Parte 0 – Preámbulo: Las elecciones de las civilizaciones

El punto de partida de una elección de civilización.


¿Sumisión en un sistema de poder o bien ejercicio conjunto del poder en nuestras redes de vida?

Este cuestionamiento lancinante atraviesa los siglos y la respuesta invariablemente se inclina hacia la misma constatación que ha desolado a muchos autores, eruditos y eruditos:

“La tiranía de un príncipe en una oligarquía no es tan peligrosa como lo es la apatía de los ciudadanos en una democracia”

Montesquieu (1689-1755)

“No hay tiranía más cruel que la que se ejerce a la sombra de las leyes y con los colores de la justicia.”

Montesquieu.

“Es más fácil elevar al más alto grado de poder una nación bárbara que sacar de la mediocridad una nación policíaca.” Denis Diderot (“La enciclopedia”, 1751-1772).

¿Por qué tantos ciudadanos y pueblos se han sometido a tiranos y por qué no han sabido desarrollar sociedades más pacifistas, equitativas, capaces de colocar al ser humano en el centro de sus instituciones?

El poder de los líderes de los sistemas de poder y sus guerras, sus crímenes para someter a los pueblos.

Siempre guerras para saquear las riquezas de sus vecinos y reducirlas a esclavos, guerras de conquista para acaparar el poder político sobre territorios más extensos, guerras coloniales para captar los recursos económicos, mineros, energéticos y para vender la producción de sus fábricas a la clase más rica de estas colonias. Guerras militares, pero cada vez más guerras comerciales para imponer la ideología capitalista liberal en todo el mundo y así enriquecer cada vez más a los nuevos amos del mundo, financieros anglosajones que han logrado secuestrar las riquezas producidas por el trabajo de todos para su único beneficio.

Últimamente las guerras las guerras con las armas climáticas, químicas, biológicas con bacterias y virus, y nuevas guerras que utilizan los últimos descubrimientos científicos desconocidos por el público y bajo secreto militar para maximizar una y otra vez los beneficios de los más ricos. Las crisis financieras y después económicas para endeudar hasta la quiebra a los competidores en el mercado, los bancos, las empresas, los pequeños ahorradores, los hogares a causa de la tiranía de los accionistas y siempre la apatía de los ciudadanos en las democracias actuales…

¿Estamos en democracia? ¿Puede una democracia ser controlada, financiada, dirigida por las altas finanzas mundiales? Ciertamente, ya que los ciudadanos reclaman más democracia y menos desigualdades sociales, ignorando al mismo tiempo quién dirige realmente la política, la economía, nuestras sociedades y la producción, la distribución, el consumo de las riquezas producidas por el trabajo de todos y que se limitan a ignorar quién dirige el aumento de las desigualdades.

“La perversión de la ciudad comienza con el fraude de las palabras”.

Platón

 “Nombrar mal las cosas es añadir a las desgracias del mundo”

Camus.

¿Quién utiliza el fraude de las palabras y manipula a los ciudadanos nombrando mal las cosas? ¡No el poeta que habla aquí!

Sin embargo, los trabajos de los arqueólogos, etnólogos e historiadores, descubren civilizaciones desaparecidas, pueblos primeros que poseen un arte de vivir muy superior al impuesto desde hace siglos por los dirigentes europeos.

Y en Europa los vestigios de los períodos florecientes dan testimonio siempre de que nuestros ancianos, con los medios de que disponían entonces, compartían mejor las riquezas producidas en las ciudades y los campos y que administraban en sus asambleas comunales, sus ciudades libres. Por supuesto, podemos volver a poner en marcha una forma de vivir juntos mejor, más justa, equitativa, humanista, pacífica, de acuerdo con la naturaleza y capaz de responder a nuestras razones para vivir.

