Parte 1 – Instituciones de redes de vida

Paz social.

« Quieren la paz: crear amor ». Victor Hugo

« Y de la unión de las libertades en la fraternidad de los pueblos nacerá la simpatía de las almas, germen de este inmenso futuro en el que comenzará para el género humano la vida universal y que se llamará la paz de Europa ». Victor Hugo

Ciertamente, para los poetas hablar de paz es una llamada irresistible a hablar de amor y hablar de amor sólo puede llevar a hablar de paz. Los poetas, de generación en generación, son los fieles guardianes de los dos valores fundamentales de la humanidad: el amor y la paz.

Aquí, una vez más, encontramos nuestras dos fuentes de conocimiento. La fuente personal iniciática espiritual nos lleva por el camino del amor y luego el encuentro con los misterios de la Vida nos ofrece el don de amor absoluto. La fuente intelectual y racional, guiada por nuestra fuente espiritual, nos permite obtener la paz, esa minimización de la violencia dentro y alrededor nuestro que es el resultado mejor, adquirido por nuestra misión de autoridad desde el momento en que se ejerce en común entre un grupo social a través del intercambio de nuestra solidaridad.

Victor Hugo nos dio el orden: crear amor primero y luego la paz. El poeta que se expresa aquí no va a contradecirlo.

Pero todo esto se mantiene en el nivel de las ideas, de las intenciones.

Una definición de paz social.

Acabamos de ver en la introducción a las Instituciones sociales de las Redes de Vida que la sociedad medieval en sus ciudades libres y su organización social no tenía clases sociales y practicaba una democracia directa local participativa hasta que los avances técnicos de los medios de transporte no permitieron a los reyes gobernar sus territorios, sus imperios de una manera centralizada con sus administraciones reales.

Y señalamos que esta cultura humanista medieval fue traída para las órdenes monásticas, esencialmente benedictino en un principio desde el año 500. Cultura que se basa en los restos de los saberes de los templos egipcios a orillas del Nilo, entre ellos el de Dendérah. Los pueblos originarios también dan testimonio de sus estándares de vida en democracia directa local participativa, en redes de vida.

la paz social se basa en el intercambio de la solidaridad dentro de un grupo social.

¿Cómo presentar las instituciones sociales de las Redes de Vida?

Ya no estamos a nivel de conjuros filosóficos con connotaciones utópicas o ideales. Nuestro lector sabe cómo a partir del Enfoque Calidad Total se calcula el COS, el Coste de Obtención de la Solidaridad a partir del COQ, el Coste de Obtención de la Calidad, en los equipos de proyecto de vida. Los centros de gestión de las instituciones de las Redes de Vida, las asambleas de acción política en estas instituciones, la Confederación con el seguimiento del Plan, todos van a trabajar para optimizar este intercambio de solidaridades que contribuye en gran medida al desarrollo de los aumentos de productividad entre el conjunto de la actividad humana.

Comenzamos con el aspecto de gestión y gestión de la Solidaridad.

A continuación veremos el aspecto intelectual, espiritual y cultural de estos intercambios de solidaridad.

Después de las Instituciones Sociales cuya misión principal es el desarrollo de la Paz Social o Civil, veremos las Instituciones Culturales cuya misión es el desarrollo de la Cultura Humanista capaz de garantizar el desarrollo de esta nueva civilización sin sistemas de poder y cuya misión esencial es el Amor.

No ponemos la paz por encima del amor, presentar ambas cosas al mismo tiempo no es posible para la claridad de nuestros discursos. Comenzamos con la paz social porque es la consecuencia directa y lógica del desarrollo de las instituciones políticas y económicas que acabamos de presentar. Nos quedamos así en la continuación del uso de nuestra segunda fuente de conocimiento, el saber intelectual y racional. Eso es todo.

Nuestro lector lo ha comprendido, este derecho que nos está prohibido es el contrario de aquel que legitima el funcionamiento del sistema de poder capitalista, liberal, neoliberal.

Los principios de los sistemas de poder que deben eliminarse en el ámbito de la actividad social.

El arresto domiciliario debe ser sustituido por la movilidad social.

Como señala Pierre Legendre, este sistema de poder liberal nos somete a residencia. El ser humano debe permanecer en su lugar definido en la pirámide jerárquica, es la aplicación del principio de Autoridad impuesto por los dirigentes de este sistema de poder. Si se elimina el lugar que ocupa para mejorar el funcionamiento del sistema de poder, el ser humano debe dejar ese lugar por otro, de lo contrario, queda totalmente excluido del sistema de poder y el Estado debe asumirlo para que no se rebele sobre todo contra este sistema de poder. La aplicación del principio de eficacia es lo que garantiza el derecho de los directivos a optimizar los beneficios que redundan en su propio interés.

Por lo tanto, lo opuesto en las Redes de Vida es claro y preciso. El ser humano no está sujeto a residencia, va a evolucionar utilizando la movilidad social, cambiando de equipo de proyectos de vida, de ciudades libres, de funciones con el fin de mejorar sus competencias en el plano profesional, pero también con el fin de continuar su camino iniciático y espiritual y simplemente vivir sus amores.

Esta movilidad social, como hemos visto, se basa esencialmente en el uso de los bienes comunes con los derechos sociales.

Estos bienes comunes son ante todo los logros de obras inmobiliarias heredadas de nuestros mayores y las construidas por la generación contemporánea, actual. En las Redes de Vida, a donde va el ciudadano, la ciudadana desde su niñez hasta el final de su vida, un techo les espera para su casa y su cobertura, su comida. El ser humano que se presenta a la puerta no es un miserable, un reprobado, un excluido de la sociedad, sino un portador de proyectos que participa en el intercambio de las solidaridades, un portador de paz social.

