Parte 3 – La Historia de los Conflictos

Los supervivientes del último gran cataclismo y el fin de la Atlántida

Las redes de los sobrevivientes

Después del último gran cataclismo, los supervivientes se organizaron naturalmente en redes para ayudarse mutuamente, preservar su saber, encontrar las huellas de las otras colonias de supervivientes o de los pueblos con los que estaban en relación, para descubrir los cambios geográficos provocados por el cambio del planeta sobre un nuevo eje y un nuevo centro de gravedad.

Este último gran cataclismo, antes del próximo que llegará un día, es también el punto de partida de la historia de nuestra humanidad actual, contemporánea.

Este diluvio anterior tuvo lugar, según las extraordinarias investigaciones de Slosman en La gran hipótesis, el 27 de julio de 9792 a.C. El estudio comparativo de los calendarios y la observación del zodíaco de Dendérah, hoy en el Louvre, es de hecho fe. Los egipcios, herederos de los Atlantes, lo llamaron el Gran Cataclismo. Volveremos a ello más adelante.

Los arqueólogos han encontrado restos de estas civilizaciones anteriores a los doce mil años, así como restos de ciudades aún más antiguas.

documento:

Los atlantes, descendientes de la colonia que se refugió en Tiahuanaco, en los Andes, vivían en montañas de más de 4.000 metros de altitud porque la presión atmosférica era compatible con el metabolismo de sus cuerpos carnales y correspondía a la presión atmosférica del planeta Venus antes de que éste cambiara de órbita para acercarse peligrosamente al sol y volverse inhabitable para ellos.

Durante el último cambio del eje de la tierra y la anegación de la Atlántida en las profundidades de la tierra, los sobrevivientes atracaron en las costas de Marruecos y el hecho de vivir a nivel del mar provocó un cambio de metabolismo, especialmente el color de su sangre pasó del azul al tono verde oliva. Estos supervivientes no tenían sangre roja.

Osiris, el sobreviviente de la piel verde oliva.

Osiris le survivant à la peau vert olive

Esta imagen de Osiris, el sobreviviente, es testimonio de un fenómeno médico que ha sido comprobado hoy en el plano científico.

fuente: Albert SLOSMAN, El gran cataclismo, Robert Laffont, 1976

Sobrevivir tras el último gran cataclismo

Establecieron redes de resistencia y supervivencia frente a las consecuencias climáticas y a los cambios geográficos que siguieron al gran cataclismo durante varios miles de años marcados por lluvias torrenciales.

El uso de las redes era también natural en ellos, ya que en el continente desaparecido, el pueblo que había heredado el conocimiento de los seres venidos de otros lugares utilizaba el conocimiento global y estaba organizado en red: la familia es la principal red humana y los descendientes de los dioses y los semidioses formaban tribus y pueblos siguiendo el modelo familiar.

Posteriormente este modelo servirá de ejemplo durante la construcción de la leyenda de la fundación de Roma : fueron los hijos del dios Marte los fundadores de la ciudad y procedían de una colonia de descendientes de los supervivientes del continente desaparecido. La leyenda nos dice que estaban en relación directa con la ciudad de Troya.

Lo mismo ocurría con las ciudades griegas y sobre todo con la civilización egipcia que tiene su origen en la historia del último gran cataclismo, cuya fecha se conservó en Dendérah, y en la historia de un grupo de supervivientes capaz de utilizar el saber iniciático más elevado para disponer de ciertos poderes del mundo superior.

Por lo tanto, el contexto no era favorable a la restauración de los sistemas de poder si alguna vez un grupo social había tenido la idea de dominar a los demás de esta manera autocrática o despótica.

Mantener la memoria de este gran cataclismo es una prioridad política

La primera finalidad para los supervivientes fue la de mantener el rastro y la memoria de este gran cataclismo para transmitir este fenómeno a las generaciones futuras y prepararlos un día para enfrentarse también a un nuevo gran cataclismo.

Es una cuestión de supervivencia de la humanidad que pasa por la memoria de la civilización destruida, así como por la memoria de los supervivientes y de sus técnicas, principalmente los barcos de alta mar, los mandjits, que permitieron a los supervivientes resistir la furia de los océanos para encontrar una nueva tierra.

Esta misión se optimiza en el marco de redes de saberes que trabajan a muy largo plazo iniciando, generación tras generación, grupos de sabios que permanecerán humildes ante los misterios de la vida en la Tierra y no se verán tentados a utilizar elementos de este saber para construir mitos y dogmas capaces de darles el dominio de un sistema de poder. Solo la práctica de la iniciación espiritual puede garantizar en un ser humano que no utilizará este conocimiento antiguo para convertirse en un déspota cínico capaz de los peores crímenes en su voluntad altera de someter a los pueblos a sus voluntades de riquezas materiales.

Para los sabios de la Antigüedad y especialmente los del templo de Dendérah, la especie humana debe ser capaz de sobrevivir al próximo gran cataclismo y debe ser capaz de salvar su parte de eternidad que la distingue de las especies animales.

Las nuevas tecnologías y, en particular, la observación de la Tierra por medio de satélites cada vez más potentes para observar los más mínimos detalles sobre la tierra, pero también recientemente, en el fondo de los océanos, nos aportan nuevos descubrimientos. Así, estas imágenes del fondo del océano pacífico al oeste de las costas de México, no muy lejos de Tiahuanaco, de las civilizaciones Maya, Azteca e Inca y de otras civilizaciones aún más antiguas.

pyramides au fond de l'océan pacifique près des côtes du Mexique

pirámides en el fondo del océano pacífico cerca de la costa de México

Esta posible localización de la Atlántida está aún por comprobar mediante el envío de expediciones científicas. El descubrimiento fue publicado en un video en 2016. La pirámide más grande en lados que miden entre 13 y 15 km.

Según la leyenda de los Andes, los primeros colonizadores llegados de otro planeta se asentaron en Tiahuanaco,

su primer refugio subterráneo, una vez aclimatados a la vida en nuestro planeta.

