esta página es una reanudación de la página Internet de FR3 Mediterráneo transmitido por -Francia IANDS, viene a completar las páginas de nuestro website sobre este tema.

Coloquio sobre la Experiencia de Muerte Inminente

EXPEDIENTE Francia 3 sobre el coloquio de 17 de junio de 2006 en Martigues

VÍDEO del Diario: 

Pascal FAISEAUX
Publicado el 21/06 a 14:50

 

- Martigues à accueilli un colloque sur l'EMI, Experience de Mort Imminente qui a rassemblé 3000 personnes -

Martigues acogido a un coloquio sobre el EMI,

 Experiencia de Muerte Inminente

quién reunió a 3000 personas

 

Había muchedumbre, del 19 de junio junio de 2006 para asistir al coloquio sobre el EMI: 3000 personas se reunieron para compartir su experiencia, o descubrirlas lo que era el EMI, Experiencia de Muerte Inminente. un 20% de las personas que estaban en muerte clínica lo habrían vivido: demasiado para para ser una superchería, aunque se ignora aún lo que eso cubre

 

Definición

 

 

 

 

 

 

 

 

La ascensión del Empíreo por Jérôme Bosch.

¿Un EMI antes de la hora?

La experiencia de muerte inminente o EMI (Near Death Experiencia o NDE en inglés) es un conjunto de sensaciones descritas por algunos individuos que pudieron reanimarse después de un coma avanzado. Los individuos dicen poseer recuerdos detallados del vivido de existencia distinta de aquélla que conocen de su vivo.
Estas experiencias fueron definidas y sido descritas por el psiquiatra Raymond Moody en 1975 bajo el nombre de “Near Death Experience” (NDE), reanudando una expresión que ya había sido propuesta por Victor Egger en 1895. Es sin embargo lejos ser constante: según un artículo de PIM Van Lommel publicado en el Lancet el 15 de diciembre de 2001, sobre 344 pacientes reanimados de un coma secundario a un paro cardio-circulatorio, 12% describían un verdadero EMI. Otros estudios parecen indicar que esta cifra podría ligeramente sobrestimarse y que la frecuencia real sería de cerca de un 10%.
Después de haber reanudado conciencia, los pacientes hacen un relato que presenta a menudo numerosas semejanzas: impresión de décorporation, convicción de morir pero consciente en un cuerpo inmaterial, desplazamiento en un túnel, luz intensa, encuentro con personas difuntas o “ser de luces”, de remémoration en acelerado de su propia biografía, tomas de conciencias etc

 En la inmensa mayoría de los casos se trata de una experiencia agradable y luminosa, o incluso claramente mística, a menudo tan fuerte que la persona tiene el mal hacerse la idea de darse la vuelta en la realidad material del mundo tal como lo conocemos. Alrededor del 4% de las personas informan por el contrario de un aspecto que asusta o que se desespera.

“Vivir” su muerte

 

 

Es extremadamente raro salir indemne de una experiencia de este tipo. La vuelta a la conciencia se acompaña a menudo de una determinada confusión entre el EMI y la realidad y a un miedo considerarse como víctima de enfermedad mental.
A más largo plazo, se tiene en cuenta un desarrollo del empathie, el cuestionamiento de las prioridades y la modificación del método de vida. Se asiste también a menudo a una pérdida de interés para los dogmas religiosos, al desarrollo de la creencia en la vida después de la muerte y a un mayor interés por las cuestiones espirituales y el transcendencia.

 

A nivel más negativo, esta clase de experiencia puede también conducir a un determinado sufrimiento, a veces a un desarrollo del ego y al sentimiento de ser sobre la batalla, o también una impresión no incluirse que puede implicar una ruptura con el medio familiar y los amigos.