Eliminar la exclusión social y las prácticas políticas para dividir a la sociedad.

Del mismo modo, el funcionamiento de los sistemas de poder se basa en la exclusión y la designación de un grupo social que debe someterse, que debe combatirse. La división entre el grupo social sometido a los dirigentes del sistema se añade a la exclusión y a la eliminación de grupos extranjeros. Todo es bueno para dividir: la diferencia entre hombre y mujer, joven y viejo, color de piel, religión. Si el patriotismo y las ceremonias de conmemoración de las guerras del pasado ya no son suficientes para aunar esfuerzos, entonces podemos echar más leña al fuego y crear nuevas divisiones a partir de nuestra historia, especialmente de la historia colonial de los países europeos.

Abandonar el wokismo para la práctica de la acción política en las Redes de Vida.

Hay que despertar a la juventud, principio del wokismo, para que sea consciente de las injusticias sociales, políticas y lucha contra el racismo y la opresión que viven algunas minorías. El despertar sería, pues, el reconocimiento de un derecho a la libertad. Pero la libertad legal no basta, solo el conocimiento, la educación traen la libertad intelectual, es decir, el despertar de la conciencia. En la política, los conservadores de derecha se encuentran con jóvenes que desean borrar el mundo de sus padres. Así como los políticos de izquierda llaman a los ultraderechistas «facho», también los de derecha llaman woke a sus oponentes. Una lucha radical es liderada por activistas antirracistas, feministas y LGBT. Esto puede provocar divisiones violentas en las universidades.

Luchar contra las injusticias sociales sin ser capaz de comprender cómo funcionan los sistemas de poder y sin ser aún menos capaz de abandonar estos sistemas de poder porque ignorando.e del funcionamiento de las organizaciones en redes de vida, ignorando.e de la subsidiariedad, de la moneda plena, de la complementariedad entre las tres formas de propiedad, no es más que añadir división y violencia a la violencia utilizada para someter a los pueblos a los intereses de los dirigentes de los sistemas de poder.

La ignorancia sobre la alternativa de las organizaciones en redes de vida está oculta entonces por la cultura Cancel. Literalmente, “cultura de la cancelación”. Frente a una persona (o compañía) considerada racista, homofóbica o sexista, los seguidores del movimiento woke no dudan en solicitar un boicot al acusado. El objetivo es hacer que este último desaparezca del espacio público, hacerlo inaudible. Algunas figuras emblemáticas de la historia de un país pueden verse afectadas: en Estados Unidos, muchas estatuas han sido derribadas por generales o expresidentes. Entonces también nos dirigiremos al Gran Reset.

Abandonar la quimera idea de transformar el sistema capitalista en uno nuevo y más social.

El «Gran Reinicio» promovido por el Foro de Davos desde junio de 2020 es un conjunto de prácticas y reformas a nivel mundial para crear un nuevo entorno económico, ambiental y social para hacer frente a la crisis sanitaria. Este proyecto tiene como ambición crear un mundo futuro mejor:

«Se trata de hacer el mundo menos divisivo, menos contaminante, menos destructivo, más inclusivo, más justo y más justo que el mundo en que vivimos en la era prepandemia. No hacer nada, o hacer demasiado poco, es avanzar ciegamente hacia una mayor desigualdad social, desequilibrios económicos, injusticia y degradación del medio ambiente «, explica la organización en su sitio web.

En pocas palabras, este proyecto conduciría a “un mundo más verde, justo y próspero“. La solución, según Klaus Schwab y el proyecto Gran Reinicio, es una “redefinición del capitalismo, que tenga en cuenta no sólo el capital financiero, sino también el capital social, el capital natural y el capital humano.

Es una cortina de humo para decir que, si bien el sistema capitalista neoliberal es mejorable, la realidad de las políticas en todo el mundo indica que la desigualdad está aumentando. La crisis sanitaria de la COVID ha favorecido, como cualquier crisis del sistema capitalista, el rápido y fenomenal aumento de las grandes fortunas. Es cierto que las formas del capitalismo cambian, principalmente en función de las nuevas tecnologías utilizadas, pero en estas teorías y movimientos políticos no hay manera de abandonar el sistema de poder económico capitalista liberal por otra civilización humanista sin sistemas de poder.

El resultado de estos movimientos intelectuales para una supuesta lucha contra las injusticias, es la desnaturalización de los conocimientos históricos, la confusión de los espíritus y la incapacidad de los ciudadanos para rebelarse contra los nuevos amos del mundo, especialmente este clan de los puritanos anglosajones que usurparon el poder ciudadano en nombre de su doctrina de la predestinación de las élites para gobernar a los pueblos y para eliminar a los incapaces de someterse a las directivas divinas que dictaron para maximizar sus beneficios y su poder tiránico.

De esto es de lo que debemos ocuparnos al abandonar los sistemas de poder. Volvamos a nuestras Redes de Vida, a ese derecho que nos está prohibido hasta que nos atrevamos a restablecerlo y usarlo para la prosperidad económica, la justicia social, los dos pilares de una paz social ciudadana.

Entonces, ¿qué hay hoy de estos intercambios de solidaridad en un grupo social, de esta paz social? ¿Cómo observarla, qué formas toma?

Desarrollar la paz social.

Siguiendo el principio de subsidiariedad, tomaremos dos direcciones:

  • la de la subsidiariedad descendente desde entonces, vamos a por esta elección de vocabulario, la voluntad general expresada en el nivel de la acción política en las asambleas de las Instituciones de las Redes de Vida
  • y, en segunda dirección, la de la elección personal de los ciudadanos que van a elaborar su plan de vida capaz de responder a sus razones de vivir según sus caracteres, personalidades, identidades, elección de una cultura de grupo social con sus valores, normas y modos de vida.