Para Tiahuanaco, los geólogos hablan de un levantamiento repentino de más de 3,000 metros de esta región del lago Titicaca que una vez estuvo al nivel del mar. La colonia de otro planeta se habría asentado en estas montañas de más de 4.000 metros de altitud alrededor de este lago. Luego, sus descendientes más numerosos se asentaron en otras montañas de la misma altitud y esta región fue engullida durante el último gran cataclismo.Sabían que nuevos cataclismos de la misma magnitud son posibles en la Tierra y esta civilización de la Atlántida conservó los conocimientos de sus antepasados fundadores para prever cuándo tendría lugar un nuevo gran cataclismo. Se prepararon para ello y llegado el momento, una expedición marítima logró sobrevivir.

La actividad sísmica residual de este levantamiento de la región del lago Titicaca, se encuentra en la cadena de volcanes y montañas ubicada a lo largo del océano pacífico desde Alaska hasta el final de Sudamérica. Estos eventos serían anteriores a cientos de miles de años al último Gran Catalismo que nos interesa aquí.

Esta ciudad engullida cerca de Cuba debía encontrarse a una altitud más elevada. ¿Se produjo aquí un colapso de 3.000 metros o más? De lo contrario, esta región a nivel del mar estaba habitada por descendientes de Tiahuanaco mejor aclimatados a la vida en la Tierra y otros habían permanecido en las altas montañas de más de 4.000 metros que también fueron engullidos en el magma?

El misterio andino hasta la fecha no ha sido resuelto, pero está empezando a ser entendido. Una vez más lo que perturba la búsqueda son las pistas, los vestigios de una civilización traída por seres de otro planeta para encontrar refugio en la Tierra. Una pirámide de más de 13 km de lado no fue construida por seres humanos, ni siquiera gigantes humanos. Pero los constructores de esta pirámide que debían conocer el poder de los cataclismos posibles en el planeta Tierra, tuvieron razón en construirla tan gigantesca a nuestros ojos ya que se encuentra aún bajo el océano.

En 2023, los líderes de los sistemas de poder y las teocracias fanáticas pasaron por alto estos grandes cataclismos. Sin embargo, nos están sometiendo al nuevo dogma de la reducción de CO2 y al del cambio climático como si el clima en nuestro planeta se hubiera mantenido estable. Quieren beneficios míticos estables y se creen predestinados a gobernar el mundo según sus divinas directivas. Ignoran todo de las Leyes divinas y de las Matemáticas celestiales enseñadas por los sobrevivientes del último Gran Cataclismo en el primer templo que reconstruyeron a orillas del Nilo, donde el río hace un codo y bordea el templo en dos lados, frente a Tebas, en Denderrah.

Vehículos voladores que monitorean lo que sucede en la Tierra

Tras el último gran cataclismo, hace doce mil años, algunos de los supervivientes que se encontraban cerca del actual polo norte, liderados por Rama, marcharon hacia el Himalaya para luego descender a los valles de la actual India. El Himalaya y la India se salvaron de las consecuencias de este último gran cataclismo y la vida pudo retomar su curso más rápidamente. Los escritos conservados son, por tanto, muy valiosos para completar los vestigios de conocimientos antiguos salvados por los supervivientes que fundaron la civilización egipcia.

Documento :

La antigua India tiene una de las historias más largas del mundo y sus principales textos antiguos, los Vedas, son uno de los escritos antiguos más importantes del planeta Tierra. Curiosamente, estos textos antiguos que datan de miles de años hablan de “vehículos voladores que visitaron su continente hace más de 6.000 años”. Compuestos en sánscrito védico, estos textos constituyen la capa más antigua de la literatura sánscrita y las escrituras más antiguas del hinduismo.

Muchos encuentran estos textos antiguos fascinantes y confusos. El antiguo libro Vaimanika Shastra o La ciencia de la aeronáutica menciona detalles increíbles sobre vehículos controlados mentalmente, utilizando tecnología ahora perdida a la que tenían acceso las culturas antiguas.

Pero estos fascinantes escritos no solo mencionan vehículos controlados mentalmente, sino que detallan tecnologías fascinantes como la levitación y la antigravedad, tecnologías futuristas que estuvieron presentes en la Tierra hace más de 6.000 años.

Muchos eruditos han considerado el libro sagrado del Vaimanika Shastra como una guía para el espacio, los viajes espaciales y los viajes interestelares.

Para comprender lo que nos dice el Vaimanika Shastra, recurrimos a un conocido erudito en sánscrito, el Dr. V. Raghavam, que ha escrito más de 120 libros y 1200 artículos y ganó el Premio Sahitya Akademi de sánscrito en 1966.

Según el Dr. V. Raghavam, los seres humanos vivían en otros planetas y seres extraterrestres visitaron a nuestros antepasados ​​hace miles de años. El Dr. Raghavan fue citado diciendo: “Cincuenta años de investigación sobre este antiguo trabajo me han convencido de que hay seres vivos en otros planetas y que visitaban la Tierra ya en el año 4000 a.C. »

Y explica además: “Existe una gran cantidad de información fascinante sobre las máquinas voladoras, e incluso sobre las armas de fantasía de ciencia ficción, que se puede encontrar en traducciones de los Vedas (escrituras), epopeyas hindúes y otros textos antiguos en sánscrito. »

Muchos otros investigadores y autores están de acuerdo con el Dr. Raghavan. Hay mucha evidencia escrita en el Mahabharata y el Ramayana donde encontramos todo tipo de tecnología.

El Dr. A. V. Krishna Murty, profesor de aeronáutica en el Instituto Indio de Ciencias de Bangalore, dice: “Es cierto”, dice el Dr. Krishna Murty, “que los antiguos Vedas indios y otros textos se refieren a la aeronáutica, a las naves espaciales, a los vuelos máquinas, hasta los antiguos astronautas”.

“Un estudio de textos sánscritos me convenció de que la antigua India conocía el secreto de la construcción de máquinas voladoras y que estas máquinas fueron modeladas a partir de naves espaciales de otros planetas”.