Incluso nosotros, un joven poeta, sentado en la roca en la cima de la montaña que domina la llanura y el paisaje circundante, nos hemos enfrentado a este interrogante esencial: ¿cómo, después de la catedral de Estrasburgo y de su flecha visible a lo lejos, después del Monte Santa Odilia frente a nosotros, los hombres pudieron, allí a la derecha y en la ladera de la montaña, construir un campo de concentración y de exterminación nazi? El poeta ha crecido y ha recorrido este camino del saber que reúne lo espiritual y lo racional. Este saber explica la relación entre el convento benedictino y la catedral gótica, pero este saber también desvela el camino desde su origen a orillas del Nilo, la preservación en el año 500 en el Monte Casino de los vestigios de los saberes egipcios y griegos, de los saberes del oriente medio y de los pueblos celtas, y luego a través del movimiento benedictino, el uso de este saber nuevo para reconstruir Europa tras la destrucción del Imperio romano y las grandes invasiones.

El poeta no engaña con las palabras y ante las desgracias del mundo, rompe los falsos dogmas, los mitos y las fábulas que sirven para enmascarar los crímenes y las fechorías de los dirigentes que necesitan dominar a los pueblos para enriquecerse sin límites usurpando el poder de organizar una sociedad humana.

En nuestra habitación de estudiante, mientras escribíamos, leíamos, descubrimos a Hannah Arendt, una filósofa, que también se preguntó por las razones por las que la humanidad pudo pasar, de las florecientes civilizaciones de Egipto y de la antigua Grecia a los crímenes contra la humanidad cometidos en nombre de ideologías como el nazismo, el comunismo, los fascistas. ¿Cómo se llegó a Auschwitz desde Atenas? Los horrores cometidos y sufridos desde hace siglos trazan este camino hacia el Holocausto, crimen indeleble del siglo XX.

Ian Kershaw escribió: “El camino de Auschwitz fue construido por el odio, pero pavimentado con indiferencia.”

Indiferencia, complicidad pasiva, sumisión libremente consentida, veremos estas formas de influencia social cuando en la parte 5 mostremos cómo un contrapoder puede cambiar una organización, pero aquí para ir a lo esencial, la pregunta se refiere a la acción: ¿ha habido acción o no para detener estos crímenes, para comprometerse en la resistencia y combatir hasta estos tiranos genocidas sean inhabilitados para dañar a la humanidad?

Nuestro poder brota cuando actuamos juntos para satisfacer nuestras razones para vivir en la Tierra.

El rechazo de este conformismo, de esta sumisión ciega a la autoridad, a la situación del agente agencial según Milgram, conducirán a Hannah Arendt hacia la definición positiva y constructiva del Poder:

” una reunión de hombres iguales decididos a la acción. Corresponde a la “capacidad de actuar de manera concertada” y “brota entre los hombres cuando actúan juntos. “

Permitan al poeta completar las palabras de la filósofa: la aptitud para actuar significa la competencia aportada por los aprendizajes experimentados a través del camino iniciático.

Actuar de manera concertada se sitúa en el marco de las organizaciones en redes, en democracia directa local participativa y no en el marco de los sistemas de poder en los que hay que obedecer a la minoría que ocupa la parte superior de la pirámide jerárquica. “El poder brota entre los hombres” indica que nunca es el mismo y aquí abordamos la subsidiariedad que organiza la acción de las redes: obtener la solución óptima y adaptarla a las particularidades locales. La solución óptima surge entre el grupo de expertos que trabajan juntos hasta conseguirla en función de los conocimientos disponibles en ese momento preciso.

Así, la primera misión de un poder es la selección, entre los conocimientos disponibles, de los que fortalecen su acción y su desarrollo. Los conocimientos contrarios a sus intereses se declaran entonces prohibidos, tabúes. Existen incluso si ya no se enseñan. En cambio, un “buen” jurista debe conocer el derecho positivo, las soluciones utilizadas por el poder en el poder, pero también el derecho prohibido por este poder. Cuando un grupo social está en crisis, en conflictos mortíferos y el derecho positivo ya no presenta soluciones, el jurista utiliza entonces las soluciones utilizadas en el pasado por otros poderes, que tuvieron éxito en el pasado pero fueron descartadas por los regímenes políticos siguientes en función de otros intereses políticos, económicos, sociales, culturales. Entre este derecho prohibido, se vuelven a poner en marcha las soluciones para desbloquear un grupo social, un país, una sociedad humana.

