Parte 5 - Abandono de los sistemas de potencia

Entorno sociológico para una Moneda Llena

Ch 3 el entorno Sociológico para utilizar una Moneda Llena :

En el marco de la gestión de las organizaciones, el ámbito sociológico del entorno externo se presenta de la siguiente manera.

El entorno sociocultural refleja la situación y las características de la población y, por tanto, de los consumidores. Se prestará especial atención a los criterios demográficos (edad media, tasa de natalidad, etc.); Al nivel de educación; A la movilidad social y geográfica; A las nuevas prácticas sociales, a las modas.

Este tema se traspone en el marco del análisis estratégico para la utilización de una moneda plena y este ámbito sociológico aborda las oportunidades o amenazas vinculadas a las nuevas prácticas sociales, bien para crear más solidaridad y vínculos sociales, bien al revés para aumentar las desigualdades sociales, aumentar la ignorancia con el fin de reforzar el dominio de los pueblos.

resumen del diagnóstico del entorno externo de una Moneda Llena (Plena O Completa) (método PESTEL)

LA MONEDA LLENA ES NUESTRA

Segunda parte: Análisis estratégico:

II Diagnóstico externo. 

Oportunidades y amenazas en el entorno la Moneda Llena
para un nuevo uso en las Redes de la Vida.

Capítulo 3 el entorno sociológico

Ch 1 l’entorno POLÍTICOCh 2 el entorno ECONÓMICOCh 3 el entorno SOCIOLÓGICOCh 4el entorno TECNOLÓGICO
La lucha contra un banco central privado

Jefferson, Jackson, Lincoln, Kennedy,

Maurice Allais advierte a los políticos

iniciativas para una Moneda Llena

La amenaza de la oligarquía financiera anglosajona

Pierre Leroux y las asociaciones

Karl Marx y los banqueros americanos
Economía distributiva

Libre comercio/proteccionismo

el costo adicional de capital

peso de la deuda

pago de deuda pública

solución para pagar deudas
empobrecimiento de la población

desigualdades de riqueza

violencia de los ricos, 

descrédito de las élites

pueblos solidarios Marinaleda, Ungersheim

SEL Services de intercambio local

monedas locales

monedas privadas
venta de valores

economía de casino

las bolsas están creciendo, la economía está estancada

La gran máquina de burbujas de Estados Unidos.

5 pruebas de que las finanzas se han vuelto locas

blockchain es un bien común
Ch5 el entorno ECOLÓGICOCh 6 l’entorno LEGAL
calentamiento global

transición energética, desarrollo sostenible

ecología política  

Qué es la ecología política

La Convención sobre el clima
la moneda controla la economía

el banco central crea dinero por sí solo

la gestión de los bancos de negocios fuera de balance

la moneda en la Europa medieval

la Iniciativa de Moneda Plena de Suiza
moneda propiedad de bancos comerciales

Glass-Steagall Act, solución de seguridad

Aumentar reservas fraccionarias

” La” solución para las crisis bancarias.

¿Puede el cinismo y la violencia de los ricos volver pasivos durante mucho tiempo a las poblaciones empobrecidas y azotadas por el miedo y el terror ejercidos contra ellas? ¿Es la moda de la resiliencia para desarrollar una sumisión libremente consentida al gobierno global de la oligarquía financiera anglosajona una amenaza, al igual que la moda del transhumanismo basado en la inteligencia artificial?

Comenzaremos analizando el aumento de las desigualdades y sus consecuencias a nivel de las prácticas sociales.

1) empobrecimiento de las poblaciones, oportunidad o amenaza para la utilización de una moneda llena.

“También está en el interés de un tirano mantener a su pueblo pobre, para que esté tan ocupado en sus tareas cotidianas que no tenga tiempo para la rebelión. “Aristóteles.

Esto demuestra que los tiranos, los autócratas de todos los regímenes políticos en sistemas de poder, practican de la misma manera y su voluntad política es mantener a sus pueblos pobres. Los líderes del sistema capitalista liberal y los financistas del gobierno mundial no se apartan de esta regla criminal contra la humanidad.

El lector de fileane.com conoce la lista de tabúes y prohibiciones establecidos por los líderes de los sistemas de poder desde hace dos mil años, se trata de eliminar estos obstáculos a la moneda plena:

  •   la prohibición de la fuente de conocimiento espiritual utilizada por las primeras comunidades cristianas (no sectarias) en el Concilio de Nicea en 320, prohibición que sigue presente en la iglesia católica romana y que es una de las causas de los estragos causados por el materialismo científico que ignora la complementariedad entre fuente de conocimiento intelectual y espiritual. La principal devastación es la destrucción de los equilibrios naturales y el calentamiento global debido a la acción humana. Hemos demostrado en fileane.com que la confianza se optimiza en un grupo social a través del uso de un conocimiento global capaz de utilizar las dos fuentes de conocimiento espiritual e intelectual. El enfoque espiritual también es fundamental para minimizar la violencia individual y de grupo y para desarrollar la solidaridad. La moneda plena requiere un mayor nivel de confianza en relación con el dinero deuda, que solo requiere una sumisión a un sistema financiero. Eliminar la prohibición del enfoque espiritual es una medida complementaria e indispensable para desarrollar organizaciones en redes de vida que utilicen la moneda plena. En fileane.com, hemos precisado lo que es el desarrollo del enfoque espiritual.
  • la prohibición de las organizaciones en redes de vida desarrolladas desde el año 500 y el Monte Cassin por las abadías de los monjes benedictinos, la empresa occidental más antigua si no mundial (1514 años de existencia en 2014), esto para desarrollar después de la destrucción de la Orden del Templo en 1307, el absolutismo real en Francia y en Europa (esto dura 707 años). Este poder absoluto otorgado a los líderes del sistema tiene como consecuencia lógica el no reconocimiento a un ser humano subalterno de sus capacidades de iniciativa, creatividad y decisión. El individuo es un agente que debe someterse al funcionamiento del sistema y es posible condicionar su sumisión para que acepte cumplir órdenes contrarias a su conciencia, véase en este punto la experiencia de Milgram en 1960 en Nueva York, Universidad de Yale. Véase también cómo Malinowski, a partir de el estudio de los indígenas de las islas Trobriands, al negar la fuente de conocimiento espiritual utilizada por estos indígenas, llegó a fundar la teoría del funcionalismo que evolucionó en teoría del estructuralismo para imponer la idea de que los dirigentes del sistema de poder no son directamente responsables de sus actos ya que ante todo garantizan el buen funcionamiento de una estructura que supera las voluntades individuales. Todo esto está en fileane.com.
  • en el contexto de la prohibición de las redes de vida, la eliminación de la propiedad común que garantiza una mejor distribución de la riqueza y garantiza la protección social hasta el final de la vida de un ser humano.
  • la eliminación de los tres niveles de trabajo en el sistema capitalista para generalizar la condición de asalariados cuya característica es estar sometidos al principio de eficacia: tan pronto como un puesto de trabajo se vuelve inútil, su titular no tiene ningún derecho para permanecer en el sistema de producción. La eficacia se traduce actualmente en competitividad y precariedad, desarrollo de los trabajadores pobres, desarrollo de la pobreza en las sociedades industriales.

Queda por ver si los tiranos, banqueros internacionales, monarquías y líderes de los sistemas de poder tienen un conocimiento preciso del derecho que nos prohíben, o si sólo los guía la codicia y el cinismo de la locura.

La declaración de Lionel de Rothschild en 1865 en su periódico, The Times de Londres, sobre el uso de una Moneda Llena por el Presidente de los Estados Unidos, Abraham Lincoln, demuestra que, como mínimo, tenía esos conocimientos para eliminar el uso de una Moneda Llena y la forma de desarrollar una economía próspera.

La otra pregunta latente en una sociedad que enfrenta un empobrecimiento generalizado y el fenomenal enriquecimiento de una pequeña minoría de gobernantes es si es posible o no que la gran mayoría de los pobres se subleven y ahuyenten a tiranos y a la minoría de los más ricos que usurpan el poder.

Por el momento, la sumisión al orden establecido funciona y la minoría se enriquece aún más, incluso ahora con ocasión de una crisis sanitaria mundial provocada por un virus del que aún no se sabe exactamente de dónde sale a principios de 2024.

La amenaza sigue siendo preocupante para el uso de una Moneda Llena y los líderes políticos que preconizan un cambio hacia una mayor humanidad no han sido capaces de mostrar cómo vivir en sociedad después de haber abandonado estos sistemas de poder.

El sitio web fileane.com puede representar una oportunidad real disponible gratuitamente las 24 horas del día, los 7 días de la semana desde hace 22 años, nada cambia, salvo una censura cada vez más fuerte por Google y Facebook, única red social utilizada por el autor sin olvidar los medios fuera de las redes sociales.

Sin embargo, desde la crisis de 2006 y las hipotecas de alto riesgo en Estados Unidos, y la crisis de 2008 y la quiebra de los bancos debido a los valores financieros tóxicos (CDS por su sigla en inglés) que utilizaron para especular con las deudas, la educación de los ciudadanos se ha desarrollado a través de entrenamiento práctico en el trabajo. El manejo de esta crisis por parte de los altos ejecutivos anglosajones en Wall Street y la City de Londres ha sido seguido día a día por los ciudadanos que querían saber cómo funciona el enorme enriquecimiento de los más ricos y el rápido empobrecimiento de los pueblos.

En Francia, los políticos han sido voluntarios o no, sobre todo cultos a la gestión de la crisis por parte de las altas finanzas.

¿Sabe que sus banqueros quieren reducir el poder de los estados para impulsar sus gobiernos globales, y que las deudas son patrimonio de los bancos, principalmente la deuda pública que, en teoría, no teme un impago?

En agosto de 2014, el gobierno francés se vio obligado a reconocer que el crecimiento esperado se traduce más bien en una amenaza real de deflación que hace aún más difícil el pago de la deuda pública.

Los ciudadanos que siguen la evolución de la economía y la crisis financiera saben que la economía estadounidense ha sido preservada por los dirigentes de la FED que son también propietarios de las empresas multinacionales, mientras que en Europa el Banco Central Europeo se ha negado a aplicar la misma política monetaria frente a los Estados y las empresas europeas. Los líderes políticos franceses se ven obligados a asumir estos argumentos, compartidos por cada vez más ciudadanos en todos los países, incluso si en el pasado han aceptado la independencia del BCE y el abandono de la política monetaria al servicio de las políticas públicas decididas por los estados.

Nunca ha habido un abismo tan profundo entre los ciudadanos que entienden y quieren poner fin a este sistema financiero y liberal y los dirigentes políticos que no se atreven a aplicar este cambio radical y duradero en el nivel del régimen político, cuando esto figura en sus atribuciones.

Anteriormente, en el análisis económico del entorno externo de una Moneda Plena, hemos mostrado lo que ha sido la última “razzia” a partir de 2012, llevada a cabo por la alta financiación anglosajona, especialmente en Francia mediante la compra de varias grandes empresas antes nacionalizadas y cuya actividad es estratégica en el ámbito de la defensa nacional y del sector nuclear.