Estos EMI justificaron numerosos estudios avanzados efectuados por biólogos, físicos, antropólogos, médicos y teólogos destinados a incluir bien las distintas fases d' après-vie que un mecanismo químico neuro no permite explicar enteramente

 

 

 

Si alrededor todas las religiones transportan un discurso sobre la muerte que no puede seguramente sino influir sobre el sentido que la gente da a una experiencia de muerte inminente, va exactamente así mismo del materialismo que empuja inevitablemente a interpretar estas experiencias a la luz de la convicción que todo tiene una explicación causal. Sobre un tema como éste, dónde la ciencia es aún balbuceando pero dónde lo que está en juego a niveles espirituales son importantes, es difícil para los que no vivieron de EMI de comunicar las cosas entre lo que es del ámbito del conocimiento y el de la convicción.
Es extremadamente difícil aplicar el método científico a este tipo de experiencia subjetiva. No se puede basarse sino en el testimonio de las personas que informan haber vivido esta experiencia y solamente la acumulación, la concordancia y sobre todo la realidad de los efectos secundarios permiten prever que estos testimonios se producen beneficio a algo de real. Hacer un verdadero tema de estudio científico requeriría mientras que se fuera capaz de cuantificar este fenómeno de manera más objetiva.

 

Kenneth Cuadrilátero construyó, en particular, el índice WCEI (“Weighted Core Experiencia Índice”) para medir la “calidad” del EMI (LIFE AT death. A scientific investigación apagado the near-death experiencia, 1980) y Bruce Greyson una escala de calificación de los testimonios (The NDE Scale. Construction, Reliability and Validity, 1983).

 

¿Una reacción física?

 

 

Existe numerosas teorías hoy, algunas de las cuales son totalmente serias, pero ninguno llega a explicar racionalmente el conjunto de las observaciones.
La proximidad de estas experiencias con la muerte forma parte de la cuestionamiento de la ciencia en torno a los EMI. Por definición, para nuestro sentido común, si el paciente pudo ser reanimado, es que era siempre vivo.

¿El EMI, transposición psíquica de un fenómeno médico y biológico?


 Nada permite pues afirmar formalmente que el EMI es una prueba de la supervivencia del alma después de la muerte. Experiencias similares fueron informadas por personas a raíz de un parto, un malestar o durante una anestesia a la quetamina, mientras que su sintomáticos vitales no estaban en juego. La toma de alucinógenos o incluso algunas técnicas de meditación podrían también causar sensaciones a que algunos se acercan del EMI.

 

Según estudios epidemiológicos, los testimonios de EMI serían más frecuentes en los temas viejos menores de 60 años, o teniendo una elevada saturación en dioxygène.
A nivel fisiológico, el EMI puede vincularse sumariamente con los Estados modificados de conciencia, con el sueño, con las alucinaciones, y con algunos casos de epilepsia. Estos últimos mejor científicamente conocen y pueden por ejemplo ser debidos a la anoxia que causaría una disfunción del hipocampo.

Algunos hicieron una aproximación con las irrupciones de sueño paradójico en la vigilia constatadas en algunas patologías. Se trata de una activación de la corteza occipital, controlada por varias estructuras del tronco cerebral como el núcleo pédonculopontin, el tegmentum lateral, él raphé dorsal, el locus coeruleus (mecanismo colinérgico que contrapesaría la reacción de alerta noradrénergique que implica el locus coeruleus). Los EMI serían entonces intrusiones del sueño paradójico desencadenadas por el fallo cardiovascular.

 

Décorporation, estímulo eléctrico, misticismo

 

A nivel psicológico los EMI serían para algunos un mecanismo de protección de la conciencia. Ésta se pondría al descanso ante una experiencia que traumatiza como el enfoque de la muerte, pero eso parece bastante lejos explicar la fuerza de los experimentados de las personas que viven un EMI.

 

En 2002, OLAF Blanke, Estefanía Ortigue, Theodor Landis y Margitta Seeck, del departamento de neurología del hospital universitario de Ginebra publicaron en el estudio Natural un artículo que describía una experiencia autoscopique causada por el estímulo eléctrico de una región específica del cerebro en una paciente épileptique. El décorporation (llamada también viaje astral u OBE, Out apagado Body Experiencia) es otro fenómeno antiguo a los márgenes de la ciencia, sólo es mientras uno de los aspectos informados en un EMI.

 pero hay a pesar de todo un fuerte predominio de Estados Unidos de América con relación al resto del mundo, incluso con relación a Europa que tiene con todo un nivel de cuidados equivalente para las técnicas de reanimación. Según un sondeo de 1982, ocho millones de Americanos afirmaban haber vivido un EMI.