Hannah Arendt describe el funcionamiento del sistema de poder económico capitalista liberal y sus excesos a través de dictaduras ideológicas como el nazismo y el fascismo. También aporta la solución, la otra posibilidad, refiriéndose al funcionamiento de las ciudades griegas antiguas y, por tanto, de las ciudades egipcias de las orillas del Nilo.

Nos corresponde ir más lejos, especialmente por el lado de “la solución” griega y egipcia, de esta floreciente civilización de las orillas del Nilo y luego del Mediterráneo. Este cuestionamiento, que está en el origen del trabajo de escritura del joven poeta hasta hoy, se ha reforzado con la lectura de Hannah Arendt y de muchos otros historiadores, antropólogos, otros autores en busca de la alternativa a la sumisión a los sistemas de poder. Los seguiremos, los leeremos, los entenderemos a lo largo de este ensayo Nuestras Redes de Vida.

Nuestra elección de civilización

Someternos a un sistema de poder o ejercer juntos el poder en nuestras redes de vida, esta elección se refiere a la civilización que pretendemos desarrollar a continuación de nuestros mayores y para nuestros hijos.

Esta es la elección de civilización a través del desarrollo de la humanidad.

¿Elevar el poder de un poder tiránico dentro de un sistema de poder militar para reunir a pueblos bárbaros y conducirlos al pillaje de los pueblos policíacos que supieron organizarse para desarrollar un arte de vivir en la abundancia y el reparto de las riquezas espirituales y materiales según los preceptos de su alto nivel de educación y de competencias? ¡Hasta ahora, todos los pueblos, las civilizaciones policíacas y sus artes de vida han sido destruidas por los bárbaros!

¿O desarrollar una civilización humanista y un arte de vivir cuyas maravillas arquitectónicas, artísticas se transmitirán a las generaciones futuras para mostrarles el camino a seguir en nuestro planeta, sea cual sea el paso de los tiranos y de sus hordas de bárbaros?

Civilizaciones florecientes.

El historiador hará un recuento de los milenios atravesados por las civilizaciones florecientes y los pocos años, siglos ocupados por tiranos y bárbaros. Y aún el historiador más erudito indicará los pocos años tomados por los bárbaros para adoptar las costumbres y el arte de vivir de las ciudades, de los países policíacos que acaban de conquistar. Aún más justo, el historiador describe la manera en que el joven jefe bárbaro utiliza el arte militar que aprendió de las naciones policíacas para realizar la amalgama entre sus guerreros bárbaros y la alta estrategia militar de sus adversarios. Así como el Imperio romano, sistema de poder militar, utilizará a los guerreros bárbaros, de Germania o de otros lugares, como auxiliares, esencialmente como caballería, para controlarlos mejor dejándoles una parte del botín.

El balance del historiador es inequívoco: los períodos de florecientes civilizaciones son mucho más numerosos que los de explotación de los pueblos por tiranos criminales. El fin de las civilizaciones florecientes es mucho más causado por desastres naturales, cambios cíclicos de clima que por invasiones bárbaras.

La creación de sistemas de poder en Europa

desde la destrucción y saqueo de la civilización medieval por sus gobernantes, monarcas, tiranos y luego la oligarquía financiera anglosajona.

Sin embargo, en Europa, desde el final de las últimas invasiones bárbaras, nos encontramos ante una nueva situación. Desde el año 500 hasta el viernes 13 de octubre de 1307, en Francia, un movimiento policíaco a través del uso de los vestigios del saber egipcio, griego, judío, musulmán, celta, desarrolla una organización en redes de vida social a través de Europa, la época medieval y el tiempo de las catedrales.