A raíz de la crisis de 2008, lo primero que se comprendió y difundió en los medios de comunicación y en las redes sociales fue la hiperconcentración de la riqueza en manos de unos pocos.

Desde la crisis financiera de 2007 se han multiplicado los estudios para conocer esta concentración del patrimonio en manos de los más ricos.

documento:

El “1% más rico”… ¿más rico de lo que creían la Fed y el BCE?

enlace a este artículo de la Tribuna del 08/08/2014, 8:00

Según un informe publicado en julio por un economista belga para el BCE, las fortunas de las personas más ricas del mundo están muy infravaloradas.

El “1%” más rico del mundo es más rico de lo que la mayoría de los estudios dicen. En gran parte, porque tenderían a guardar una porción de su fortuna. Eso es lo que Philip Vermeulen, economista belga que trabaja para el Banco Central Europeo, intenta demostrar en un informe publicado en julio, pero que ha pasado relativamente desapercibido.

Ricos… “menos confiables”

Después de observar que la “confiabilidad” de las respuestas de los “hogares más ricos” normalmente era menor que la de los menos afortunados, Spielberg tomó en cuenta esta tendencia al establecer una nueva metodología de cálculo. Posteriormente, aplicó dicho criterio a los datos de la Reserva Federal sobre las finanzas de los hogares de los EE.UU., al Informe sobre finanzas y consumo del BCE y a los datos de la clasificación Forbes sobre multimillonarios.

Diferencia significativa en Alemania

Resultado: la diferencia entre la fortuna “oficial” y la así recalculada alcanza 13 puntos porcentuales en Austria, 9 en Alemania, 3 en Estados Unidos. En otras palabras, más allá del Rin, la fracción de la población que comprende el 1% de los hogares más ricos no concentraría el 24% de la riqueza privada total del país, ¡sino el 33%!

En Francia, la diferencia parece relativamente pequeña -1 punto: el 19% de la riqueza estaría concentrado en manos del 1% de la población.

“Paraísos fiscales”

Otro economista, Gabriel Zucman, profesor en la London School of Economics que colaboró con el francés Thomas Piketty, el ahora famoso autor de Capital in the Twenty-First Century del siglo XXI sobre la desigualdad de ingresos, estudió una porción aún más reducida de esa riqueza.

En cambio, estima que el 0,1% más rico de Estados Unidos poseía en 2012 aproximadamente el 23,5% de la riqueza. Una estimación previa preveía un 21,5%, y la diferencia entre los dos se debió a cantidades “ocultas en paraísos fiscales”, señala la agencia Bloomberg.

final del documento

Las cifras de 2021 están disponibles en Oxfamfrance.org

En Francia, la primera publicación que provocó reacciones animadas data de 1991, cuando el CERC mostró que entre 1981 y 1991, después de 10 años de socialismo, la proporción del 10% más rico pasó del 45% al 55% del valor del patrimonio. Luego llegó más información sobre el grado de concentración de la riqueza: el 5% de los más ricos posee el 45% de la riqueza, y en 2014, estos estudios indican que el 1% de la población posee el 19% de la riqueza..

El economista y premio Nobel Joseph Stiglitz pronostica en una entrevista en El Tribune, un crecimiento más lento en Estados Unidos como resultado de la creciente desigualdad que limita el consumo de la mayoría de los hogares::

Las consecuencias serán devastadoras. El sueño americano, la idea de que los niños vivirán mejor que sus padres, que este es un país de justicia, con muchas oportunidades. Los estudiantes son sofocados por las deudas que han contraído para pagar sus estudios. Y cada vez es más difícil para los jóvenes establecerse. Prueba de ello es la debilidad del sector de la construcción: las obras de construcción son mucho más débiles de lo previsto, por falta de compras por parte de los jóvenes hogares.  En términos más generales, la clase media se verá cada vez más afectada“.

2) las desigualdades de patrimonio.

La desigualdad de la riqueza es también alarmante: el capital que se ha heredado durante años, si no siglos, la renta financiera, crece a un ritmo mayor que los ingresos. El dinero gana más intereses que el trabajo genera ingresos.

El poder de los rentistas no cesa de aumentar a medida que los asalariados se convierten cada vez más en los perdedores en el funcionamiento del sistema capitalista liberal.

Por lo tanto, para los trabajadores, no hay esperanza en este sistema de poder financiero liberal. Solo abandonar este sistema de poder para volver a desarrollar organizaciones en redes de vida asegura una respuesta eficaz a nuestro deseo de futuro.

Uno de los ejemplos de la situación actual de desigualdad de la riqueza es Piketty y Marie-Anne Kraft: “el hecho de que el exceso de remuneración del capital como proporción del crecimiento del PIB no es sostenible ni sostenible”. De hecho, casi titulé mi libro “lo humano primero”. El llamamiento para volver a los valores de la cultura humanista es muy claro y claro.

documento:extracto del artículo de Marie-Anne Kraft sobre el libro de Piketty, Capital in the Twenty-First Siglo.

“Un rendimiento del capital del 4 o 5 % anual, que puede llegar hasta el 8 % para los patrimonios más altos, con una economía que, a largo plazo, crece alrededor del 1 % anual, plantea un verdadero problema. Después de treinta o cuarenta años, nos encontraríamos con patrimonios que aumentan indefinidamente, una divergencia importante entre los patrimonios más grandes y el resto de la economía, que sencillamente no es sostenible desde un punto de vista económico, político o incluso lógico. ” 

En mi libro, hice exactamente la misma constatación, de esta incoherencia a largo plazo entre el nivel considerablemente más elevado de la evolución de la capitalización bursátil (rendimiento del capital) y el nivel de crecimiento del PIB, a nivel mundial, con una relación de tres, excluida la inflación, en el período 1990-2007.

También señalé que esta brecha era económicamente insostenible y que era el síntoma de una rentabilidad financiera irreal, basada en la ilusión, en lugar de ser un reflejo del crecimiento de la economía, demostrando que estamos en una burbuja general que debería estallar algún día. Lo explicaba sobre todo por el hecho de que la remuneración financiera ya no correspondía a una previsión realista de crecimiento de los ingresos que debería corresponder al crecimiento de la riqueza, al valor añadido creado.

Esto se debe a que el valor actual neto de las cotizaciones bursátiles se basa en las rentas futuras esperadas, y liquida por adelantado el futuro, la voracidad y su codicia expresada en “marked-to-market” (fair value) no sólo corresponde a los dividendos recibidos proporcionalmente en beneficio del año, sino también a la plusvalía potencial representada por la venta del activo, de la empresa, una realización por adelantado de todos sus beneficios futuros. Mientras reine el optimismo y este método de evaluación gane terreno, el valor del capital aumenta, aunque la realidad no siga al mismo ritmo, hasta el momento en que no puede durar más y se vuelve a la realidad económica.

final del documento

La forma en que el capital financiero evoluciona en relación con las inversiones en la economía real es conocida y aquí volvemos a encontrar la dimensión loca e inaceptable de esta escandalosa pretensión de los amos del mundo de querer enriquecerse rápidamente sin límites hasta el punto de provocar una nueva crisis en el funcionamiento de sus sistemas de poder financiero de los que sabrán salir de nuevo más ricos, ya que poseen una masa de capitales capaces de tales prodigios y crímenes económicos. Recordemos simplemente que en 1929, Rockefeller no perdió ni un solo dólar durante el desplome bursátil.

3) la violencia de los ricos.

documento:

Monique Pinçon-Charlot: “La violencia de los ricos llega a las personas en lo más profundo de su mente y de su cuerpo”

POR AGNÈS ROUSSEAUX 5 NOVIEMBRE 2013 / Basta!

¿Quiénes son los ricos hoy? ¿Qué impacto tienen en la sociedad francesa?

La socióloga Monique Pinçon-Charlot dice que los ricos sufren una violencia sin precedentes contra el resto de la sociedad. Se trata de una violencia banalizada a través de una inversión del lenguaje: los ricos serían víctimas, amenazados por la codicia del pueblo. Denuncia un proceso de deshumanización, una lógica de depredación, una casta que rompe el resto de la sociedad. Invita a organizar una “vigilancia oligárquica”: mostrar a los poderosos que su poder no es para siempre. 

A pesar de la heterogeneidad de esta clase social, ustedes piensan que el círculo de los “ricos” es muy pequeño

 Las mismas personas se encuentran por todas partes en una consanguinidad totalmente extraordinaria. El CAC 40 es más que un índice bursátil, es un espacio social. Sólo 445 personas forman parte de los consejos de administración de las empresas del CAC 40. En total, 98 de ellos tienen el 43 % de los derechos de voto [3]. En el consejo de administración de GDF Suez, cuyo Estado francés posee el 36 % del capital, hay representantes de los trabajadores. Estos pueden estar presentes en diversos comités o comisiones, excepto en el Comité de Remuneraciones. Eso está prohibido para ellos. ¿Quién decide los salarios de Gérard Mestrallet, el CEO? Jean-Louis Beffa, presidente de Saint-Gobain, entre otros. Es el interiorismo oligárquico.

Parece tan lejano que uno puede sentirse como los ricos que viven en un mundo paralelo, sin ningún impacto en su vida diaria. Hablas de los ricos como “vándalos reales”. ¿Qué impacto tienen en nuestras vidas?

La financiarización de la economía ha convertido a las empresas en bienes que se pueden vender y comprar, y los accionistas exigen mayores dividendos. Según el Insee, las empresas industriales (no financieras) pagaron dividendos de 196.000 millones de euros en 2007, frente a los 40.000 millones de euros de 1993. ¡Se imaginan en qué nivel debemos estar siete años después! Nuestro libro comienza en una zona particularmente devastada de las Ardenas, con la historia de una empresa de metalurgia, que era el centro mundial de alternadores de automóviles (las fábricas Thomé-Génot). Una pequeña empresa familiar con 400 empleados, a la que los bancos dejaron de prestar dinero de la noche a la mañana y exigieron reembolsos, porque esta pyme se negaba a abrirse a fondos de inversión. La empresa fue declarada en concurso de acreedores. Un fondo de pensiones tomó el euro simbólico y en dos años saqueó toda la pericia, todos los bienes raíces, y luego cerró el sitio. 400 trabajadores se quedaron sin trabajo. ¡Es un ejemplo entre muchos! Si hoy paseas por las Ardenas, es un decorado de muerte. Sólo hay zonas industriales abandonadas, que les dicen a los trabajadores todos los días:

«Estás fuera de juego, no eres nada. Ni siquiera nos vamos a molestar en demoler las fábricas, en hacer parques de recreación para sus hijos, o en plantar árboles, para que tengan un final feliz. Vas a morir”.

 ¿Cómo se ejerce lo que ustedes llaman “violencia de los ricos”?

 Es una violencia increíble. Que rompe vidas, que llega a las personas en lo más profundo de su cuerpo, de su estima, de su orgullo en el trabajo.