Parece que vayas donde vayas y estés donde estés, todas las culturas antiguas mencionan detalles fascinantes que los estudiosos de la corriente principal malinterpretan.
Muchos textos antiguos registran fragmentos de “historia olvidada” e “historia oculta”.

fuente: Astro Universe, 23 de septiembre de 2022, Astro

Podemos entender por estos textos hindúes que efectivamente hubo visitas de máquinas voladoras después del último gran cataclismo para evaluar la situación de la vida en la Tierra, pero también podemos entender que las regiones no destruidas pudieron conservar conocimientos para construir máquinas voladoras.

Es cierto que en los cuatro milenios que siguieron al último gran cataclismo, incluso estas regiones de la India y de Asia perdieron la posibilidad de seguir construyendo máquinas voladoras. La destrucción de minas, fábricas y medios de transporte en casi todas partes de la Tierra ha hecho imposible continuar con estas tecnologías. Sólo el conocimiento podría salvarse.

En los templos a orillas del Nilo, las matemáticas celestes enseñaban las medidas del globo terrestre para vigilar sus deformaciones y la fecha inminente de un nuevo gran cataclismo. Los científicos entrenaron a sus alumnos en el cálculo de elipses y trayectorias de cohetes sin posibilidad de construir nuevas máquinas voladoras. La prioridad seguía siendo la supervivencia de las especies vivas con la agricultura y la conservación de vestigios de conocimientos antiguos en templos y ciudades capaces de sobrevivir a nuevos cataclismos.

La ciudad de los gigantes en Etiopía y la presencia de gigantes en todos los continentes

El misterio de los Andes, mucho antes del último gran cataclismo, cuenta que los exploradores que llegaron desde Venus a las orillas del lago Titicaca, quisieron repoblar la Tierra y realizaron experimentos biológicos para crear diferentes razas en la especie humana.

Su objetivo ha sido brindar una gran oportunidad de supervivencia y expansión para la raza que mejor se adaptaría a la vida en la Tierra. Lo cual no sabían ya que venían de otro planeta. Se dio un consejo a los descendientes: la raza más adaptada debía eliminar a las otras menos adaptadas.

Los habitantes de Tiahuanaco formaban parte del grupo humano más adaptado ya que son descendientes directos de exploradores de otro planeta, Venus, cuyas condiciones de vida todavía eran bastante cercanas a las de la Tierra en aquella época. En los Andes también vivía la raza de los gigantes, mucho menos adaptados y estos gigantes sabían que tenían que desaparecer como las otras razas mal adaptadas. Es probable que los gigantes hayan sabido adaptarse a pesar de todo y hayan desaparecido recientemente, entre las últimas razas mal adaptadas a la vida en la Tierra.

Los supervivientes del último gran cataclismo y entre ellos los descendientes de la Atlántida, conocían a los gigantes y sabían dónde residían. Un caso es muy interesante: el de las tierras altas de África Oriental en Etiopía. Esta región también sirvió de refugio a supervivientes como el Himalaya, el Cáucaso, el Alto Atlas marroquí y por supuesto los Andes de Tiahuanaco.

El descubrimiento en 2017 de una ciudad de gigantes en Etiopía completa el rompecabezas de la historia antigua de las civilizaciones en estas regiones desde Etiopía, Nubia, el valle del Nilo hasta la cuenca mediterránea y el sur de Europa. Los gigantes, particularmente en Centro y Sudamérica, según leyendas locales, ayudaron a la raza más adaptada de la especie humana a construir imponentes monumentos capaces de sobrevivir milenios y desastres naturales. El propósito de estos monumentos es hoy reconocido: ser testigo del último gran cataclismo y preparar a la humanidad y a las especies vivas para la llegada del próximo gran cataclismo para intentar también sobrevivir a esta destrucción y a estos miles de años de vida en los refugios naturales. de altas montañas mientras se espera que la atmósfera vuelva a ser respirable para la vida en la Tierra.

En México, las pirámides mayas, según los lugareños, fueron construidas por gigantes. ¿Por qué sería diferente en las orillas del Nilo? Los egipcios, descendientes de los atlantes, no iban a Nubia sólo a buscar oro que recogían con la pala y sin agacharse. Muy cerca se encuentra esta ciudad de gigantes que acaba de ser redescubierta… ¿Y entonces?

documento :

Skeletons Found in an Ancient City Reʋeal Historical Secrets of East Africa

Arсhаeologіѕtѕ froм the Unіʋerѕіty of Exeter аnd the Ethіoріаn Authorіty for Reѕeаrсh аnd Conѕerʋаtіon of the Culturаl Herіtаge hаʋe unсoʋered а long-forgotten мetroрolіѕ іn the Hаrlаn аreа of eаѕtern Ethіoріа, known аѕ the аnсіent ‘Cіty of Gіаntѕ’ eѕtаƄlіѕhed іn the 10th сentury BC

Well, thаt truly hаррened іn thіѕ Ethіoріаn regіon. The сonteмрorаry reѕіdentѕ tell of gіgаntіс сonѕtruсtіonѕ Ƅuіlt of gіаnt Ƅloсkѕ thаt enсіrсled the Hаrlаа ѕіte, leаdіng to wіdeѕрreаd ѕрeсulаtіon thаt іt wаѕ forмerly hoмe to а fамouѕ Cіty of Gіаntѕ.

City of Giants at Harlaa
City of Giants at Harlaa

source : Skeletons Found in an Ancient City Reʋeal Historical Secrets of East Africa

Recientes descubrimientos en Siberia y Gran Norte

documentos: fragmentos

En la actualidad, solo en Taimyr se han descubierto más de 30 sitios de antiguos pueblos. La edad de las colonias es de 40.000 a 230.000 años. Huellas de una civilización inexplorada de metalúrgicos que data de 12.000 años en el Gran Norte.

Arkaim: la antigua ciudad de Rusia y el origen ártico de la civilización.

Se supone que hace 100.000 años o más un gran pueblo de la era glacial que observaba las estrellas vivía en la región del Ártico, en ese momento una zona templada, antes de migrar hacia el sur a Asia interior a medida que cambiaban las condiciones y se derritían las grandes capas de hielo.