La nueva situación no es la llegada de nuevos bárbaros sino la toma del poder por tiranos monárquicos, por la clase social de la aristocracia. Luego rápidamente el pillaje de las riquezas del periodo medieval permitió el desarrollo de un grupo de banqueros internacionales y conocemos el resto de esta historia de este sistema de poder que desde Europa conquistó los Estados Unidos y se impone a nivel mundial a través del sistema económico capitalista y la doctrina liberal, neo liberal.

Hannah Arendt describe el horror de la sociedad industrial capitalista y de la tiranía actual de la oligarquía financiera anglosajona.

El sistema capitalista liberal perpetúa la prohibición del uso de nuestra primera fuente de conocimiento, la fuente iniciática y espiritual, la que permite romper los dogmas falaces y las fábulas de los dirigentes de los sistemas de poder. Prohíbe la propiedad común administrada por el propio grupo y que permite la distribución equitativa óptima de las riquezas producidas por el trabajo de todos. Trata de limitar lo más posible la propiedad colectiva del Estado para utilizar únicamente la propiedad privada, incluidos los medios de producción y de distribución de las riquezas producidas por el trabajo de todos. A nivel de la actividad humana, sólo utiliza el trabajo indispensable para la vida y confisca sus riquezas a través de la propiedad privada que garantiza la maximización de los beneficios de sus dirigentes. Se prohíbe así la realización de obras que eleven el nivel de vida y se transmitan a las generaciones futuras, así como la acción política ejercida por el conjunto de los ciudadanos para gestionar el trabajo y la realización de las obras.

Presentaremos las raíces religiosas de estos puritanos anglosajones predestinados a gobernar el mundo y a someter a los pueblos a sus directivas que se atreven a nombrar “divinas” o menos ofensivas “bien común”. Son los únicos que las definen e imponen en sus dogmas neoliberales para prohibirnos la gestión de nuestros bienes comunes como antes del viernes 13 de octubre de 1307 en suelo francés.

El gobierno mundial que está siendo establecido por la minoría más rica.

documento:

Tienen una agenda, la de la ONU que llaman “Agenda 2030 para el desarrollo sostenible”.

Esta agenda contiene todas las medidas que deben tomar para hacernos pobres y totalmente dependientes, es la ilustración perfecta de la profecía del nazi Klaus Schwab que dirige el foro económico de Davos: “No tendrán nada, pero serán felices”.

Detrás de esta agenda oficial se esconden los verdaderos objetivos de los multimillonarios globalistas adeptos a la despoblación masiva del planeta:

  • Eliminar propiedad privada.
  • Eliminar las “democracias” y las economías occidentales.
  • Prohibir el consumo de carne y sustituirlo por el de insectos.
  • Eliminar la agricultura tradicional para poder influir en la demografía a través de la alimentación.
  • Imponer los “va x ins” asesinos de Pfizer & Co. para poder actuar sobre la demografía gracias a las inyecciones de ARNm.

Entre ellos, prefieren la propiedad privada que desarrollan colectivamente en sus redes financieras y círculos de influencia social para comprar a los políticos que ya no necesitan para dirigir las democracias representativas.

Los objetivos de la Agenda 2030 de la ONU fueron adoptados por todos los Estados miembros de la ONU en 2015, sin que ningún pueblo haya sido consultado ni haya dado su consentimiento por referéndum. Esta es una agenda que torpedea la independencia de los pueblos de las naciones.

Es la última etapa que sacralizará la aparición del Nuevo Orden Mundial. De hecho, Ban Ki-moon, que en ese momento era el Secretario General de las Naciones Unidas, llamó a la Agenda 2030 una “declaración mundial de interdependencia”.

Esto significa que las independencias nacionales, y por tanto las naciones, ya no existirán.

En cuanto a los cambios alimentarios, la ONU organizó la “Cumbre sobre los sistemas alimentarios” que se celebró en Nueva York los días 23 y 24 de septiembre de 2021.

En la cumbre se afirmó que es necesario utilizar el poder de los sistemas alimentarios para alcanzar los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas para 2030. Otra declaración oficial de la ONU al final de la cumbre fue: “Todos deben actuar y trabajar, en todo el mundo, para transformar la manera en que el mundo produce, consume y piensa los alimentos”.