Ser el primero en los polos de alternador para automóviles es hacer un trabajo de precisión, es participar en la construcción de los TGV, en uno de los orgullos franceses. Romper esto es una violencia objetiva, que no es ni encubierta ni encubierta, pero que no se transmite como tal por los políticos, por los medios de comunicación, por esos perros de guardia que inculcan el neoliberalismo en los cerebros de los franceses. Para que éstos acepten que los intereses específicos de los oligarcas, de los dominantes, de los ricos, se conviertan en el interés general.

 ¿Cómo se convierte esa violencia objetiva en subyugación?

 Es una forma de esclavitud en la libertad. Todo el mundo está convencido de que es libre de organizar su destino, de comprar un teléfono móvil, de pedir prestado al banco durante 30 años para comprar un pequeño apartamento, de ver cualquier programa estúpido en la televisión.

Estamos tratando de mostrar a qué sistema totalitario da resultado esta violencia. Un sistema totalitario que no aparece como tal, que se renueva cada día bajo la máscara de la democracia y de los derechos humanos.

Es extraordinario que los bancos centrales, especialmente los especuladores, hayan podido convertir la crisis financiera de 2008 -una crisis financiera en un estado puro- en una crisis global. Su crisis se ha convertido en la crisis. No es una crisis, sino una fase de la guerra de clases despiadada que en la actualidad están librando los ricos. Y le piden al pueblo francés, a través de la izquierda liberal, que pague. Cuando a la gente se le dice: «¡No es nuestro deber pagar!», contestan: «Ah, pero está la crisis»…

En su libro usted habla de una guerra de clases que no carece de rostro. ¿Acaso no hay un problema en “dar rostros” a esta clase como tú lo haces?

 Es una necesidad absoluta. Hay que imponerse a comprar cada año esta joya sociológica que es el palmarés de la revista Challenges. Y esforzarse por encarnar, por poner rostros a esta oligarquía…

Es una curiosidad necesaria, las personas deben estar atentas a esta consanguinidad, a esta opacidad, a la delincuencia financiera. Nuestros lectores deberían usar nuestro trabajo para organizar una “vigilancia oligárquica”: mostrar a los poderosos que su poder no es para siempre, prevenir la sensación de impunidad que tienen hoy, porque saben que nadie se meterá en sus operaciones financieras completamente opacas.

También hemos experimentado con visitas etnográficas a barrios ricos, para vencer nuestras «timidades sociales». Pasear por los barrios hermosos, sus cines, sus tiendas, sus cafés, es un viaje a un espacio social. Hay que tener humildad para aceptar ser puesto en su lugar, no sentirse cómodo, sentirse pobre porque no se puede pagar una cerveza de seis euros. Pero es una experiencia emocional y existencial que genera conciencia. Una forma de revelar esta violencia de clase.

final del documento

4) En cuarto lugar, el descrédito de las élites vendidas a los más ricos.

Las experiencias de las recientes crisis financiera y económica, las revelaciones históricas sobre cómo la oligarquía financiera anglosajona organizó estas crisis y cosas peores, las dos guerras mundiales y las guerras hasta el día de hoy, demuestran que las democracias representativas se venden a los más ricos. Escribimos: “¿Los vendedores que todavía quieren vendernos? “.

También hemos retenido el siguiente documento, disponible para descarga en la web, cuyo autor reacciona a la crisis del COVID-19 y a su gestión por parte del Gobierno francés. Presentamos un extracto que presenta el plan de las élites para poner en práctica poderes fuertes y tiránicos al servicio de los intereses únicamente de los más ricos. Este documento también presenta una lista bibliográfica que puede ser de interés para nuestro lector.

Documento:

Fuente:

https://www.academia.edu/44467293/Covid_19_84_ou_La_v%C3%A9rit%C3%A9_politique_du_mensonge_sanitaire_le_fascisme_num%C3%A9rique

Fragmentos de este texto (conservamos el esquema de este documento):

2. La crisis del capitalismo biocidario

« El comienzo es el peor, luego el medio, luego el final; al final, el final es el peor. » (Beckett 1953)

Más allá de esta esclerosis política, mediática y científica, se encuentra la influencia de los mundos bancario y farmacéutico, impulsados por dos perspectivas:

  • por una parte, la maximización de su dominio sobre la sociedad (y, por tanto, de su volumen de negocios);
  • por otra parte, la gestión de la crisis global sistémica, claramente anunciada ya en 1968 y cuya cronología fue esbozada en 1972 por Meadows y Kukla (el agotamiento de los recursos, el cambio climático, y el avance de la contaminación acabarán por tener razón de la sociedad de consumo y de la democracia representativa).

2.1. Desde este punto de vista, el uso de la estrategia de choque,

identificada por Klein en 2007 —instrumentalizar una crisis real o sentida, natural o cultural, con el fin de modificar profundamente el espacio social, mientras éste está paralizado— se impone como una evidencia si se quiere anticipar el caos. Que la crisis sea real o simplemente escenificada, que su origen sea natural o el producto de una maquinación, no cambia por fin gran cosa al trauma y a la posibilidad de su uso.

2.2 En cambio, hay que entender, de una vez por todas, que los elegidos no representan al pueblo, sino a los oligarcas y sus multinacionales.

El programa neoliberal es muy simple: disolver los Estados para privatizar todas sus funciones. Mientras no se implemente un gobierno global (privatizado), los gobiernos pueden transformarse en conchas vacías. Este programa no es más que una reapropiación del fascismo tal como lo definió Mussolini y puso en práctica, desde 1922-1925, con la ayuda de la visión económica de Vilfredo Pareto: la empresa privada es, por definición, mucho más eficaz que el Estado. Luego vinieron las políticas similares de los nazis en 1934-1937, que sufrieron una ligera obsolescencia de 1944 a 1972 (las “treinta gloriosas”).

De hecho, Hayek, el defensor del neoliberalismo, dejó muy clara la estrategia a seguir ya en 1944: sólo una infiltración progresiva de las instituciones civiles y políticas permitirá la destrucción de la amenaza comunista y de su quinta columna. Veinte años más tarde, el 30 de septiembre de 1965, tuvo éxito con el golpe de estado de Suharto, que costó la vida a más de un millón de comunistas (algunos hablaban de tres millones de ejecuciones arbitrarias), y permitió una primera puesta en marcha del dispositivo neoliberal. Fue, en cierto modo, la repetición del derrocamiento de Allende por Pinochet, perpetrado el 11 de septiembre de 1973.

La sustitución de los gobiernos por multinacionales se cuantificó muy pronto, por ejemplo, por Stephen Hymer (1960) y David C. Korten (1995). Se ha hecho evidente con la política de integración europea y, sobre todo, la multiplicación de los tratados y otras asociaciones transatlánticas de comercio e inversión (como la «Transatlantic Trade and Investment Partnership»).

Es también el hilo conductor de la literatura “ciberpunk”, cuyo representante más famoso es sin duda Ph. K. Dick (1955), que ofreció escenarios de Blade Runner (1982), Total Recall (1990), Minority Report (2002), etc.

2.3. Todo se juega, pues, en 1968-1973: la revelación de los desafíos civilizacionales como su supresión,

es decir, por una parte, la toma de conciencia de la crisis global, que sólo podría evitarse renunciando al capitalismo industrial y financiero; y, por otra parte, la toma de control de la agenda política por parte de este último con figuras como Suharto y Pinochet, después el Sr. Thatcher (1979), el Sr. Reagan (1981) y el Sr. Helmut Kohl (1982). (Habría que mencionar también el trabajo de sape de Pompidou, elegido a la presidencia francesa en 1969, y la breve esperanza infundida por Sicco Mansholt a la Comisión Europea en 1972-1973.)

3. El totalitarismo digital fascista

“Si quieres una imagen del futuro, imagina una bota pisando un rostro humano… para siempre” (Orwell 1949)

Más allá de la corrupción completa de la política y sus apariciones en los medios y en la ciencia, encontramos la crisis del capitalismo financiero y la voluntad de los oligarcas para remodelar profundamente la democracia (representativa) de mercado. Río abajo, descubrimos, como era de esperar, un nuevo totalitarismo fascista, mucho más pernicioso que sus ancestros del siglo XX, por ser digital.

3.1. «Totalitarismo»

designa el sistema político que pretende gestionar todas las dimensiones de la vida ciudadana, públicas y privadas. Nada debe escapar de él, de hecho y de derecho. El “fascismo” es un totalitarismo de derecha, diseñado por y para los oligarcas.

3.2. La historia del totalitarismo fascista

Se supone que es conocida; se reduce a la toma del poder por parte de oligarcas industriales y financieros a través de una lámpara más o menos encendida (lo que permite a los cabecillas salirse con la suya si el asunto sale mal).

A partir de 1921, la extrema derecha avanza por toda Europa: en Italia (Mussolini accede al poder en 1922), en Francia (con la creación en 1922 de la Sinarquía, seguida más tarde por la Cagoule), en Alemania (el Nationalsozialistische Deutsche Arbeiterpartei, en gestación desde 1918, se organiza en 1920; Hitler escribe Mein Kampf en 1924; se publica en 1925), Salazar asida su dictadura en 13 2-1933, y Franco ya dirigió la guerra civil en 1934.

De 1967 a 1974, también habrá la dictadura de los coroneles en Grecia. (Véase, por ejemplo, Lacroix-Riz 2006)

3.3. Hemos estado en una configuración totalitaria durante muchos años,

es decir, un sistema, una ideología, pretende gestionar todos los aspectos de la vida: la tecnociencia constituye tal sistema; el capitalismo, renombrado neoliberalismo, es tal sistema; la globalización es tal sistema; el estado de emergencia permanente, enraizado en la guerra contra el terror que data de 2001, es el último de ellos.

La verdadera crisis sanitaria de 2020 es el pretexto (en el sentido de N. Klein) utilizado para despojar definitivamente a los pueblos de los logros sociales y políticos concedidos después de 1945. Esto significa que afecta a los países de manera diferente en función de si están desarrollados o no. En los países ricos, se trata de destruir los logros sociales y de poner a paso a la población; en los países pobres, se aplica una lógica neocolonial. Así, al acabar la epidemia estacional, la absurda normativa (cada vez más) prolonga el terror por la seguridad.

3.4. Entre las herramientas para comprender los retos del totalitarismo digital se encuentran los conceptos de conformismo y atomismo,

que se imponen desde los inicios de la revolución industrial y de la democracia representativa, y se esbozan en Saint-Simon (1803) y Tocqueville (1835).

La era termoindustrial es la era de la maquinaria, es decir, de la estandarización de los productos y de la organización científica del trabajo. Aunque la herramienta depende de la morfología humana, la máquina pide al obrero que se adapte a su mecanismo. El poder de la máquina es, por lo tanto, el poder del conformismo: en las fases iniciales, el obrero debe ser calibrado, domado, gestionado como un recurso; y, en las fases posteriores, el consumidor debe aceptar la uniformización de sus hábitos de vida, de sus gustos alimentarios, de sus vestimentas, de sus ideas, de sus deseos, etc. Los rendimientos de escala son proporcionales a las esperanzas de unos pocos, y a la desesperación de todos los demás.