Sin embargo, es el Asia central e interior, más al este, una vasta tierra de estepas, montañas y desiertos de arena, cuyos habitantes conservan los recuerdos más significativos de una época inimaginable en la que las ciudades poblaban los desiertos y una raza mayor caminaba sobre la tierra. Y son estas regiones uralaltaicas las que ocupan ahora el centro de la escena mientras continúa la investigación para las raíces del homo sapiens y el camino hacia un futuro viable.

Arkaim: ciudad de la Edad del Bronce en los Urales del Sur. En 1987, en medio de la estepa rusa, un equipo de arqueólogos rusos desenterró las ruinas de una ciudad amurallada llamada Arkaim, provocando una gran efervescencia en las filas científicas y una ola de entusiasmo neopagano y nacionalista entre los intelectuales rusos.

Construido sobre un principio circular alrededor de una plaza central, con unas sesenta casas semipiraguas construidas en sus murallas, el reglamento estaba situado en el sur de los Urales, cerca de la ciudad rusa de Chelyabinsk. Estaba defendido por dos murallas concéntricas de bloques de arcilla y adobe sobre un marco de madera, y solo podía ser penetrado por cuatro pasajes complejos que habrían dificultado enormemente la entrada de los enemigos.

Los habitantes y la plaza central común estaban así bien protegidos por el plan defensivo de Arkaim orientado hacia el interior. La ciudad resultó estar estrechamente alineada con varios puntos de referencia celestes y por lo tanto habría sido un observatorio, así como una fortaleza, un centro administrativo y religioso.

Apodado “el Stonehenge ruso”, esta colonia de la Edad de Bronce tenía unos 3.600 años y era contemporánea de la civilización creto-micénica, del Imperio egipcio medio y de las civilizaciones mesopotámica y del valle del Indo, y más antigua de varios siglos que la legendaria Troya de Homero, cuya disposición circular le parecía tan estrecha.

Como resultado de estas excavaciones apasionantes, se han descubierto más de otras veinte colonias fortificadas y necrópolis en el valle de Arkaim, algunas de piedra, más grandes e impresionantes que Arkaim. Con Arkaim quizás su capital, el complejo fue llamado el país de las ciudades y presentó a los científicos muchos misterios.

Fue la primera prueba concreta de una civilización neolítica perdida en el sur de Rusia, confirmando lo que se había creído durante mucho tiempo, que el sur de los Urales y el norte de Kazajistán, situados en la unión de Asia y Europa, eran una región importante en la formación de un complejo ario ario.

Otras revelaciones de la sofisticada ciencia astronómica de los sumerios convencieron a Wilson de que los astrónomos caldeos entendían nuestro sistema solar tan bien como Isaac Newton.

Wilson llegó a creer que el conocimiento científico del universo existe en la Tierra hace 64.000 años, si no mucho más.

Obviamente, Arkaïm era un Centro de Sabiduría en una red de tales Centros que antiguamente conectaban todos los pueblos prehistóricos de la tierra entre sí bajo la égida espiritual de la religión del Pilar y de sus élites sacerdotales.

Los restos de innumerables círculos de piedras, menhires y ciudades troyanas similares están dispersos por toda Europa, las Américas, Eurasia y las tierras del Pacífico, memoriales de grandes migraciones entrecruzadas de pueblos, todos fieles al mismo principio axial que une la tierra con los cielos.

finalización de documentos.

Estos descubrimientos en el Gran Norte demuestran dos conocimientos hasta ahora transmitidos por otras civilizaciones:

  • estas regiones tuvieron un clima templado con abundante vegetación antes de que un gran cataclismo las situara cerca del polo norte. Los hallazgos de fósiles de mamuts conservados intactos en el hielo con vegetales no digeridos en el estómago indican que este cambio de latitud fue muy rápido y que la congelación de estas regiones fue inmediata.
  • la civilización de Thule y sus sobrevivientes en el último gran cataclismo de hace doce mil años, no es solo un mito conservado en los templos a orillas del Nilo, sino que esta civilización también logró sobrevivir permaneciendo en el lugar o migrando hacia Asia Central e India más allá del Himalaya. Esta migración liderada por Rama es conocida desde hace mucho tiempo a través de los milenios de nuestra humanidad sobreviviente al último gran cataclismo. Los sacerdotes de Dendérah confiaron al griego Pitágoras, después de haber logrado su iniciación egipcia, que debía continuar esta iniciación a partir de ahora con los sabios de Thule que poseían conocimientos más elevados que en Egipto.

Otro ejemplo de levantamiento de una sierra, los Pirineos

Según los geólogos, este macizo debería convertirse en un nuevo Himalaya y probablemente con picos aún más altos.

documento :

Vista aérea del macizo de Lardana en los Pirineos, España. Un lugar único para todos los amantes de la geología estructural, la tectónica (con muchos pliegues, fallas, etc.) y un paisaje maravilloso!! Lardana es una montaña importante a 3375 m sobre el nivel del mar en los Pirineos españoles. Es el resultado de dos orogenias: inicialmente sus rocas se plegaron y comprimieron hace unos 310 millones de años, cuando el microcontinente ibérico chocó contra el continente euroasiático. Más tarde, cuando África avanzó hacia Eurasia y los Alpes se expandieron, las rocas de Lardana fueron empujadas hacia arriba.

Llardana 0062

Mire esta foto aérea en su escritorio: hay muchos detalles claramente visibles cuando amplía la imagen.

fuente: Fotografía Bernhard Edmaier

La pregunta esencial sigue siendo: ¿cuánto tiempo tomó la elevación de estas cadenas montañosas? ¿Cuántos terremotos poderosos se produjeron para lograr este resultado?

El 8 de septiembre de 2023, el terremoto del Atlas en Marruecos con una potencia de 7,2 provocó un desplazamiento de un metro y un aumento de 15 cm en las montañas.