Recuperar tierras agrícolas a agricultores y ganaderos. Este objetivo ya había sido dirigido por Lenin y su equipo seleccionado y financiado por los banqueros anglosajones, incluyendo Jacob Schiff. A eso nos referiremos en la parte 5. Lo que termina en crimen contra la humanidad y genocidio debido a la torpeza e incompetencia de los nuevos dirigentes soviéticos, no debería volver a ocurrir ya que son los propios servidores de la oligarquía financiera anglosajona los que están en la maniobra. Entremos brevemente en este tema para demostrar desde esta introducción a nuestras palabras todo el peligro que se nos presenta.

El “desarrollo sostenible” que quieren imponernos.

El programa de “desarrollo sostenible” se definió por primera vez en la conferencia organizada por la ONU en Vancouver (Canadá) del 31 de mayo al 11 de junio de 1976.

Su tema principal fue “Los asentamientos humanos” y se le conoce como “Hábitat I”.

estampa

Mesa de presidencia de la reunión del Comité General de la Conferencia durante Hábitat I en Vancouver. De izquierda a derecha: Enrique Penalosa, Secretario General de Hábitat, Barney Danson (Canadá), Presidente de la Conferencia, Uner Kirdar, Secretario de la Conferencia y Adolf Ciborowski, Relator General.
10 de junio de 1976, Vancouver. Foto ONU/Yutaka Nagata

Un pasaje del informe publicado después de esta conferencia merece realmente ser reflexionado pensando en lo que era la URSS o la China de Mao: “La tierra no puede ser tratada como un bien ordinario controlado por individuos y sometido a las presiones e ineficiencias del mercado. La propiedad privada de la tierra es también un instrumento principal de acumulación y concentración de la riqueza, contribuyendo así a la injusticia social.”

En 2022, en Holanda se puso en práctica por primera vez la doctrina adoptada en la Conferencia de Vancouver de 1976: miles de agricultores y ganaderos van a ser arruinados, puestos en quiebra y sus tierras confiscadas y transferidas a estructuras públicas que aplicarán las medidas previstas por la Agenda 2030 de la ONU.

estampa

Bloquean las autopistas los agricultores que se niegan a hacerse con Hara-Kiri en los Países Bajos.
La policía disparó con munición real contra los manifestantes la noche del 5 al 6 de julio de 2022 en el norte del país.

Recordemos que, para que se apliquen, estas medidas requieren que se ponga fin a la propiedad privada de las tierras agrícolas, así como que se ponga fin a la producción agrícola y al abastecimiento alimentario independientes.

Cuando la agricultura, la ganadería y la distribución de alimentos están en manos de los funcionarios al servicio de los políticos, tienen a las poblaciones y pueden someterlas a voluntad (Stalin o Mao no dudaban en crear escasez de alimentos, incluso hambrunas, con el fin de hacer que sus poblaciones dependan de los partidos comunistas de sus países).

Los agricultores y ganaderos de los Países Bajos son los primeros en pasar.

En enero de 2021, entre los psicópatas de Davos (Foro Económico Mundial) y el Gobierno de los Países Bajos, se creó una asociación llamada “Food Innovation Hub” para que la agricultura de los Países Bajos estuviera bajo su dependencia con el fin de “beneficiarse” de las “innovaciones para la transformación de los sistemas alimentarios”.

Este “Food Innovation Hub”, financiado por los impuestos de los holandeses, creó inmediatamente una “Secretaría de Coordinación Mundial” (ubicada en Wageningen – Países Bajos) para coordinar sus acciones a las diversas iniciativas implementadas en el mundo por la ONU y los psicópatas de Davos.

En nombre de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas, en los Países Bajos (para empezar) van a sacrificar los rebaños y cerrar el 30 % de las explotaciones agrícolas.