El conformismo, en consecuencia, se manifiesta en la infantilización e indiferenciación de las personas, la despolitización de los ciudadanos y la estandarización de los consumidores, que constituyen preciosos museúntes para paralizar los cuerpos y amnesionar las mentes.

Por otra parte, el atomismo constituye la base del liberalismo (Mandeville 1714, antes de Smith 1776); equivale a romper todas las solidaridades, y a mantener la guerra de todos contra todos, a veces llamada competitividad.

Mediante el establecimiento de la alianza entre el capitalismo y la tecnociencia, la Revolución Industrial estableció los dos principios fundamentales del capitalismo globalizado: la atomización de los individuos bajo el pretexto de liberarlos, y su conformación para maquinar el mejor de los mundos posibles. En otras palabras, se niegan dos veces las condiciones de posibilidad de la cultura, que son las de la vida auténtica. Por un lado, el conformismo sustituye a la individualidad (que no debe confundirse con el individualismo); por otro lado, el atomismo sustituye a la solidaridad. Sin solidaridad, es imposible individualizarse, asumir el destino, superar las contingencias de su nacimiento; y, sin individualización, la solidaridad es letra muerta.

Sin embargo, esta doble negación es aceptable por una espectacular inversión (también en el sentido de Guy Debord) de los polos privado y público: se toma el atomismo (es decir, la falta de solidaridad) por la libertad, y el conformismo (es decir, la ausencia de proyecto personal) por la solidaridad (todo el mundo desea lo mismo). En suma, se consigue la guerra de los clones, de los que muestran sus traseras (calibrados) en público, y hablan de política (neoliberal) en privado. Las consecuencias son radicales: infantilización, desculturalización, despolitización, disociación, Terror (1792, muy precisamente en el momento en que Sade escribe), es decir, la parálisis por la angustia.

3.5. La transición al totalitarismo digital puede entenderse como la transformación de las sociedades disciplinarias (Foucault 1976) en sociedades de control (Deleuze 1990).

La era termo-industrial es la era del machinismo y sus propias instituciones disciplinarias: familia, escuela, iglesia, cuartel, fábrica, hospital, asilo de enajenados, prisión, hogar de reposo. Todos (o la mayoría de) estos lugares de confinamiento físico (pero también mental) pueden ser sustituidos de forma ventajosa por un dispositivo de control mental (pero también físico) más flexible: el digital. La tecnología y, en particular, los dispositivos 5G, ahora permiten una vigilancia panóptica total: rastreo de todo el tráfico de Internet («big data») y de los desplazamientos físicos (geolocalización), desaparición de las transacciones en efectivo, arresto domiciliario (teletrabajo, ciberenseñanza, compras en línea, teleconsultas) etc.

El totalitarismo digital trae aún más lejos la sinergia entre conformismo y atomismo, reemplazando todo lo que quedaba de ser humano (y por lo tanto de lo corporal, lo inmediato, lo cualitativo y lo aleatorio) en la máquina por lo virtual, lo mediático, lo cuantitativo y lo algorítmicamente necesario. No hay nadie más conforme que el que depende completamente de lo digital para vivir; tampoco hay atomizado. Por lo demás, la psicosis higienista instituye un nuevo puritanismo que exige una vida sin contacto. Después de disponer de la carne del mundo, el tecnocapitalismo pretende explotar sin complejos la carne humana (Weber 2017 & 2018).

4. En conclusión, hay que comprender que la crisis de la COVID-19 no es sanitaria sino política, y que ninguna de las medidas liberticidas tiene fundamento científico.

Por el contrario, evidencia la corrupción total del cuerpo político y de sus facciones mediáticas y científicas, y, más particularmente, sus lealtades hacia las potencias del dinero y su proyecto totalitario. La crisis es a un tiempo un síntoma del fracaso de la democracia representativa y un síntoma de la vuelta a una gobernanza que respeta únicamente los derechos del capital. Más que Orwell (1949), es Terry Gilliam (1985) quien viene a la mente de alguien que busca contrastar la pesadilla política con el absurdo ficticio.

Estas evidencias se encuentran muy precisamente en la intervención de A. Después de todo, Penasse, quien se ha mostrado muy moderado, preguntó, el 15 de abril de 2020, «¿qué legitimidad democrática tiene tomar ciertas decisiones cuando la mayoría de los miembros que toman decisiones y reflexionan están en las corporaciones multinacionales y en el mundo financiero?»

El capitalismo es cleptócrata y totalitario por naturaleza. Los avances en el manejo de la crisis del COVID-19 han puesto al descubierto la corrupción de todos los actores mediáticos y han abierto la puerta a quienes, hasta ahora, no habían sido escuchados. Si la población sigue confinada al terror, no vendrá nada contra el régimen más bárbaro de todos los tiempos. Si despierta, no sólo se revocará el gobierno de la angustia, sino que tampoco se podrá actuar por la fuerza (los “guardianes del orden” siempre son del pueblo, y su servilismo nunca se da de una vez y para siempre). La última opción para los oligarcas, entonces, como de costumbre, será el genocidio. Todas las guerras del siglo XX eran guerras dirigidas en primer lugar por la aristocracia y la alta burguesía contra el bajo pueblo. Pero, por supuesto, no se descartaría un brote de verdadera pandemia…

La pregunta es por qué la gente acepta el maltrato de los “políticos”.

¿Por qué aceptan un poder perverso? La respuesta está en el análisis de la relación que el depredador impone a su presa. Digamos en dos palabras las modalidades que se han identificado en el marco del incesto, de la lógica concentracionaria, o de lo que se ha llamado tardíamente (1973) el síndrome de Estocolmo.

Por lo tanto, la presa se niega instintivamente a abrir los ojos al mecanismo depredador.

Existe un vínculo vital entre el depredador y su presa: es el depredador el que alimenta a la presa, es el que le ofrece un relato para enmarcar su desgracia, es aún él quien, a veces, hace un gesto que parece benevolente. Por lo tanto, la presa se niega instintivamente a abrir los ojos al mecanismo depredador. Ferenczi (1932) lo entendió bien: el niño traumatizado, física y psíquicamente más débil, que se encuentra indefenso, no tiene más remedio que identificarse con el agresor, someterse a sus expectativas o a sus caprichos, incluso prevenirlos, y finalmente encontrar incluso cierta satisfacción. Amar a su verdugo, del que dependemos física, simbólica y emocionalmente, se convierte en una condición de supervivencia, pero también en una trampa psicótica.

En este caso: dado que la servidumbre voluntaria brinda los beneficios que uno puede pagar y las esperanzas que uno quiere conservar, la mayoría de la gente cree que puede seguir confundiendo sueño con realidad después del «encierro». Más bien, tendrán que elegir entre el sueño y la pesadilla.

A cada uno de ellos su conclusión, la mía se la lleva Gramsci: soy pesimista con la inteligencia, pero optimista con la voluntad.

Pesimista porque, en este caso, lo que estamos viendo es simplemente una aceleración de la tendencia totalitaria de una sociedad tecnocrática en el marco de una crisis global sistémica identificada desde 1968. Si nos preguntamos en qué dirección se va a producir este movimiento, bastaría con preguntarnos al piloto: el breve interludio soviético aparte, la técnica siempre ha sido pilotada por los capitalistas (la «gran burguesía»). Históricamente, el totalitarismo capitalista se llama fascista o, mejor dicho, nazi. (Hitler no era Mussolini.) Optimista porque, como escribió V. Hugo antes del Che Guevara, “nada es más inminente que lo imposible” (1862).

Referencias

Beckett, Samuel, L’Innommable, París, Les Éditions de Medianoche, 1953.

Delaunay, Janine; Meadows, Donella H.; Meadows, Dennis; Randers, Jorgen; Behrens, William W. III, ¿Alto al crecimiento? Encuesta sobre el Club de Roma e Informe sobre los límites del crecimiento. Prefacio de Robert Lattes, París, Librairie Arthème Fayard, Ecologie, 1972.

Deleuze, Gilles, «Post-scriptum sobre las sociedades de control», L’Autre journal, n°1, mayo de 1990.

Dick, Philip Kindred, Solar Lottery, Nueva York, Ace Books, 1955

Ferenczi, Sándor, «Die Leidenschaften der Erwachsenen und deren Einfluss auf Character- und Sexualentwicklung der Kinder. Gehalten im September 1932 auf dem XII. Internationalen Psychoanalytischen Kongress, der vom 4. bis 7. September in Wiesbaden stattfand», Internationale Zeitschrift für Psychoanalyse 19, 1933, pp. 5-15.

Foucault, Michel, Historia de la sexualidad. I, La Voluntad de saber; II, El uso de los placeres; III, El cuidado de sí mismo [1976], París, NRF Éditions Gallimard, 1984.

Harold F. Searles, «The Effort to Drive the Other Person Crazy—An Element in the Aetiology and Psychotherapy of Schizophrenia», British Journal of Medical Psychology, XXXII/1, 1959, pp. 1-18.

Hugo, Victor, Les Misérables, París, Albert Lacroix y Cie, 1862.

Hymer, Stephen, The International Operations of National Firms: A Study of Direct Foreign Investment. PhD Dissertation [1960], published posthumously. Cambridge, Mass., The MIT Press, 1976.

Korten, David C., When Corporations Rule the World [1995]. 20th anniversary edition, Oakland, Berrett-Koehler Publishers, Inc., 2015.

La Cruz Arroz, Annie, La elección de la derrota. Las élites francesas en los años 1930, París, Éditions Armand Colin, 2006.

Maquiavelo, Nicolás, El Príncipe. Traducción francesa [1532], París, Éditions Gallimard, 1980.

Mandeville, Bernard de, The Fable of the Bees or Private Vices, Public Benefits [1714], Oxford, At the Clarendon Press, 1924.

Orwell, George, Nineteen Eighty-Four [1949]. Introduction by Thomas Pynchon, London, Penguin Books, 2003.

Proust, Marcel, buscando el tiempo perdido. T.I. En el lado de Swann [1913]. Edición presentada y anotada por Antoine Compagnon, París, Gallimard, 1988.

Saint-Simon, Henri de Rouvroy, conde de Rouvroy, Cartas de un habitante de Ginebra a sus contemporáneos [1803], París, Presses Universitaires de France, 2012

Smith, Adam, Investigaciones sobre la naturaleza y las causas de la riqueza de las naciones [1776], París, Gallimard, Folio essais, 1976.

Tocqueville, Alexis de, De la démocratie en Amérique [1835], París, Robert Laffont, 1986.

Weber, Michel, Poder, sexo y clima. Biopolítica y creación literaria en G. R. R. Martin, Avion, Éditions du Cénacle de France, 2017.

Weber, Michel, Contra el totalitarismo transhumanista: las enseñanzas filosóficas del sentido común, Limoges, FYP Éditions, 2018.

final del documento.