Esta segunda dirección se asemeja a la subsidiariedad ascendente ya que estas elecciones condicionan la pertenencia a una ciudad libre, de los equipos de proyecto, un campo de conocimientos profesionales y de pericia, a particularidades locales, de las opciones de ocio sin olvidar un enfoque personal iniciático espiritual capaz de enriquecer a un ser humano de sus amores.

Las características de la Paz Social en las Redes de Vida.

Estamos aquí a nivel de las consecuencias en el plano social del funcionamiento de las instituciones políticas y económicas de las Redes de Vida.

Igualdad jurídica, política, económica y social.

Estas consecuencias aseguran la práctica cotidiana de una norma de vida esencial en una sociedad: la igualdad. En las Redes de vida, ya no es una ficción, una utopía, un ideal, sino un objetivo que se logra.

Esta igualdad se manifiesta no solo en el plano del derecho con la igualdad de los ciudadanos ante la ley, sino también a través del uso de los bienes comunes en el plano económico y del trabajo en común en los equipos de proyecto de vida. En el plano social, esta igualdad se refuerza mediante la eliminación de las discriminaciones, medidas desiguales que los sistemas de poder utilizan para dividir a los pueblos con el fin de someterlos mejor.

A nivel político, hemos visto la igualdad jurídica que confiere a cada miembro de las Redes de Vida el derecho a participar en las asambleas de la acción política, tercer nivel de la actividad humana así como a través del estatuto de miembro de derecho de la Guardia Nacional a nivel de la Ciudad Libre en la que reside.

La igualdad política reside concretamente en la pertenencia a al menos un equipo de proyectos de vida, lo que permite la elevación del nivel de competencias, la obtención de una remuneración y el derecho a utilizar los bienes comunes atribuidos a dicho equipo de proyecto para garantizar su funcionamiento y su desarrollo: vivienda, servicios a la persona: restauración, ocio, transportes, etc.

Esta participación en un equipo de proyecto permite estar en contacto con los expertos que ayudan a este equipo a nivel de la gestión Calidad Total, de la utilización de la Moneda Plena, de la utilización de los Bienes Comunes, de la participación en un Centro de Gestión de la Actividad Humana, de la participación en el funcionamiento de la Confederación de Redes de Vida. Es la práctica de la subsidiariedad la que garantiza esta igualdad política.

En el plano económico, la igualdad reside en la libertad de acceso a los bienes comunes, a la formación y a los itinerarios profesionales y personales para desarrollar las competencias y asumir así responsabilidades más elevadas en la organización de la producción y de la distribución de las riquezas producidas por el trabajo de todos.

A nivel social, la igualdad reside en la participación en la lucha contra todas las desviaciones, las disfunciones que vienen a amenazar el funcionamiento de las Redes de Vida, especialmente en la obtención del Coste de la Solidaridad y en el reparto de esta Solidaridad entre las Redes de Vida, pero también entre los países aún bajo la dominación de los sistemas de poder. El principio de la alianza de los opuestos para definir los objetivos de los equipos de proyectos de vida garantiza la igualdad a nivel social .

En la Parte 4 de las Redes de Vida que llamamos “El arte de vivir” describiremos ejemplos reales o ficticios de esta paz social y civil.

La eliminación de amenazas y disfunciones mediante la actividad de los equipos del proyecto de vida.

Aquí estamos en las consecuencias sociales aportadas por la realización de los objetivos de los equipos de proyecto de vida a nivel de las instituciones políticas y económicas en los dos niveles de actividad humana, trabajo y realización de las obras.

Estos objetivos se centran en las amenazas a la vida en la Tierra, entre ellas el cambio climático, la contaminación, la gestión de los recursos naturales, la eliminación de las desigualdades causadas por los sistemas de poder y especialmente el capitalismo neoliberal, la eliminación de los conflictos armados organizados por los dirigentes de los sistemas de poder para aumentar sus poderes, saquear las riquezas en todo el mundo, y la eliminación de las disfunciones de la vida en sociedad en el marco de los sistemas de poder y de sus intereses.

Este trabajo exigente para eliminar las consecuencias negativas y funestas del funcionamiento de los sistemas de poder será precisado en la Parte 5 de las Redes de Vida. Continuemos con la presentación y el funcionamiento de las instituciones sociales de las Redes de Vida.

Las principales instituciones sociales que vamos a presentar más adelante son la educación y la formación, la salud, la justicia, la lucha contra las exclusiones y las injusticias, la preparación para la vida y la supervivencia frente a las amenazas a la vida en nuestro planeta. Estas instituciones sociales agrupan los equipos de proyectos de vida que alcanzan los objetivos definidos en las asambleas de acción política.

La paz social se logra así mediante la eliminación de las disfunciones que se producen en el desarrollo de las Redes de Vida, gracias al enfoque Calidad Total que anima el conjunto de la actividad humana y esto solo se hace posible gracias a la libertad de acción de los ciudadanos para presentar los objetivos de sus equipos de proyecto de vida en el marco de las finalidades, de las misiones que confieren a su trabajo en común.

La falta de control de un estado.

 Esta libertad de acción se basa en una característica fundamental del funcionamiento de las Redes de Vida: la ausencia de las administraciones, el abandono de la estructura del Estado.