El Gobierno neerlandés utiliza el pretexto de la lucha contra el nitrógeno para aplicar sin ánimo de lucro el programa de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas y destruir la agricultura de los Países Bajos, que es una agricultura muy ecológica, ya que no utiliza ningún plaguicida (lo que no impide que los Países Bajos -17 millones de habitantes- sean el segundo país exportador de productos alimenticios del mundo, solo por detrás de los Estados Unidos).

En 2021, el Gobierno de los Países Bajos propuso una reducción del 30 % en el número de cabezas de ganado en el país para limitar las emisiones de gases de efecto invernadero.

El 10 de junio de 2023, la Ministra de Nitrógeno y Política de la Naturaleza de los Países Bajos, Christianne van der Wal, declaró: “Las provincias neerlandesas son responsables de desarrollar las medidas correspondientes para lograr reducciones de las emisiones de nitrógeno entre el 12 y el 70 %, dependiendo de la zona”.

Mientras tanto, en China, India, Pakistán y Estados Unidos pueden hacer lo que quieran.

Hay que decir que los agricultores neerlandeses han estado cultivando la tierra durante miles de años y que esta historia de imitar la liberación de nitrógeno en la atmósfera solo pretende suprimir a los agricultores y ganaderos independientes.

Es una condición indispensable para que los multimillonarios mundialistas puedan controlar totalmente el abastecimiento alimentario en todo el planeta y prohibir el consumo de carne.

“Ya no podrás comer carne”, pero no te preocupes, Bill Gates y George Soros poseen en todo el mundo empresas de producción de “filetes vegetales” y de cría de insectos y larvas.

No obstante, su objetivo sería reducir globalmente las producciones agrícolas en un 50 % y suprimir todo consumo de carne y de pescado.

Pero, si reducen en un 50 % la alimentación mundial, ¿no significa que el 50 % de los habitantes del planeta no tendrán nada que comer?

Entre las inyecciones de los “va x ins” asesinos de Pfizer & Co. y la escasez de alimentos que organizan y las hambrunas que acompañarán, sí, estamos, todos en un gran peligro.

…/… para continuar brevemente en el Foro de Davos y las ideas que se presentan en él:

    documento :el programa de transformación de energía

EAT’s biggest Initiative is called FReSH, which the organization describes as an force to drive the formation of the food system. The project’s partners incluyen a Bayer, Cargill, Syngenta, Unilever and even tech giant Google.

“Companies like Unilever and Bayer and other farmaceutical companies are already chemical processors — so many of these companies are very well positioned to profit off of this new food business which revolves around processing chemicals and extracts needed to produce these lab-made foods on a global scale,”

“El objetivo de este régimen es reducir el consumo de carne y productos lácteos de la población mundial hasta en un 90 % en algunos casos y sustituirlo por alimentos de laboratorio, cereales y aceite”

fuente:

World Economic Forum’s ‘Great Reset’ Plan for Big Food Benefits Industry, Not People

documento:el programa de reducción drástica de la población mundial

Son palabras de un “experto” de la ONU y de su “Agenda 2030”.

   Kokky Jane Goodall es una experta de la ONU, pagada por el organismo internacional que quiere reducir drásticamente la población mundial como: “mensajera de la paz de las Naciones Unidas”.

estampa

Kokky Jane Goodall – nacida en 1934.
Una declaración de la ex baronesa británica (bajo el nombre de Jane van Lawick-Goodall Kokky) filmada entre los psicópatas de Davos.

   Es una etóloga (la etología consiste en estudiar a los animales en su medio natural) que debe su fama internacional a sus trabajos sobre “las interacciones sociales y familiares de los chimpancés salvajes en el parque nacional de “Gombe Stream” en Tanzania.

   Para los humanos, es simple, ¡tienen que hacer espacio!

Para ella, como para los nazis de Davos y sus amos multimillonarios mundialistas, adeptos a la despoblación del planeta, las cosas son simples: ¡todo estaría bien si la población global se redujera en un 90%!   “Va xi ner”, la tierra entera para alcanzar “14 de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible fijados por la ONU” y reducir en un 90 % la población global del planeta, ¿es posible?