Después de esta presentación no exhaustiva de lo que nos hace pobres, incultos y destruyen nuestras libertades en el funcionamiento del sistema neoliberal actual, llegamos a los ejemplos contrarios y a los movimientos que crean esa solidaridad y esos lazos sociales cuyo uso de una moneda plena y la gestión de los bienes comunes son la prolongación en las Redes de Vida.

5) El desarrollo de los lazos sociales y de los movimientos de resistencia al capitalismo liberal.

En nuestra introducción a las Redes de Vida Política, Económica, Social y Cultural, presentamos la elección de civilización entre el dogma capitalista liberal “no hay sociedad, sólo mercados” y los métodos de gestión para que los países se hagan ricos. Usamos el libro de Erik S REINERT, “Cómo los países ricos se volvieron ricos, por qué los países pobres siguen siendo pobres”.

Reinert cita a Gunnar Myrdal (premio Nobel 1974) denunciando el engaño:

la “ignorancia oportunista” reside en el hecho de que estamos abiertos a un mundo en el que los supuestos de las “ciencias” económicas se manipulan para alcanzar objetivos políticos. La tecnología y los rendimientos crecientes, que son las principales fuentes de poder económico, crean barreras de entrada. Al olvidar esto, los economistas sirven a los intereses creados de las naciones que están en el poder”.

Las resistencias al sistema de poder liberal y financiero son diversas y aquí vamos a ver las que buscan desarrollar intercambios no sometidos al dinero-deuda y al sistema de crédito y préstamo que endeuda al conjunto de la sociedad en beneficio de algunos rentistas y banqueros de las altas finanzas.

5.1 Las ciudades, pueblos que desarrollan una economía solidaria.

Al presentar el estatus y funcionamiento de las ciudades libres en las instituciones políticas de las Redes de Vida, mostramos

el caso de Marinaleda en Andalucía.

El reportaje de France 2 lo menciona expresamente, Marinaleda no inventó nada, simplemente recordó que en el pueblo vecino ya era así en el siglo XIV y los habitantes de este pueblo aún lo recuerdan utilizando las casas, la iglesia, los edificios comunales construidos en esa época.

Toda España estaba organizada así, el tiempo de las catedrales no había sido destruido en 1307 como en Francia y muchos templarios se habían refugiado en España y sobre todo en Portugal con parte de la flota templaria. El municipio de Marinaleda no ha olvidado este ejemplo medieval y lo ha vuelto a utilizar para salir de la miseria, del paro, del sistema de poder liberal y escapar al poder de los grandes terratenientes pertenecientes a la monarquía española.

O, en el sistema de poder económico liberal actual, usar la propiedad colectiva administrada por los ayuntamientos para iniciar y financiar actividades de economía participativa que representen el nacimiento de los bienes comunes globales.

Tomamos el ejemplo de las ciudades o pueblos en transición, en particular

En Ungersheim, cerca de Mulhouse en Alsacia,

el ejemplo de Ungersheim en Alsacia cerca de Mulhouse.

Las 21 iniciativas para el desarrollo de una economía local y fraternal se basan en un marco jurídico constituido por dos pilares: el marco asociativo ley de 1901 con sus voluntarios, pero también el marco de la administración municipal. El municipio y su alcalde, su concejo municipal están habilitados para recibir subvenciones públicas, ingresos municipales y para adquirir bienes comunales, para gestionar actividades económicas en nombre del municipio. Sin embargo, es necesario que el alcalde tenga la voluntad y luego la competencia para llevar a cabo el desarrollo de esta economía local participativa. 

En Ungersheim, cerca de Mulhouse en Alsacia, el origen de este ejemplar paso proviene del cierre de las minas de potasio. El alcalde es un antiguo minero que ha tenido responsabilidades sindicales y la cultura social, la fraternidad de los mineros y de las ciudades, de los pueblos de esta cuenca potásica, no son palabras vanas sino una realidad viva y dinámica que no podía desaparecer con el fin de los pozos de mina. Los terrenos son desbrozados por la sociedad propietaria de las minas y el ayuntamiento de Ungersheim compra a precios modestos un centenar de hectáreas para transformar estos terrenos industriales en huertos y en una central solar, en un eco pueblo.

El suelo es, en efecto, como en otras partes de la llanura de Alsacia del loess fértil. La abundante capa freática garantiza el abastecimiento de agua para los cultivos. Por lo tanto, las particularidades locales son muy favorables tanto a nivel del suelo como a las estrechas y antiguas relaciones sociales vinculadas a la cultura de los menores y sus familias.  La estrategia elegida es el desarrollo de un sector que va desde las semillas hasta la distribución de comidas a partir de las hortalizas cultivadas en los terrenos comunales, el sector de la semilla hasta el plato para garantizar una soberanía alimentaria (en gestión: la integración ascendente y descendente corresponde al desarrollo de un sector de producción y distribución de bienes y servicios). Muy pronto los voluntarios de la asociación del pueblo dirigida por el alcalde, se unen a los pasantes en inserción profesional que aprenden la profesión de jardinero. Por lo tanto, son pagados por organismos públicos. 

Las soluciones óptimas para la producción de verduras y cereales no están para inventar. Existían en la agricultura local antes de su transformación en agricultura intensiva durante el siglo XX.

Por ejemplo, en el caso del trigo, la selección de las semillas ha permitido utilizar la semilla “Alsacia”, ya solución óptima en 1900: es alta y ahoga las malezas; no necesita fertilizantes o composta y no necesita arar la tierra. Para adaptarla a la particularidad local: la presencia del bosque y de sus rebaños de jabalíes, el agricultor se cruza con esta semilla óptima para hacerla “barbuda” e indigesta al consumo de jabalíes y animales.

Estamos aquí al nivel de la alianza de los opuestos: la adaptación a las particularidades locales. No se necesitan cazadores de jabalíes para proteger los campos de trigo cerca del bosque (al principio los jabalíes son “contrarios” al desarrollo de los campos de cereales o de maíz).

El pan es sin gluten y tiene sabor. Otras soluciones óptimas se ponen en práctica o se vuelven a poner en práctica. Este ejemplo de economía local participativa permite comprender mejor el impacto de la subsidiariedad y de la alianza de los contrarios y el desarrollo al mismo tiempo de un alto nivel de relaciones sociales.

Los beneficios obtenidos por la venta de hortalizas y comidas para los comedores escolares del pueblo y de las aldeas circundantes permiten remunerar y remunerar a unos 70 trabajadores agrícolas, a los que se añaden unos 30 aprendices en inserción profesional. La central solar, la más importante de Alsacia, permite alimentar a 20 000 habitantes fuera de la calefacción y garantiza una independencia energética. La moneda local destinada al comercio local entre los artesanos comerciantes del pueblo tiene una tasa de utilización del 7% con respecto a los 2.200 habitantes del pueblo y esta tasa de utilización es importante en comparación con la utilización de monedas locales en otros municipios o ciudades. 

En este pueblo, sin embargo, subsiste una cuestión política, pero esta cuestión política es válida para el conjunto de los ciudadanos franceses.

Por el momento, cerca de 50 voluntarios y trabajadores comunitarios trabajan en las obras que lleva a cabo el ayuntamiento.  No todos los ciudadanos de la aldea se asocian a esta iniciativa ejemplar y, por lo demás, no la tienen en cuenta. Y esto es comprensible en el estado de nuestro derecho francés. El problema es conocido para los lectores de fileane.com. Para desarrollar estos proyectos de vida, fuera del marco legal actual: voluntariado, régimen comunal, que hace que solo una minoría de apasionados actúe mientras los demás miran (dejando de criticar y reír… al menos en este pueblo y en los alrededores que comienzan a entender que esta es la solución para vivir mejor juntos), es necesario utilizar la propiedad común y los bienes comunes.

La propiedad común se gestiona sin cargos electos o representantes. Eso es lo que le he dicho al alcalde de esta localidad últimamente. Con representantes electos, estamos en propiedad colectiva gestionada por representantes de los ciudadanos. Excepto que la propiedad común está prohibida desde 1790 y totalmente ajena, como la subsidiariedad, a las constituciones republicanas francesas desde 1790. En consecuencia, muchos habitantes asalariados sólo pueden contribuir al desarrollo de este proceso ciudadano comprando las hortalizas o utilizando los servicios ofrecidos por el municipio, pero no pueden, además de sus empleos asalariados, venir a trabajar como asalariados en esta red en economía local participativa.

De la misma manera, la complementariedad entre rendimientos crecientes y decrecientes no es posible en el contexto legal actual, que prohíbe la propiedad común. La cultura local para desarrollarse en este contexto político y jurídico desfavorable debe, por tanto, utilizar el valor de la resiliencia para seguir siendo positiva a pesar del grave riesgo de un resultado negativo y para desarrollar una capacidad de reacción ante las crisis y de ser autónoma. Estamos lejos de abandonar nuestros sistemas de poder y restaurar nuestras redes ciudadanas vitales en las que la resiliencia no es útil y no tiene lugar. 

El éxito del pueblo en transición de Ungersheim es bien recibido por todos los conocedores, pero los líderes del sistema económico liberal y los partidos políticos que apoyan la doctrina liberal no tienen nada que temer hasta que los ciudadanos hayan restaurado la complementariedad entre las tres formas de propiedad y restaurado el poder ciudadano sobre la creación de la moneda soberana, en resumen, al haber abandonado nuestros sistemas de poder, lo que es muy diferente de adoptar un enfoque de resiliencia. Sin embargo, este ejemplo demuestra que solo en el marco del derecho asociativo de la ley de 1901 y del derecho administrativo de las atribuciones del municipio, es posible que los 36.000 municipios de Francia inicien esta primera etapa hacia los bienes comunes y una economía local realmente participativa. Y no es para menos… Entonces, ¿qué esperamos? 

Para descubrir mejor este éxito sensacional en Ungersheim, está disponible la película de Marie-Monique Robin “¿Qué se espera?”. Se puede alquilar por 300€ el día. El presupuesto para proyectar esta película en una sala de 340 asientos era esa noche de 1.000€: 300 para el alquiler de la película, 450 para el de la sala y 200€ para los gastos de desplazamiento de Monsieur le Maire y de uno de sus adjuntos. 

Otro ejemplo en Italia,

Levigliani, el pueblo que lo comparte todo

Los equipos de France Télévisions le hacen descubrir el miércoles 3 de marzo de 2021, un pequeño pueblo de Italia que vive de su tesoro: una cantera de mármol adquirida en los años 1950 por los habitantes.

Encontrar toda la información sobre el vídeo en: https://www.francetvinfo.fr/monde/italie/italie-levigliani-le-village-qui-partage-tout_4318723.html

Enclavado en las montañas de Toscana (Italia), el pueblo de Levigliani se ha convertido en una resistencia en Italia, protegiendo celosamente su cantera de mármol. Permite al pueblo de 350 habitantes vivir prácticamente en autarquía desde hace dos siglos y conservar sus comercios y su población, a menudo desaparecidos en los municipios vecinos.