Lo que vemos aquí es lo que dijo Francis Dupuis-Déri en su libro «Democracia, historia política de una palabra, en Estados Unidos y Francia» en 2013

« Sin embargo, durante la Edad Media y el Renacimiento Europeo, miles de pueblos contaban con una asamblea de habitantes donde se tomaban decisiones en común sobre la colectividad. Las «comunidades de habitantes», que tenían incluso un estatuto jurídico, han funcionado durante siglos en el modo de la autogestión.» y la explicación del fin de esta democracia directa participativa local es conocida: «La asamblea de habitantes es entonces un espacio donde se organiza la resistencia frente a este ascenso del Estado…/… Finalmente, las asambleas de habitantes están prohibidas y el rey nombra prefectos a la cabeza de las comunidades. » 

Nota:

Francis Dupuis-Déri habla de autogestión, término general y vago. Presentamos en fileane.com el funcionamiento de la democracia directa local participativa con sus instituciones como en el período medieval con la enseñanza de los monjes benedictinos y como en la civilización egipcia y otras civilizaciones florecientes de la humanidad. Y explicamos el funcionamiento de una moneda llena para desarrollar nuestros bienes comunes, como en las ciudades libres del tiempo de las catedrales.

La estructura del Estado es el instrumento de control de los pueblos en los sistemas de poder.

El Estado es una estructura administrativa para administrar un territorio que se ha vuelto cada vez más vasto para el sistema de poder: la monarquía. A medida que esta extensión de territorio de múltiples pueblos se expanda, la monarquía se convertirá en un imperio.

El fin de la democracia directa participativa local se produjo cuando el sistema de poder dispuso de los medios técnicos y humanos para controlar su territorio. El abandono de los sistemas de poder se traduce prioritariamente en la eliminación de la estructura administrativa del Estado.

Nuestro lector ya sabe a través de qué instituciones políticas y económicas esa estructura administrativa del Estado es reemplazada. También conocemos la afirmación de este escritor que denuncia la impostura, la mentira del Estado:

« El estado es como se llama a sí mismo el más frío de los monstruos fríos, y miente fríamente, y de su boca sale la mentira de que soy yo, el estado, soy el pueblo.» Friedrich Nietzsche

La paz social en un país se desarrolla sin el Estado, sin el control imponente de la estructura administrativa de un Estado o de una institución supraestatal.

La eliminación de las consecuencias del funcionamiento del estado en las redes de vida.

Ausencia de desempleo:

el ajuste entre el primer nivel de actividad, el trabajo indispensable para la vida y la supervivencia, y el segundo nivel de actividad, la realización de obras que elevan el nivel de vida y se transmiten a las generaciones futuras, se hace a nivel local en las asambleas de acción política.

Una solución, hemos indicado, es la realización de trabajos a nivel de la Guardia Nacional de la Ciudad Libre en sus equipos de proyecto de vida que trabajan contra los efectos del cambio climático, la transición energética, las amenazas de los grupos terroristas y la violencia y los crímenes de las bandas organizadas… El ajuste también puede realizarse recurriendo a trabajadores de otras redes locales o extranjeras según los tratados de paz establecidos por la confederación.

La ausencia de un sistema fiscal:

la utilización complementaria de las propiedades individual, común y colectiva garantiza la distribución de las riquezas producidas por los equipos de proyecto de vida para el conjunto de la actividad humana. La financiación de las inversiones y el pago de la remuneración se realizan a partir de la moneda plena y de los derechos sociales.

Ya no hay injusticias ni desigualdades sociales en la gestión de los impuestos directos e indirectos, de los impuestos, de los impuestos, de los impuestos sociales. La evasión fiscal ya no es posible. La riqueza permanece en el lugar como en la época medieval en las ciudades libres.

La ausencia de desigualdades en la riqueza:

el patrimonio heredado de nuestra historia se gestiona a través de los equipos de proyecto de vida que han elegido gestionarlo, conservarlo y desarrollarlo.

La acción política de las ciudades libres, de la Confederación y de la Guardia Nacional encargada, entre otras cosas, de la protección del patrimonio, determina la forma de propiedad más juiciosa para un bien que hace del patrimonio. Por ejemplo, una propiedad se administra en propiedad colectiva o común y el usufructo se asigna a los antiguos propietarios individuales.

Alternativamente, la propiedad sigue siendo totalmente de propiedad individual y las obras de conservación o acondicionamiento dan derecho a una parte del capital. La gestión se convierte con el paso del tiempo en propiedad colectiva o común. De este modo, se preserva, restaura, desarrolla y conserva todo el patrimonio inmobiliario y mobiliario a nivel de las Redes de vida sin venta a extranjeros propietarios privados. De este modo, se garantiza el acceso a la totalidad del patrimonio para el público nacional y extranjero.

Ausencia de desigualdad de ingresos:

las escalas salariales de los diferentes equipos de proyecto de vida se armonizan según el nivel de responsabilidad evaluado para las diferentes estaciones de trabajo.

El desarrollo del nivel de competencias garantiza una progresión de los ingresos, ya sea a través de la versatilidad o de la experiencia. Ya no hay empleo en estructuras financiadas con impuestos y aranceles. Ya no distingue entre economía de mercado y no de mercado, entre empresas comerciales y servicios públicos.

El uso de la moneda plena y de los derechos sociales garantiza la prosperidad económica y una distribución justa y equitativa de las riquezas producidas por el trabajo de todos. Esta distribución utiliza, junto con la remuneración individual, la remuneración y las primas vinculadas a la obtención de resultados en un equipo de proyecto de vida.

Junto con el ingreso generado por el trabajo, la asignación de los derechos sociales desde el nacimiento hasta el fin de la vida, en las condiciones que se deben cumplir, contribuye en gran medida a minimizar, si no a eliminar, la desigualdad del ingreso.