    Desde 2015, la principal misión de la Alianza Global para Vacunas e Inmunización (GAVI) es convencer a los gobiernos de la necesidad de “ir xi ner” a todo el mundo para alcanzar “14 de los 17 objetivos de desarrollo sostenible establecidos por la ONU.

Pero, ¿no sería la “prosperidad” económica que permitiría la “va xi nation”, según estos asesinos del Gavi, totalmente contradictoria con el declive económico deseado por quienes los financian (los multimillonarios mundialistas, con Bill Gates a la cabeza) y que son los adeptos de la “cero” emisión de CO2 de origen humano a la atmósfera?

   Y eso, trabajar o ser rico sin emitir CO2 a la atmósfera, es manifiestamente imposible.

   No olvidemos que para los multimillonarios mundialistas y sus lujos: cuanto más numerosos somos en la tierra, más importante es la emisión del temible CO2 a la atmósfera, y cuanto menos numerosos somos en la tierra, menos importante es la emisión del temible CO2 a la atmósfera.

   Además, desde finales de la década de 1950, una de las principales preocupaciones de los líderes demócratas de Estados Unidos y los líderes del Partido Comunista Chino ha sido la necesidad de implementar medidas políticas vinculantes para revertir la curva de crecimiento de la población y así reducir drásticamente el número anual de nacimientos.

   A este respecto, recordemos que Robert McNamara había declarado que atacarían primero a África, y que el Partido Comunista chino abandonó en 2015 la política del hijo único (o “política de planificación de la natalidad”) impuesta a las poblaciones chinas a partir de 1979, con el fin de no dejarse demográficamente sobrepasar por la India.

fin del documento, origen privado.

Estos actos criminales de los puritanos anglosajones y de sus cómplices financieros en el establishment estadounidense son conocidos y denunciados por los opositores, resistentes a este pretendido “Gobierno mundial” que destruye toda forma de civilización.

Su dogma fundacional ilustra esta voluntad funesta: no hay sociedad, sólo mercados. Quienes denuncian estos actos criminales denuncian también este terrible complot para eliminar lo que queda de la civilización actual en la Tierra.

Para ilustrar estas declaraciones públicas de los resistentes a este nuevo orden mundial, retomamos algunas imágenes conocidas en las redes sociales de la web

4 imágenes

La elección de civilización queda así claramente expuesta.

Para salir de los sistemas de poder, necesitamos ese derecho prohibido, esos valores y esas normas de vida, redes de vida social, democracias locales directas y participativas que son exactamente lo contrario de los sistemas de poder. Este es el objetivo de nuestro ensayo “Redes de Vida”.

Precisamos los elementos fundamentales que determinan esta elección entre sistemas de poder y redes de vida, esta elección de civilización. Esta percepción antinómica e irreconciliable, este conflicto entre dos culturas con intereses contrarios desde los albores de la humanidad, se centran esencialmente en la concepción del ser humano, la noción de calidad en el trabajo y la percepción del trabajo, la organización del poder y la prioridad dada a la política o a la economía, la prioridad dada a la centralización del poder o a su reparto. De este modo, podremos ver mejor las grandes diferencias entre los sistemas de poder y las redes de vida social.

A partir de estas opciones entre el conocimiento que los dirigentes de los sistemas o los de las redes de vida han asumido, comprenderemos más fácilmente el funcionamiento de cada una de estas dos formas de vivir en sociedad pero que tienen consecuencias, desafíos diametralmente opuestos.

Los retos de este conflicto entre estas dos concepciones del lugar del ser humano en las organizaciones políticas, económicas, sociales y culturales son un cambio de paradigma en el nivel de los conocimientos intelectuales y espirituales.

Las recientes aportaciones de la antropología, la consideración de las culturas de los pueblos originarios y de las civilizaciones antiguas, los descubrimientos arqueológicos, así como los descubrimientos científicos sobre la vida del cuerpo humano, la vida animal, vegetal, mineral, la vida de nuestro planeta y de los universos, ponen en tela de juicio muchas de las prohibiciones y tabúes planteados por los dirigentes de los sistemas de poder y especialmente de las teocracias.