La cooperativa financia un supermercado El tesoro del pueblo está encaramado a 1.300 metros de altitud: una cantera adquirida en la década de 1950 a una empresa privada, por los habitantes reunidos en cooperativa. La cantera emplea a 30 trabajadores, todos los cuales deben residir en el pueblo para mantenerlo. Los beneficios generados por la explotación del mármol, se reinvierten obligatoriamente en el pueblo, especialmente en el supermercado local. Un supermercado en perfusión que simboliza por sí solo la filosofía del pueblo. La cooperativa también financia la recolección en las escuelas, infraestructura, restaurante y renovación de viviendas.

dirección alternativa para este informe:

https://www.dailymotion.com/video/x7zopeb?fbclid=IwAR2gLXLBUEYk0P6rLogdpzYrIwZM3TGMP6kho41LTE3XrdaYyq-yw7JgLio

5.2 las SEL (Servicios de Intercambio Local) y el juicio de Foix en noviembre de 1997.

este documento es una copia de artículos de Le Monde y otros medios de comunicación que siguieron al juicio de SEL de Ariège en noviembre de 1997. 

Esta técnica de intercambios contribuye a la realización de una propiedad común que permite el enriquecimiento individual y sobre todo una prevención contra la miseria y la soledad. Este proceso también muestra que en este período de decadencia y aumento de la desigualdad, en estos años de retroceso de la acción política al servicio del desarrollo de una democracia ciudadana, ha sido posible una elección: se han dado oportunidades para modificar paso a paso el funcionamiento de nuestro sistema de poder económico liberal para mayor solidaridad.

Este juicio es solo una fecha, ¡pero ya ha ocurrido! La administración de justicia, en el caso que aquí se presenta como la mayoría de las veces, no es más que un engranaje del sistema de poder existente y prefiere defender incluso leyes anticuadas antes que reconocer nuevos modos de vida adoptados según valores tan universales como la solidaridad y la fraternidad… y esperar que una ley legalice estos nuevos modos de vida pertenece a la más bella de las farsas democráticas mientras una relación de fuerza no venga a alterar el conservadurismo de las instituciones.

Documento: Le MONDE / Martes 18 de noviembre de 1997

Un primer juicio por trabajo clandestino pone en tela de juicio a los servicios de intercambio locales.

Una de las miembros de esas redes de asistencia había pedido a otros dos miembros que repararan su techo 

Nacidos en 1994, los servicios de intercambio local (SEL) son objeto de un primer juicio, el martes 18 de noviembre, en Foix. Adherente a estas redes de ayuda mutua en las que se intercambiaban servicios, una habitante del Ariège había hecho reparar su techo por dos miembros del SEL pirenaico. El fiscal consideró que se trataba de un trabajo clandestino. Las 248 SEL francesas reúnen de veinticinco mil a treinta mil afiliados. 

SARAH TWO se interesa por la ecología y la agricultura biológica. Por eso, dice, se mudó a Francia en 1992, comprando una vieja casa en Tapia, una aldea en el interior de Ariège. La morada sería habitable, no eran las filtraciones en el techo. Debido a la falta de ingresos, el Reino Unido no podía recurrir a una empresa para pasar por fin un invierno a salvo. En cambio, era miembro del sistema de intercambio local (SEL) pirenaico, una red de ayuda mutua en la que ofrecía sus servicios (hogar, horticultura, cuidado de niños, etc.) a cambio de bienes o de golpes de mano. Así que recurrió a la SEL para reparar su techo. 

En septiembre de 1996, Robert Evans y John Mac Cullogh, británicos también, estaban en la cabecera de la casa de Sarah Two cuando llegaron los gendarmes, alertados por una llamada telefónica de un vecino, Michel Vigne. El apoderado del fiscal. un ex inspector de trabajo, fue inmediatamente informado. Lo que debía suceder ocurrió: por primera vez, miembros de un sistema de intercambio local eran procesados por trabajo ilegal. El fiscal de la República de Foix (Ariège) ha procesado a la Sra. Two por empleo de trabajadores clandestinos y a sus dos compatriotas por trabajo encubierto. El juicio estaba previsto para el martes 18 de noviembre en el Palacio de Justicia de Foix. 

Al timón, tres personas, pero también, implícitamente, las 248 SEL (es decir, de veinticinco mil a treinta mil afiliados) que han florecido en Francia en los últimos tres años, impulsados por “una dinámica bastante fuerte en Francia”, según Jean-Michel Servet. Una dinámica que «responde a un deseo de innovación de la base», estima este profesor de economía en la Universidad Lyon-II, coautor de un informe sobre las SEL que !el Grupo de Investigación y Análisis de las Instituciones acaba de entregar a la Caja de Depósitos y Consignaciones. 

CARTAS DE APOYO 

Para Smaïn Laacher, sociólogo de la Escuela de Estudios Superiores en Ciencias Sociales, el caso es escuchado. «Los jueces lo pensarán dos veces antes de condenar, ya que el asunto se inscribe en un dispositivo, el SEL, que es, entre otras cosas, un dispositivo de inserción». Prueba de ello son las decenas de cartas de apoyo recibidas por el SEL pirenaico. «Por fin he recuperado la dignidad de no ser asistida», escribió Maryline B., miembro de la SEL de Maine, que vive con 3.500 francos al mes. 

Dentro de la SEL pirenaica, el 70% de los afiliados disponen de menos de 5.000 francos al mes. Los sistemas de intercambio local reúnen una gran proporción de personas en situación precaria: del 40% al 60%, según el informe de los economistas de Lyon, que muestra que el desarrollo de estas redes participa en la lucha contra la exclusión. “Permite que la gente se conozca, que salga de su soledad”, explica Marie-Bénédicte Lemaire, fundadora de la SEL de Lutterbach (Alto Rin), que acaba de ser galardonada por la Fundación de la Caja de Ahorros. 

Es más bien positivo que el Ministerio de Empleo y Solidaridad asista al desarrollo de las SEL. Sin embargo, al tiempo que expresan “cierto interés en estas gestiones que permiten crear lazos de solidaridad”, los poderes públicos “deben permanecer atentos a que no se lleguen a derivas”, dicen al ministerio. Más concretamente: «no sería conveniente que personas insertadas profesionalmente encontraran en las SEL un medio de desarrollar sus actividades habituales.» 

30.000 FRANCOS LIBRES DE IMPUESTOS 

Robert Evans, beneficiario de RMI, nunca había restaurado un techo antes de restaurar el de Sarah Two, y nunca lo ha hecho desde entonces. Su compañero de trabajo, profesor en Gran Bretaña, propietario de una ruina en Ariège, no es más profesional que él. El hecho es que han realizado trabajos, mientras que los artesanos locales no tienen trabajo. 

A petición del fiscal, la Cámara Sindical de Artesanos y Pequeñas Empresas del Edificio del Ariège (Capeb) evaluó su trabajo: 30.000 francos libres de impuestos. El volumen de trabajo excede el simple golpe de mano que se intercambia normalmente en el seno de las SEL, estima la Dirección Departamental de Trabajo. “La suma es increíble”, rebosa el abogado de los tres británicos, Jean-Claude Garson. En cualquier caso, la Sra. Two nunca podría haberla pagado. 

El funcionamiento de la asociación 

· Una red multilateral. Mientras que el trueque se basa en un intercambio bilateral, la SEL funciona de forma multilateral. A cambio de una pequeña cuota anual, el afiliado figura en la lista de los miembros que ofrecen sus bienes o servicios. Las operaciones se remunerarán en unidades de cuenta. Granos de sal, trufas, flores… cada estructura tiene su unidad. 

· No convertibilidad. La asociación se encarga de la contabilidad interna. Publica mensualmente un resumen de la situación de cada uno. Los débitos son obviamente tan importantes como los créditos. Las cuentas no se pueden convertir en francos en ningún caso. 

· Confianza. El sistema funciona sobre el voluntariado y la confianza. Para ser viable, debe ser limitado, en número de miembros y geográficamente. Originalmente en las zonas rurales, las EEL se están extendiendo en los medios urbanos. La lista está disponible en Internet (http:// altern.com/sel/). 

· Simposio. Los sistemas de intercambio local serán objeto de un coloquio en el Centre Thomas-More, en L’Arbresle, cerca de Lyon, los días 29 y 30 de noviembre, en presencia, en particular, de economistas y del sociólogo Smaïn Laarcher. Información, tel. :: 04-74-26-79-71; fax: 04-74-26-79-99. 

Marie-Pierre Subtil 

Documento: EL MUNDO /JUEVES 20 DE NOVIEMBRE DE 1997 

Se requiere una pena de interés general en Foix en el primer juicio de un servicio de intercambio local.

La fiscalía considera que estas redes son «incompatibles» con la legislación sobre el trabajo ilegal. 

El martes 18 de noviembre, se requirieron obras de interés general por trabajo clandestino ante el Tribunal Correccional de Foix (Ariège), frente a tres miembros del sistema de intercambio local (SEL) pirenaico que habían cambiado la reparación de un techo por «granos de sal», la unidad de intercambio vigente en el seno de estas redes de ayuda mutua, creadas en 1994. La defensa argumentó que “no todo es dinero” 

FOIX (Ariège) de nuestra enviada especial 

Dos mundos antinómicos se enfrentaron, el martes 18 de noviembre, en el Palacio de Justicia de Foix. Por un lado están los “neorrurales”, que se ayudan mutuamente despreciando el dinero, las cotizaciones sociales, el fisco. Por otro, un fiscal de la República y abogados de partes civiles reacios a la idea de que se puedan intercambiar bienes o servicios sin referirse al franco, a la Urssaf y a la cámara de oficios. 

En la sala, llena, de los miembros del sistema de intercambio local (SEL) pirenaico, la asociación que “importó” de Canadá y Gran Bretaña estas redes de trueque multilaterales (Le Monde del 18 de noviembre). 

Al timón, tres de ellos: Sarah Two, flauta y discreta británica de cincuenta y dos años, sin ingresos fijos, perseguida por haber hecho reparar su techo por trabajadores clandestinos; Robert Evans, cráneo y barba desgarbada, un franco-británico psicólogo de formación, aliado del RMI procesado por trabajo clandestino, al igual que John Mac Cullogh británico, profesor interino en Gran Bretaña y residente ocasional en Ariège. En septiembre de 1996, los dos hombres habían sellado las fugas del techo de su compatriota, cobrándose en «granos de sal», la unidad de intercambio de la SEL pirenaica. 

El presidente del tribunal correccional, Jean-Louis Boué, intentó comprender la naturaleza de los intercambios que se realizan en el seno de la SEL. «Se han beneficiado de prestaciones. ¿Qué tenías que hacer a cambio?”, le preguntó a Sarah Two. “He hecho un trufu para el Sr. Evans. -Perdón, del…?», recoge el presidente, que aparentemente ignora todo de la gastronomía macrobiótica y no se ha percatado de que los intercambios en el seno de la asociación no son bilaterales. 