Y estos terremotos nada tienen que ver con el Apocalipsis, el Gran Cataclismo y la inclinación de la tierra sobre su eje para encontrar un nuevo centro de gravedad. Además, este cambio es cíclico y está vinculado a la precesión de los equinoccios en la trayectoria de la Tierra alrededor del Sol. A veces este Gran Cataclismo causa menos daños y a veces destruye un continente que se hunde en el océano mientras se produce un gran levantamiento en otros lugares, cada vez acompañado de una intensa actividad volcánica que impide que los rayos del sol penetren en la superficie del suelo y, sobre todo, que llena el suelo. la atmósfera con gases tóxicos que destruyen las especies vivientes.

Las migraciones provocadas por la última glaciación antes del último Gran Cataclismo.

El último gran cataclismo es también el fin de la última glaciación en Europa. Durante esta edad de hielo, la gente del norte de Europa emigró al norte de África en busca de regiones con un clima más suave.

Ejemplo: bereberes rubios y de ojos azules.

Los bereberes son una población del norte de África de aproximadamente 35 millones de personas. Parte de ella, ya no muy alta, tiene la piel muy clara, ojos azules y cabello rubio. Esta población, extraña para una región de pelo oscuro, es conocida desde la antigüedad y alguna vez fue, proporcionalmente, mucho mayor.

Los romanos dicen, seguramente exagerando, que hay más rubias en África (Túnez) que en Alemania.

Pero aún en la Alta Edad Media, la reina bereber Kahina, que gobernaba una confederación de bereberes y bereberes-romanos (enlace del vídeo en los comentarios), es descrita con “pelo color miel”. Recordemos también que los bereberes construyeron un componente fundamental para el África romana: eran parte sustancial del ejército de Heraclio, tenían ciudadanía, utilizaban el latín como lengua oficial, sus líderes se proclamaban “reyes de los romanos”, etc. San Agustín era de origen bereber o medio bereber.

la reina bereber Kahina,

La evidencia arqueológica nos habla de una población rubia extremadamente antigua, que data quizás de hace 50.000 años. Luego, durante las últimas grandes migraciones celtas, parte de estas poblaciones también llegaron a estas regiones del norte de África donde sus antepasados ​​se habían asentado varios milenios antes.

El misterio del Apocalipsis

Es el misterio del Apocalipsis cuya enseñanza cerraba la más alta iniciación en Dendérah.

El corazón del templo es el santo de los santos, la cámara cerrada en la que los iniciados se separan de su cuerpo carnal para fusionar su espíritu con su alma y llegar más allá del pozo de luz, en la eternidad y la presencia del mundo superior. Los iniciados que volvían de esta decormación recibían los misterios del Apocalipsis y, a la salida del templo, el título de hijos de Dios, ese dios percibido como el creador del universo.

Sabían que los seres venidos de Venus no eran dioses y es probable que estos seres hayan aprendido a sus creaciones humanas, el camino espiritual que nos permite encontrar nuestras razones para vivir y encontrar los misterios de la vida creados por alguien a quien es más sencillo llamar Dios, un dios único creador de todo ya que es imposible entrar en contacto directo con él sin haber cruzado la frontera de la zona de eternidad.

Por el contrario, los iniciados de estas civilizaciones sabían, como hoy, que es posible encontrar presencias en el mundo superior una vez salido del pozo de luz.

El conocimiento sagrado egipcio era doble por una cuestión de seguridad y para preservar la misión esencial que era la supervivencia de este conocimiento durante miles de años hasta el período del próximo gran cataclismo: había que ser iniciado en el plano espiritual para recibir el saber hermético más antiguo en el círculo de oro de la doble casa de vida de Dendérah: las leyes divinas y las matemáticas celestiales.

Para los no iniciados y los que no querían llegar a serlo, los grandes sacerdotes y maestros espirituales establecieron una religión convencional que utilizaban nombres de dioses y semidioses. Estamos ante un uso óptimo de la primera fuente de conocimientos para formar un grupo de sabios y dirigentes capaces de garantizar un nivel de vida material adecuado y de garantizar a sus pueblos respuestas válidas para que encuentren sus razones de vida.

Pero esta elección hecha por los maestros espirituales egipcios presentaba riesgos importantes: el pequeño grupo que había compartido la más alta iniciación más allá del pozo de luz podía ser masacrado durante una invasión y la práctica de esta alta iniciación podía entonces perderse. Esto sucedió durante la invasión de los pueblos del mar, los fenicios llegados del país de Canaán, es decir, el Líbano y Palestina actuales.

El otro riesgo, una vez eliminado el grupo de iniciados, era dejar solo la huella de una teocracia y de un sistema de poder religioso como existía en los otros pueblos, lo que trae confusión y errores de comprensión en la lectura de la civilización egipcia. Luego veremos que los maestros espirituales tendrán en cuenta estas debilidades y riesgos para desarrollar movimientos espirituales más sólidos y universales.

Los primeros imperios y la elección de redes o sistemas de poder.

En la antigüedad, no todos los pueblos de la Tierra a través de los continentes tenían este alto nivel de organización para utilizar las dos fuentes de conocimiento en el desarrollo de una civilización brillante. A partir del 2000 a.C., los primeros imperios son en realidad conjuntos de pueblos a veces conquistados militarmente pero que siguen siendo organizaciones en redes simplemente porque los medios de transporte no permiten controlar con un poder centralizado vastos territorios.

Los pueblos están unidos entre sí en una forma confederal, los vencidos han aceptado el poder y el saber del vencedor que se dice la mayoría de las veces ser un descendiente de los dioses y por lo tanto de los supervivientes, con el fin de desarrollar el comercio y un nivel superior de riqueza. El control político se desarrolla a través de matrimonios donde la esposa y su séquito son los rehenes o al menos la prenda, la garantía de la sumisión del pueblo y del jefe político del que es hija.

Las colonias de supervivientes buscan recuperar una nueva edad de oro como antes del cataclismo.

