ser eliminado, y tus ciudadanos más o menos rápidamente se liberarán de la dominación que ejerces sobre ellos para satisfacer tus intereses personales.

Aquí, como a lo largo de la historia, se trata de asuntos oscuros, sobre noticias falsas, sobre alianzas que deben o no jugar para salvar el honor de un imperio o un país, y sobre provocaciones bélicas cínicamente traficadas para obtener un motivo «válido» para invadir a su vecino y buscar hacerse con su riqueza. Hemos tomado una decisión sobre la civilización y ya no estamos en el “viejo” mundo de los sistemas de poder.

La composición y las actividades de la Defensa de las Redes de Vida.

La composición de los efectivos apenas cambia con respecto a los ejércitos de la República bajo el sistema de poder. Los diferentes cuerpos de ejército adaptados al empleo de armas específicas en la Tierra, Mar, Aire reclutan las competencias indispensables para asegurar los dos ejes de la Defensa.

Como no hay un estatuto diferente entre público y privado, la adscripción a las misiones de la Defensa puede realizarse rápidamente para misiones temporales y, en su caso, los militares pueden también ser adscritos temporalmente a equipos de proyectos de vida de la Guardia Nacional pero también de las demás instituciones económicas, sociales, culturales, etc. El objetivo reside en la elevación de las competencias de los ciudadanos. Como consecuencia de ello, el número de efectivos operacionales en caso de guerra es muy superior al de los efectivos en tiempo de paz.

Los profesionales que se presentan como voluntarios ya no están en una “institución grande y muda” y sujeta estrictamente a las órdenes del gobierno. Al igual que todo ciudadano, son miembros de oficio de la Guardia Nacional y ciertamente, más que para los demás ciudadanos, este derecho les permite expresarse en el marco de esta institución política. Especialmente en el primer eje de la Defensa Nacional: la defensa del territorio. Ordenar el territorio para eliminar los riesgos y resistir lo mejor posible las amenazas integra evidentemente el riesgo de una invasión por parte del enemigo. Al igual que en el desarrollo de tecnologías y armamentos, los equipos de Defensa trabajan estrechamente con la Guardia Nacional y los equipos de proyectos de vida de las instituciones económicas, sociales, culturales.

Como en el caso de la Guardia Nacional, los puestos de trabajo de la Defensa se evalúan en función de los niveles de responsabilidad y la estructura de remuneraciones se alinea con las de las demás instituciones. El objetivo es siempre el mismo, permitir a los ciudadanos elegir su trayectoria de vida profesional en función de sus intereses y de sus deseos.

Los equipos de defensa que realizan misiones en la segunda línea para desactivar una organización enemiga utilizan más expertos en muchas áreas de destrezas diferentes al uso de armas y sistemas de armas. La guerra electrónica está dirigida principalmente por expertos en electrónica y telecomunicaciones, ciencias espaciales, cifrado y descifrado, pero también por expertos en política, economía, humanidades, geología, meteorología, etc.

Sabemos que tanto el Pentágono como los servicios secretos soviéticos han contratado equipos secretos de experimentadores que han experimentado la utilización de psíquicos, la descorporación con menos uso de los poderes del mundo superior, o incluso más del doble mundo. Según los testimonios que se cuentan en algunos libros sobre este tema, parece que es sobre todo el uso de la visualización a distancia lo que más se ha probado con éxitos relativos para adentrarse en zonas militares ultra secretas. Se explica el fracaso relativamente rápido de estos experimentos y hablaremos de ello cuando llegue el momento de casarse la cultura. Sin embargo, los poderes de los faraones y los druidas, los grandes maestros espirituales llegan incluso al uso de los poderes destructivos del mundo doble. Sin embargo, las condiciones en la cultura de un pueblo civilizado que sabe utilizar nuestras dos fuentes de conocimiento, lo deben permitir.