 

Los testimonios son muy raros antes de la segunda mitad del Siglo XX siglo, se conoce sin embargo desde la antigüedad como el mito de Er en la República de Platón. Según los estudios, entre 8 y un 35% de las personas enfrentadas de un riesgo vital informan de un EMI. Se encuentra en todo el mundo, los relatos son pues independientes de la religión y la cultura

 

La incapacidad actual del conocimiento científico que debe proporcionarse una explicación racional satisfactoria, y la proximidad de estas experiencias con el “más allá” son obviamente lo que está en juego para las tradicionales interpretaciones mitológicas y del religioso o más simplemente para una visión espiritualista de la condición humana. Numerosos aspectos de los relatos de experiencias de muerte inminente describen fenómenos que se encuentra en textos consagrados, en el movimiento espiritista, el tema hindouiste del karma, la reencarnacíon o los fenómenos paranormaux.
Los testimonios se incorporan a un determinado temas del movimiento New Edad, los temas hacen en EMI la experiencia de un transcendencia en el autoconocimiento. El new edad influiría pues en las personas sensibles a sus ideas, el vocabulario utilizado para describir los EMI.
Según algunos kabbalistes modernos los Estados entrevistados en un EMI serían descritos por los sephiroth de la cábala.
Es difícil saber si la situación de los EMI es una creación del cerebro para construir, a partir de un conjunto de sensaciones, un relato coherente con las referencias culturales del tema, o si son experiencias de este tipo que por ejemplo influyeron sobre la redacción de textos religiosos. En cualquier caso, para numerosas personas viviendo un EMI, el más importante resto la impresión enfrentarse a algo de consagrado, a un amor trascendente. Este aspecto es desgraciadamente aún más difícil de estudiar objetivamente que el resto del fenómeno y puede que remitir cada uno a sus propias convicciones y/o interrogaciones.

 

En saber más…

 

 

Asociación Internacional para el Estudio de los Estados Próximos a la Muerte

Un lugar completo que tiene, en particular, el mérito de alertar contra los (numeroso) riesgos de manipulación y recuperación por sectas. Ver la rúbrica “Depredadores”

Zététique 1999
Un trabajo universitario de la Universidad de Niza efectuada por Jade Sicard, Jérome Apponio y Stéphane Krauss que tiene el mérito de abrir el campo de la reflexión

Noêsis
Centro de recepción e investigación destinado a las experiencias de muerte inminente y otras experiencias conexas. El centro Noêsis es una asociación independiente a objetivo no lucrativo fundada en 1999 por Sylvie Déthiollaz, doctor en biología molecular. El lugar ampliado el debate de manera objetiva y propone, en particular, explicaciones científico convincentes

 

Repercusiones de la prensa mundial de la conferencia de Martigues en Provence al sur de Francia el 17 de junio de 2006 sobre los NDE ante el cuerpo científico

165 países afectados por los dos comunicados de prensa
de la Agencia Francia Presse (AFP) sobre la conferencia de Martigues del 17 de junio de 2006

www.iands-France.org            

Fuentes: AFP Agencia Francia Presse 19 de junio de 2001
165 países afectados por el comunicado de prensa de la AFP sábado 17 de junio de 2006, 9h50

Experiencias de muerte inminente: un coloquio para hacer avanzar la investigación por Laurent BANGUET

 

MARSELLA (AFP) - el primer coloquio nunca organizado en el mundo sobre las experiencias de muerte inminente (EMI) reúne sábado en Martigues (Bouches-du-Rhone) médicos, investigadores internacionales y testigos para hacer un balance de los conocimientos sobre este fenómeno, de la manera más científica posible.

Los múltiples testimonios de EMI vividas por pacientes hundidos en el coma comenzaron a ser estudiados por los médicos ahí tienes una treintena de años pero siguen siendo aún un “ovni” científico.

Numerosos relatos permiten lograr constantes de la experiencia de muerte inminente (EMI), estudiada por raros científicos.

Médico anestesista réanimateur, el Dr. Jacques Carbonero, que participará en el coloquio de Martigues, recogió personalmente numerosos relatos de EMI. “Gente en estado de muerte cerebral vio lo que pasaba en sala de espera o en torno ellos, con detalles muy precisos. No se trata de alucinación puesto que era bien real”, destaca.