La historia de la antigüedad, que va desde el último gran cataclismo situado hacia los 10.000 años antes de Cristo hasta el Imperio romano, muestra estos intercambios y conflictos entre las colonias de supervivientes que utilizan un saber superior a los demás pueblos y la voluntad de los descendientes de estos supervivientes de reconquistar el mundo para organizarlo en una nueva era de oro como antes del último gran cataclismo. En esos 10.000 años, hay que quitar 4.000 años en los que los supervivientes tuvieron que afrontar las consecuencias desastrosas de este último giro del eje de la Tierra y los flujos de magma en la mayoría de los continentes. Aire tóxico cargado de gases escapados de las erupciones volcánicas cuya pesadez se estancaba en las llanuras y obligaba a los supervivientes a asentarse a 4.000 metros de altitud en los Andes, el Himalaya, el Alto Atlas marroquí y el Cáucaso en lo que respecta a Europa.

No fue hasta alrededor de los 6000 a.C. que los sobrevivientes volvieron a bajar de estos refugios naturales. ¿Encontraron los restos de las civilizaciones y de los pueblos anteriores al gran cataclismo? ¿Quiénes son los 12.000 años de antigüedad y los períodos más remotos? La arqueología desde los últimos años comienza a encontrar estos vestigios de antes del último gran cataclismo.

No es la primera vez que los científicos plantean la hipótesis de un “Sáhara verde”.

De hecho, los expertos en clima explican que esta región del mundo efectivamente estuvo cubierta de vegetación y puntos de agua en algún momento. Este período, denominado “período húmedo africano”, tuvo lugar hace entre 15.000 y 5.000 años. En esta época se produjo un fenómeno climático importante, durante el cual llovió mucho en el Sahara. Fue en esta época cuando se formaron puntos de agua como el lago Chad o los glaciares que se encuentran en el Kilimanjaro.

Después de este período, sin embargo, en –3000, se produjo un nuevo cambio climático. Las lluvias se volvieron mucho más escasas, lo que provocó una intensa sequía y las praderas que alguna vez fueron exuberantes se convirtieron nuevamente en polvo. Los animales ciertamente sucumbieron a estos cambios. Los hombres emigraron del Sahara a las orillas del Nilo.

El descubrimiento de imágenes rupestres del Sahara central,

narra el viaje de los supervivientes del último gran cataclismo que quedaron varados en las playas de Marruecos en el cabo Ta Mana, al norte de Agadir. Albert Slosman, en el volumen 2 de su trilogía, describe este viaje de los dos clanes rivales a partir de estos dibujos rupestres que dejaron donde se establecieron, en particular en Tassili n’Ajjer.

 Tassili n'Ajjer, dessin rupestre d'un groupe de personnes humaines
Las imágenes del arte rupestre cubren un período de aproximadamente 10.000 años. Más de 15.000 dibujos y grabados dan testimonio de los cambios climáticos, las migraciones de la vida silvestre y la evolución de la vida humana en las fronteras del Sahara.
Tassili n'Ajjer, dessin rupestre d'un troupeau de bovins avec leurs bergers.

Mucho antes que los sumerios

Documento: extractos.

Hasta hace unos 20 años, se pensaba que la “civilización” había aparecido con los sumerios, hace unos 7.000 años. Luego, en la frontera entre Siria y Turquía, Göbekli Tepe y los asentamientos cercanos fueron descubiertos. Todo ha cambiado desde entonces.

Los restos más antiguos de Göbekli Tepe se remontan al menos a 12.000 años. Pero algunos monolitos descubiertos en las ruinas representan seres humanos vestidos únicamente de campanas.

Göbekli Tepe statues

haga clic en la imagen para descubrir el sitio arqueológico

Pero hace 12 000 años, estábamos en medio del Younger Dryas (mini-periodo de hielo). Así que es imposible que la gente sólo haya salido a caminar vestida de paisano. Para poder caminar vestido así, la temperatura tenía que ser suave. Pero el último período “suave” antes del Younger Dryas terminó alrededor del año 110.000 a.C., cuando comenzó la última glaciación. Por lo tanto, al menos algunas partes de Göbekli Tepe podrían remontarse a este período antiguo.

En Göbekli Tepe se han grabado ideogramas, es decir, esculturas que no representan animales ni cosas, sino conceptos abstractos. Podrían ser el ejemplo más antiguo de escritura humana, anterior a la escritura sumeria de 5000 años o más. Las construcciones de Göbekli Tepe no están hechas de madera, ni de paja, sino que están compuestas de caliza. Algunos pilares pesan casi 20 toneladas. Los habitantes de Göbekli Tepe pudieron construir casas y pueblos de piedra miles de años antes que los sumerios.

Sobre una losa de piedra llamada “estela de las grúas”, los sabios de Göbekli Tepe cuentan un encuentro entre ellos y “seres exteriores”, llegados del cielo, mientras un cometa atravesaba el cielo. Además, el relato grabado alude a un período en el que un bombardeo de cometas causó una inmensa destrucción en la Tierra. ¿Qué tan confiable es esta historia, que se remonta al menos a 12 000 años atrás?

El artículo continúa en el libro:
HOMO RELOADED – La historia oculta de los últimos 75 000 años

HOMO RELOADED - L'histoire cachée des 75 000 dernières années
haga clic en la imagen para descubrirla

Los antiguos túneles descubiertos de 18 km en Irán son probablemente parte de una ciudad subterránea

El conocimiento perdido de los antiguos 20 de octubre de 2022

Aunque es algo olvidado, Irán es un refugio de paz para la arquitectura Troglodyita, que está llena de carácter y creatividad. Según el sitio arqueológico de Belqeys, los vestigios de viejos corredores subterráneos se han descubierto hace unos días. Se estima que Belqeys tiene al menos 6,000 años, según las excavaciones arqueológicas realizadas en montículos y colinas vecinas.

Turquía también alberga algunas de las ciudades subterráneas más grandes del mundo.

Final del documento.