A los tres acusados les resulta difícil explicar que el “grano de arena” es un “valor simbólico” que, a sus ojos, no se puede convertir en dinero. «el grano de sal representa 1 franco», dijo el presidente.   “No, no funciona del todo así”, asegura Sarah Two, que más tarde tuvo problemas para hacer comprender al asesor – que le pregunta si ha cubierto su déficit, un año después de las obras – que las cuentas por cobrar son bienvenidas en el SEL, y que incluso son su condición de existencia. 

La Federación de la Construcción y de las Obras Públicas se había convertido en parte civil, así como la Cámara Sindical de Artesanos y Pequeñas Empresas del Edificio del Ariège (Capeb). «Este tipo de actos perturban los circuitos económicos tradicionales. Esto institucionaliza una economía paralela”, se ha alentado la abogada de la federación. «Es una tremenda provocación a todo nuestro sistema político y social, retomó su colega, Jacques Vialea, en nombre de la Capeb. Os dicen que hay obra de reinserción, pero mañana, el artesano al que represento, también habrá que reinsertarlo: ¿no consiste este sistema en desvestir a Pedro para vestir a Pablo?» Y concluye: «Es un sistema que permite un enriquecimiento de cada uno. Está muy bien, el problema es que no está en sintonía con el nuestro». 

PROBLEMAS DE DESVIACIÓN 

Un alegato cercano al escrito de acusación del fiscal de la República, Pierre Nalbert, el autor de las diligencias contra los tres acusados, que se alzó violentamente contra el principio de la SEL: «Desde hace dos años, uno gira en círculos, nadie se atreve a acudir al tribunal», relató, visiblemente satisfecho de que finalmente un ciudadano haya advertido a la gendarmería del «trabajo clandestino» realizado por los afiliados. 

Según el fiscal, el código civil define el intercambio como bilateral. «Desde el momento en que un tercero -la asociación- interviene, es del banco, es un sistema de gestión, que plantea problemas de desviaciones, ha considerado, antes de enumerarlos: falta de pago de impuestos y cotizaciones sociales, falta de seguridad y competencia con los profesionales. ha aludido a un «riesgo para la colectividad nacional» en caso de desarrollo de un sistema «incompatible» con la legislación sobre el trabajo encubierto. Penas exigidas, «este asunto [se toma) con cierto humor y cierto desapego»: un trabajo de interés general (TIG, que varía de cuarenta a doscientas cuarenta horas de trabajo a prestar a una colectividad).  

El abogado de la defensa, Jean-Claude Garson, estimó, por su parte, que no había trabajo clandestino sino voluntario, lamentando con humor la ausencia del Banco de Francia como parte civil. Para él, “el grano de sal es la valorización de la dedicación de los miembros de la asociación”, y “no todo es dinero”. Sobre todo, la Sra. Garson ha subrayado el hecho de que la persecución afecta a tres personas, mientras que la SEL, como asociación, es objeto de un proceso.

«Si la sal es una moneda, es la moneda de la solidaridad. La sal sirve para la conservación de la dignidad humana. No sabía que era un delito”, concluyó, aplaudiendo con fuerza. 

Fallo el 6 de enero de 1998. 

Marie-Pierre Subtil 

Documento:

Un golpe de sangre del mercado frente a una práctica de economía alternativa: una condena, pero todavía no el régimen sin SEL

El 6 de enero de 1998, el Tribunal Penal de Foix dictó sentencia: 2.000 francos franceses de multa suspendida.

El caso es una primicia: tres miembros del SEL (sistema de intercambio local) de DUN (Ariège) han sido condenados por trabajo ilegal. ¿El intercambio es una actividad que entra en el sistema económico “oficial” y está regulado oficialmente? Cuando la actividad por cuenta propia no es un trabajo, sino un valor -estimado en “granos”-, ¿se le pueden aplicar las reglas de un sistema económico y social en el que sólo el trabajo es un valor, además, mercantil? El voluntariado es comúnmente aceptado e incluso alentado: probablemente sea útil como paliativo para las deficiencias. Sin embargo, el voluntariado también es un intercambio, nunca es unidireccional. Pero en las SEL, el intercambio está formalizado, para mostrar a los que reciben que también dan, y para que los que dan se den cuenta de que también reciben. El problema es sin duda que un sistema así sienta las bases para una economía alternativa, que funcione. Sin embargo, afecta a una parte totalmente marginal de la población y de los intercambios económicos. Probablemente ya sea demasiado. El tribunal no resolvió sobre el fondo, no resolvió sobre el sistema en sí. Para saber más sobre el juicio: (enlace eliminado). Para saber más sobre SEL, sus orígenes, su funcionamiento, las cuestiones jurídicas relacionadas, así como sobre SEL en Francia: (enlace eliminado) sitio web de la asociación Sel’idaire (asociación para la información y la animación de SEL en Francia) 

Noticias de la agencia REUTERS, Martes 6 de Enero 16h  

Primera condena para el “nuevo trueque” por Nicolas Fichot 

FOIX (Ariège), 6 de enero, Reuters – Miembros de un Sistema de Intercambio Local (SEL), una versión moderna del trueque, fueron condenados por primera vez el martes por trabajo ilegal. 

Sin embargo, el Tribunal Penal de Foix, en Ariège, sólo impuso a los tres acusados una multa de 2.000 francos franceses, que sólo pagarán si son condenados a otra condena en los próximos cinco años. 

Según el Ministerio del Interior, en los últimos años se han fundado 248 SEL en las zonas rurales desfavorecidas de Francia. A través de un servicio de intercambio de productos o servicios, permiten a sus 30.000 miembros superar la ausencia de dinero en efectivo. 

El juicio de Foix se llevó a cabo por denuncia de un artesano-cubridor de Dun, pequeño municipio de los Pirineos de Ariège, que se consideraba perjudicado por la SEL. En particular, no había aceptado que una británica, Sarah Two, hiciera reparar el techo de su casa por otros dos miembros del SEL de Dun, británicos como ella, Robert Evans y John Mac Cullogh.  

Ante una demanda de competencia impropia, el fiscal del distrito de Ariège decidió demandar a Sarah Two por “trabajo de trabajadores clandestinos” y a Robert Evans y John Mac Cullogh, psicólogos y profesores de francés de profesión, por “trabajo ilegal”.  

En la audiencia, el 6 de enero, el fiscal citó a un experto que evaluó el trabajo del techo en 30,000 francos, lo que los sacó del sistema de SEL, que en general se limita a pequeños intercambios o menús de servicios. 

Hipocresía 

“Es una suma exorbitante que mi cliente nunca podría haber pagado. Es por eso que había pasado por la SEL bajo pena de ver su casa colapsar”, argumentó el abogado de los tres acusados, Jean-Claude Garson. 

“Esta sentencia es completamente incomprensible”, dijo Two al anunciar la sentencia. Ataviada con sábanas tejidas, la procesada, que reivindica el movimiento “neorrural”, denunció “la hipocresía de la justicia francesa que condena a personas, en este caso a los tres, en lugar de decidir sobre el fondo, a saber, si nuestro sistema es ilegal o no”. 

Este juicio es completamente falso”, se indignó Robert Evans. “Creo que el tribunal tuvo miedo o no entendió nada. Y esto me hace sentir muy decepcionado por las personas que han atacado a la gente en lugar de tratar de entender, o juzgar, un sistema. Y como no entendí nada de su sentencia completamente enrevesada, seguiré adhiriéndome a mi SEL. Por lo tanto, a intercambiar servicios sin nunca pagarlos directamente”. 

John Mac Cullogh no estuvo presente en la audiencia. 

En ausencia del defensor de los tres acusados, una abogada de Ariège, Françoise Matricon, miembro de SEL de Dun, anunció que los miembros de la asociación se reunirían el miércoles por la noche “para decidir sobre una posible apelación”. 

El tribunal consideró un llamamiento “muy probable en la situación actual, ya que, por el momento, al no condenar nuestro sistema, han condenado a miembros y (…) el miedo no forma parte de los valores de estas tres personas”. 

REUTERS 

artículo de Liberación de 07/01/98 

¿La SEL, trabajo clandestino o paralelo? 

Tres miembros de un sistema de intercambio local condenados en libertad condicional 

Toulouse, de nuestro corresponsal 

Sarah Two es culpable de emplear a trabajadores clandestinos por haber hecho rehacer gratuitamente el techo de su casa de Ariège por dos amigos británicos de la región. 

Los dos británicos en cuestión, Robert Evans y John MacCullogh, son culpables de trabajo ilegal por haberse improvisado cubridores a cambio de algunas producciones hortícolas. El Tribunal Penal de Foix (Ariège) dictaminó ayer que esta infracción del artículo L.324.10 del Código costaría a cada uno 2.000 francos de multa con suspensión condicional. Sin embargo, incluso presionado por Robert Evans, el presidente Jean-Louis Boué guardó silencio sobre la cuestión de fondo: a fin de cuentas, los SEL, sistemas que organizan el intercambio local de trabajos diversos entre miembros, ¿son bolsas para producir trabajo en negro? 

Robert Evans no sabrá si todavía tiene derecho a participar en este sistema querido por los marginales económicos que encuentran en él, según el caso, un poco de convivencia o un poco de reinserción social por la dignidad. Su adhesión a la SEL de Ariège no está en ningún caso en entredicho por ninguno de los que se espera del juicio. En una burla a la ministra Georgina Dufoix al final del juicio concluyó que era “culpable” pero sobre todo no “responsable”. Detrás de la sonrisa, predomina la insatisfacción. Los 247 SEL establecidos en Francia estaban ahorcados en esta sentencia. Se quedarán con las ganas.

Los demandantes, artesanos profesionales del edificio de la Capeb y Federación del Edificio, no están mucho más avanzados. Habían denunciado en el juicio la competencia desleal que les harían los miembros de la SEL sin pagar ni cargos ni impuestos. Pero es el sistema en sí, fuera de los circuitos regulares de la economía que buscaban. Y no a la horticultora biológica, al psicólogo RMiste e intermitente de la enseñanza que se han encontrado al azar llamados al estrado para un techo mal arreglado. Los profesionales de la construcción deberán conformarse con un pequeño franco simbólico en concepto de daños y perjuicios, una pena que no debería en ningún caso disuadir a las demás asociaciones de este tipo de proseguir sus actividades. 

El fiscal Nalbert ya había desahogado sus alegatos pidiendo que los tres acusados fuesen condenados a penas de interés general. La sentencia de ayer indica que el mundo ordinario, incluso armado de sus leyes, no está dispuesto a regular demasiado el mundo paralelo que se organiza a su margen. 

El abogado de los tres británicos de Ariège no estuvo presente en la audiencia de ayer. Los condenados esperarían hasta la reunión de la noche en la que la SEL decidiría si se apelaría o no la sentencia. Mientras tanto, el problema de Sarah Two sigue sin resolverse. Por lo tanto, ilegalmente, al no disponer de las cantidades necesarias, valoradas según las partes, en 69000F o 30000F, había iniciado estos trabajos de cobertura. Pero no fue suficiente: su techo siempre está lleno de goteras. 