La ausencia de desigualdades sociales

en el ámbito de la vivienda, la formación, la salud, el adelanto en la edad: la acción política a nivel local y a nivel confederal dirige la organización de los equipos de proyecto de vida y sus objetivos para garantizar la minimización y la eliminación de las desigualdades sociales actuales que son consecuencia del funcionamiento de los sistemas de poder, especialmente del sistema capitalista neoliberal y de las diferentes teocracias fanáticas y oscurantistas, sin olvidar las tiranías y los fascismos presentes en nuestro planeta.

Esta misión representa desde el abandono de los sistemas de poder, un volumen de trabajo considerable para las ciudades libres y la confederación de las Redes de Vida. Como dijimos antes, la moneda plena y los derechos sociales tienen un solo límite: la falta de mano de obra y de habilidades para crear y desarrollar equipos de proyecto.

La ausencia de desigualdades culturales

Abordaremos las desigualdades culturales más adelante, cuando presentemos las instituciones culturales. Entre ellos encontramos desigualdades entre los seres humanos en cuanto al uso o no de nuestras dos fuentes de conocimiento.

Los sistemas de poder precisamente prohíben el camino iniciático individual en un intento de eliminar a los ciudadanos despiertos capaces de disputar su poder y de eliminar a los líderes de los sistemas de poder. Por otro lado, los seres humanos utilizan más o menos su fuente de conocimiento intelectual y racional sin necesariamente poder cuestionar los conocimientos aprendidos en el sistema educativo y de formación en el que crecieron.

Edgar Morin le problème de l'éducation

“El problema no es que no hayas recibido educación. El problema es que te han educado lo suficiente para creer lo que te han enseñado, pero no lo suficiente para cuestionar todo lo que te han dicho” Edgard Morin.

Cuando hablamos, escribimos: “ausencia de las desigualdades de…”, presentamos una situación que corresponde al desarrollo de las Redes de Vida después del final del período de transición, después de haber abandonado, abandonado los sistemas de poder.

La parte cinco del ensayo «Las redes de vida» muestra las medidas y políticas necesarias para tener éxito y la salida de los sistemas de poder y la puesta en marcha de las redes de vida en el contexto malo, si no hostil, heredado siglos, o incluso dos milenios, de sumisión a los dirigentes de los sistemas de poder en Europa.

La elección personal de su trayectoria de vida.

De lo contrario, la subsidiariedad es ascendente y descendente. Asimismo, la paz social no puede limitarse a propuestas procedentes exclusivamente de las instituciones.

La elección personal es determinante y, al igual que las soluciones presentadas en el Coste de Obtención de la Calidad (COQ), esta elección se inscribirá en el plan de las diferentes instituciones interesadas y, a la larga, se inscribirá entre las financiaciones y los usos de los bienes comunes considerados en el Plan elaborado por la Confederación.

Esta elección se determina en un principio por modelos que siguen las etapas habituales de la condición humana desde la infancia hasta la jubilación. Estos modelos incorporan los pasajes necesarios para evolucionar entre las redes de vida. Una primera opción importante es el desarrollo de la educación y la formación con la utilización de nuestras dos fuentes de conocimiento.

Educación y formación:

Llegaremos más lejos en el ámbito de la cultura, los valores, las normas y los modos de vida, la elección de un grupo social de adoptar más o menos la estructura social matriarcal en la que la educación es muy diferente y sin duda más humanista que en la cultura patriarcal ampliamente utilizada en los sistemas de poder. Del mismo modo, para el camino iniciático y el uso de las cuatro vías para lograr su desarrollo espiritual, su integración en la elección de la vida se basa actualmente en el conocimiento de las prácticas de los pueblos originarios y de las civilizaciones antiguas o siempre presentes las culturas hinduista y budista.

El niño no está sometido a sus padres como en el sistema patriarcal que se utiliza para imponer la exclusividad de la propiedad privada. Vive buena parte de sus días con su grupo de pertenencia infantil y descubre regularmente grupos de referencia de su edad y mayores en los que extraerá conocimientos para desarrollar su conciencia y su deseo de vivir hasta encontrar sus razones para vivir en su condición humana. Por lo tanto, en ese momento utiliza bienes comunes e inmuebles, espacios naturales y paisajes adaptados a esos momentos de vida. Precisaremos estos lugares cuando presentemos más adelante el camino espiritual en las instituciones culturales.

La opción más importante es la utilización de los derechos sociales concedidos a cada niño y para cada grupo de edad.

En caso de que no se haya utilizado el importe de dichos derechos sociales, no se trasladará al siguiente grupo de edad.

Se lleva a cabo una investigación social en interés del niño. En caso de que el proyecto de educación y formación del niño supere el importe asignado, el equipo de proyecto de vida de la ciudad libre que tiene por misión la organización de la educación y la formación, a través de la evaluación del COQ para esta misión, evaluará el importe necesario de derechos sociales para alcanzar el objetivo validado para un niño o un grupo de niños.

El método de financiación es entonces el mismo que para cualquier proyecto de vida. Investigación del COS, intervención del centro de gestión de la institución social de la ciudad libre e intervención, en su caso, de la Confederación para modificar el Plan y la gestión de las necesidades en moneda plena o en derechos sociales. Este ajuste se efectuará a diario, sin demora, en su caso.

Por lo tanto, esta elección individual no está limitada por razones presupuestarias y financieras.

Está validado por los expertos del centro de gestión. Por ejemplo, un.e niño detectado.e por donaciones artísticas, científicas, literarias, deportivas, lingüísticas, etc. tendrá propuestas para seguir un itinerario educativo y de formación con el uso de medios más importantes y costosos: viajes, estancias en centros de formación lejos de su domicilio, inscripción en cursos de profesores o de expertos de alto nivel intelectual y espiritual…

Presentamos el caso del joven pastor Gerbert que se convirtió en el papa benedictino Silvestre II, en el año mil.