“Son personas quienes rozó la muerte, o por accidente, o en operaciones, y que informaron de su coma de un relato que sale del ordinario. Están sobre su cuerpo, oyeron lo que los médicos decían ellos, se han aspirado en un túnel oscuro al final del cual se encuentra una luz intensa pero no que tapa”, resume a Sonia Barkallah, organizadora del coloquio de Martigues.

“Mientras que su encéphalogramme es plano, pasean en pensamiento, leen a veces los de los otros, y encuentran a menudo al cabo del túnel +êtres de lumière+ o prójimos difuntos que les dicen que no es el momento para ellos”, prosiguen a la joven mujer.

“Ca parece un poco extravagante, dice al Dr. Charbonnier, pero tuve en sucesivas ocasiones una clase de vínculo telepática con comatosos, una idea obsesiva que se imponía mi como para el caso de un enfermo del cáncer en fase terminal colocado bajo respiración artificial”.

¡“Era como si se se dirigía mi! Oí: +il es necesario observar en mi portefeuille+”, prosigue. Finalmente hay una carta manuscrita de su paciente insistente para el “para desconectar” si se encontrara un día en tal situación.

Se vive a la gente sale a menudo cambiados de un EMI, que se ha convertido en “más altruista y destinados de los valores materiales”, y la experiencia mayoritariamente (más del 90% de los testimonios) positivamente.

“En coma avanzado, se es muy bueno, según la gente que volvió de nuevo. No es necesario abandonar a estos pacientes o decir como algunos de mis colegas +ce son légumes+”, insiste el Dr. Charbonnier.

“Es necesario seguir viniendo a verlos, hablarles”, dicho, citando el caso de un joven hombre accidentado cuyo caso parecía desesperado.

“Contra toda espera, fue mejor, se puso a moverse y salió de su coma. Una vez vuelto de nuevo él, dijo a su madre: +tu hecho as bien, oí todo lo que disais+”, me dice el réanimateur.

A más de 1.500 personas, venidas de todas las regiones de Francia y también de Bélgica, Suiza y Quebec, se inscribieron al coloquio de Martigues.

 

Fuentes: AFP Francia
 Las reticencias frenan las investigaciones sobre los EMI 19.06.2006 | 15h08 


Importantes publicaciones en estudios científicos, como Naturaleza o The Lancet, permitieron un mejor enfoque de las investigaciones sobre las experiencias de muerte inminente (EMI) en la comunidad médica y científica, pero numerosas reticencias persisten.

“Estas experiencias, vividas por personas que se acuerdan de tener, durante un coma, vistas lo que pasaba en torno ellos, son un tema que sigue siendo muy polémico, sobre todo en Francia donde es difícil llevar a cabo investigaciones serias”, explica a Sonia Barkallah, 28 años, organizadora del primer coloquio sobre los EMI en Martigues, en el sur de Francia. “Es muy importante que los científicos puedan conducir investigaciones (sobre los EMI) en distintas disciplinas, en particular las neurologías, sin prejuicios de ninguna clase”, destacan a los participantes al primer coloquio sobre los EMI, en un comunicado.

Entre los signatarios del texto, figura el Dr. Raymond Moody, psiquiatra americano que consagró en los años setenta la primer obra a estos fenómenos. Según un sondeo realizado en 1982 en los Estados Unidos, 8 millones de Americanos habían experimentado un EMI.

“Me di cuenta que los médicos son interesados muy por el fenómeno pero que llevaran a cabo sus investigaciones en escondrijo, tienen miedo que se los toma para locos”, añadido a Sonia Barkallah. Précognition, telepatía y mismo caso de ciegos “que se ven” precisamente lo que se desarrollaba en torno ellos mientras que se hundían en el coma, los relatos de EMI tienen de que dejar perplejo.

“La pista más seria actualmente, es la deslocalización de la conciencia, cuya sede no se situaría quizá solamente en el cerebro”, explica a la Sra. Barkallah.

 “Lo que hay de más sorprendente, es que no existe ninguna explicación por el momento científica a las experiencias de décorporation”, del cual es difícil dar una definición precisa, pero “no se puede negar más el fenómeno, sobre todo cuando se es réanimateur como mi”, afirma el Dr. Jacques Carbonero, médico anestesista que redactó varios libros sobre la cuestión.

“Con el pretexto de que no tenemos explicación, que eso remueve cosas del orden del religioso, de filosofía o que nos afectan personalmente, se barre todo eso de un revés de mano”, deplora, fustigando la “falta de humildad” del medio médico.