Gilbert Laval 

5.3) Las monedas locales, oportunidad o amenaza para el uso de una moneda plena.

Los empresarios suizos utilizan su moneda WIR

Los empresarios suizos utilizan su moneda WIR

Hemos presentado la moneda WIR utilizada por los empresarios suizos agrupados en cooperativa y hemos distinguido la diferencia entre una moneda legal como una moneda plena, por una parte, y una moneda local o una moneda más o menos privada reservada a los miembros de una cooperativa, por otra.

¿Se puede hablar de una moda de las monedas locales? El mapa de las 80 monedas locales censadas en Francia tiene suficiente para afirmarlo. Los beneficios de una moneda local son conocidos y su desarrollo se basa en la existencia previa o no de un fuerte tejido social en una región.

En el País Vasco, el eusko es la moneda local más utilizada.

No es de extrañar que la moneda local que ha tenido más éxito en Francia sea el eusko (País Vasco). A 31 de julio de 2020, había 1.544.235 eusko en circulación (+27% respecto a 2019): 503.000 en billetes, y 1.467.000 en cuentas eusko digitales. El 56% de los profesionales de la red Eusko han contratado al menos un nuevo proveedor local para reutilizar sus eusko. Y el 84% nunca ha tenido que convertir eusko alguno en euros. El estatuto jurídico de esta moneda es una asociación regida por la Ley de 1 de julio de 1901 y el Decreto de 16 de agosto de 1901.

Al igual que en Ungersheim, cerca de Mulhouse, donde hemos indicado que este pueblo en transición se basa en los estrechos lazos que han tejido los antiguos mineros de potasa en el fondo de sus galerías, la historia económica y social del país vasco, especialmente del lado español, es rica en tradiciones y normas de vida heredadas del período medieval y de la enseñanza de las abadías y monasterios benedictinos y cistercienses.

Hemos visto que en Andalucía el pueblo de Marinaleda comenzó convirtiéndose en propietario de las tierras hasta entonces, propiedad de un conde de la aristocrática española. El desarrollo agrícola y luego artesanal con la fabricación del “mejor aceite de oliva del mundo” siguió los métodos heredados de los monasterios y abadías del movimiento benedictino y luego cisterciense.

El desarrollo industrial y comercial más destacable del país vasco también utiliza este movimiento cooperativo en democracia local participativa con Mondragon Corporation.

Mondragon Corporation es el primer grupo industrial del País Vasco español y el décimo grupo español. Comprende 268 empresas, de las cuales 102 son cooperativas, tiene un volumen de negocios de 11.400 millones de euros y 5 continentes. Está presente en la industria (50% de su actividad), la distribución, las finanzas y la educación. Su especificidad reside en su misión y sus valores: «nuestra misión consiste en generar riqueza en la sociedad a través del desarrollo de empresas y la creación de empleo».

Es difícil no ver en la personalidad y las acciones del párroco que en 1941 viene a asumir sus funciones en el pueblo de Mondragón, la enseñanza de los monjes benedictinos y los métodos de los monjes soldados templarios para desarrollar la economía de una región, herencia de la época medieval que sobrevivió mucho más en España y Portugal que en Francia después del viernes 13 de octubre de 1307.

Para la mayoría de las monedas locales que no disponen de tal fundamento, de tales raíces históricas y sociales, sus finalidades son de orden ecológico:

favorecer el comercio local, el circuito corto de producción-consumo, permite evitar los transportes y las emisiones de CO2. De conformidad con el artículo L521-2 del Código Monetario y Financiero, una moneda local es legal si se limita a un territorio restringido y sólo se refiere a una gama reducida de bienes y servicios.

Como hemos señalado en relación con la moneda WIR utilizada por las empresas suizas, las monedas locales no tienen por objeto convertirse en una moneda plena, como ocurrió en Wörgl, en el Tirol, a principios de la década de 1930. No se trata de limitarse a un simple medio de intercambio entre actores locales, una moneda plena crea trabajo y riqueza, sobre todo cuando la moneda legal está en crisis o cuando se trata de no utilizar dinero endeudado para endeudar la economía de un país.

La mayoría de los ecologistas han descubierto que las monedas locales, pero limitarse a luchar contra las emisiones de CO2 en el marco de la lucha contra el cambio climático no es más que una sumisión voluntaria o “sin el conocimiento de su voluntad” al sistema liberal y financiero.

Estamos aquí en el marco del uso de la ecología por parte de las altas finanzas para manipular a los pueblos y ocultar su saqueo y su destrucción del planeta. Volveremos a esto cuando hablemos del área de la ecología en el entorno externo de una Moneda Llena.

5.4) las monedas privadas o personales.

Las tecnologías informáticas y de telecomunicaciones permiten crear sistemas comerciales a partir de una creación monetaria individualizada y reservada a una red de miembros.

La tecnología básica es la cadena de bloques, que mantiene un registro de la información a lo largo de su flujo de Internet de una computadora a otra.

Esta información rastreable y verificable incluye, por supuesto, el pago de una transacción en moneda digital como Token. Pero la cadena de bloques va más allá y permite el desarrollo de proyectos en todos los sectores de la economía.

Hemos presentado varios proyectos que utilizan la cadena de bloques en este informe de una reunión en Estrasburgo en diciembre de 2017.

Retomamos brevemente algunas observaciones de nuestra conclusión.

El enfoque blockchain es una forma nueva y poderosa gracias a Internet, de protesta, de evadir el sistema de poder capitalista y liberal. Pero esto no es un alejamiento radical de la cultura liberal. Utiliza muchos de los valores, normas y modos de vida de la sociedad liberal: la propiedad privada y no las otras dos propiedades, el mercado, la competencia..

Los usos de las criptomonedas sirven sobre todo para permitir a algunos enriquecerse o creer que podrán enriquecerse especulando al igual que en los mercados financieros. La noción del capital de riesgo está en el corazón de los proyectos blockchain actuales pero esta utilización de la financiación de proyectos ya no está reservada a los banqueros, a los financieros, a los ricos. Cualquier ciudadano puede participar en el lanzamiento de un proyecto administrado desde una cadena de bloques.

A nuestro juicio, este avance útil sigue siendo insuficiente para liberarnos de la dominación de las minorías que dirigen el actual sistema de poder económico y financiero.

Para desarrollar y gestionar nuestras redes de vida, recordamos las siguientes herramientas tecnológicas aportadas por la cadena de bloques:

  • la certificación y la transmisión de los documentos para controlar nuestra comunicación.
  • la trazabilidad de la economía circular.
  • la gestión global de proyectos como el presentado en esta reunión: SANTE AVENIR AFRICA.
  • la integración de la cadena de bloques en el control de sistemas automatizados como la gestión de energía a nivel local.
  • el uso de criptomonedas en la gestión de proyectos desde la financiación hasta la utilización de bienes y servicios realizados, uso adecuado para la gestión de los derechos sociales en el marco de la utilización de los bienes comunes.

Conclusión sobre el entorno sociológico

El ambiente económico, con una moneda llena sin deudas, representa sin duda una oportunidad lógica, ya que hay economías importantes que ganar. En principio, es fácil de entender.

Por el contrario, el entorno sociológico sigue siendo una amenaza grave y funesta, tanto la sumisión, la represión de los pueblos se vuelven globales y totales a través del uso de tecnologías “invisibles” e insidiosas para el control total del ser humano. Uno de los objetivos de este control total del espíritu humano es justamente olvidar, no entender nada más, ignorar que hay ahorros importantes, fenomenales para ganar en el entorno económico de una Moneda Llena, sin deudas.

Si la guerra militar, el impuesto por sangre que la juventud se ve obligada a pagar por los beneficios míticos de los industriales y los financieros, no es ya el único procedimiento para someter a los ciudadanos, la dictadura ejercida por las empresas farmacéuticas anglosajonas, primero sobre la medicina y después sobre los pueblos, se ha convertido en el medio “de moda”. El resultado es mucho peor, ya que la reducción de la población no se consigue ahora a través de genocidios de un pueblo o de una comunidad étnica particular, sino de cualquier persona y de cualquier lugar, empezando por los mayores y los más débiles. La crisis de salud por el COVID-19 desde 2020 es solo la primera fase oficial y visible de este plan criminal que no esconden hasta que se vuelven locos y orgullosos, despreciativos.

La sumisión por el terror a través de pandemias derivadas de manipulaciones biológicas y genéticas por verdaderos magos criminales es la nueva amenaza más grave a combatir.

Bajo este terror, toda influencia social basada en la persuasión con argumentos lógicos, es rechazada en el olvido y la ignorancia.

Frente a esta destrucción social, las iniciativas para salir de todo sin saber cómo salir de estos sistemas de poder y sin conocer la alternativa política de ejercer nosotros mismos la Autoridad, el Poder y el Comando para desarrollar una nueva civilización humanista, florecen con gran esfuerzo utilizando nuevas tecnologías financieras como las monedas digitales privadas.

¿Cómo convencer a una persona sometida a este terror de que basta con reunirse en un proyecto común y financiarlo a partir de vales de trabajo redactados en trozos de papel que van a circular entre los trabajadores de este proyecto común hasta la realización de los objetivos y el reparto de las riquezas creadas gracias al trabajo de todos los miembros de este proyecto de vida?

La oportunidad de usar una moneda sin deudas, sin embargo, no se elimina por su prohibición impuesta por los líderes neoliberales y su gobierno mundial plutócrata. Las minorías lo han usado durante siglos y aún hoy. En Francia, se utilizó entre 1945 y 1973 para reconstruir y modernizar el país. ¿Cómo podemos aceptar que se difunda la ignorancia sobre nuestra historia, esta realidad, esta experiencia? Como sabemos, somos la minoría activa que rechazamos esa sumisión y ese terror, cualesquiera que sean sus formas.

La solución es conocida por los lectores de fileane.com: utilizar nuestra primera fuente de conocimiento, el enfoque personal iniciático espiritual que nos permite vivir sin miedo y sin reproches. Está prohibida en los sistemas de poder y en las teocracias precisamente para que sus dirigentes puedan sembrar el miedo, el terror y desarrollar la sumisión de los pueblos a sus intereses. Es nuestra fuente número uno de saber quiénes nos liberan de estos déspotas, tiranos y criminales de lesa humanidad.

La primera salida de emergencia nos brinda la oportunidad de viajar entre los pueblos libres y los pueblos en transición hacia un desarrollo sostenible con respeto por la biodiversidad y la transición energética. Podemos encontrarnos en estos pueblos que lo comparten todo. Existen, fieles guardianes de los vestigios de las ciudades libres y de las asambleas comunes del período medieval, último período floreciente en Europa antes de que estos banqueros y financieros usurpen el Poder, nuestro Poder de crear la moneda que necesitamos en nuestras actividades humanas… ¡sin ellos!

Sigue leyendo