Este caso puede ser emblemático y sintetizar la dirección a seguir en la misión de educación y formación que llevan a cabo las instituciones políticas, económicas, sociales y culturales de las Redes de Vida.

A modo de ilustración, utilizamos este fragmento de un texto de Krishnamurti: “Lo que es la enseñanza real”

El uso de nuestras dos fuentes de conocimiento.

Tras la elección de una educación y una formación, la cuestión de su desarrollo a lo largo del tiempo plantea la elección de la prioridad concedida en un momento determinado a una u otra de nuestras dos fuentes de conocimiento.

Esta situación no existe en los sistemas de poder, ya que, en principio, la fuente iniciática y espiritual está prohibida para defender los dogmas impuestos por los dirigentes de los sistemas de poder. La utilización exclusiva de la fuente intelectual y racional sólo sirve para seleccionar a los que recibirán la educación y la formación necesarias para obtener responsabilidades en el funcionamiento de los sistemas de poder.

Albert Einstein resumió muy bien la cuestión de la ausencia de nuestra primera fuente de conocimiento sobre el funcionamiento de los sistemas de poder:

« La mente intuitiva es un don sagrado y la mente racional es un servidor fiel. Hemos creado una sociedad que honra al servidor y ha olvidado el don. » Albert Einstein.

Veremos más adelante presentando el desarrollo espiritual, el uso de las cuatro vías o caminos en las tres etapas de este desarrollo espiritual. En las Redes de Vida, este uso de los cuatro caminos es reconocido y desarrollado desde la más temprana edad hasta el final de la vida. El objetivo personal es practicar al menos un trayecto desde la infancia. En algunas etapas de la condición humana, es más fácil y más conveniente utilizar uno u otro o varios caminos al mismo tiempo. La evidencia sugiere que en ese momento, el uso de nuestra segunda fuente de conocimiento, la fuente intelectual y racional, se volverá menos importante y dará tiempo para utilizar nuestra primera fuente.

Esto no tiene por qué ser una complicación particular, ya que la educación y la formación se llevan a cabo en grupo, compartiendo jóvenes y adultos de la misma edad que se incorporan a la vida paso a paso.

Veremos que entre los pueblos originarios, especialmente los indígenas de las islas Trobriands estudiados por Bronislaw Malinowski, esta complementariedad entre desarrollo espiritual e intelectual está muy bien organizada. En la adolescencia, la prioridad social es favorecer la formación de parejas sólidas y enamoradas que luego se harán cargo de las responsabilidades familiares hacia sus hijos y familiares y según el nivel de este éxito a nivel familiar, podrán acceder a las responsabilidades públicas en la gestión de la vida política y económica, social de su grupo de pertenencia y de su pueblo.

Con este objetivo esencial para la vida de su grupo social, la adolescencia es la etapa en la que después de un primer viaje espiritual, este utiliza ampliamente la vía del éxtasis amoroso favorecida por la norma de la libertad sexual en la cultura de su pueblo.

Malinowski había mostrado a Freud toda la importancia de esta etapa en el desarrollo espiritual de los seres humanos para que vivieran el amor humano más fuerte, se enriquecieran con sus amores a través del descubrimiento de sus almas hermanas antes de participar en las más altas responsabilidades públicas para asegurar la paz entre su pueblo y los pueblos vecinos.

Es en esto que las sociedades más o menos matriarcales garantizan la paz y el amor mucho mejor que las sociedades patriarcales. Sigmund Freux lo había admitido hacia el año 1936 y pidió que sus libros sobre Eros y Thanatos, la sociedad patriarcal en general, se dejaran de lado y no se leyeran, es decir, unos tres años antes de su muerte en Londres, después de haber conocido a Malinowski que se encargaba de su acogida en Londres.

En síntesis, el uso de ambas fuentes de conocimiento nos está llevando más allá de lo espiritual y lo intelectual a una dimensión compartida por los seres humanos, muy lejos de las categorías racionales e irracionales impuestas para dividir a las sociedades, los pueblos, las familias y, con demasiada frecuencia, nuestro amor por la tierra.

Una vez iniciado en el nivel espiritual, el ser humano es capaz de liberarse de los sistemas de poder religioso y de la teocracia fanática.

Averroès le commerce de la religion est très florissant dans les sociétés où règne l'ignorance

« El negocio de la religión florece en sociedades donde reina la ignorancia.» Averroès.

Ibn Rochd de Córdoba, más conocido en Occidente por su nombre latinizado Averroes, es un filósofo, teólogo, jurista y médico musulmán andaluz de habla árabe del siglo XII, nacido el 14 de abril de 1126 en Córdoba, Andalucía y fallecido el 10 de diciembre de 1198. en Marrakech, Marruecos.

Encontrar nuestras razones para vivir

con los demás.

Son muchas, pero nuestras razones para morir suelen ser el agotamiento del cuerpo humano carnal. El ser humano en las Redes de Vida, paso a paso, va a seleccionar las actividades humanas que le van a permitir obtener la experiencia de vida. Ésta responde primero a su carácter y luego a su personalidad y, a través de su historia heredada y vivida personalmente, a su identidad.

La mayoría de las veces, la principal razón para llevar la vida humana en una dirección personal y única, surge de las historias locales, personales y familiares.

Los ejemplos son muy diversos: un accidente que altera las capacidades de su cuerpo carnal, una muerte en su entorno, un contacto con la enfermedad o la muerte, la miseria en la que viven parientes o personas que se encuentran puntualmente. También hay eventos felices: el encuentro amoroso, los éxitos de su equipo en el deporte, en el trabajo, en los estudios, en la práctica de las artes. Esto, sin olvidar los secretos familiares que a menudo están ligados a acontecimientos que ocurren durante una guerra o conflictos familiares.