En pocas palabras, los nuevos conocimientos de defensa deben centrarse en su misión principal: eliminar el sistema bancario y monetario dirigido por los bancos centrales privados y el BPI (el banco de pagos internacionales que sirve de nexo entre los bancos centrales privados y las instituciones monetarias o de inversión internacionales).

Estas competencias financieras se complementan con los conocimientos jurídicos para suprimir este sistema financiero privado y el uso del dinero adeudado, del crédito que crea la moneda ex nihilo a la manera de los falsificadores y para establecer la moneda plena y la capitalización de los derechos sociales para todos los ciudadanos y sus instituciones. Lo que hasta ahora no ha ocurrido es algo que la gran mayoría de los ciudadanos de hoy tienen prohibido e ignorado, a pesar del hecho de que el conocimiento para hacerlo es conocido, al menos para una minoría muy activa. Volveremos a ello cuando presentemos la moneda plena en las instituciones económicas.

Nuestro lector, nuestro lector puede encontrar que va a ser difícil, si no casi imposible, reunir todas estas habilidades en el seno de una Defensa nacional de las Redes de Vida. Que se lo tranquilice.e inmediatamente. No estamos inventando nada, una vez más recordamos que esto tuvo lugar, en Europa y como hemos mencionado a menudo, en la época medieval, el último período floreciente organizado en Redes de Vida.

El ejemplo de los monjes soldados de la Orden Militar del Templo.

Esas personas a la vez soldados, banqueros, empresarios y acondicionadores del medio ambiente, conocedores de la ciencia y enriquecidos por su gestión espiritual, capaces de desarrollar la economía de un territorio y de poner en marcha una democracia directa local participativa, sabiendo establecer lazos comerciales y de paz con otros pueblos como los vikingos para aprender de ellos el arte de la navegación hacia los demás continentes y particularmente hacia los Andes de Tihuanaco, el dinero de México, los pueblos iroqueses de la bahía de San Lorenzo… esos defensores de la época de las catedrales, los conocemos aunque este tema siga siendo tabú en el sistema político y escolar francés, son los caballeros de la Bahía Templo pero también los otros caballeros, Hospitalarios, Teutónicos, etc.

A ese nivel, queda por zanjar una última cuestión: en el Sacro Imperio Romano Germánico, la Orden de Caballeros Teutónicos no fue destruida en 1307, sino derrotada en guerras incesantes con los pueblos vecinos del Este, Asia o Oriente Medio que intentaban invadir la región. Sin embargo, el ejército alemán conserva hoy la cruz teutónica. ¿Por qué la cruz patada de los templarios no podría ser retomada por algunas unidades de la Defensa Nacional de las Redes de Vida de Francia?

Frente a la oligarquía financiera anglosajona y en suelo estadounidense donde han estado los templarios y su flota, este emblema encuentra todo su alcance y sentido. Mientras los templarios fueran los encargados de administrar el suelo francés, las familias de los banqueros no podían enriquecerse descarada y exageradamente, sino que se las arreglaban para quedar excluidas de los negocios.

¿Qué decir entonces de una Defensa de las Redes de Vida que a través de la unión política de la Confederación Europea de Redes de Vida, presenta lado a lado los emblemas de la cruz patada templaria y de la cruz teutónica? Al desembarcar de nuevo en la bahía de Chesapeake para ir a Wall Street después de haber pasado por la City de Londres, este elenco tendría un aspecto orgulloso… y cualquier posibilidad de victoria, ¿no lo encuentran? Nuestra elección de civilización estaría entonces bien confirmada y establecida para un nuevo período floreciente, el que tanto necesitamos para vivir libres días más felices… estando en Seguridad Pública y Defensa Nacional bien y mejor protegidos.

La Confederación y sus misiones para la seguridad y la defensa.

A nivel federal, los tres colegios de Economía, Justicia, Seguridad y Defensa, respectivamente, trabajan juntos para gestionar la Seguridad y la Defensa.

