los conquistadores, criminales del papado

extracto de "de Eleusis a Dendérah, la evolución prohibida", la conferencia de Nancy.

Cuando los Españoles conquistaron México, fueron de sorpresa en sorpresa. Hubo ciudades mejor pedidas que los de Europa, palacios y templos más bonitos que los de Sevilla o Zaragoza. Los m?urs indígenas se organizaban y sus bibliotecas llenadas des oeuvres incomparables. La astronomía también se avanzaba que en Salamanca. Las casas poseían aseos con agua corriente mientras que ciento años más tarde, Versalles se construirá ignorando estas técnicas de construcción, higiene y salubridad. Cortez oyó a Montézuma hablarle de sus antepasados, los hombres blancos venidos de los mares que había civilizado el país, aportado la cruz griega y la cruz templière y cuyos algunos raros descendientes llevaban siempre el color de piel. Tres ciento conquistadores pudieron someter casi sin combate dos millones de aztecas ya que estos últimos habían incluido que venían de los mismos países que los antiguos fundadores de su sociedad. ¿Los soldados españoles pudieron comprender los dibujos de hombres en escafandra cuya leyenda boliviana, en torno al lago el lo más arriba posible del mundo, dice que tenían la piel muy blanca y la sangre azul, que venían del planeta azul? Más muy aún, los Españoles encontraron efectivamente una profusión de cruz. A Guatulco, Juan de Cervantes, obispo de Oaxaca, hizo elaborar tal cual en la catedral que acababa de construir, una cruz que los conquistadores asignaron a un apóstol venido a evangelizar la región y cuya imagen se grababa en una roca junto a la cruz. Pedro indicó que esto explica también la revocación de los clérigos españoles que, una vez que incluyeron que estaban en frente de la obra de los Templiers, se reflejaron a continuación a destruir todos estos vestigios de una cultura prohibida que rechazaron anteriormente. ¿Incluyeron también que los vikingos y los templiers en realidad que no habían encontrado el país donde se habían establecido inicialmente los hombres blancos a la sangre azul venidos del planeta azul, estos hombres que enseñaron al rurales? ¿Incluyeron que sobre este continente de los descendientes del Mérica, se encontraban en contacto con una historia capaz de destruir nunca a la de la Biblia y capaz de hacerlos fallecerlo todos sobre las hogueras de la investigación? En este pretexto puede residir la justificación principal del papado para cubrir el genocidio de 70 millones de indios tanto esta historia lanzaba a parte baja toda la literatura de la Biblia judaïque y la pretensión de considerar Jerusalén como una cuna de la sabiduría espiritual humana. Los monjes y los caballeros del Templo, al poseer los manuscritos retirados del templo de Jerusalén pudieron conocer la filiación del conocimiento secreto desde la civilización egipcia, supieron sobre todo reconocer entre los descendientes de Horus e Isis estos seres humanos a la piel blanca y a la sangre azul venida del continente desaparecido entonces del último gran cataclismo. Al poseer también una colonia en Perú y Bolivia, al ayudar al pueblo inca a desarrollarse, tenían también, siguiendo la carretera del Mérica, encontrar la cuna de esta civilización del continente desaparecido. Tenían todas las pruebas para demostrar la necesidad de su organización en redes capaz de casar las culturas para respetar la primacía del ser humano en una organización social, para demostrar el carácter dañino y sectario de los poderes políticos y religiosos que luchaban por la supervivencia de sus dogmas destruyendo las culturas extranjeras.

Pedro afirmó que estas destrucciones incomprensibles por la clero se hicieron sobre órdenes superiores del papado que querido ya borrar todos los recuerdos de los templiers y quizá de los hombres a la sangre azul, recuerdos que demostraban el éxito social beneficioso de la organización templière mientras que el papado no dejaba de chocarse con los reinos de Europa y a los movimientos de conflicto de que creían que no soportaban sus pretensiones de poderes teocráticas, dogmático y temporal. Al principio el papa combatió a los Templiers por razones de potencias temporales luego quizá para asuntos teológicos. Para Pedro, quedaba claro que el papado durante sus investigaciones posteriores, más suaves y pacientes quienes las crueldades del rey de Francia, tomó conocimiento de todo el imperio ocultado de los Templiers y, en particular, de su radiación en Sudamérica y Centroamérica, radiación que se ha convertido en fuera de alcance reyes ignorantes o incrédules. Incluyó todas las ventajas de un sistema político en redes y la eficacia de colocar el poder militar en comunidades de caballeros controlados por comunidades monásticas que viven de la producción de conocimientos consagrados. Pero el papado dut también admitir que tenía en frente ella de los soberanos siempre en búsqueda de imperios europeos y que para hacerles frente, también debía defender su poder jerárquico centralizado y monopolisateur y que debía combatir ella también cualquier tentativa de organización democrática en redes que se ha convertido en en adelante ilusoria tanto él le era imposible concebir que pueda reanudar a los reyes y emperadores la legitimidad de sus poderes. El papado incluyó sobre todo que debía prohibir toda intrusión de culturas capaz de contradecir las verdades bíblicas. El poder del papa venía debido a que consagraba a los reyes y a los emperadores. Se situaba pues a la cumbre de la jerarquía política. Esto explica que los papas no deseaban ver tan pronto como navegantes reanudar el camino de Américas, de ahí la prohibición hecha a Christophe Colomb y a sus antecesores.

Después del descubrimiento de los conquistadores y misioneros españoles, la comparación entre los éxitos de los templiers y la quiebra del papado se volvió insoportable a los ojos de Roma. Fue necesario destruirlo todo para que nunca este ejemplo no vengan a consolidar a los contestatarios del orden papal y real en Europa. ¡Los reyes ayudaron el papado y el rey de España extrajo inmediatamente beneficio puesto que le estuvo permitido traer todo el oro que sus ejércitos encontraban, una vez este oro fundido y desaparecidas todos rastros que comprometían de símbolos indios, cristianos y templiers! Cerca de se exterminaron 70 millones de indios en la conquista y la destrucción de su imperio luego durante varios siglos de esclavitud salvaje, principalmente por el trabajo forzado en las minas. Pedro mostró una diapositiva sobre el trabajo de los indios en las minas. Este genocidio diez veces superior al Shoah permanecen ocultadas y tabúes para nuestras potencias occidentales. ¡La conservación del poder del papado y la satisfacción desenfrenada de la sed de oro de algunos reyes sellaron para siglos el silencio sobre este genocidio llevado para la mayor gloria de un Cristo europeo más coleccionista de crímenes que todos los dioses aztecas e incas reunidos! Que sean los reyes o el papado, incluir todos habían terminado por la amenaza que la organización templière había hecho pesar sobre sus organizaciones políticas presentando una nueva solución al éxito social innegable. A partir de la disolución del orden, las catedrales carecieron de financiación y los camaradas de Calomón que los construían so'lo procuraron terminar uno solos flechas según los planes originales, prestando juramento en memoria del Templo nunca de construir el segundo. Pedro invitó al grupo a observar que la mayoría de las catedrales acabadas después de 1307 so'lo implican así una única flecha al lugar del dos previstas en el origen. El papado deseó pues disuadir lo más mucho tiempo posible a los navegantes que deben irse sobre el rastro de los Templiers, sabiendo que éstos iban a descubrir verdades que a Europa se le acababa de hacer callar entre las llamas hogueras encendidas por los de Dominica y la Investigación. 

vuelta = click derecho: anterior     

 

La Historia de las riquezas y de su propiedad

 filibusterismo      Christophe Colomb       Tratado de Tordesillas

TRADUCCIONES ESPANOLAS     recepción               BIBLIOTECA