 

 

                 

observación de fileane.com:

no fuimos a este coloquio. En el próximo tiempo, vamos a poner en línea in situ nuestro varios textos relativos a momentos de vida según la vida. Sin polemizar sobre las razones científicas que hoy se avanzan (el décorporation son en efecto un fenómeno que puede ser desencadenado fácilmente por un determinado tipo de trabajo célébrale: ver el primer décorporation de Pedro, al poeta, in situ este y este décorporation puede o no ir seguido de la travesía del pozo de luz), vamos a abordar no el encuentro con la luz y con esta fuente de amor absoluta pero vamos a abordar estas intervenciones de lo que llamamos las “presencias negras” que salen nosotros para venir a modificar el curso de los acontecimientos y protegerlos contra un peligro mortal o indicarnos la presencia de otra presencia sobrenatural, de otro “alma” que actúa o va a actuar en nuestro medio ambiente. Se trata como uno paralelismo de las formas: la luz por una parte y del otro lado el negro de una presencia que se activa cerca nosotros, la luz cuando percibimos el medio ambiente una vez nuestro dejado cuerpo carnal, el negro cuando percibimos estas dimensiones con nuestros sentidos humanos y carnales. Estas intervenciones tienen siempre el mismo sentido: una orientación muy positiva y “confundiendo de amor”, están como “picaduras de recordatorio” para probarnos si es necesario, que lo que vivimos a través de la muerte de nuestro cuerpo carnal o simplemente fuera de las dimensiones carnales de nuestra condición humana, no tiene nada que ver con interferencias entre nuestros niveles de conciencia más o menos paradójicos y extraordinarios, accidentales. La presencia que se reveló en nosotros y nos hizo corresponder a la vida de antes de la vida según la muerte, como nos lo prometió, no nos deja ya. ¡No se terminan el EMI esto! ¡Hay una consecuencia humana!

No es simple decir que alguien que vive en nos toma en algunas ocasiones el “control automático” de nuestra condición humana, precisamente para ya no tener a cruzar de nuevo el pozo de luz y verse a continuación devuelto en nuestro cuerpo carnal. Pero más allá de este simple trabajo de “prevención” que aquél que vive en nos haría “para ella y” para ahorrarnos estas peregrinaciones “más allá de nuestro universo”, trabajo de prevención para evitar un accidente mortal como la vez anterior o también desarrollo de un instinto de supervivencia, vamos a abordar la cuestión de las relaciones que se instauran bien después del momento del EMI entre el que vive en nosotros y que se reveló nosotros y estas presencias que encontramos, sobre todo con las que se ocuparon nosotros del otro lado del pozo de luz. En estos textos nos colocarán las cuestiones pero ante los misterios de la vida, nos guardaremos bien establecer respuestas definitivas: el que vive en nos tiene todas estas respuestas. La parte fundamental está que nos ayuda una vez más a cruzar el pozo de luz, después nosotros saben ahora que hacer, que pedir y que recibir pero allí también, todo no es tan simple ya que hay una amplia elección posible de solicitudes…. ¿para otra manera de vivir siempre la misma duración sin final de vida… y esto hay que preguntarse si sería mejor saber nada y dejar hacer “el control automático” pero “saber nada” basta a dejar desencadenarse el “control automático”? La experiencia de nuestro segundo décorporation viene a aquí establecer una respuesta terrible. ¿Para nosotros, esta respuesta terrible no tuvo lugar ya que teníamos la experiencia de nuestra primera y “pequeño” décorporation donde “el control automático” tiene muy regulado pero si no? ¿Y para otros que no saben nada o no quieren saber nada el lo que pasa en estos momentos en que la vida cambia y abandona nuestro cuerpo carnal? Hay en los evangelios palabras igualmente “terribles” de Jesús y con todo tan coherentes con nuestras experiencias de vida… y los otros grandes amos espirituales no dicen el contrario…

Estos textos vendrán a completar el taller 1, el primer contrato interpersonal y consagrado.

 

la vida después de la vida, extraídos del libro de Dr. Moody

una técnica de décorporation 

relato de los 3 décorporations de Pedro

 

  

    TRADUCCIONES ESPANOLAS     recepción              BIBLIOTECA