Las medidas adoptadas a nivel local en función de las particularidades de cada región o ciudad libre tienen en cuenta las aportaciones de la subsidiariedad y la alianza de los contrarios para obtener la solución óptima para un mal funcionamiento o un nuevo objetivo a nivel de la actividad humana y sus 3 niveles. De este modo, la Confederación tiene esencialmente un papel de arbitraje para dar coherencia y eficiencia a la actividad de las Redes de Vida, al tiempo que garantiza un alto nivel de seguridad y defensa para que esta actividad se desarrolle en la Paz tanto civil como militar.

El Colegio de Economía verifica que los medios son suficientes para garantizar el trabajo indispensable para la vida y la realización de las obras, de los bienes comunes que las Redes de Vida necesitan.

El Colegio de Seguridad y Defensa también verifica que tiene los medios para llevar a cabo sus misiones con éxito.

El Colegio de Justicia verifica con su experiencia en la alianza de los contrarios y de la subsidiariedad que esta planificación de los medios y de los recursos desarrolla y refuerza la Justicia entre las Redes de Vida: justicia social y minimización de la violencia y de las desigualdades, minimización de los litigios potenciales en la aplicación de este plan y el ejercicio del mando.

Repetimos, el desarrollo de las Redes de Vida está limitado por dos acontecimientos previsibles: la falta de competencias y de personal, la falta de mano de obra competente por una parte y, por otra, evidentemente, una guerra que vendría a destruir sus logros.

La eliminación de la oligarquía financiera anglosajona puede ser rápida. Lionel de Rothschild, en 1863, en su diario, el Times de Londres ya estaba de acuerdo:

« el país que use esta manera simple (la moneda completa) de pagar el trabajo, tendrá un gobierno (que) podrá proporcionar su propia moneda sin costo. Pagará sus deudas y estará libre de deudas. Él tendrá todo el dinero necesario para mantener su negocio. «Se hará próspero más allá de todo lo visto hasta ahora en la historia de los gobiernos civilizados del mundo

y es por eso que está interviniendo con sus agentes para detener el uso de esa moneda soberana por parte del presidente estadounidense Abraham Lincoln, que sabemos fue asesinado el 14 de abril de 1865 en Washington.

La prioridad en la defensa de las Redes de Vida, de la que debe ser garante la Confederación, es proteger a sus dirigentes contra esta costumbre criminal de la oligarquía financiera anglosajona. La colegialidad del funcionamiento de las instituciones, la acción política ejercida desde el nivel local hasta las uniones de la Confederación y de la Guardia Nacional, permiten en principio que el funcionamiento de las Redes de Vida no se vea roto por el asesinato de uno o varios caudillos o portavoces, dirigentes locales de las Ciudades Libres y equipos de proyectos de Vida.

Pero este riesgo político no es sólo sobre los asesinatos. Para desestabilizar un país, un gobierno, un partido político, un líder político, estos amos del mundo han utilizado en el marco del sistema de poder liberal, muchos otros métodos criminales. Los miembros de los tres colegios de la Confederación, con el apoyo de los expertos en Seguridad y Defensa, tienen la misión y la responsabilidad directa de evaluar todo lo que, en este plan de actividades, pueda desencadenar tales hostilidades y reacciones criminales por parte de estos amos del mundo y de sus milicias. ¿Qué movimientos serán financiados y dirigidos para atacar y destruir tal o cual Red de Vida?

Es a partir de este plan de acción, de esta evaluación y con la experiencia y los logros de los Tratados de Paz anteriores, que la Confederación va a definir su estrategia para contrarrestar de inmediato estos ataques potenciales y previsibles presentando un plan de paz a la organización contraria focalizada por su capacidad de molestar los intereses de las Redes de Vida.

Los Tratados de Paz.

En una crisis, en una guerra, en una catástrofe, la historia nos enseña que siempre ha habido alguien y el momento para evitarlas. La razón de las oportunidades perdidas, que cuestan enormemente a la humanidad y a la Vida en la Tierra, ha sido en los sistemas de poder principalmente un juego de intereses, un conflicto entre gobernantes y, durante dos siglos, los intentos de los banqueros y las altas finanzas para crear un gobierno mundial verdaderamente verdaderamente rico.