Estos descubrimientos de ciudades subterráneas que datan de 6000 años y más atestiguan que estos sobrevivientes tuvieron que refugiarse bajo tierra. En Irán y Turquía, como en las tierras altas de Afganistán, la vida de los sobrevivientes se hizo posible unos mil años antes que en las llanuras cerca del nivel de los mares y los océanos. Estas placas altas y ciudades subterráneas pudieron acomodar poblaciones más grandes que las de los sobrevivientes que refugiados en las altas montañas de más de 4.000 metros sobre el nivel del mar inmediatamente después del último gran cataclismo y durante unos cuatro mil años.

Alejandro Magno

Encontramos como ejemplo más cercano a nosotros, las conquistas de Alejandro Magno. Alejandro era originario de un pueblo bárbaro en comparación con las ciudades griegas vecinas. Buscó superar esta cultura de la colonia de supervivientes establecida en Grecia para fundar un imperio que se extendiera desde Grecia, Egipto a la India, la región recorrida por los supervivientes para refugiarse en las tierras altas al pie del Himalaya antes de descender a Mesopotamia y luego a orillas del Nilo.

En esta época, las guerras más importantes tienen lugar entre los pueblos dirigidos por los descendientes de los supervivientes y los bárbaros, principalmente los de las estepas del norte de Asia, que no tienen el mismo nivel de conocimiento pero que quieren saquear las riquezas de sus vecinos.

Los intercambios entre las antiguas colonias de supervivientes.

Hay dos conjuntos de pruebas científicas que muestran los intercambios entre las antiguas colonias de los supervivientes de la Atlántida.

El tesoro de Príamo descubierto en las ruinas de Troya.

La primera evidencia se refiere al tesoro de Priam descubierto en las ruinas de la ciudad de Troya por Schliemann: las cerámicas son exactamente las mismas que las de Tiahuanaco en los Andes y el trozo de metal cuya composición sigue siendo desconocida, es al parecer un vestigio de las naves celestiales del pueblo llegado de otro planeta.

La coca descubierta en las momias egipcias.

La segunda evidencia se remonta a un descubrimiento hecho en 1992 en un laboratorio alemán en la ciudad de Ulm: al buscar rastros de ADN en momias egipcias de 2500 a 3000 años antes de Cristo, los investigadores encontraron rastros de coca y los estudios mostraron que la coca solo podía venir de los Andes. Los Andes y Tiahuanaco tenían entonces intercambios con China y el Antiguo Egipto. La coca y la seda venían de China hasta las orillas del Nilo.

Un breve recordatorio cronológico:

Hacia el 850, fundaron dos colonias que se convertirían en imperios: Cartago fundado a partir de los fenicios procedentes del antiguo país de Canaán (Líbano y Palestina actuales), Roma fundado a partir del pueblo etrusco que pretende descender de la colonia de los descendientes de los supervivientes de Troya, así como del pueblo latino que pretende descender del dios Marte. Estas repúblicas se transformarán rápidamente en un sistema de poder militar dirigido por caudillos cuya misión consiste en derrotar a los pueblos vecinos para desarrollar las riquezas materiales de la minoría en el poder.

Hacia el 600 a. C. se desarrolla un intercambio cultural que se refiere a las enseñanzas espirituales llegadas del Extremo Oriente.

Hacia 330 a. C., Alejandro Magno quiso reformar un imperio que comprendía las antiguas colonias establecidas a orillas del Mediterráneo y del Nilo con los pueblos de India y Asia que no habían sido destruidos por el último gran cataclismo. Realizó un vínculo entre estas dos grandes culturas y después con la muerte de Alejandro, este sueño se rompe y cada cultura prosigue aisladamente su camino.

La cuestión del desarrollo de la población en la Tierra

Los contactos entre los pueblos son cada vez más numerosos y la mayoría de los maestros espirituales en todos los continentes enseñan el camino del enfoque espiritual iniciático para educar a las poblaciones en soluciones pacíficas respetuosas de la dignidad humana.

La humanidad se encuentra en ese momento ante un dilema: el conocimiento de los sobrevivientes se ha conservado en los templos de Egipto y principalmente en Dendérah. Sin embargo, las posibilidades de formación y divulgación de los conocimientos de las leyes divinas y de las matemáticas celestiales no son suficientes para organizar a los pueblos cuya población se desarrolla rápidamente.

En segundo lugar, los cálculos para encontrar la fecha del próximo gran cataclismo están lejos de terminar, mientras que las primeras invasiones bárbaras vinieron a debilitar la civilización egipcia.

La memoria de los sobrevivientes se pierde.

Para asegurar el desarrollo de la humanidad, el recuerdo de los supervivientes se pierde y para conservarlo, la tentación es grande de contar su historia en el marco de un sistema de poder religioso dirigido por los sabios y los iniciados que va transformándose poco a poco en un sistema de poder militar.

La elección de los sabios egipcios es la salvaguardia del conocimiento antiguo y el cálculo del próximo gran cataclismo. Comparten este conocimiento con los iniciados venidos de los pueblos vecinos y principalmente de Grecia, pero no revelan sus secretos: los iniciados griegos tardan a menudo más de veinte años en obtener un conocimiento suficiente antes de regresar a su país y estas enseñanzas sirven más a menudo para reforzar el poder de los déspotas en las islas griegas.

La consecuencia inmediata es el riesgo de una multiplicación rápida de las guerras de religiones y de las guerras entre tiranos que se preocupan poco por las enseñanzas espirituales, lo que no parece haber sido el caso en la Antigüedad, pero que es un fenómeno trágico de la historia de Occidente desde hace dos mil años.

La renovación espiritual alrededor del siglo VI a.C

Para evitar este desarrollo de los sistemas de poder religioso, hoy conocemos el movimiento cultural y espiritual que se puso en marcha en el siglo VI a.C.

En Asia, China e India, los pueblos no habían sido destruidos por el cataclismo, de una manera tan importante como en la zona atlántica. Además, situados alrededor de los Himalayas, habían visto llegar las colonias de supervivientes de la civilización destruida y habían compartido sus difíciles condiciones de vida con ellos varios milenios antes de que los descendientes de los supervivientes regresaran a las llanuras de Mesopotamia y luego a las orillas del Nilo y del Mediterráneo.