Pero existe la posibilidad de favorecer el descubrimiento de momentos nuevos y reveladores de pasiones desconocidas hasta entonces. Esta misión esencial de la educación utiliza como medios pedagógicos las estancias en la montaña, en el mar, en el campo, en ciudades, en otros países. La participación en encuentros culturales con artistas, personas mayores, más jóvenes, la participación en encuentros científicos o profesionales, son también momentos propicios para desarrollar la curiosidad intelectual o emociones capaces de suscitar un camino más profundo e íntimo con su proyecto de vida en su condición humana.

Estas reuniones se traducen en un cuestionamiento y es este cuestionamiento lo que puede transmitirse a los demás en una búsqueda de respuestas.

con uno mismo.

Sin embargo, nuestras razones de vida también se basan en un fundamento íntimo ligado desde nuestro nacimiento a la relación entre nuestro cuerpo carnal, su funcionamiento especialmente intelectual por un lado y por otro lo que vive en nosotros. Dejemos el trauma del nacimiento y avancemos más hacia el descubrimiento de quien vive en nosotros y es el mismo que vive en cada uno de nosotros. Abordaremos este tema más adelante en el nivel del desarrollo espiritual.

Por el momento, nos quedamos en ese intercambio entre un conocido medio y el grupo que formamos, que asistía la tarde del sábado a la reunión mensual de la Asociación de Cuidados Paliativos.

Su fundadora había previsto para estas reuniones un desarrollo preciso: en primer lugar, la presentación de una experiencia de muerte inmediata (EMI) o NDE (en inglés Near Death Experience) por una persona que la más a menudo la había narrado en un libro, luego este testigo intercambiaba con los participantes, seguía una pausa con un refrigerio y un momento de intercambio informal entre los participantes. Después de la pausa en la que las personas que lo deseen vienen a depositar una foto de un ser querido recientemente desaparecido, el médium elige 6 fotos y establece una conexión con la persona fallecida de la que tiene la foto en la mano. Al final de su intervención, informa a la asistencia que imparte cursos para que cada uno pueda volver a ser el medio que estaba en su nacimiento y que la presión social y familiar, hacia la edad de 5 años, han hecho desaparecer o han silenciado.

Los sistemas de poder y las teocracias requieren la eliminación del habla de un niño medio y, si éste manifiesta problemas de conducta específicos del estado clínico, los médicos lo tratan por trastornos neurológicos, posiblemente psiquiátricos. Ese fue nuestro caso. No es necesario especificar los trastornos sociales que pueden ocurrir como resultado de esta castración mediterránea. Es peor que los daños causados por el uso de los ideales en el sistema educativo al que se refiere Krishnamurti.

Ahora bien, en los pueblos originarios y en las civilizaciones humanistas florecientes, se respeta y sobre todo se desarrolla el vínculo entre nuestra condición humana y los aspectos de la vida después o antes de la vida humana.

El niño medio va a utilizar este vínculo no solo para entrar en contacto con los difuntos o, más a menudo, para escuchar a los difuntos que vagan y que le piden ayuda para atravesar el pozo de luz.

Einstein Je crois en une vie après la mort

Creo en la vida después de la muerte. Simplemente porque la energía no puede morir, circula, se transforma y nunca se detiene”. Albert Einstein.

El niño medio se convierte entonces en un ser humano en pleno desarrollo espiritual para encontrar el encuentro con los misterios de la vida y finalmente comenzar su evolución humana, es decir, su reparto de lo indecible y de la visión humanista de nuestra condición humana en la Tierra.

Luego se convirtió en un portador de Amor y Paz, capaz de participar activamente en el desarrollo de una civilización basada en estos valores fundamentales de la humanidad.

Necesitamos que estos portadores de Amor y Paz nos guíen hacia esta visión de nuestra condición humana tranquila, sin miedo a la muerte y sin temor a los señores de la guerra, a los tiranos y a los criminales de todo tipo.

Montaigne apprendre à mourir pour ne plus être en servitude

Meditar sobre la muerte es meditar sobre la libertad; Quien ha aprendido a morir, ha desaprendido la servidumbre”. Montaigne.

Todos hemos recibido la habilidad de nacer. No debemos aceptar que se nos obligue a esconderla, ocultarla o silenciarla cada vez que nuestros hijos de entre tres y cinco años nos molestan a nosotros, a los padres o a los maestros de las escuelas, a los vecinos o a cualquier otro, en nuestras certezas aprendidas cuando nos sometimos al sistema educativo de poder.

La paz social en las Redes de Vida se basa en gran medida en seres humanos que comparten sus razones para vivir en nuestra condición humana en el planeta Tierra.

Enriquecerse de nuestros amores

Un mundo sin padre ni esposo.

En noviembre de 2003, durante la proyección de la película documental «Un mundo sin padre ni marido, el pueblo moso», presentada por un equipo de Bruselas que lo rodó en el año 2000 a orillas del lago Lugu en Yunnan, éramos un pequeño grupo de nuestro Club Alpino local que acudió a ver esta proyección, atraídos por todo lo que se relaciona con el Himalaya y el Tíbet.