Los conflictos, los riesgos y las amenazas no previstos, a pesar de los esfuerzos de seguridad y defensa, siguen siendo posibles. Los ciudadanos en las Redes de Vida disponen de instituciones políticas para reaccionar de inmediato y utilizar estos momentos propicios para evitar el vuelco en la desgracia, el desastre, los horrores de las guerras y permanecer pasivos ante la adversidad de las catástrofes naturales.

La utilización de las dos uniones políticas, la Confederación y la Guardia Nacional, refuerza la cohesión y la movilización, reuniendo a los ciudadanos en esta lucha, esta lucha impuesta por estos funestos acontecimientos.

La Unión política, en las Redes de Vida, viene a reforzar la acción política de los ciudadanos y su misión de autoridad. La práctica de la alianza de los contrarios y de la subsidiariedad se lleva a cabo respetando las particularidades locales, geográficas, climáticas, culturales, etc. La Unión política no se aparta de repente, elimina estas adaptaciones de la solución óptima a las particularidades locales e impone uniformemente nuevas soluciones ante una crisis o una guerra.

La Unión no se refiere a un cambio en el funcionamiento de las Redes de Vida, se refiere simplemente a la unión de los medios, de los recursos, de las competencias para hacer frente a una disfunción, una crisis, una guerra.

La Confederación y la Guardia Nacional disponen así del poder y del mando para poner en marcha, según la decisión de la acción política de los ciudadanos, un plan de guerra o de seguridad que reúna las fuerzas necesarias para vencer esta dificultad, este riesgo o esta amenaza. El plan anual de asignación de recursos y recursos se modifica para dar cabida a esta nueva prioridad vital.

Al disponer de las fuerzas útiles y necesarias, la Confederación, que junto con sus tres colegios, prepara un plan de paz con el objetivo de firmar con el adversario un Tratado de Paz, ya le dice a este adversario que se presenta a él como Unión de las Redes de Vida.

Para elaborar este plan de paz se conoce el enfoque básico: es el método de comunicación de la Assertividad.

La Confederación elabora una respuesta afirmativa frente a la organización que presenta un riesgo o una amenaza para ella. El plan de la respuesta consta de cuatro etapas: describir objetivamente la situación que presenta un riesgo o amenaza, expresar su sentimiento ante esta situación, presentar una solución, mantener el diálogo abierto

La descripción objetiva del riesgo o de la amenaza, ya la hemos mencionado, se basa en la información obtenida por las diversas fuentes civiles y militares utilizadas por la Confederación. Cuando el adversario utiliza nuevas tecnologías, esta descripción objetiva del riesgo o de la amenaza presenta suficientes conocimientos para que el adversario comprenda que la Confederación posee más o menos también estas nuevas tecnologías..

La expresión del sentimiento describe una rabia legítima contra las acciones hostiles al valor de Paz, base de la cultura humanista y de la elección de civilización desarrollada por las Redes de Vida. Esta rabia se expresa con el fin de acabar con este riesgo o amenaza

La solución propuesta puede poner fin a este riesgo o amenaza. Por supuesto, esta es la parte del Plan de Paz que tomará más tiempo y esfuerzo.
La solución propuesta se basa en dos pilares: uno técnico y otro político y social.

  • puce rouge los argumentos técnicos recogen la solución óptima conseguida por la subsidiariedad frente a este riesgo o amenaza. O ya ha sido obtenida por una Ciudad Libre, un equipo de proyectos de Vida o por la Guardia Nacional, o en caso contrario, la Confederación nombra la institución política mejor adaptada que asume entonces la responsabilidad directa de obtener esta solución óptima en el estado de los conocimientos disponibles. Y esto tomará el tiempo que sea necesario.
  • puce rouge el argumento político y social siempre es el mismo. Demuestra al adversario que si hubiera hecho la misma elección de civilización y puesto en marcha sus Redes de Vida Social, este conflicto, riesgo o amenaza no existiría o habría encontrado su solución óptima desde hace algún tiempo, especialmente a través de la Solidaridad ejercida entre Confederaciones de Redes de Vida en todo el mundo.