Estos pueblos del extremo oriente habían logrado preservar un alto conocimiento espiritual utilizando abundantemente el enfoque iniciático para ir al encuentro de los misterios de la vida.

Estos pueblos no habían establecido sistemas de poder religioso fanáticos, sino una concepción de la vida que tiene en cuenta las fuerzas de vida unidas entre sí en un principio único, sin querer nombrar este principio único de vida con un nombre de ser humano o divino. Esta forma de concebir la vida y de organizar una sociedad representaba un soplo nuevo para las antiguas colonias de supervivientes, ya que esta cultura se basaba en el presente, en movimientos espirituales dinámicos y no en la preservación de saberes antiguos y el culto a dioses o semidioses o el culto a los jefes de los supervivientes que empezaban a servir de pretexto para guerras feroces entre colonias de los supervivientes.

Los maestros espirituales de Asia

Conocemos la historia de estos maestros espirituales asiáticos que en el siglo VI a.C. acudieron al encuentro de los sabios griegos y egipcios para transmitirles los elementos de una cultura más humana, menos dominada por el peso de los dioses y mucho más educadora de la sabiduría humana y no exclusivamente divina.

Estos maestros espirituales del Lejano Oriente vieron la pérdida del uso de la primera fuente de conocimiento entre las colonias de los sobrevivientes, mientras que en ellas los movimientos espirituales se encontraron con intentos de establecer dogmas y sistemas de poder teocráticos. Tomaron la decisión de volver a encender la llama entre las antiguas colonias de los supervivientes.

Sabemos que uno de ellos, en la frontera, tenía la obligación de poner por escrito todo su conocimiento antes de recibir la autorización para tomar la ruta del Mar Negro y del Mediterráneo. Es probable que estos maestros espirituales llegados de Asia también intentaran saber en qué situación se encontraba la conservación del conocimiento antiguo salvado del último gran cataclismo y del que no eran depositarios directos mientras que el antiguo Egipto perdía su poder.

La cultura de los pueblos en ese momento debía componerse a partir de varios valores.

La primera categoría de valores está relacionada con la preservación del conocimiento transmitido por los supervivientes del último gran cataclismo, y en el centro de este conocimiento estaba la intervención de seres vivos venidos de otro planeta y que habían creado varias razas humanas. aquí encontramos el origen de las religiones fundadas en los dioses y los semidioses, nombres dados a estos seres venidos de otro planeta.

La segunda categoría de valores proviene de los pueblos de Asia a través de sus movimientos espirituales creados por los grandes maestros espirituales: Confucio, Buda, Lao-Tsé, etc.

Una tercera categoría de valores se va a establecer poco a poco: la percepción de un Dios único que está en el origen de todo: de la vida en la Tierra como de la vida en los otros planetas y estos valores se basan en la más alta iniciación que nunca ha dejado de ser conocida por los seres humanos y que permite el contacto directo con los misterios de la vida después de la vida humana terrestre.

La historia cultural de la Antigüedad es, por tanto, ante todo una historia religiosa que intenta explicar la supervivencia de la especie humana en nuestro planeta.

Esta historia progresa a lo largo de los milenios para enriquecer el recuerdo trágico de las destrucciones del último gran cataclismo con una visión más global de los misterios de la vida a través del universo con el fin de interrogarse sobre el origen de la vida y de su creador.

Los conflictos entre los pueblos no son de orden religioso, sino que son esencialmente guerras económicas o guerras para afirmar la supremacía de un pueblo con respecto a los demás. La Guerra de Troya ( hacia 1200 ) fue una guerra entre colonias de descendientes de los supervivientes de la Atlántida y, a la vista del tesoro de Priam que los ejércitos griegos no lograron encontrar, podríamos decir que el objetivo de la conquista de Troya, además de la destrucción de una ciudad rival, fue probablemente la conquista de este tesoro que probaba la descendencia directa de este pueblo a partir de los supervivientes de la Atlántida.

Traer de vuelta a las ciudades griegas este tesoro que proviene de la civilización desaparecida y que contiene trozos de metal que son las reliquias de las naves utilizadas por los seres venidos del otro planeta, tenía un valor distinto del simbólico y mucho más importante que una cuestión de discusiones sobre mujeres bonitas más o menos diosas o humanas.

Las organizaciones en red de los pueblos de la antigüedad no utilizaban las cuestiones religiosas para destruirse unas a otras. Eran tolerantes porque usaban la primera fuente de conocimiento y reconocían el enfoque espiritual individual. Buscaban perfeccionar sus saberes en relación con los misterios de la vida y preservar los vestigios del saber superior de que disponía la civilización de la Atlántida destruida por el último gran cataclismo.

En cambio, muchas religiones han utilizado durante mucho tiempo los sacrificios humanos y los ritos de purificación de la sangre de sus razas.

Encontramos aquí la explicación en el misterio de los Andes alrededor de Tiahuanaco y las leyendas de los gigantes en estas altas mesetas que se precipitaban en los volcanes al final de su vida precisamente para que sus genes poco adaptados a la vida en la Tierra desaparecieran. Esta historia de los orígenes de la humanidad en el planeta Tierra está en total contradicción con el relato de la Biblia y ante la superioridad de la civilización de los Andes con respecto a la de Europa, el papado romano impondrá a Carlos V la destrucción de las orfebrerías de oro o plata para que nadie en Europa vea el retraso de nuestra civilización con respecto a la de los Andes. El oro y la plata se hundirán en lingotes antes de cruzar el océano y llegar a los puertos españoles o portugueses. La eliminación de esta cultura de los pueblos de los Andes se cometerá para evitar una guerra de religión en detrimento del papado romano y de la Biblia que defendía.

Las guerras de religión continuarán hasta hoy y serán desarrolladas sobre todo por los dirigentes de los sistemas de poder establecidos a la caída del Imperio romano en Occidente y Oriente. Queda por recordar sus orígenes a través de la cultura y el saber de los supervivientes del último gran cataclismo contra el papado romano siempre opuesto a la aportación de este saber a una cultura europea mucho más humanista con este uso de nuestra primera fuente iniciática de saber.

Sigue leyendo