Asombrados por las palabras de una anciana venerable que en su inalterable sonrisa nos explicaba que era ella con las otras mujeres, que compartían el poder en su pueblo y su etnia, nuestra estupefacción crece aún más cuando una joven de veinte años, aún más sonriente, nos explica en la gran pantalla que había tenido hasta ahora más de cien amantes y que por ello era muy bien considerada en su pueblo y su región. Otra señora mayor explicó que cuanto más lejos vive un amante, más se considera a la joven porque si tiene hijos de este amante, trae sangre nueva al pueblo que reduce el riesgo de endogamia y por otro lado, si el pueblo tiene malas cosechas y no en el del amante, esta relación amorosa va a aportar una solución para encontrar comida y sobrevivir.

El matriarcado asegura a las mujeres la conducción de las relaciones sexuales con la misión de enriquecerse de nuestros amores. A lo largo de su vida, la mujer, gracias a la libertad sexual, entre sus amantes encontrará una o varias almas gemelas que conservará hasta su muerte. En principio, estas almas hermanas serán hombres, pero como no hay tabú en la homosexualidad, solo una discreción aún más importante que para las relaciones amorosas entre hombres y mujeres, la alma gemela cuenta por lo que es y no por su género sexual.

El único tabú entre los amantes se produce en la primera muerte. El amante.e superviviente.e no debe asistir al funeral de su.a cónyuge.e. Los amantes deben conservar intactos los recuerdos de sus amores y no arriesgarse a verlos dañados por el espectáculo de la muerte de uno de ellos o ellas.

En nuestra sección 4, El arte de vivir, precisaremos cómo desarrollar el enriquecimiento de nuestros amores en las Redes de vida, especialmente y principalmente con nuestras almas hermanas.

Síntesis sobre la paz social en las Redes de Vida :

La paz social es la consecuencia política y económica del funcionamiento de las Redes de Vida, sin la estructura del Estado.

Al igual que su funcionamiento, se basa en la práctica de la subsidiariedad.

Las instituciones políticas y económicas a través de las actividades de las ciudades libres, de los equipos de proyecto de vida, de la Confederación realizan sus misiones de producción y distribución de la riqueza utilizando la moneda plena, los derechos sociales, los bienes comunes. Estos resultados permiten el desarrollo de la paz social eliminando las desigualdades y disfunciones provocadas por los sistemas de poder, especialmente el sistema capitalista, liberal, neoliberal.

El enfoque Calidad Total permite entonces el cálculo del Coste de Obtención de la Solidaridad (COS). La optimización de los intercambios de estas solidaridades desarrolla la paz social.

Los miembros de las Redes de Vida elaboran sus proyectos de vida eligiendo a lo largo de toda su vida humana el itinerario de educación y formación que responde a sus razones para vivir en su condición humana en la Tierra. Esta educación utiliza nuestras dos fuentes de conocimiento. En consecuencia, el aprendizaje de los conocimientos y la adquisición de experiencias no se limitan únicamente al intercambio de conocimientos con otras personas. También incluye el uso del diálogo del alma para el alma en el camino espiritual iniciático. Llegado a su etapa de evolución humana, el ser humano se enriquece de sus amores especialmente cuando encuentra sus almas hermanas y las conserva hasta su fin de vida humana, si no más.

Es gracias a sus amores humanos desarrollados a partir de su encuentro con los misterios de la Vida que es capaz de construir una civilización basada en los dos valores esenciales de la humanidad, el amor y la paz. El desarrollo de la paz social entre las Redes de Vida continúa luego por la paz con los demás pueblos que viven en nuestro planeta, con la naturaleza que nos alberga, con la vida de nuestro Universo y de nuestro planeta y sus riesgos de destrucción a los que cada generación de seres humanos debe prepararse para sobrevivir.

Conclusión del capítulo sobre la paz social.

No hay clases sociales en las Redes de Vida, sobre todo para dividir a los pueblos y fortalecer el dominio de los gobernantes como en los sistemas de poder.

Sin estado, después del abandono de los sistemas de poder, las Redes de Vida desarrollan la paz social que traduce una producción y una distribución de la riqueza sin desigualdades, injusticias porque obtenidas por la práctica del planteamiento Calidad Total, el desarrollo de la Solidaridad y de sus intercambios, el uso de la Moneda Plena y de los Derechos Sociales, de los Bienes Comunes, del Plan.

Esta complementariedad entre las tres formas de propiedad y el uso de la propiedad común que es posible gracias a la subsidiariedad, desde el abandono de los sistemas de poder, es el principal logro político para restaurar la libertad en una civilización humanista. Esta libertad política se traduce a nivel individual en la elección personal de Vida para responder a nuestras razones de vivir en nuestra condición humana en la Tierra. Libertad garantizada por las instituciones, libertad de elección de vida, aseguran gracias al uso de nuestras dos fuentes de conocimiento, la posibilidad de enriquecerse de nuestros amores y de vivir cada día nuestros valores esenciales de Amor y de Paz.

Hemos visto por otra parte la Seguridad y Defensa de las Redes de Vida con la Guardia Nacional y los medios militares para proponer los Tratados de Paz si no, en su caso las Declaraciones de Guerra ya no a estados sino a sociedades comerciales o financieras, grupos sociales, déspotas y tiranos con sus milicianos y afiliados.

Las Redes de Vida se niegan a entrar en las manipulaciones de los dirigentes capitalistas liberales para librar guerras de clases sociales en los países sometidos a sus intereses. Se niegan a entrar en las doctrinas marxistas y comunistas que esos dirigentes capitalistas crearon en el desarrollo de esos sistemas de poder autocráticos comunistas, soviéticos y otros, como oposición a su gobierno mundial capitalista y financiero, para poder organizar guerras mundiales, regionales, crisis económicas, financieras, sanitarias incesantes desde comienzos del siglo XX y maximizar sus beneficios.

Así, las instituciones de las Redes de Vida crean y desarrollan la paz social, base indispensable para una economía próspera y una civilización floreciente.

Sigue leyendo