Sin embargo, estos líderes defienden su poder y expanden su dominio sobre la economía global, los estilos de vida de los consumidores. La fanatización de las poblaciones sometidas a los dogmas religiosos no deja de extenderse con los medios modernos de telecomunicaciones. Sin embargo, los peligros para la vida en la Tierra, el cambio climático provocado por las actividades industriales, las ideologías racistas y fascistas que alimentan los conflictos civiles y militares, si no las voluntades de genocidio y eugenesia, nunca han sido tan numerosas y visibles, promovidas por los dirigentes en el poder para aterrorizar a los disidentes que se niegan a pensar y actuar como ellos.

Han destruido el equilibrio de la naturaleza, han contaminado nuestro medio ambiente, son inmensamente ricos y mañana más. El único riesgo que no quieren asumir es que nos demos cuenta y los pongamos fuera de peligro. En particular, abandonando sus sistemas de poder y dominio de los pueblos y estableciendo una vez más nuestras redes de vida, expresión que utilizamos para nombrar nuestras democracias directas locales participativas ya que en la era de Internet ya no estamos limitados al estricto nivel local geográfico sino que vivimos y comunicamos en la aldea planetaria de la Web.

El primer signo de civilización en una cultura

“Una estudiante le preguntó una vez a la antropóloga Margaret Mead qué consideraba el primer signo de civilización en una cultura.

La estudiante esperaba que el antropólogo hablara de cebos, cuencos de arcilla o piedras para afilar, pero no. Mead dijo que el primer signo de civilización en una cultura antigua es la evidencia de una persona con un fémur roto y curado.

Mead explicó que en el resto del reino animal, si te rompes la pierna, mueres. No puedes huir del peligro, ir al río a beber agua o cazar para alimentarte. Te conviertes en carne fresca para los depredadores. Ningún animal sobrevive a una pierna rota el tiempo suficiente para que el hueso se cure. Un fémur roto que se ha curado es la prueba de que alguien se tomó el tiempo para quedarse con el que cayó, curó la herida, puso a la persona a salvo y se ocupó de ella hasta que se curó.

“Ayudar a alguien a superar la dificultad es el punto de partida de la civilización”, explicó Mead. “La civilización es una ayuda comunitaria”.

Este enfoque espiritual e intelectual realizado por el poeta que se expresa aquí responde a la acción poética que cambia la vida, especialmente la vida en sociedad. También responde a esta misión tan evidente indicada por Paul Eluard:

“La soledad de los poetas hoy se desvanece, he aquí que son hombres entre los hombres, he aquí que tienen hermanos.”

Esta elección del poeta corresponde a un signo de civilización, utilizar nuestra primera fuente de conocimiento iniciático y espiritual para guiar nuestras acciones hacia nuestros seres queridos. Volveremos sobre ello constantemente en el funcionamiento de las Redes de Vida.

Sin este reparto de lo indecible de la vida después de la vida del cuerpo humano, sin esta ayuda de quien ha cruzado el umbral de su iniciación a la vida después de la vida humana, no puede haber una civilización humanista y floreciente. Por lo tanto, el poeta iniciado está en un principio, en el centro, en el extremo de la civilización para la cual traduce el misterio de la Vida. Como ha indicado Sigmund Freud, la contribución del poeta es superior a la del médico y del sacerdote porque cura las almas compartiendo su diálogo del alma por el alma.

Comencemos por precisar este conflicto entre dos culturas que dan un lugar radicalmente diferente al ser humano en el funcionamiento de las instituciones políticas, económicas, sociales, culturales. Dependiendo de esta plaza, o será sometido a una minoría que haya usurpado el poder para imponer su sistema de poder, o ejercerá directamente su misión de autoridad para eliminar o minimizar la violencia en él y a su alrededor.

Sigue leyendo