La cláusula esencial de estos Tratados de Paz es el reconocimiento del derecho a la educación, a la cultura humanista y al funcionamiento de las Redes de Vida en las ciudades, regiones, países, continentes que aún se organizan en sistema de poder.

El Tratado de Paz, a través de este derecho a la educación sobre los conocimientos prohibidos, descartados por los sistemas de poder, hace posible que estos pueblos se desarrollen para salir de su sumisión a ideologías que ya no quieren, ya sea como minorías que actúan o como una mayoría silenciosa hasta entonces conformista o en una sumisión libremente consentida.

Cuando una ciudad, región o país tiene gobernantes autocráticos que se niegan al Tratado de Paz y, por lo tanto, rechazan su educación para la cultura humanista, la Confederación de las Redes de Vida y sus caudillos establecen los medios para imposibilitar el daño a estos gobernantes y los medios políticos, económicos, sociales, culturales y militares para apoyar los movimientos de resistencia a estos gobernantes de los sistemas de poder. Este es el objeto de las instituciones políticas de Seguridad y Defensa de las Redes de Vida.

La declaración de estado de guerra.

Cuando el Tratado de Paz es rechazado definitivamente por el adversario que es, recordemos no un estado o una nación tomada en su conjunto sino una organización precisa y sus equipos directivos, en particular sus accionistas, la Confederación de las Redes de Vida envía una declaración de guerra a esta organización.

Para preparar esta declaración de guerra, los tres colegios de la Confederación se unen al clan de las madres, que es una institución presente en el marco de las instituciones sociales, que abordaremos más adelante. La decisión final es del clan de madres, cuyas líderes reúnen los votos de sus ciudadanas.

El grupo de madres tiene derecho de veto en la decisión de declarar una guerra.

Las madres evalúan la capacidad de los caudillos para liderar el combate, en particular a través de su trabajo desde la elaboración del plan de paz, pero también a través del conjunto de sus experiencias, adquiridas a través del enfoque personal iniciático espiritual vivido en las instituciones iniciáticas sociales y culturales que el clan de las madres dirige con mayor frecuencia.

Lo haremos cuando presentemos estas instituciones sociales y culturales. Su uso se describe en la novela publicada en línea. También se evalúan las pérdidas humanas y los daños que las Redes de Vida pueden sufrir. Depende de ellas, como madres, si aceptan o no que sus hijos se vayan a la guerra, sacrificio inestimable para defender los valores del Amor y de la Paz.

Estos soldados, combatientes, resistentes que se marchan a defender su elección de civilización, ya no son esos militares de los ejércitos sometidos a los intereses de los dirigentes de los sistemas de poder y que, en su mayoría, en el pasado, no sabían realmente por quién iban a morir. Poetas y filósofos han aprendido la lección de la vida política, económica y social, cultural y ésta sigue siendo un argumento para que los ciudadanos de las naciones aún sometidas a sistemas de poder acepten escuchar y seguir el Tratado de Paz propuesto por aquellos que ya han optado por vivir libre en otra civilización, la de la humanidad en paz y enriquecida por sus amores:

 « Se cree que se muere por la patria; se muere por industriales. » Anatole FRANCE (1844-1924), L’Humanité, 18 de julio de 1922

« La guerra, una masacre de personas que no se conocen entre sí, en beneficio de personas que se conocen pero que no se masacran.»  Paul Valéry

Esta afirmación queda todavía en la que madres e hijos pueden compartir su feroz determinación de vivir libres:

« En este mundo solo hay dos fuerzas, la espada y el espíritu. A la larga, el espíritu siempre ha vencido a la espada.» Napoléon Bonaparte

Sigue leyendo